ENG 🇬🇧
brujería

Educación

Sobre Brujería, Psicodélicos y Medicina Vegetal

Sobre Brujería, Psicodélicos y Medicina Vegetal

✍ 29 noviembre, 2020 - 08:01

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/03/BANNERS-HEMP6.png

Por Kate Belew.

“Las chamanas y profetas, las ‘mujeres voladoras’… eran las que más sabían sobre plantas enteógenas” -Felicitas Goodman

Siempre ha habido algo un poco psicodélico en eso de ser bruja. Todxs conocemos las imágenes estereotipadas: brujas volando en escoba, haciendo pociones, reuniéndose en aquelarres con gente de ideas afines, y haciendo magia. Pero una vez que superas eso y piensas en la mugre y el hervor, el crujido y el impacto de la brujería, ahí es donde está el cuore de la cuestión. Ser una bruja significa abrazar la sombra, lo oscuro, lo variado, lo liminal. Lo psicodélico también.

Contenido relacionado: Todas las Dalias, La Dalia: Magia, Amor, Freestyle, Porro y Cuarentena

Habiendo estado a menudo al margen de la sociedad, tanto lo psicodélico como lo oculto están viendo un nuevo ascenso en popularidad. La historia de las plantas alucinógenas y venenosas es rica, sinuosa y divergente, como la mitología y la brujería misma.

¿Estás buscando la encrucijada entre lo psicodélico y lo oculto? No es necesario ir más allá de las leyendas y mitos que rodean a la diosa Hécate, el tradicional ungüento de las brujas, y las plantas venenosas como el beleño, la belladona, la mandrágora y el Tejo.

Hécate, la primera bruja

Relieve de Hécate triple, vía Wikimedia Commons

Hécate es una diosa griega, y hay quienes la consideran la primera bruja. Se la conoce por presidir la magia, los hechizos, el conocimiento de las hierbas y las Encrucijadas (la representación simbólica de la toma de decisiones y el destino).

Contenido relacionado: Hongos Psicodélicos: Una Historia Definitiva

A menudo se la representa visualmente como el arquetipo de deidad de la diosa triple, en el dominio de la luna, la tierra y el parto. A veces en estas representaciones se la muestra sosteniendo una antorcha en busca de Perséfone, que en la mitología griega desaparece en el inframundo. También se la puede encontrar en imágenes de su jardín con las serpientes.

Las sacerdotisas de Hécate eran llamadas las Brujas de Tesalia, famosas por la brujería y la astrología. La leyenda dice que las brujas de Tesalia sabían cómo “bajar la luna”, o en otras palabras, controlarla. El lenguaje poético de bajar la luna ha sido vinculado por estudiosxs a sentimientos psicodélicos, atribuyendo esta magia de bajar la luna a trabajar con hongos psicodélicos.

En palabras del poeta romano Ovidio, citado en Medicina de la Brujería: “Cuando alguien dice que el malvado material verde del suelo de Tesalia y las artes de la magia podrían ayudar, entonces debería intentarlo. Esa es la manera antigua de la brujería”. Algunas personas especulan que esta cita en sí misma hace referencia a hongos psicodélicos o plantas medicinales con las que trabajaban las brujas de Tesalia.

Samhain y el ungüento psicodélico

El festival gaélico de Samhain es un día especialmente importante para lxs que practican la brujería. Descrito como el Halloween de las brujas, éste era un día para honrar a lxs muertxs, en el cual el velo entre este mundo y el siguiente es más delgado. El Samhain se celebraba con enormes hogueras que se quemaban para asustar a los espíritus, calentando las almas de lxs difuntxs.

El ungüento de las brujas se hacía durante el Samhain, y otros días de Sabbat (días de reunión de brujas) con plantas psicodélicas (y venenosas) como cicuta, acónito y beleño. Tradicionalmente, las brujas cocinaban a fuego lento estas hierbas en grasa de ganso para hacer el ungüento.

La leyenda dice que éste tenía que ser tomado a través de las membranas de la piel, donde la piel es más delgada, ya sea por vía vaginal o debajo de los brazos.

Contenido relacionado: ¿Puede la Ayahuasca Ayudar a Sanar el Duelo?

Algunxs piensan que de aquí viene la imagen de brujas en palos de escoba, ya que las brujas aplicaban el ungüento en el palo de la escoba antes de llevarla a pasear.

“Como herramienta, la escoba es vista como un equilibrio entre las ‘energías masculinas (el mango fálico) y las energías femeninas (las cerdas)’. Esto explica por qué se usaba a menudo, simbólicamente, en las ceremonias matrimoniales”, según un artículo titulado “¿Por qué las brujas montan en escobas?“.

“Pero la conexión más probable tiene que ver con el hecho de que lxs consumidores de la ‘pócima de las brujas’ estaban, en un sentido muy práctico, usando sus palos de escoba cargados de aceite para drogarse. Estaban usando sus escobas, básicamente, para ‘volar’.

Estos ungüentos fueron hechos para experiencias de viaje y psicodélicas. Desaparecían en la noche para ir a explorar los misterios que existen en el más allá. A veces estas mujeres son representadas cabalgando sobre el lomo de un familiar (un animal unido a una bruja a través de su práctica) como un pato, una cabra, un cerdo, un lobo o un gato.

