Tratar Depresión

ABC

7 Cosas que Puedes Hacer para Tratar la Depresión

Por El Planteo

7 Cosas que Puedes Hacer para Tratar la Depresión

✍ 24 January, 2024 - 09:23

La depresión es un trastorno mental común que afecta a millones de personas alrededor del mundo. Según la OMS, un 3,8% de la población mundial (esto es, unas 280 millones de personas) se ve perjudicada por esta enfermedad, incluidos un 5% de la población adulta y un 5,7% de la población de adultos con más de 60 años. Asimismo, se estima que, en los diez años que van de 2005 a 2015, el número de personas con trastorno depresivo aumentó un 18,4% y que, en la actualidad, se encuentra en constante incremento. Estas cifras dan cuenta de la gravedad de esta epidemia que ha sido considerada como el “mal del siglo XXI”.

Los episodios depresivos varían considerablemente en función de la intensidad de los síntomas y su duración. La aparición de estados de ánimo como la tristeza, la irritabilidad y la sensación de vacío, la pérdida del disfrute y el desinterés en realizar actividades constituyen los síntomas más frecuentes. A éstos suelen sumársele otros síntomas como la falta de concentración, sentimientos excesivos de culpa, autoestima baja, desesperanza en el futuro, pensamientos de muerte e ideas suicidas, alteraciones en el sueño, sensación de cansancio y cambios de apetito.

Contenido relacionado: Otro Estudio Revela que la Psilocibina Puede Ser Más Efectiva que los Antidepresivos en Ciertos Casos

No obstante, es importante comprender que las variaciones anímicas habituales y las respuestas emocionales breves frente a las dificultades de la vida cotidiana, no deben ser confundidas con los síntomas de un cuadro depresivo. La depresión es un problema de salud serio, sobre todo cuando los episodios son recurrentes e intensos, capaz de causar un gran sufrimiento en los individuos y alterar las actividades laborales, ocupacionales, sociales, familiares o escolares de quienes la padecen, imposibilitando el curso normal y funcional de la vida de las personas.

Un diagnóstico adecuado por parte de un profesional de la salud mental y una respuesta terapéutica consecuente constituyen una piedra fundamental para tratar este trastorno, mejorando la calidad de vida de los pacientes y evitando incluso la muerte, sobre todo en aquellos casos en los que existen ideaciones suicidas vinculadas a la depresión. ¿Cuáles son las alternativas para hacer frente a la depresión? ¿Cómo encontrar la más viable y eficaz para hacer frente a este trastorno mental? A continuación, presentamos siete cosas que se pueden hacer para tratar la depresión.

Tratamientos basados en psicoterapia

La psicoterapia consiste en una intervención para producir mejoras en pacientes con malestar psicológico. Tiene su base científica en la psicología y, como ésta, diferentes ramas u orientaciones, entre las que se destacan la escuela conductual, la escuela psicoanalítica, la escuela sistémica y la escuela humanista, cada una de ellas con sus respectivas variantes. En este sentido, podemos afirmar que la psicoterapia no constituye en sí misma un método, sino que se trata de un dominio especializado con diferentes orientaciones teórico-prácticas. No obstante, existe un denominador común entre todas las escuelas: la base de estas terapias consiste en el empleo de la palabra para que el paciente logre aprender determinadas estrategias para sentirse mejor y poder prevenir o afrontar posibles futuras recaídas.

Contenido relacionado: Efectos Antidepresivos de la Ketamina: Lo que Hay que Saber

En lo que respecta al tratamiento de la depresión, existen diferentes modelos para su tratamiento y prevención. Cada uno de ellos varía en función de la escuela u orientación. En sentido amplio, la especificidad de cada escuela concierne al modo en que los fenómenos psíquicos son concebidos, por lo cual, es posible considerar que cada uno de los modelos de tratamiento se basa en una determinada forma de conceptualizar la naturaleza de la depresión. Cabe considerar que la elección de un modelo psicoterapéutico adecuado para seguir un tratamiento de este tipo depende de las necesidades y preferencias de cada paciente. En la actualidad, muchos terapeutas optan por la implementación de modelos combinados o mixtos, lo cual permite un abordaje más integral del problema

Un metaanálisis publicado en 2019 ofrece evidencia consistente que da cuenta de la eficacia de los tratamientos basados en psicoterapia para abordar a pacientes adultos con depresión. Otro trabajo del mismo año examina la efectividad de las terapias cognitivo conductuales y interpersonales pueden ser igualmente efectivas en el tratamiento de la depresión. Sin embargo, el trabajo en cuestión repara en el hecho de que es posible asociar mayor eficacia de las terapias conductivo conductuales en pacientes más jóvenes y con una depresión inicial más grave.

