ENG 🇬🇧
AVAAZ argentina acreedora ambiental

Destacadas

De Deudora Financiera a Acreedora Ambiental: el Plan de Avaaz para Sacar a Argentina de la Crisis

Por Hernán Panessi

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/09/bsf-expo-cannabis-750x200-1.jpg

De Deudora Financiera a Acreedora Ambiental: el Plan de Avaaz para Sacar a Argentina de la Crisis

✍ 25 agosto, 2021 - 11:02

“El valor de una región ecodiversa va más allá de la mercantilización de los recursos que se obtienen”, embiste el argentino Oscar Soria, Director de Campañas de Avaaz, organización que promueve el activismo ciudadano en asuntos como el cambio climático, derechos humanos, corrupción, pobreza, derechos de los animales, paz y conflicto.

En ese sentido, la mirada de Soria encuentra puntos de contacto con la del presidente Alberto Fernández quien, en la Cumbre de Líderes sobre el Clima, en Nueva York, Estados Unidos, solicitó firmemente que “los canjes de deuda por acción climática se incorporen a la mecánica de los organismos financieros internacionales”.

Contenido relacionado: El Viceministro de Medio Ambiente Estrena Documental Sobre el Cambio Climático: ‘Nada Va a Ser Como Era’

Sobre esa misma vía, Juan Cabandié, Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, disertó en la 5ta Reunión Ministerial sobre Acción Climática en marzo de 2021 y aseguró que “en América Latina buscamos dar una discusión bajo la premisa de que nuestra región es acreedora ambiental, ya que nuestros ecosistemas benefician al conjunto de la sociedad global”.

Por eso, ahora la búsqueda pasa por transformar a la Argentina de deudora financiera a acreedora ambiental: el planteo supone que, por el valor de los recursos naturales, países como el nuestro son acreedores del resto del mundo. E intentan que, esa búsqueda de incluir la figura de la compensación ambiental, se incorpore al concepto de las negociaciones internacionales de deuda.

Entretanto, la República Argentina tiene una larga historia de endeudamiento. ¿El dato? El monto actual de la deuda es superior a los USD 320.000 millones. Sin embargo, también es uno de los pocos países cuya biocapacidad es mayor que su huella ecológica positiva, ya que tiene más recursos naturales disponibles que los que consume anualmente para vivir.

Esto es un activo de gran valor ya que, de continuar esta tendencia, le daría al país autonomía, independencia y un seguro contra la inestabilidad económica y ecológica”, confirma Soria a El Planteo.

Pagos por servicios ecosistémicos

En concreto, el país cuenta con reservas estratégicas de agua, con bosques nativos, con un extenso litoral marino en el Atlántico Sur, con un potencial inestimable para el desarrollo de energías limpias y con extraordinarias condiciones para regenerar valiosos ecosistemas a través de programas de agricultura familiar y orgánica.

“Sin embargo, sólo el 20% de esa superficie está bajo alguna categoría de protección”, desgrana.

—¿Qué opinás de las propuestas de Alberto Fernández a propósito de los “pagos por servicios ecosistémicos”?

—El pago por los servicios ambientales debería ser entendido desde la valoración de los ecosistemas por la biodiversidad que albergan y porque son la fuente de los productos que la sociedad obtiene: alimentos, agua, fibras, madera y combustibles. Pero también los beneficios obtenidos por la regulación de la calidad del aire y la fertilidad de los suelos, el control de las inundaciones y las enfermedades y la polinización de los cultivos. Además, obviamente, de los servicios culturales y espirituales. Entonces, ese valor es el que le puede dar un balance a un país con una gran deuda soberana, si se compara con lo que aporta al resto del mundo por el estado en que se encuentran las regiones biodiversas que alberga en su territorio.

Contenido relacionado: Pinamar Profundiza sus Políticas Ambientales y Suma un Banco Forestal

Por caso, este tipo de planteamientos podría ayudar a abrir la discusión a nuevas y diversas soluciones frente a las crisis ambientales y financieras.

Sería importante que las posibles soluciones a la crisis ambiental y financiera que vive la Argentina sean acordadas en el seno de la sociedad, para que colectivamente se construya una solución en la que el país se recupere no sólo económicamente, sino que ese fortalecimiento también atienda las necesidades de la ciudadanía”, dice Soria.

¿Cómo sería un ‘canje verde’?