De ‘Hallucinogens and Shamanism’ de M. J. Harner, vía Alastair Mcintosh

De hecho, las imágenes de brujas tanto en escobas como en animales están entrelazadas a lo largo de la historia.

“Ambos elementos, la transformación animal y el viaje del alma, son bien conocidos por lxs antropólogxs culturales. Pertenecen al repertorio de técnicas chamánicas de éxtasis”, como está escrito en el libro ‘Medicina de la Brujería‘.

Las hierbas venenosas… pueden separar el alma del cuerpo; por lo tanto, ésta es capaz de volar al mundo astral detrás del mundo de las apariencias exteriores… Mientras que el cuerpo permanece en una postura de muerte, el alma puede deslizarse dentro de los animales y moverse a través del bosque…. El arte chamánico es, en el mejor de los casos, la capacidad del alma para encontrar su camino de regreso al cuerpo“.

Contenido relacionado: El Mágico y Misterioso Mundo de la Medicina Vegetal Africana

Como nota, mucho de lo que sabemos sobre plantas venenosas y brujería se ha transmitido a lo largo de los siglos. Pero mucha sabiduría se ha perdido por la violencia ejercida contra lxs guardianes de este conocimiento. El etnobotánico Herman de Vries es citado en ‘Medicina de la Brujería’: “no hay recetas transmitidas por mujeres que puedan ser verificadas”.

Más brujería psicodélica

El árbol de tejo (nativo de partes de Europa, África, Asia e Irán) es un árbol que se considera sagrado para lxs dioses del inframundo. Se ha entrelazado con la leyenda de Perséfone/Proserpina y Hécate, ya que estas narraciones tienen lugar en el inframundo o en los espacios liminales en el medio.

“Lxs celtas consideraban el tejo como el ‘más antiguo de los árboles’, y era una planta sagrada de lxs druidas, que lo plantaban en sitios sagrados”, según ‘Medicina de la Brujería’, señalando que lxs druidas irlandeses usaban varas de madera de tejo para las artes proféticas.

Las plantas venenosas, como el beleño (nativo de Europa), la belladona (nativa de Europa y partes de Asia) y la mandrágora (nativa del Mediterráneo y el Himalaya) también han sido relacionadas con la brujería como alucinógenos durante siglos.

“Estas plantas permiten a las brujas realizar hazañas de maravillas y profecías ocultas, para embrujar a través de la comunicación alucinógena con lo sobrenatural, y transportarse a lugares lejanos”, como se describe en el libro ‘Plantas de los Dioses‘.

Cornezuelo

El cornezuelo es un hongo que crece del grano de centeno, que llevó a Albert Hofmann a desarrollar el LSD. Fue usado en tiempos pasados por brujas y parteras para ayudar a aliviar el dolor del parto. El cornezuelo también se usó para hacer methergin, un medicamento moderno que se usa durante el parto y el aborto espontáneo, así como para la regeneración tardía del útero durante el nacimiento.

Contenido relacionado: ¿Cómo se Hace el LSD?

Muchas plantas con las que trabajaban las brujas, mujeres sabias y curanderxs existen hoy en día en nuestros productos farmacéuticos. Por ejemplo, la dedalera se encuentra en la Digoxina, un medicamento para el corazón. Como dice la sabiduría medicinal, la diferencia entre una medicina y un veneno con cualquier planta o sustancia, es la dosis.

La medicina de la brujería hoy en día

La variedad de estas iniciaciones, medicinas y sus usos cubre una amplia gama de períodos de tiempo y culturas, llena de ricas leyendas, historias, mitologías y sabias brujas.

Para más educación sobre plantas venenosas, trabajo de brujería y lo psicodélico, investiguen el trabajo de Kathryn Solie, lean ‘Medicina de la Brujería, Artes Curativas, ‘Plantas de los Dioses: su Sanación Sagrada y Poderes Alucinógenos‘, ‘Hierbas Sagradas de Samhain‘, y ‘El Ungüento de las Brujas: La Historia Secreta de la Magia Psicodélica‘.

Aunque gran parte de este conocimiento se ha perdido y silenciado a lo largo de los años, la educación sobre plantas venenosas, brujería, psicodélicos y plantas medicinales está ahí para aquellxs que quieran bucear más profundamente, conectarse con su bruja, y descubrir qué sucede cuando se exploran las raíces de esta magia.

Contenido relacionado: ¿Hay Drogas en la Biblia?

Consejo: No trabajes con o ingieras plantas con las que no estés familiarizadx. Sin ingerir, las esencias pueden ser una buena manera de conectarse con estas plantas, hechas por expertxs. Por favor, busca a tales expertxs para obtener más información.

Vía DoubleBlind, traducido por El Planteo.



DoubleBlind Magazine Logo

ACERCA DEL AUTOR

DoubleBlind Magazine (Revista DobleCiego) es un socio de contenido de El Planteo.

También puede interesarte

cbd europa
elecciones eeuu marihuana
jamaica hotel marihuana