Tratamiento farmacológico en base a antidepresivos

Existen determinados fármacos diseñados para alcanzar la remisión total de los síntomas y así lograr la recuperación funcional de los pacientes que sufren de depresión. Estos medicamentos, que para su obtención deben ser recetados por un profesional de la salud mental, constituyen la base de una de las alternativas más comunes para tratar la depresión.

Generalmente, es necesario que el paciente pruebe entre diferentes opciones para que el profesional decida cuál será la más viable para desarrollar un tratamiento eficaz. Una vez identificado el tipo fármaco conveniente, el médico prescribe la dosis adecuada en función de la respuesta del paciente y de la presencia o no de efectos secundarios o adversos. Estos últimos suelen presentarse dentro de los primeros días de inicio del tratamiento, por lo general, mucho antes de que el paciente comienza a notar los efectos clínicos del fármaco sobre los síntomas depresivos, que pueden demorarse entre dos y cuatro semanas, ya que suponen la realización de cambios adaptativos en los receptores. Entre los efectos adversos de los psicofármacos se destacan la presencia de náuseas, mareos, dolores de cabeza, molestias gastrointestinales, cansancio o insomnio.

Contenido relacionado: 5 Razones Por las que es Más Seguro Usar Ibogaína en Entornos Hospitalarios para Tratar la Adicción

Si bien los tratamientos basados en fármacos antidepresivos poseen eficacia comprobada fundamentada en un sinnúmero de investigaciones científicas de base y ensayos clínicos, es posible afirmar que la misma es limitada. De acuerdo con fuentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa de remisión de estos tratamientos alcanza hasta un 30%. Esto significa que un gran número de tratamientos para la depresión en base a la administración de fármacos posee escasos efectos o ninguno, lo cual incita a muchos pacientes resistentes a abandonarlos y buscar nuevas alternativas para lograr el bienestar.

Técnicas de mindfulness

Las técnicas de mindfulness buscan promover la atención consciente de las personas a la experiencia del momento presente. Generalmente, las personas solemos atender con demasiado énfasis a pensamientos acerca del pasado y del futuro y, por tanto, reconocer sólo una pequeña parte de lo que sucede en el presente. Reconocer lo que está sucediendo en el ahora aceptando el fluir de la experiencia actual es el principal objetivo de estas técnicas meditativas.

Como es de esperar, las técnicas de mindfulness suelen emplearse tradicionalmente para tratar la ansiedad, previniendo aquellos pensamientos intrusivos y recurrentes en torno a un futuro incierto y a un pasado que no se puede cambiar que suelen provocar dicho malestar. Trabajos recientes, sugieren que estas técnicas pueden ser de gran utilidad para tratar la depresión. En 2017 la revista Behaviour Research an Therapy publicó un trabajo que indaga sobre los beneficios de la introducción del mindfulness en el tratamiento de los síntomas depresión y la prevención de recaídas gracias a sus efectos amortiguadores sobre las respuestas desadaptativas al estado de ánimo negativo.

Este estudio analizó a 74 pacientes con depresión recurrente o crónica, que fueron asignados azarosamente para recibir una intervención breve basada en mindfulness, consistente en tres sesiones individuales y una serie de prácticas para el hogar, o a un grupo de control. Según los resultados de este trabajo, aquellos individuos que completaron el tratamiento basado en técnicas de mindfulness mostraron una reducción de los síntomas significativa, mientras que los síntomas de aquellos pertenecientes al grupo de control no disminuyeron en absoluto.

Ejercicio físico para reducir los síntomas depresivos

Diferentes estudios han comprobado los efectos positivos de la realización del ejercicio físico sobre la salud mental. En efecto, el ejercicio físico tiene la capacidad de provocar cambios fisiológicos en el organismo, que producen a su vez mejoras en el estado de ánimo, la autoestima, la ansiedad y el estrés de las personas que lo realizan.

Contenido relacionado: La Ketamina: Una Nueva Forma de Tratar la Depresión Mayor Resistente

Hay suficiente evidencia científica para afirmar que el ejercicio físico supervisado y estructurado puede tener efectos positivos considerables en los pacientes con depresión. De acuerdo con un estudio centrado en los efectos del ejercicio aeróbico sobre pacientes con depresión, es posible observar una reducción significativa en los síntomas depresivos de un grupo de pacientes que realizó actividades aeróbicas frente a un grupo que no las realizó. Tras 12 semanas, el grupo que hizo ejercicio tuvo una reducción de los síntomas un 62 % mayor que el grupo que no hizo actividad física. Otro estudio, da cuenta de los efectos benéficos en el tratamiento contra la depresión de pacientes que realizan ejercicios de fuerza.

