ENG 🇬🇧
joey ramone

Cannabis

70 años de Joey Ramone, el Dios del Punk que Pidió por la Legalización de la Marihuana

70 años de Joey Ramone, el Dios del Punk que Pidió por la Legalización de la Marihuana

✍ 19 mayo, 2021 - 11:11

“En mi opinión, ser punk significa ser un individuo que va contra la corriente para ponerse de pie y decir ‘esto es lo que yo soy’”.

¿Fue Joey Ramone el mejor frontman que el mundo haya conocido?

Fundamentos

En el pretencioso mundo rockero, Joey Ramone no poseía la confianza natural que emanaba David Bowie, no era ágil como Iggy Pop, ni articulado como Mick Jagger, ni -mucho menos aún- encantador como Jim Morrison.

Sin dudas no era nada de eso pero era un “ser real”. Era creíble. Era un perdedor. Era el bicho raro de la escuela que podía decantar en paciente psiquiátrico o asesino serial.

Contenido relacionado: Las Psicodélicas Aventuras de Luis Alberto Spinetta, o Cómo Ir y Volver por Amor al Arte

Joey Ramone era el caparazón debajo del cual se estiraba el cuerpo fideo de Jeffrey Ross Hyman, un hombre maldecido con una postura de mamboretá, visión de Juan Topo, dientes de mármol y una salud de cristal. 

¿Es posible imaginar a Bowie, Iggy, Jagger o Morrison haciendo algo más con sus vidas que no fuera ser brillantes con un micrófono en la mano?

Con Joey Ramone es posible.

Pinta de chabón que reparte pizzas en bicicleta y siempre llegan frías o que vende birra en los recitales para ver el show gratis, de haber nacido en esta parte del mundo hubiera pertenecido a la cultura conurbana de la cumbia y el rock and roll.

Joey Ramone

Foto: Yves Lorson, CC BY 2.0, vía Wikimedia Commons

Flaco sensible que canta

Jeffrey Ross Hyman, hijo de Noel Hyman y Charlotte Mandell, nació el 19 de mayo de 1951 en Forest Hills, Queens, Nueva York.

Creció como un chico marginado, sensible, en una bohemia familia judía. Su madre tenía una galería de arte y él exploró la pintura antes de dedicarse a la música. 

A finales de los sesenta formó parte de la banda de glam Sniper y, más tarde, de la banda de garaje Tangerine Puppets.

En 1974 conoció a Douglas Colvin con el que decidieron formar una banda a la que llamaron The Ramones. Sumaron a su amigo de la infancia John Cummings, convocaron a Thomas Erdelyi y a un compinche de todos, Richie, que muy pronto abandonó la agrupación.

Comenzaron a llamarse Joey, Johnny, Dee Dee y Tommy, compartiendo un apellido ficticio: Ramone. En un principio, Joey era el baterista del grupo hasta que tomó el micrófono cuando sus canciones se aceleraron a tal ritmo que no pudo más que cantar.

Un rey sin corona

El primer álbum de la banda, The Ramones, lanzado en abril de 1976, le dio al punk su identidad popular. Ese verano, la banda tocó en Inglaterra e inspiró a grupos de punk británicos como los Sex Pistols y The Clash.

Contenido relacionado: Duki Jode al Sistema Desde Adentro: Cómo el Máximo Artista de Trap Argentino Levantó un Imperio

En 1979, los Ramones actuaron en la película Rock ‘n’ Roll High School, una toma amorosa, producida por Roger Corman, sobre las películas de delincuentes juveniles de la década del 50.

Inclinándose como una palmera de casi 2 metros frente a un huracán, estrangulando el micrófono y escupiendo canciones como “Blitzkrieg Bop” y “Teenage Lobotomy” en un tono crudo pero modulado, ocupó, sin pretenderlo, su propio trono en el reino de la rock and roll people.

“Era un instrumento perfecto de esas canciones, esas palabras, esa velocidad y esa energía…”, dijo Danny Fields, el manager que consiguió su primer contrato discográfico con The Ramones.

Todo punk es político

En 22 años de carrera, la banda lanzó 21 álbumes y realizó más de 2.200 recitales. Desde los primeros días del grupo tocando en el club CBGB de East Village hasta los momentos finales, que incluyeron una temporada como patriarcas del festival de rock alternativo Lollapalooza, The Ramones divirtió y sorprendió al público con una interpretación vertiginosa y letras jocosas.

Las frenéticas canciones de tres acordes con letras que reflejaban el amor por los cómics, las películas de terror y su extenso conocimiento musical fueron fundamentales para convertirse en el modelo de varias generaciones de rockeros.

Joey era el rostro principal de esa misión punk. ¿Quién hubiera imaginado que el chico raro del colegio se convertiría en un rompecorazones desgarbado con jeans rotos y una campera de cuero?

Contenido relacionado: Cannabis, Aislamiento y Creatividad: Charlamos con Bandalos Chinos

La irrupción de Joey Ramone demostró que una persona decididamente poco convencional podía ser una estrella de rock y no un sujeto del circo, como ocurría con los Freaks del director Tod Browning.

