ENG 🇬🇧
manuel matarasso Indie J

Cannabis

El Techno, la Amistad y la Responsabilidad de Ser Raver en el 2020: Manuel Matarasso e Indie J

Por Lola Sasturain

El Techno, la Amistad y la Responsabilidad de Ser Raver en el 2020: Manuel Matarasso e Indie J

✍ 6 diciembre, 2020 - 13:25

“Mutantes” es el último tema de la dupla creativa compuesta por la cantante y música Indie J y el DJ y productor de techno Manuel Matarasso. A su vez, el track es el último lanzamiento de Y2K, sello, productora y colectivo del que Matarasso es socio fundador.

Indie J, llamada Jule por lxs amigxs, hace música desde que nació. Tuvo bandas con su prima en la infancia y a los 16, con Indiepuestas, llegaron a grabar un álbum. Un año después nació Indie J, su identidad solista.

Inicialmente iba a ser un proyecto de trap y ahí se unió con su otro partenaire creativo, Joa Wav. Bautizada como Indie J hizo electropop, trap, géneros urbanos varios y hasta coqueteó con el jazz y el minimal.

Contenido relacionado: Reguetonera, Punk, Clubber y Fumona: Presentamos a Rosa Pistola, la DJ Más Picante de México

Manuel agita la escena techno underground desde 2018 con Y2K y es productor y DJ residente de la Fiesta Plutón.

Ambos promedian los 25 años.

La dupla se conoció, precisamente, bailando en una de las fiestas hosteadas por Matarasso.

“En 2019 lo vi tocar y bailar a Manu y dije ‘Ah listo, lo amo’. Y fue así”, rememora la cantante.

Y Manuel recuerda: “Ella y Lean [un amigo en común] se la pasaban cantando muletillas en la joda. Así salió nuestro primer tema”. Conectadxs por la vibra de la noche, se juntaron a producir y muy naturalmente salió “Juntes en el After”.

Y desde ahí, nunca dejaron de crear juntxs.

Juntes en el after (y siempre)

La música que hacen juntxs ocupa un lugar sorprendentemente atípico en la(s) escena(s): no es una cantante apoyada sobre un DJ, ni es un DJ con samples vocales. Son las dos cosas al mismo tiempo.

Al presentarse junto a Joa Wav, a veces se hacían llamar La Techno Band.

El dúo puede tocar algunos temas juntos en un show de Indie J, quien hace música con diversos productores, como Indie J puede subirse a la cabina del DJ en el prime time de la Fiesta Plutón [en la cual Matarasso desde Y2K es productor y residente] y meter los únicos vocales de la rave. Unos destellos cancioneros en el medio del trance abstracto, con actitud punk y mucho hedonismo.

En sus temas, hay algo del viejo y querido electroclash, pero a su vez son tracks que podrían ser pinchados por cualquier DJ de techno sin necesidad de un remix.

Contenido relacionado: “Nada de Golpes Bajos”: Hablamos con Mi Amigo Invencible sobre el Estreno de “Suavemente Entusiasmada”

Tienen un EP, Contenido Delicado, de 2019. Y “Mutantes”, lanzado el mes pasado, es el primer tema que hicieron en cuarentena. Allí, dejan ver que las raíces techno no los condicionan. De hecho, surgió con Jule agarrando la guitarra.

Eran las primeras semanas de aislamiento social y obligatorio: “La primera semana que estábamos haciendo el tema estábamos re cebados. Y después lo dejamos de escuchar. Remitía a un momento de locura tan extrema que nos provocaba rechazo”, describen.

Pero mucho tiempo después encontraron un componente sanador en esa letra que habla sobre estar aislado, enloqueciendo y, a su vez, saberse privilegiadx.

“’Mutantes’ y los temas que estamos por sacar son una unificación de toda la música que escuchamos y que ahora nuestro cerebro está mezclando”, explica Indie J. “Siento necesarias las canciones que hacemos y eso les da mucho más peso”.

Iconoclastas

De por sí, el término “techno band” podría ofender a muchos puristas del género. Por su parte, los vocales siempre tuvieron un lugar un poco relegado en la escena, asociándose más al house y a la rave para poperos.

“Nos gusta la iconoclastía. Apropiarnos de cosas diferentes. Cuando iba a fiestas techno masivas me gustaba lo que producían los DJs porque sonaba tremendo, pero no lo sentía muy real ni muy de acá”, explica el DJ y productor. “Y el under es apropiarnos de eso”.

Contenido relacionado: Post Club: DJs desde el Aislamiento

Esta es la batalla de Y2K desde su génesis: un sello, colectivo y productora centrado en el techno, pero desde el que producen diversos artistas electrónicos. Y en cuyas fiestas también hay lugar para el trance, el hardcore y hasta para artistas y DJs que pinchan géneros completamente diferentes.