Se recomienda que el ejercicio físico se encuentre estructurado y supervisado por un profesional. En efecto, la realización de ejercicios de forma inadecuada podría producir lesiones físicas en el organismo. Asimismo, el exceso de actividad física podría ser perjudicial para la salud mental de los pacientes e, incluso, provocar una adicción.

Control de calidad del sueño

La hipótesis de que la falta o la mala calidad del sueño es un factor de riesgo significativo para la depresión ha sido examinada en una revisión bibliográfica publicada en la revista Sleep Medicine Reviews en el año 2019. El mismo explora en la eficacia de las intervenciones no farmacológicas en el control de calidad del sueño para mitigar los síntomas depresivos. Para ello, los autores de este trabajo realizaron una búsqueda sistemática de ensayos controlados aleatorizados de intervenciones no farmacológicas del sueño y sus efectos sobre los síntomas de la depresión. De este modo, incluyeron los 49 estudios seleccionados en un metaanálisis para dar cuenta de esta relación. Según los resultados, la diferencia de medias estandarizada agrupada para los síntomas de depresión tras tratamientos no farmacológicos para problemas de sueño fue de – 0,45. De este modo, el trabajo en cuestión concluye que las intervenciones no farmacológicas para controlar la calidad del sueño resultan efectivas para tratar los síntomas depresivos, sugiriendo que podrían emplearse de forma beneficiosa para combatir la depresión.

Cambios en la alimentación

Desde el campo de la psiquiatría nutricional, la depresión es abordada como una enfermedad multifactorial, cuyo tratamiento ha de enfocarse no sólo en las vías biológicas y psicológicas, sino también en los factores intrínsecos a la adopción de un determinado estilo de vida. Tal como indica un trabajo publicado en el año 2019, existe evidencia científica de que el consumo de vegetales y frutas podría tener cierta relación con la disminución de síntomas depresivos. En efecto, se ha encontrado que aquellas personas con tendencias depresivas suelen consumir menor cantidad de caroteno, vitamina C, fibra y folato que aquellas personas que carecen de tendencias depresivas. La evidencia sugiere que determinadas dietas, como la occidental, alta en grasas, carbohidratos simples y azúcares refinados, podrían promover ciertos trastornos mentales, como el deterioro cognitivo, la demencia y la depresión.  En este sentido, la adopción de dietas mediterráneas, ricas en pescado, aceite de oliva y verduras, podrían tener efectos benéficos en pacientes con depresión.

El citado trabajo estudia, a través de un ensayo controlado aleatorizado en jóvenes adultos con síntomas depresivos elevados y que habitualmente consumen una dieta deficiente como criterio de inclusión, los efectos de la intervención dietética sobre la salud mental. Para eso, los participantes fueron divididos en dos grupos: uno de ellos fue sometido a una intervención dietética de tres semanas basada en la dieta mediterránea, mientras que el otro funcionó como grupo de control, manteniendo su dieta habitual. Para medir los niveles de depresión se utilizaron diferentes escalas autoinformadas. De acuerdo con los resultados de este trabajo, el grupo intervenido dietéticamente obtuvo a las tres semanas una disminución significativa de los síntomas que el grupo de control. Si se toman los valores de la Escala de Depresión del Centro de Estudios Epidemiológicos, la puntuación descendió de 7 puntos a 4 puntos en el primer grupo durante el periodo indicado, manteniéndose casi idéntica en un periodo posterior de tres meses, mientras que la puntuación del grupo de control mantuvo sus valores oscilando entre los 7 y los 6 puntos. Esto sugiere que, evidentemente, existe una relación significativa entre el tipo de dieta y los niveles de depresión de los pacientes.

Contenido relacionado: El uso de Psicodélicos ¿Una Reinvención de las Terapias contra las Adicciones?

Existe, asimismo, evidencia científica que sugiere que la nutrición y la dieta de los pacientes poseen un rol fundamental en el riesgo y la génesis de la depresión. Un ensayo controlado doble le ciego publicado en 2020 indaga sobre la influencia de la microbiota intestinal en las funciones del comportamiento del cerebro. El trabajo en cuestión analiza a 82 pacientes hospitalarios con depresión designadas al azar para recibir, junto a un tratamiento con biotina, un probiótico multicepa o un placebo. Los resultados de este trabajo han demostrado, tras las cuatro semanas de administración, efectos beneficiosos en aquellos pacientes pertenecientes al grupo que recibió el suplemento probiótico.

