adicción marihuana

Cannabis

Opinión: Sí, la Adicción a la Marihuana Existe, No te Pongas Pesado

Por High Times

Opinión: Sí, la Adicción a la Marihuana Existe, No te Pongas Pesado

✍ 3 December, 2023 - 13:05


¡No te pierdas ni una noticia! Suscríbete a nuestra newsletter GRATUITA y súmate a nuestro canal de Telegram o canal de WhatsApp.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo: Instagram // Facebook // Twitter


Por JON CAPPETTA

Este artículo ha sido proporcionado por uno de nuestros colaboradores externos. El contenido representa únicamente la opinión del autor y no ha sido revisado ni editado por nuestro equipo. El autor no es un profesional de la salud y, por lo tanto, la información presentada no debe interpretarse como consejo médico profesional. Siempre recomendamos consultar a un especialista médico para asuntos relacionados con la salud.

Hemos estado huyendo de esto durante mucho tiempo, pero la verdad es que puedes desarrollar adicción a la marihuana.

Sé que con esto voy en contra de la narrativa de prácticamente toda la industria, pero tengo algo que decir, y comienza por dejar de fingir que la adicción a la marihuana no existe. Todxs lo hemos escuchado siempre y, aunque aprecio que este ángulo se diseñó para mostrar que la marihuana es menos dañina y crea menos hábito que otras sustancias, la idea de que no es adictiva químicamente es una farsa. Si nadie más quiere admitirlo, lo diré yo mismo: soy completamente adicto a la marihuana en todas sus formas, pero lo más importante, tengo adicción a fumar marihuana.

Contenido relacionado: ¿La Marihuana Es Adictiva? La Diferencia entre Adicción y Dependencia

En cuanto digo eso, escucho a Bob Saget en mi cabeza preguntándome si alguna vez hice algo indebido por para conseguir porro. No, Bob, pero ya estás pasando por alto el punto que estoy tratando de hacer a favor de la afirmación de que alguna *otra* sustancia es *más* adictiva,  que, no hay discusión allí. También creo que es importante reconocer de antemano que esta no es la peor adicción que podrías tener, pero de igual forma es una adicción, y es hora de hablar de ella. No porque quiera hacer publicidad de este hecho, sino porque comprender la adicción, y el síndrome de abstinencia, es la clave para una existencia más feliz para usuarixs de todo tipo.

Ya lo saben, pero la gente se vuelve adicta al café, al chocolate, a correr, al sexo, incluso a las redes sociales. Desarrollan dependencias de la cafeína, el azúcar, la dopamina y un sinfín de otras cosas. Puedes volverte adictx a cosas que son buenas para ti, como hacer ejercicio, igual que a cosas que son malas para ti, como los cigarrillos o la heroína. La marihuana no está en ninguno de esos extremos, pero la función es en gran medida la misma, no importa la sustancia o la acción: te obsesionas con la manera en que dicha cosa te hace sentir, y buscas recrear esa sensación. Seguro que han oído hablar de “perseguir al dragón”. Estos antojos no son necesariamente conscientes; tu adicción a la marihuana está funcionando en segundo plano, pero comienzan a dictar tus acciones de todos modos, especialmente a medida que te involucras más con la reacción que obtienes.

Empecemos por definir la adicción. Según el diccionario, adicción es simplemente “el hecho o la condición de ser adicto a una determinada sustancia, cosa o actividad”, que francamente no es muy útil. Si indagamos un poco más, la adicción se define como “la dependencia física y mental de una sustancia concreta y la imposibilidad de dejar de consumirla sin sufrir efectos adversos”.

Contenido relacionado: Marihuana y Abstinencia: Qué se Sabe Hasta Ahora

Antes de seguir adelante, pregúntate sinceramente: si mañana tuvieras que dejar de fumar o de consumir, ¿notarías algún efecto adverso? Yo sé que sí, no puedo ni comer sin esta mierda, pero incluso si te volvieras un poco más gruñón por tener que vivir sin tu dosis favorita, eso es un efecto adverso. Conozco a muchísimxs de ustedes que sienten esos mismos síntomas, aunque no estén preparadxs o dispuestxs a admitirlo públicamente.

He aquí un ejemplo suave que puede parecer demasiado simplista, pero tengan paciencia. ¿Alguna vez te paraste a pensar mientras transcurría tu día en “tengo tiempo para tomar un café?”, y al darte cuenta de que la respuesta era no, fuiste a por el café de todos modos? Eso es una adicción controlando tus hábitos, aunque de una forma relativamente inofensiva (a no ser que esa cosa que tenías que hacer fuera súper importante).

Ahora bien, ¿cuántas veces hiciste algo así para colocarte? ¿Antes del trabajo o de una reunión importante? Sabías qué era lo correcto, pero tu deseo de conseguir esa sensación te redirigió. No te sientas mal, le pasa hasta a lxs mejores todos los días. Lo diré una vez más: es importante reconocer que algo puede ser bueno para ti, ¡y también adictivo! De hecho, en el caso de las buenas adicciones, el siguiente punto es en realidad una ventaja, y es el síndrome de abstinencia.

