ENG 🇬🇧

Educación

Por Qué las Empresas Psicodélicas Deben Incluir a la Clase Trabajadora

Por Qué las Empresas Psicodélicas Deben Incluir a la Clase Trabajadora

✍ 30 noviembre, 2020 - 07:11

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/03/BANNERS-HEMP6.png

Artículo por Ali Shana, colaborador de Microdose.

Mientras navegamos hacia la industria de la medicina psicodélica impulsada por el capital de riesgo, debemos considerar el objetivo más amplio. ¿Es esto un esfuerzo por obtener ganancias? Viéndolo de lejos, se podría suponer que sí, teniendo en cuenta que lxs multimillonarios de Silicon Valley están comenzando a invertir en startups psicodélicas.

Contenido relacionado: La Responsabilidad Social Corporativa en la Industria Psicodélica

Sin embargo, yo diría que ésta es una suposición injusta, o al menos una suposición abierta al debate. No creo que las personas pioneras de la investigación psicodélica, como Roland R. Griffiths y Matthew W. Johnson de John Hopkins Medicine, hubieran asumido roles de consultores de compañías farmacéuticas si el objetivo final fuera simplemente obtener ganancias. Creo que la mayoría de los actores de esta industria emergente tienen como objetivo transformar la atención médica y dar un nuevo contexto a las soluciones de salud mental. Si éste es el caso, entonces las empresas psicodélicas deben orientar su enfoque hacia la clase trabajadora, que es con mucho la más afectada por enfermedades mentales, adicciones y pobreza agobiante.

Actores olvidadxs de la medicina psicodélica

Devolver ganancias a lxs accionistas de la empresa es un poderoso incentivo para triunfar en la investigación, el desarrollo y la aplicación de terapias psicodélicas. Del mismo modo, la comunidad de la que una empresa extrae recursos es otro actor clave en la medicina psicodélica.

Quizás el conocimiento psicodélico debería considerarse un “recurso” para las empresas de medicina psicodélica. Consideren brevemente a María Sabina, la curandera de Oaxaca, México, que introdujo los rituales sagrados de los hongos en el mundo occidental a mediados de los ’50. Su papel en la incorporación de los hongos de psilocibina y la sanación psicodélica a la conversación clínica sobre salud mental no puede subestimarse. De hecho, Sabina llevó a cabo una ceremonia de hongos con la presencia del micólogo francés Roger Heim. Éste luego envió muestras de los hongos a Albert Hoffman. Más tarde, Hoffman aisló la estructura química de la psilocibina, creó una versión sintética y envió dosis a clínicas de investigación de todo el mundo.

Contenido relacionado: Por Qué Es Importante el Activismo en los Tiempos que Corren

Sin duda, éste es un ejemplo obvio de la contribución de Sabina al renacimiento de la investigación psicodélica actual. Sin embargo, Sabina cosechó cero beneficios por su contribución antes de morir en la pobreza. Según un artículo de Timeline del 2017, su voluntad de compartir conocimientos psicodélicos y prácticas rituales con extranjerxs causó estragos en su comunidad:

“La publicidad fue desastrosa para la comunidad mazateca, que culpó a Sabina de traer desgracias al pueblo y profanar el ritual de la velada. La casa de Sabina fue incendiada y los federales allanaron su casa con frecuencia, acusándola de vender drogas a extranjerxs. Lxs hippies alquilaban cabañas en los pueblos vecinos. Lxs turistas tuvieron malos viajes y se fueron delirando desnudxs por la ciudad”.

O consideren a lxs consumidores de drogas de la clase trabajadora que sirvieron como conejillos de indias humanos para estudios de seguridad y eficacia psicodélica. Las empresas de I + D psicodélico a menudo argumentan que el uso reciente y tradicional de estos compuestos justifica su lugar en la salud mental clínica. De hecho, este uso “reciente y tradicional” sirve como una utilidad real para las empresas de medicina psicodélica.