Manuel, que hasta hace un par de años se movía en el mundo de las bandas, identifica que “ese modelo de hacer música entró en crisis”. Y en vez de una idea de banda de formación cerrada, con un estilo que reproducir, se volcó a crear un proyecto y una identidad englobados dentro del concepto de Y2K. Y, a partir de ahí, solo hacer música que lo identifique.

“No hay géneros en nuestra música. No se puede encasillar. Hacemos lo que nos gusta y lo que va con nuestra manera de pensar”, completa Jule. No es menor que, en su bio de Instagram, aclare: “Anti géneros”. Esto no tiene que ver solamente con su activismo feminista en las redes, sino que es una visión del mundo en su totalidad.

Y el horizonte de ambos está lleno de canciones, tracks y eclecticismo: Indie J está por sacar un tema pop junto a Manu Piró, un dubstep producido por La Piba Berreta y están haciendo un tema precisamente junto al padre de Jule, que es pianista.

Sobre los temas juntos, Manu adelanta: “Los tracks que se vienen son más rockeros. Con guitarra, bajo… ahí tenés a la techno band [ríe]. Estoy muy motivado con eso”.

La otra cara de lo masivo

Todxs los ravers quedaron recalculando luego de este 2020 de aislamiento obligatorio. En este contexto, Manuel cree que este año puede ser una oportunidad para la escena electrónica independiente.

Ya hubo una reinvención por parte de la movida under después del desastre de la Time Warp, en donde varios pibes murieron por la letal combinación entre pastillas adulteradas, un protocolo de seguridad nulo y una producción mercenaria.

Lo masivo, desde diversos frentes y hace ya varios años, demostraba no estar funcionando. O por lo menos, estaba necesitando una alternativa.

“Todavía es muy pronto para decir que la escena está volviendo, pero se está adaptando”, cuenta Manuel, contento de estar regresando a tocar, en la calle o para públicos muy reducidos.

Contenido relacionado: Abre Doornroosje, la Primera Discoteca con Distanciamiento Social

“¿Las fechas? Dudoso camino. ¿Querés ayudar a lxs artistas que te gustan? Mandales plata por Mercado Pago”, sentencia Jule.

“El amor por la música hoy pasa por ese lado. Y si querés estar cerca nuestro, te invitamos. Vamos a un parque y ponemos un parlante. Las canciones te las vamos a dar siempre, haya reciprocidad o no”.

Para la artista, el intercambio de arte por dinero, está atravesando un momento de necesario replanteamiento. Ella no solamente hace música, sino también dibuja, tatúa y es artista del porno. Desde sus redes agita por una sexualidad femenina activa y libre y por el empoderamiento del cuerpo como es: imperfecto, menstruante y con pelos, entre muchas otras complejidades.

Con sus seguidoras comparte desde experiencias sexuales hasta consejos sobre la utilización de la copita.

“Hay algunas pibas que me siguen y que crecieron con lo que hago. Me dicen que las inspiré a dejar de depilarse, a poner un poco de orden en sus vidas o a dejar a su novio machirulo. Yo estoy re conectada con esa gente y para mí el arte pasa por ahí, por inspirar. Si esa rueda empieza a correr, el mundo va a cambiar”, sentencia.

Ritmo y sustancias varias

Los dos fuman mucho porrito y, como buenos ravers, tienen una visión en contra del prohibicionismo y a favor de la reducción de daños en lo que concierne a estupefacientes en general.

“Nos encanta fumar para producir”, afirman al unísono, aunque aclaran que no es una condición necesaria.

“En la vida ayuda mucho. Si tenés un porro para sobrevivir una situación de estrés, la vas a sobrevivir mejor. Y eso como ley de vida: si no tenés, sabés que algún amigx va a tener. Y si te querés fumar un churro tirado en la cama, sabé que te lo merecés”, dice la cantante.

Contenido relacionado: Discos Para Fumar, los Favoritos de Dj Dolares

La abuela de Jule decía que la marihuana era una planta sagrada y que, si ella la respetaba, la planta la iba a cuidar.

“El prensado no es todo lo bueno de la planta. Es el narcotráfico y es algo terrible. Pero podés tener tu planta, proveerte y eso es algo increíble, algo que el sistema no te da y por eso está tan estigmatizado”, completa.

Los dos están de acuerdo: hay que ser feliz, ser responsable, cuidarse, encontrar formas seguras de proveerse el porrito y tener cuidado con la policía.