El modelo financiero que propone Avaaz es el de un mecanismo de clearing de deudas donde se triangulan valores predefinidos en instrumentos de deuda, no necesariamente valuados en las mismas unidades, pero sí medidos en la misma moneda (dólares o euros).

De este modo, la Argentina emitiría un bono sustentable con base en el compromiso de atender la inequidad social y de invertir y cuidar de su “capital natural”, el cual genera los servicios ambientales que benefician a todos. Inclusive, a sus acreedores financieros.

“De esa emisión, se intercambiarían los ingresos generados contra la deuda soberana financiera”, explica el especialista.

Entonces, este “bono sustentable” o “bono cupón cero” y “verde” en serie, sería por un valor predefinido y acordado cooperativamente con organismos internacionales de crédito y con países desarrollados.

A la sazón, este bono se emitiría por el valor máximo en cada serie y tendría atadas metas de la Agenda de Objetivo Desarrollo Sostenible 2030 (2030 Goal Equity and Justice), de protección de la biodiversidad y de la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) anuales hasta el vencimiento del bono con atención a las comunidades más vulnerables. “Cada año se emitiría una serie acorde a la necesidad de pagos del programa que se negocie con el FMI”, agrega.

En tanto, esta propuesta busca cambiar la dinámica recurrente de los organismos financieros internacionales en operaciones de canjes de bonos de deudas, agregando procesos de participación, transparencia y gobernanza, estableciendo diferentes plazos o tasas y bajo los principios de la Huella Ecológica.

Contenido relacionado: ¿Podría Argentina Adoptar Bitcoin como Moneda de Curso Legal? Opinan los Expertos

“Hay que reformular los valores del intercambio a través de un clearing de deudas, un mecanismo estándar que no supone modificaciones sustanciales al marco jurídico financiero internacional o la legislación argentina”, suma Soria.

Por otra parte, y teniendo en cuenta los errores de la mayoría de los llamados “canjes de deuda por naturaleza”, Avaaz entiende que este clearing de deudas solo puede hacerse como resultado de un proceso participativo y abierto. “Es justamente la participación ciudadana la base de su valor, ya que puede asegurar transparencia y rendición de cuentas tanto en el país como en el exterior”, completa.

El rol de los grandes países

En principio, cualquier país acreedor es renuente a renegociar la deuda. No obstante, existe la posibilidad de un default masivo, pues el nivel de deuda ha crecido incesantemente y debido a la insolvencia generada por la crisis económica derivada de la pandemia.

“Varios países ya tenían procesos difíciles en su economía. Los grandes países también son conscientes que, en muchos casos, el monto de la deuda original ya ha sido pagado varias veces”, Soria dixit.

De alguna manera, este escenario, más el evidente deterioro de los ecosistemas globales, ha “sensibilizado” a las grandes naciones para empezar a discutir el tema.

“A partir de ello, vienen otro tipo de dificultades, pues ninguno de estos acreedores quiere mover piezas antes que otro, ni enseñar sus cartas antes de tiempo. La percepción es que si varios acreedores flexibilizan sus condicionalidades, los que no se movieron, ganan. Ganan, pues el deudor, al obtener condiciones más favorables en una parte de su deuda, gana en solvencia y su capacidad de pago de la deuda remanente mejora”.

Así las cosas, los grandes países están incorporándose en la narrativa. Por un lado, por lo “políticamente correcto”, pero por otro, también, porque son medianamente conscientes de su relevancia en la viabilidad de sus sociedades.

La evidencia es contundente para quien quiera escuchar. Hemos vulnerado la estabilidad de la convivencia del ser humano con la naturaleza. Y, como especie, nuestras poblaciones están en verdadero riesgo”, advierte.

Las acciones de Avaaz para instalar el tema en la opinión pública

Con sus performances, iniciativas, humoradas y acciones concretas, Avaaz viene presentándose en diversos foros y reuniones sensibles en las que se hacen presentes los grandes tomadores de decisiones.

Contenido relacionado: Energías Renovables: Chile Inauguró Cerro Dominador, la Primera Planta Termosolar de América Latina

Por ejemplo, el 8 de abril de 2021, durante las reuniones de primavera del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, se presentaron con una adaptación de la ópera Evita, en la que montaron una protesta frente a la sede del FMI en Washington. Allí, demandaban “una salida verde” para resolver las deudas financieras de los países en desarrollo.