Este uso “reciente y tradicional”, por supuesto, era ilegal. Lxs consumidores de drogas de la clase trabajadora arriesgaron su libertad para difundir la palabra de la “iluminación” psicodélica a lo largo del siglo XX. Es justo que estas comunidades se consideren partes interesadas, al menos hasta cierto punto, a medida que los psicodélicos se legitimen.

Contenido relacionado: Cómo la Comunidad Psicodélica Puede Crear un Mundo Mejor

Por último, el paralelismo entre el químico psicodélico Alexander Shulgin y el trabajo que se está realizando en MAPS ilustra la contribución de la clase trabajadora a la investigación psicodélica moderna. A Shulgin se le atribuye la invención de muchos compuestos psicodélicos que están siendo aceptados en la actualidad. En particular, se le reconoce como uno de los primeros en explorar el valor terapéutico de la MDMA. Desafortunadamente, Shulgin fue acosado por la DEA por su trabajo con psicodélicos, y finalmente perdió su licencia de laboratorio. Hoy, MAPS está avanzando con ensayos de fase 3 para psicoterapia asistida por MDMA. Sin Shulgin y múltiples pionerxs de la terapia psicodélica “clandestina”, no hubiéramos llegado tan lejos.

Los ejemplos antes mencionados me llevan a argumentar lo siguiente: las empresas psicodélicas deberían considerar ayudar a las comunidades arruinadas por la guerra contra las drogas, por las autoridades que privilegian a estas empresas con permisos especiales y por los sistemas de poder que permiten a estas empresas realizar operaciones a gran escala.

Formas de retribuir a la comunidad

Hay varios caminos para que una empresa de medicina psicodélica prometedora retribuya a la comunidad de clase trabajadora. Si bien ninguno de ellos es un esfuerzo impecable o totalmente gratuito, todavía son caminos que vale la pena considerar.

Primero, las empresas podrían crear procesos que incluyan a estas personas en general. Por ejemplo, una empresa podría incluir a las comunidades de la clase trabajadora en los primeros eventos de recaudación de fondos. En este escenario, lxs ciudadanxs pueden trabajar en red dentro de espacios psicodélicos, participar en actividades seguras de construcción de comunidades y aprender de primera mano de qué se trata este renacimiento psicodélico (por ejemplo, amor, bienestar, descubrimiento, etc.).

Contenido relacionado: Cómo el Movimiento Psicodélico Puede Apoyar a Black Lives Matter

Personalmente, veo que la tecnología juega un papel muy importante en este escenario. Tal vez las empresas podrían introducir recursos en línea para que la gente se mantenga actualizada sobre la investigación psicodélica, las oportunidades de inversión y las conferencias futuras. Garantizar que las personas de la clase trabajadora entren en estos espacios (a veces directamente nichos) permitiría que se escuche una voz antes ignorada sobre temas como despenalización, enfermedades mentales y acceso a la atención médica.

De manera más ambiciosa, las empresas podrían crear cooperativas y corporaciones de beneficio público de una manera que capte la atención de la clase trabajadora. Si tales estructuras estuvieran abiertas a las partes interesadas más allá de aquellxs que poseen acciones, lxs ciudadanxs de clase trabajadora podrían involucrarse más fácilmente.

Finalmente, las empresas podrían realizar esfuerzos de responsabilidad social corporativa que den prioridad a las comunidades de clase trabajadora. Por ejemplo, una empresa podría ahorrar algo de dinero para limpiar las calles de los barrios pobres. O también podría invertir en esfuerzos locales de reducción de daños para vecindarios afectados por la adicción a las drogas. Espacios clínicos seguros para que lxs adictxs obtengan ayuda, especialmente en materia asequible, complementarían la misión de tratamiento de trastornos por uso de sustancias de muchas empresas.

Reconozco que no existe un enfoque único para ayudar a la clase trabajadora. Pero creo que le debemos a estas comunidades al menos enfatizar su bienestar en nuestras agendas comerciales.

Vía Microdose, traducido por El Planteo.

Foto por Yury Kim vía Pexels, editada.



También puede interesarte

femigangsta
ces 2021
argentina aborto
Clever Leaves cannabis