Abstinencia a la marihuana

Otro pequeño ejemplo: las redes sociales. ¿Ya pasó demasiado tiempo desde que no consigues engagement? ¿Empezaste a sentirte como un don nadie? Será mejor que publiques otro post rápidamente para que tus amigxs inunden tu cerebro de dopamina y te hagan sentir bien contigo mismx de nuevo. Puede que lo veas de otra manera, pero estás mitigando el síndrome de abstinencia: estás alimentando tu adicción a la dopamina.

Contenido relacionado: Tolerancia a la Marihuana y Descansos de Tolerancia: ¿Cómo Funcionan?

¿Y qué hay de lxs que somos adictos a hacer ejercicio? ¿Te habías dado cuenta de que si no haces ejercicio, de repente empiezas a sentirte mal contigo mismo? Ya sea por tu aspecto o por lo improductivo que te sientes. Sé que empiezo a sentirme como una ballena de mierda si no he dado un par de miles de pasos al mediodía. ¿Adivina de dónde viene eso? No estás recibiendo suficiente recompensa de ese ‘jugo’ al que estás *acostumbradx*.

Ahora bien, el síndrome de abstinencia se define como la reacción física desagradable que acompaña al proceso de dejar una adicción. Es uno de esos efectos adversos que acabo de mencionar. En otras palabras, si ha pasado demasiado tiempo desde la última buena sensación, tu cuerpo empieza a asustarse. Los síntomas de abstinencia incluyen irritabilidad, ansiedad, transpiración e incluso depresión. Quiero ser claro cuando digo que estos síntomas empeoran exponencialmente a medida que aumenta la gravedad de la adicción, y aunque ESTOY explicando que creo que la adicción va mucho más allá de lo que se nos advierte, ciertamente no todas las adicciones se crean igual.

Por ejemplo, en el caso de las adicciones a sustancias químicas como las benzodiacepinas, el síndrome de abstinencia puede llegar a ser mortal, por lo que es fundamental mitigar estos síntomas y reducir el consumo de cualquier sustancia a la que se sea adicto para poder dejar la adicción correctamente. Dejar de golpe no siempre es una opción, por lo que esa idea de que la gente debería simplemente “no hacerlo” no sólo es mucho más imposible de lo que parece, sino que puede perjudicarte gravemente o matarte.

Pero no todas las sustancias son TAN malas, y dejar de fumar sólo te hará estar de mal humor o te dificultará cosas como dormir. Aunque definitivamente no se trata de algo que le sirva a todxs, es importante tener en cuenta que siguen siendo signos reveladores de adicción, aunque no sea la más grave. Mucha gente considera que las “rutinas” están separadas de las adicciones, lo cual no es fundamentalmente falso, pero muchxs no reconocen adecuadamente estas “rutinas” por lo que son.

Contenido relacionado: Descanso de Tolerancia: 5 Señales de que Necesitas un Detox de Cannabis

Si tu “rutina” tiene todo un conjunto de rituales, puede que sea algo más que una cosa que te gusta hacer a veces, y eso está bien. No todas las adicciones requieren rehabilitación y no todas te van a cagar la vida. Conozco a muchas personas a las que considero adictas aunque ellas mismas no lo sean, a las que les va muy bien. La mayoría ha descubierto las técnicas adecuadas para gestionar sus necesidades desarrolladas.

En cuanto a la gestión de nuestras adicciones, creo que muchxs en la industria se beneficiarían simplemente de *fumar más*, especialmente cuando se sienten demasiado estresadxs. No saben cuántas veces he visto a gente en eventos meterse en peleas totalmente causadas por personas con altos niveles de sobriedad y con malhumor explícito. Quizá el mal día que estás teniendo se deba a que evitas hacer eso que tanto te gusta y que practicas siempre que no estás tan ocupadx.

No digo que lo necesites necesariamente para sobrevivir, pero lxs demás disfrutaríamos de tu compañía un poco más si controlas tu actitud. La próxima vez que te des cuenta que estás quejándote, dale una seca que suele arreglar las cosas pequeñas. ¿Qué decía ese viejo anuncio de Snickers? ¿No eres tú cuando estás antojado? No estoy enojado con tu adicción, sino con tu incapacidad para controlarla. Después de todo, el enemigo de mi amigo es mi enemigo también, y a veces tu enemigo no es estar colocado, así que, ya sabes, fúmate un poco de porro antes de hablar conmigo.

Reconducir la adicción a la marihuana

Esa última parte era obviamente una broma, digo todo esto no porque quiera demonizar el fumar marihuana o hacerlo parecer como una bestia incontrolable. Lejos de eso, de hecho, todxs tenemos un sistema endocannabinoide, y creo que alimentarlo adecuadamente es esencial para vivir una vida plena y feliz. Lo veo como mi necesidad de comida y agua, y aunque no los llamemos así, los efectos adversos por no comer y beber es morir, por lo que técnicamente encajan como adicciones (las repercusiones son bastante malas).

