ENG 🇬🇧
terapia psicodélica adicción

Economía

Terapia Psicodélica contra la Adicción: un Enfoque Socioeconómico

Terapia Psicodélica contra la Adicción: un Enfoque Socioeconómico

✍ 4 enero, 2021 - 08:05

Las cifras recientes estiman que el consumo de tabaco, alcohol y drogas en los Estados Unidos asciende a más de 1 billón de dólares al año en costos y cómputos. La actual epidemia de opiáceos que azota a los Estados Unidos ha puesto de manifiesto la forma en que la adicción puede afectar a la sociedad. Además, subraya la necesidad de una solución más sostenible y eficaz para el tratamiento de la adicción.

Contenido relacionado: Hablamos con un Psiquiatra Experto sobre DMT y Psicodélicos

Una de estas soluciones, el uso terapéutico y responsable de los psicodélicos, es tan radical como prometedora. Los tratamientos eficaces y duraderos para la adicción tienen numerosos beneficios para la sociedad. Incluso las vías de tratamiento que son relativamente novedosas o poco ortodoxas merecen ser exploradas.

La presente guía tiene por objeto plantear el increíble potencial que tienen las drogas psicodélicas para tratar eficazmente la adicción, atenuar los costos sociales conexos para los sistemas de justicia penal y de atención de la salud, e impulsar la productividad. Así se aliviaría la carga de la adicción en la sociedad, haciendo que el mundo sea más sano, más feliz y más próspero.

Estimación del verdadero costo de la adicción a las drogas y el alcohol para lxs contribuyentes y la sociedad

La estimación del verdadero costo de la adicción a las drogas y el alcohol para la sociedad requiere un enfoque multifacético y matizado. Además, debe incluir la valoración cuidadosa de diversos costos tangibles e intangibles, tanto para la sociedad como para lxs adictxs y las personas cercanas a ellxs.

Los mencionados costos en dólares de la adicción relacionados con los sectores de la justicia penal y la atención de la salud, junto con las pérdidas de productividad, son costos tangibles. Asimismo representan la asombrosa cantidad de dinero que se gasta cada año. Aún así, otros costos, como el dolor, el daño y el sufrimiento humanos, son vagamente mensurables, pero también dignos de mención.

Contenido relacionado: Adicciones y Prevención en Adultos y Adolescentes: Cambiando la Perspectiva

Lxs alcohólicxs y consumidores de drogas ilegales también tienden a morir antes que quienes no abusan de las drogas y el alcohol. Cabe esperar que si estas personas hubieran vivido más tiempo, probablemente habrían trabajado más en beneficio de la sociedad. Por lo tanto, el número de años de trabajo productivos perdidos debido a lxs consumidores de drogas y alcohólicxs prematuramente fallecidos es una forma de basar la estimación de la productividad que potencialmente se pierde en la sociedad.

La posibilidad de una terapia psicodélica

Consideremos ahora la posibilidad de una terapia psicodélica. Ésta promete un éxito radicalmente eficaz en el tratamiento de los elementos más difíciles de la adicción, como el síndrome de abstinencia agudo y posagudo, los antojos y la depresión. Pero también es muy prometedora para mejorar el estado de ánimo general y la productividad. Lo más increíble: todo será dentro de los límites de las microdosis.

Ciertamente, la idea de utilizar drogas para tratar la adicción a las drogas y el alcohol puede parecer paradójica al principio. Pero los datos científicos y la gran cantidad de informes anecdóticos ciertamente apoyan el avance en esa dirección.

¿Pero no es esto combatir fuego con fuego?

La noción de usar drogas para tratar la adicción a las drogas puede parecer extremadamente anti-intuitiva. Pero recordemos que el sistema de salud ha estado usando el Tratamiento Asistido por Medicamentos, o MAT, para tratar la adicción durante mucho tiempo.

Hoy en día, las personas adictas a los opiáceos (como heroína, morfina, oxicodona u otros opiáceos de uso indebido) suelen pasar a la suboxona o la metadona. Éstas son “drogas sustitutivas de los opiáceos” de larga duración, que son en sí mismas opiáceos y que deben tomarse diariamente. Análogamente, a lxs alcohólicxs se les suelen recetar medicamentos como Antabuse o Naltrexona para impedir las reincidencias. Y estos medicamentos también suelen ser de uso diario. Aún así, cabe aclarar que los daños sociales y personales que provoca el abuso de drogas como la heroína o los opiáceos recetados son incomparables al MAT vigilado.