AVAAZ argentina acreedora ambiental

Foto: Eric Kayne

En boca de Soria: “Avaaz le pidió a Kristalina Georgieva, Directora Ejecutiva del FMI, que, en línea con sus declaraciones, adoptara ‘un enfoque disruptivo e innovador para cambiar el paradigma. Y que en la política económica internacional se empiece a pensar en términos de aportes y consumos de recursos naturales, entendiendo que la agenda ambiental permite negociar ‘créditos’ y ‘deudas’ desde ‘otro paradigma’”.

Asimismo, entre sus gestos más llamativos, el 12 de mayo publicaron una solicitada en el prestigioso diario británico Financial Times, en la que le reclamaban a los presidentes Emmanuel Macron y Alberto Fernández que dejaran “el abusivo baile entre países ricos y pobres” e incluyeran “la compensación ambiental como un mecanismo ‘ad hoc’ para renegociar las deudas financieras dentro del Club de París”.

Más tarde, el 9 de julio, publicaron otra solicitada en el Financial Times. Aquella vez coincidió con la Cumbre Interministerial de Finanzas del G20 en Venecia, Italia. Ahí, Avaaz solicitó al Fondo Monetario Internacional y al gobierno argentino que incluyeran la figura de la “compensación ambiental” en las actuales negociaciones sobre la deuda soberana argentina.

Entretanto, para la Reunión Ministerial de Medio Ambiente del G20 del 22 de julio, en Nápoles, Italia, Avaaz volvió a hacer un llamado a los ministros participantes para que en las negociaciones se empiece un proceso de revisión completa sobre las deudas soberanas.

AVAAZ argentina acreedora ambiental

Foto: Mario Laporta/KONTROLAB

—¿Cuáles serán sus próximas acciones?

—Actualmente, estamos preparando un documento de escucha y de discusión para contribuir al debate del canje de deuda financiera de los países en desarrollo por el reconocimiento del valor de la biodiversidad de su territorio. Este modelo plantea una nueva ecuación que, además de incluir la variable económica, tome en cuenta el valor de la naturaleza y que vaya en armonía con el respeto a los derechos humanos y la participación ciudadana, contribuyendo a una transición justa y evitando la mercantilización y privatización de los bienes naturales.

Contenido relacionado: Energía Solar en las Favelas de Río de Janeiro: Conocé Revolusolar, un Nuevo Modelo Sostenible y Comunitario

¿Cómo podemos sumarnos individualmente a esta discusión?

—Como ciudadanos podemos darnos la oportunidad de ver con ojos más críticos lo que pasa en nuestro planeta y tomar una actitud más participativa. También, podemos sumarnos a las voces de quienes demandan cambios de paradigma para resolver de manera conjunta las crisis que aquejan a nuestro planeta en la actualidad: la ambiental, la sanitaria y la financiera. En estos tiempos, ya no es una opción el ser indiferente. Cada uno de nosotros, de diversas maneras, podemos sumarnos a iniciativas globales o regionales que permitan salir de los esquemas tradicionales de gestión de una nación o un territorio y avanzar a modelos en los que la inclusión, la discusión de las ideas y el bien común sean la moneda de cambio para devolverle el equilibrio a este planeta.

Fotos cortesía de Avaaz

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Hernán Panessi

ACERCA DEL AUTOR

Hernán Panessi, editor periodístico en El Planteo, es un periodista especializado en cultura joven. Escribe en las revistas InfoTechnology, Rolling Stone, THC y Lento. Además, en Página/12, El Planeta Urbano, El Cronista y en el periódico uruguayo La Diaria. Colaboró para Revista Ñ, Clarín, La Nación, La Cosa, Playboy, Haciendo Cine, Billboard, Los Inrockuptibles, Forbes, VICEBenzinga, High Times y Yahoo, entre otros.

Hernán escribió los libros Porno Argento! Historia del cine nacional Triple X, Periodismo pop, Una puerta que se abre y Rock en Español. Fue docente en el Centro Cultural Rojas (UBA) donde dictó talleres de periodismo. Además, es programador de la sección VHS del Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile.

Conduce FAN, programa periodístico sobre cultura, sociedad y vida moderna. Por su parte, también condujo en las FM Delta 90.3 y Nacional Rock 93.7. Asimismo, fue columnista en La Once Diez y Metro 95.1.

También puede interesarte

Cannabis y Coronavirus
Cómo Hacer Tintura de Cannabis
Cannabis y Finanzas - Imagen por Ilona Szentivanyi. Todos los derechos reservados a El Planteo y Benzinga.
weed + grub