Contenido relacionado: Cómo Hacer una Desintoxicación de THC: ¿Se Puede Sacar la Marihuana del Cuerpo?

Pero la verdad es que la marihuana me mantiene con los pies en la tierra. Y la marihuana me mejoró muchas cosas también. Me ha ayudado a intentar a hacer cosas que de otro modo no habría hecho, no porque esas cosas fueran malas, sino porque yo era muy testarudo. Y, sinceramente, la marihuana me hace sentir mejor cada vez que estoy mal.

¿Me ha hecho hacer alguna tontería? Seguro, pero creo que la balanza sigue pesando a mi favor. Tal vez sea sólo yo. Pero la razón por la que estoy despotricando no tiene tanto que ver con la marihuana sino con la idea de la adicción y la casi demonización que conlleva. Hemos creado un estigma sobre la palabra para calificar a “otrxs” y eso es una estupidez.

Verás, no todas las adicciones son tan manejables como la adicción a la marihuana, y aunque yo creo sinceramente que estoy bien, que no necesito ayuda y que no necesito dejarla, hay un número inconmensurable de personas adictas a otras sustancias que sí necesitan ayuda y no están dejando de consumir.

Mi propósito hoy aquí no es que pienses negativamente sobre tu forma de consumir, sino humanizar a quienes de alguna manera hemos empezado a considerar ‘menos’ debido al mecanismo que han elegido (no siempre). A medida que aumentan situaciones como la indigencia, escuchamos a la gente tachar a quienes sufren de “adictxs” y de personas que no pueden valerse por sí mismas. Pero la verdad es que todxs somos adictos, en distintos grados y a distintas cosas, y la idea de que no todos nosotrxs estamos enganchados con algo y que esos “otros” son “menos que”, para mí es lo mismo que pensar que una raza es superior a otra.

Creo que la gente se equivoca, y algunos de esos errores son más difíciles de arreglar que otros. Para muchxs, la decisión de haber probado algo cuando eran jóvenes puede haberles creado problemas para toda la vida. Tuve mucha suerte de ver en primera persona, a una edad temprana, el daño que podían causar algunas de estas drogas más graves y pude evitarlas yo mismo. Sin embargo, tengo innumerables personas a las que quiero y respeto que no fueron tan afortunadas y cayeron en lo que muchxs de nosotros pretendemos que son trampas fáciles de evitar.

Contenido relacionado: Esta Tiktoker Dejó la Marihuana Luego de Nueve Años y Explicó sus Síntomas de Abstinencia en las Redes

Dependiendo de dónde vengas, no siempre es tan fácil. Esas personas merecían más consideración de la que incluso yo les concedí, y muchas ya no están con nosotrxs como resultado de que la sociedad decidió mirar hacia otro lado en su momento de necesidad. Viviré con ese pesar, pero hay que hacer algo para dejar de perpetuar el ciclo.

Tal vez un buen punto de partida sea comprender e identificarnos con aquellxs con los que nos sentimos “mejores que”.

Entiendo el deseo de querer sentirse mejor que algo, o de sentir que unx ha resuelto un problema que otrxs no han podido, pero la verdad es que para la mayoría de nosotrxs todo es relativo, aunque elijamos mirar hacia otro lado. No se puede huir de la realidad, a pesar del lenguaje creativo con el que se pueda rebautizar. Ni siquiera he mencionado aún nuestros celulares: ¿de verdad crees que tienes una relación sana con esa cosa? Es increíblemente útil, pero muchos de nosotros también estamos irremediablemente pegados a él: no sólo ha cambiado la forma en que interactuamos entre nosotrxs, sino también el mundo que nos rodea. No lo creo, y si hay algo que puedes sacar de leer esto es que tú también eres un adictx, probablemente a muchas cosas, estés dispuesto a admitirlo o no, y que eso está bien. Es algo con lo que debemos empatizar, no condenarlo al ostracismo.

Vía High Times, traducido por El Planteo

Más contenido de El Planteo:

  • Epidiolex : Todo sobre el Revolucionario Medicamento a Base de Cannabis contra las Convulsiones
  • Cultivo de Hongos Medicinales : Conoce Nuestro Curso Respaldado por Micólogos Expertos
  • HHC : ¿Qué Es el Hexahidrocannabinol? ¿Un Análogo Legal al THC?

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

High Times

ACERCA DEL AUTOR

High Times en Español. Aquí encontrarás contenido sobre cannabis y CBD de la famosa revista High Times Magazine de EEUU.

También puede interesarte

empresa 420
good mourning
aphria tilray Empresas cannabis canadá cresco columbia care sndl valens
etf cannabis Whitney Tilson