Tratar depresión

Infusiones de ketamina

En los últimos veinte años, han cobrado popularidad las investigaciones en torno a los efectos terapéuticos de la ketamina para tratar la depresión. Si bien la ketamina no se trata en sentido estricto de un psicodélico, estos trabajos suelen asociarse con la nueva ola investigativa enmarcada en el resurgimiento de los estudios psicodélicos con fines medicinales. En un ensayo clínico publicado en el año 2000, Berman, Cappiello y Anand mostraron por primera vez que, administrada en dosis subanestésicas de 0,5 mg/kg, la ketamina posee propiedades antidepresivas con efectos clínicos más rápidos y sostenidos en el tiempo que otros antidepresivos.

Siguiendo esta línea, se destaca el ensayo clínico aleatorizado publicado por Murrough en el año 2013. Este trabajo se desarrolló a partir de dos subgrupos de pacientes con depresión mayor resistente, a los cuales se les administró diferenciadamente midazolam, una droga generalmente empleada como ansiolítico y analgésico, y ketamina. Los resultados dan cuenta de que la ketamina podría ser una alternativa prometedora para el tratamiento de la depresión mayor resistente, es decir, cuando los tratamientos tradicionales en base a antidepresivos no surten efecto: la tasa de respuesta del subgrupo que recibió ketamina alcanzó el 64%, mientras que el subgrupo que la del subgrupo que recibió midazolam como placebo se mantuvo en un 28%. Además, aquellos pacientes a los que se les administró ketamina lograron mantener las mejoras durante varios días más que aquellos a los que se les administró midazolam.

Contenido relacionado: Ningún Tratamiento para la Depresión Funciona: ¿Debo Usar Ketamina?

Un metaanálisis de 2016 sobre la eficacia de la ketamina como tratamiento antidepresivo da cuenta de la superioridad de esta sustancia frente a los placebos en pacientes con depresión mayor resistente al tratamiento. Según esta investigación, la respuesta clínica de la ketamina resulta ser más rápida y persistente que la de otros medicamentos antidepresivos. Este dato es realmente significativo, si se considera que el mecanismo de acción de los antidepresivos monoaminérgicos suele demorar algunas semanas, dado que la ketamina podría ser de gran utilidad para abordar situaciones de emergencia psiquiátrica. Asimismo, se estima que, gracias a su mayor grado de eficacia que los antidepresivos convencionales, la ketamina podría mejorar la calidad de vida de aquellos pacientes que se resisten a los tratamientos farmacológicos tradicionales.

Aún así, es importante enfatizar que la ketamina siempre debe recetarse como tratamiento complementario. “Debe usarse en asociación con medicamentos orales, casi siempre antidepresivos o estabilizadores del ánimo. Además, lo ideal es que el paciente utilice un tratamiento no farmacológico como la psicoterapia”, señala el anestesista Rodrigo Delfino, especialista de Clínicas Beneva.

Otro punto a destacar es la relación entre los efectos psicodélicos (o disociativos) de la ketamina y la respuesta antidepresiva. Delfino explica: “Los primeros estudios sugerían que la respuesta antidepresiva a la ketamina estaría relacionada con la intensidad de los síntomas disociativos. Hoy en día, estudios más modernos correlacionan más la calidad de la respuesta disociativa que la intensidad, siendo la calidad el tipo de experiencia emocional que tiene el paciente”.

Estos trabajos fundamentan la posibilidad de tratar la depresión mayor resistente mediante la administración de infusiones de ketamina con un seguimiento médico adecuado. En el contexto latinoamericano, algunos países, como México y Brasil, autorizan la realización de este tipo de tratamientos en clínicas especializadas de manera legal y segura. Cabe considerar que, para realizar este tipo de tratamientos, es necesaria la previa prescripción médica, así como el seguimiento de un equipo de profesionales adecuadamente capacitados.

Publicación original: abril 2023

Aprende a cultivar hongos en casa con el curso de cultivo de hongos de DoubleBlind y El Planteo, respaldado por micólogos expertos, ahora disponible en español. Más de 7.000 personas ya lo han tomado, con resultados increíbles. No te quedes afuera. Sigue este enlace para anotarte y recibe un 50% de descuento usando el código “ELPLANTEO”.

Más contenido de El Planteo:

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

El Planteo Logo Negro

ACERCA DEL AUTOR

El equipo de El Planteo. Información madura para un mundo verde.

También puede interesarte