ENG 🇬🇧
project mongoose

Cannabis

Project Mongoose: la Campaña para Erradicar Depredadores de la Industria del Cannabis

Por WeedWeek

Project Mongoose: la Campaña para Erradicar Depredadores de la Industria del Cannabis

✍ 25 marzo, 2021 - 07:02

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/03/BANNERS-HEMP6.png

El veterano de los marines Brett Puffenbarger publicó recientemente en LinkedIn un artículo sobre un ejecutivo del sector del cannabis llamado Chadwick Embeeay.

Embeeay es un empresario de poca monta, convertido en VC de poca monta, convertido en CEO del “Amazon del porro”, sin afinidad real por el cannabis. Despidió a la mitad de su equipo cuando llegó el coronavirus, pero se dio a sí mismo un aumento. Tiene un barco, un Mercedes y varios otros significantes por el estilo.

Contenido relacionado: Por Qué la Equidad Social es Tan Importante para la Industria del Cannabis

Por supuesto, Embeeay no existe. Es un símbolo que Puffenbarger inventó para ilustrar algunas de las cosas que no le gustan del estado de la industria cannábica. También capta perfectamente parte del debate actual, a medida que la industria se vuelve más lucrativa, sobre quién puede participar.

Dentro del mundo del cannabis, se habla sin cesar de la equidad, del apoyo a las mujeres empresarias y de los beneficios de la planta. Pero, al mismo tiempo, el cannabis se parece cada vez más a otros negocios; es decir, está cada vez más controlado por tipos blancos y tontos. Y hay muchas razones para creer que una industria federalmente ilegal con un dinero casi infinito sobre la mesa, va a atraer a algunos personajes sin escrúpulos, calificados o no.

#grassattractssnakes

Puffenbarger está quizás mejor posicionado que la mayoría para opinar sobre esto. Su nueva consultoría GoodHighdeas se especializa en la investigación de diligencia debida para inversores. En las últimas semanas, el grupo ha atraído la atención en LinkedIn por el Project Mongoose (Proyecto Mangosta). Esta campaña en las redes sociales, bajo el hashtag #grassattractssnakes (la hierba atrae a las serpientes), tiene como eje erradicar a los malos actores del sector. Cabe aclarar que su nombre se debe a que las mangostas comen serpientes.

Desde que el proyecto se puso en marcha a principios de enero, Puffenbarger dice que ha recogido 400 historias de personas que se han sentido maltratadas y utilizadas. Project Mongoose aún no ha compartido estas historias, pero el plan es publicarlas junto con los comentarios de lxs expertxs.

Contenido relacionado: ¿Por Qué Sólo el 8% de lxs CEOs de Empresas de Cannabis son Mujeres?

En una entrevista, Puffenbarger citó un caso particular de un cultivador de legado contratado por un operador multiestatal. Éste le tomó el pelo durante unos meses, obtuvo su ayuda con la zona gris legal de la genética de abastecimiento y luego lo despidió. “Es la misma historia una y otra vez”, dijo Puffenbarger. “Puedes sustituir el cultivo por la extracción, puedes sustituir la extracción por las operaciones de la tienda”. Sólo hay que mirar a GlassDoor, dice, donde las grandes empresas de cannabis sí parecen acumular más que su cuota de críticas pésimas de los empleados.

En opinión de Puffenbarger, el estatus cuasi legal del cannabis parece sacar lo peor tanto del mercado tradicional como de la cultura más cerrada de los negocios legales. Por un lado están los “broker jokers“, que publican en las redes sociales sobre el movimiento de un producto, pero que en realidad sólo conocen a un tipo que conoce a otro. Y por otro lado, hay empresas dirigidas de forma eficiente que pueden ser tan despiadadas como los operadores de cualquier otra industria.

Puffenbarger es también un agudo crítico de la integración vertical obligatoria, que es la ley de su estado natal, Florida. En su opinión (y no es el único), esta práctica garantiza que sólo los ya ricos puedan ganar dinero con el cannabis, al tiempo que los protege de un mercado competitivo. No es de extrañar que los estados que limitan el número de licencias se hayan convertido en los mercados más deseados por los grandes del sector.

¿Y qué hacemos?

Todo el mundo en el rubro del cannabis ha escuchado todo sobre la cultura y los beneficios de la planta. Un microcosmos de esto es la continua conversación en las redes sociales sobre si hay que consumir cannabis para trabajar en el sector. Pero nadie controla la industria de esa manera y, por supuesto, a medida que estos diálogos se prolongan, las personas que ganan dinero y dan forma a la dirección de la industria son libres de ignorarlos.

Contenido relacionado: Las Barreras a la Diversidad en la Industria de la Marihuana

Puffenbarger es una de las relativamente pocas personas que llaman la atención sobre la naturaleza depredadora de muchas personas en la industria del cannabis. Pero así es como funcionan los negocios. Al mismo tiempo, mucha gente dice que el cannabis puede ser un modelo de prácticas empresariales mejores y más sostenibles para el resto del mundo empresarial. Lo que gane depende en gran medida de los individuos que pueblan la industria.

Vía WeedWeek, traducido por El Planteo.

Foto por Omkar Vinchu vía Pexels



WeedWeek

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

Empresas de Cannabis
cambio climatico
Bella Thorne
palacio legislativo provincia buenos aires