Pero es sabido que a la cultura rave se la asocia más con drogas sintéticas. Drogas que se saben consumidas por gran parte del público, pero que sigue siendo una cosa con la que en este país tradicionalmente se quiso lucrar más que acompañar y proteger.

Estas decisiones negligentes suelen atentar contra la seguridad de los consumidores, manchando el nombre de las fiestas electrónicas: hasta hace unos años eran moneda corriente las canillas cerradas, los espacios sobrevendidos, el agua vendida a precios exorbitantes y muy precarios o directamente nulos protocolos de emergencia y seguridad.

El prohibicionismo como forma de encarar el tema de las drogas sintéticas es elegir hacer la vista gorda sobre un tema evidente, que además causa perjuicios para el público y ganancias para lxs productores.

Reconocer que la gente se droga y ensayar una política de reducción de daños, sin nunca incentivar el consumo, es lo que Manuel cree correcto.

Contenido relacionado: Consumo Responsable: La Interacción del Cannabis con Otras Sustancias

“A favor de lo que dice PAF sobre apelar al conocimiento y al poder de la información como para poder abordarlo de una manera consciente, piola y recreativa. Es algo totalmente privado de cada persona, no importa quién lo hace y quién no. Simplemente hay que informar y hacerlo con buena información. Y de ahí que cada uno elija qué quiere hacer. No sobrevender, hacer fiestas en lugares en buenas condiciones. Y, bueno, idealmente buenas drogas, cosa que también es difícil de determinar si no se cuenta con esa información”.

Pero las opiniones personales sobre el tema son otra cosa y para Jule es importante aclarar que las drogas sintéticas tienen en la cultura rave un lugar más protagónico del que deberían.

“Hay gente que queda del otro lado, gente que las consume todo el tiempo como si fuera un faso, gente que las usa con cuidado y cada tanto para acomodar ciertas energías”.

Y sigue: “Cada uno busca y encuentra su manera de drogarse, pero no estoy de acuerdo con eso de quedar tan drogado que no podes comunicarte con nadie”, desarrolla. “Yo creo que siempre hay que pensar en la sensación que te va a quedar al otro día, más que en lo que está pasando en la noche”.

Habitar las calles

Además de los próximos temas que se vienen, el dúo tiene más novedades para el futuro cercano. Entre ellos estrenarán por Cine.Ar un video grabado en Otra Historia Club Cultural [que supo ser casa de la Plutón], junto a Intendente y Sara Hebe, realizado por Cultura del Gobierno de la Ciudad.

Pero el futuro de la movida es incierto y es una preocupación que se cargan al hombro: “Hay que salir a tocar a la calle, con cuidado y con respeto”, dice Manuel.

Al igual que muchxs otrxs DJs, promotorxs y trabajadorxs de la noche y la fiesta, están informándose y tratando de reunir todos los requisitos pedidos para empezar a realizar eventos bailables en la vía pública.

Eventos que, por caso, ya están empezando a darse, pero todavía penden de un hilo.

Y la fiesta no solamente da trabajo a muchísima gente: también es capital cultural, es catarsis, espacio de encuentro y esparcimiento. Ningunear eso es, de alguna manera, resignarnos a la idea de que el ser humano solo vive para trabajar y producir. Pero la pandemia no terminó y cuidar y cuidarse sigue siendo obligatorio.

“Hay que hacer las fiestas igual. Pero tenemos que aprender a no hacer pogo”, sugiere Manuel, entre risas pero muy en serio, sabiendo lo que sucede cuando los ravers vuelven a salir después de tantos meses de abstinencia.

Contenido relacionado: Buen Flash: Fotografía y Marihuana con Mila Ferrari

“Hay que llegar a una mediación entre algo que sea consciente y que también sea divertido, pero para llegar a eso hay que hacer fechas. Que el baile esté prohibido no es una opción. Hay que aceptar que sea hasta más temprano, que sea con distancia y que sea con el volumen bajo: pero ahora están queriendo prohibir el baile y no se puede prohibir bailar”, sentencia.

Por el momento, hay algo que sí saben: usarán ese formato para presentar canciones nuevas o para stremearse produciendo, pero no quieren volver a las fiestas online. Prefieren fiestas reducidas, con todos los cuidados y al aire libre.

“Con respeto y con cariño: nos vemos pronto”, afirman.

Foto de portada: Mila Ferrari

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Lola Sasturain

ACERCA DEL AUTOR

Entrevistadora y editora en El Planteo, Lola Sasturain es periodista cultural, DJ y guionista.

Puedes encontrar sus notas en Página/12, VICE y, por supuesto, en El Planteo.

También puede interesarte

afganistán opio drogas taliban
Tomi Noxi y Eugenia Mariluz
autocultivo cannabis argentina
byd nio capitalización