Este principio de “sustituir” una sustancia por otra es sin duda polémico. Sin embargo, el modelo psicodélico de tratamiento es una alternativa sorprendentemente eficaz.

Contenido relacionado: Psicodélicos para Tratar Adicciones: Hablamos de Psilocibina y DMT con Timothy Ko

La terapia psicodélica para la adicción ofrece un cambio de paradigma en la forma en que la comunidad médica aborda el tratamiento de la adicción. Con sólo unas pocas sesiones psicodélicas controladas con un terapeuta autorizadx, la calidad de vida puede mejorar drásticamente. Además, las tasas de reincidencia pueden reducirse en gran medida en lxs adictxs que se someten a una terapia psicodélica con asistencia médica. De hecho, tanto las primeras investigaciones de los ’60 y los ’70 como las más recientes apoyan firmemente el uso de psicodélicos en el tratamiento del uso indebido de sustancias y la adicción.

Sin embargo, años de prohibición y campañas de desinformación han estropeado el entendimiento público de estas sustancias y su potencial.

Lo que debemos cambiar para preservar la terapia psicodélica

Las repercusiones del fracaso de la “guerra contra las drogas” provocaron importantes reveses en la investigación sobre psicodélicos, así como en sus aplicaciones clínicas y sociales. Son muchas las pruebas que indican que las drogas psicodélicas no suponen una amenaza para lx usuarix individual ni un costo para la sociedad y pueden tener beneficios sustanciales. Sin embargo, el LSD, el DMT y la psilocibina siguen figurando entre las sustancias más estrictamente prohibidas en el Reino Unido, EEUU y otros lugares.

No cabe duda de que todavía hay que hacer grandes progresos en el plano legislativo antes de que nuestra sociedad pueda desbloquear el inmenso potencial que ofrecen estas herramientas. Tal vez el elemento más crucial que hay que incorporar a una política psicodélica responsable es el uso seguro y controlado de estos compuestos en la sociedad.

Contenido relacionado: Renacimiento Psicodélico: La Progresión Histórica de los Psicodélicos en Canadá

Asegurar el uso ético, responsable y seguro de estos poderosos compuestos es fundamental. Así, se podrán evitar nuevos obstáculos legislativos al progreso humano cuando se hace un uso consciente de las drogas psicodélicas.

Un “salto cuántico” en la conciencia

Ya han quedado atrás los días en que un fabricante de drogas como Sandoz (el laboratorio que tiene la patente inicial del LSD) podía simplemente enviar muestras a cualquiera que las solicitara, con el fin de estudiar las aplicaciones del LSD. Estos compuestos tienen un perfil de seguridad e índice terapéutico establecido y prometedor.

Sin embargo, la idea de un uso psicodélico descontrolado y desenfrenado (por muy revolucionario que pueda haber sido) probablemente no esté alineada con los poderes establecidos ni nuestros mayores intereses. Y si bien un “salto cuántico” en la conciencia puede ser inevitable como resultado de los psicodélicos, establecer un control (o al menos la ilusión del mismo) podría ser primordial para una integración exitosa en nuestra sociedad moderna.

La seguridad y eficacia psicodélica en el tratamiento de la adicción

Además de establecer directrices y políticas sensatas para el uso seguro y responsable de las drogas psicodélicas en entornos terapéuticos, es importante destacar las investigaciones pertinentes que respaldan su uso en la adicción. Ya se están realizando nuevos estudios sobre el potencial de la terapia psicodélica para tratar la adicción; y los primeros informes, aunque anecdóticos, son muy prometedores.

Los resultados de un estudio clínico realizado en el 2020 que evaluó información comunicada por adictxs al cannabis, estimulantes y opiáceos sugiere que “los psicodélicos causan reducciones en el consumo de sustancias problemáticas”. Hoy, las investigaciones sobre los mecanismos por los cuales los psicodélicos tratan la adicción están evolucionando a grandes pasos. Y una nueva generación de drogas derivadas de los psicodélicos está sentando las bases para revolucionar aún más el tratamiento moderno de la adicción. Ejemplo de esto es el MC-18, una nueva droga derivada de la ibogaína, un poderoso psicodélico que interrumpe la adicción.