En 1985, Joey demostró su faceta más política cuando, en protesta por el viaje de Ronald Reagan a un cementerio militar alemán, escribió la canción “Bonzo Goes to Bitburg”.

El idilio argentino

En el año 1987 The Ramones pisaron, por primera vez, suelo argentino para presentarse en el estadio Obras. Volvieron en 1991 y consecutivamente en 1992, 1993, 1994, 1995 y 1996, año en el que anunciaron la disolución de la banda, justamente en Argentina.

La locura que The Ramones generaron en Argentina era comparable a la “beatlemanía”. Tal es así que el periodista Gerardo Barberán Aquino publicó el libro Ramones en Argentina en el que, entre otras cosas, cuenta que cuando daba entrevistas en las radios locales, Joey Ramone llevaba sus propios discos y los pasaba.

Contenido relacionado: Esteban Lamothe Cuenta la La Anécdota detrás de Ouke, con Ca7riel y Paco Amoroso 

¿Hay un modo de explicar el amor entre Argentina y The Ramones?

—Me tomé todo un libro para ver si lo podía explicar y no sé si quedó explicado realmente, pero encontré muchísimos puntos que fueron claves para que ese amor aparezca y perdure hasta el día de hoy. Los Ramones son tanto o más amados hoy como en la época en que venían todos los años. Creo que son un conjunto de factores que tienen que ver con el contexto argentino, las bandas que tocaban en ese momento en Argentina, el momento que estaban pasando ellos como banda y el lugar donde tocaban, Obras Sanitarias, un espacio muy generoso para chicos de 14/15 años para que puedan ir y ver a una banda increíble como Ramones.

Por supuesto que tantas visitas produjeron una familiarización con la banda y se convirtieron en inspiración  para grupos como Attaque 77, 2 Minutos, Flema, y hasta un romance: el que vivió Dee Dee al radicarse en Banfield enamorado de la joven Bárbara Zampini.

Legalizenlá

En 1995, Joey fue entrevistado por High Times Magazine y allí expresó por qué consideraba necesario la despenalización de la marihuana.

“Las leyes de la marihuana están totalmente jodidas. Puedes matar a alguien y salir en cinco años, y te pueden arrestar por un porro y estar en la cárcel por cuarenta. Debería haber campamentos de entrenamiento para infractores menores. Pero, ¿por qué alguien tendría que pasar un mal rato por una onza de marihuana? Eso es absurdo”.

Hace 26 años, el líder de The Ramones sostenía que lo mejor era “la regulación gubernamental, con los ingresos gravados dirigidos a las arcas del país”, decía. “Si hubiera cigarrillos de marihuana disponibles, ayudaría al déficit”.

El legado

Después de que los Ramones se disolvieron, Joey fue el mentor de bandas jóvenes como D Generation y, ocasionalmente, tocaba con su hermano Mickey Leigh, y otros.

“En la historia de la música, Joey tiene un lugar muy importante. No creo que sea un lugar grande como el de otros artistas, lamentablemente, pero sí es un lugar importante por lo clave: Joey representa al marginado, a la persona que es el punto de burla de toda la clase, esa persona del que nadie espera mucho y que sin embargo tiene un talento increíble que nadie se preocupa por conocer”, dice a El Planteo el autor de Ramones en Argentina.

Contenido relacionado: Recordando los Primeros Porros del Rock Argentino con Ciro Fogliatta de Los Gatos

Para Gerardo Barberán Aquino “esa es la pieza clave que hace que chicos y chicas de todo el mundo que se sentían marginados piensen que si él pudo, ellos o ellas también tienen una chance. Pero primero tenía que lograrlo él. Eso es muy meritorio”.

Joey Ramone, el cantante de estilo inadaptado que definió el estilo punk rock, murió el 15 de abril de 2001, a causa de un cáncer linfático, en el Centro Médico Weill Cornell de Nueva York. Tenía 49 años.

“El legado de Joey, como el del resto de Los Ramones va por el lado de la persistencia. Los Ramones eran muy talentosos, pero gente como ellos no triunfaba en el negocio de la música. Su triunfo y su legado fue demostrar que sí se puede tener una carrera sin necesidad de ser un rockstar multimillonario”, concluye Barberán Aquino.

Foto de portada por Marcela, CC BY 2.0, vía Wikimedia Commons

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Ulises Roman Rodriguez

ACERCA DEL AUTOR

Periodista, locutor y docente. Ha publicado en Anfibia, Orsai, Cosecha Roja, Infobae y medios extranjeros como La Vanguardia de España y la revista Lento de Uruguay. Escribe sobre cine en la revista Directores de DAC y en La Gaceta de Tucumán. Es productor del ciclo documental Elemento Vital -el único programa de Latinoamérica sobre el agua- y da clases de comunicación a artistas de los barrios de Soldati, Retiro, Barracas y Lugano de CABA.

También puede interesarte

aborto argentina
chubut cannabis
Mujeres en el Freestyle