El MC-18 y la próxima generación de tratamiento de la adicción

Aunque no es tan conocido como otras plantas enteógenas poderosas como la ayahuasca o el peyote, el arbusto de iboga de África occidental ha sido recientemente un objeto de atención. Esto se debe a su capacidad de atenuar (si no mejorar completamente) los síntomas agudos de la abstinencia de opiáceos. Además, promueve una recuperación satisfactoria tanto en alcohólicxs como en consumidores de drogas. Sin embargo, presenta un riesgo de cardiotoxicidad grave en algunxs pacientes. Por ende, es muy improbable que la  ibogaína (el compuesto activo derivado de la planta) sea utilizada alguna vez por la industria farmacéutica.

Contenido relacionado: Ibogaína Contra la Crisis de Opiáceos: la Historia de Juliana Mulligan

Aquí es donde entra una nueva droga llamada 18-metoxicoronardina (18-MC). Este nuevo congénere alcaloide de la iboga presenta un “espectro de acción más estrecho”. Además, posee un “índice terapéutico sustancialmente mayor que el de la ibogaína”. Y está a punto de revolucionar el tratamiento de la adicción.

Esos compuestos pueden, en efecto, ser muy prometedores tanto para lxs adictx que sufren como para la sociedad en general. Consideramos necesaria la ampliación del acceso de estos compuestos a lxs investigadores, así como la financiación necesaria para establecer clínicamente los perfiles óptimos de efectos secundarios, seguridad y terapéuticos.

Una solución simple pero poderosamente estratégica para aliviar la carga social de la adicción

La asignación de recursos públicos por persona adicta es enorme. En EEUU, muchxs adictxs están cubiertos por Medicaid/Medicare, o no tienen ninguna cobertura. Si los recursos asignados a la asistencia sanitaria y a la lucha contra la adicción pudieran ser invertidos en otras áreas, el valor de estas drogas sería significativo.

En muchos sentidos, la liberación legislativa de los compuestos psicodélicos y su uso responsable y generalizado en un amplio espectro de la humanidad puede ser una de las decisiones más sencillas, aunque poderosas, a tomar como especie. El rendimiento de la inversión que la terapia psicodélica tiene para ofrecer a la sociedad en términos de un tratamiento eficaz de la adicción es muchas veces más alto que el costo de hacer el simple cambio de paradigma en la formulación de políticas para permitir la integración social satisfactoria de estas drogas.

Evitar la situación de los ’60 adoptando un enfoque más responsable

Sin duda, al tratar de reintegrar las drogas psicodélicas en la sociedad moderna se corre el riesgo de reabrir la Caja de Pandora de los ’60. En dicha década, el uso de psicodélicos se extendió sin ninguna supervisión médica. En el presente, no se puede exagerar la importancia del uso controlado y responsable de estas sustancias. Tal vez puede implementarse en entornos nicho, tipo boutique-clínica, como las actuales clínicas de ketamina.

Contenido relacionado: ¿Qué Significa ‘Enteógeno’?: una Nueva Mirada a los Psicodélicos

Estos compuestos tienen un valor inmenso para la humanidad y prometen una necesaria revolución social y psicológica. Es comprensible que haya una resistencia a dicha revolución entre lxs interesados en mantener el statu quo. Ejemplo de esto son quienes se benefician del complejo industrial de las prisiones privadas, o de los billones de dólares obtenidos por lxs fabricantes de opiáceos. Pero el mantenimiento de estos modelos sociales actuales es ciego y perjudicial para nuestra sociedad y sus habitantes en dificultades.

De hecho, el conjunto de investigaciones sobre el uso terapéutico de los compuestos psicodélicos se está expandiendo rápidamente. Instituciones líderes, como Johns Hopkins, están liderando el avance en esa dirección al estudiar sus aplicaciones en todo, desde la adicción hasta la depresión. A medida que continúa el resurgimiento del renacimiento psicodélico, es de esperar que la terapia psicodélica cumpla su promesa de revolucionar el tratamiento de la adicción. En última instancia, podrá enriquecer la experiencia humana con las alturas de la innovación y la creatividad desenfrenadas.

Vía Microdose, traducido por El Planteo.

Foto de Pixabay en Pexels

También puede interesarte

industria marihuana
energia solar
Isiah Thomas
Winter