ENG 🇬🇧
cocaína argentina carfentanilo

Destacadas

Cocaína Adulterada y Reducción de Daños en Argentina

Cocaína Adulterada y Reducción de Daños en Argentina

✍ 3 febrero, 2022 - 11:42



Al momento de escribir esta nota, las fuentes oficiales informaban el fallecimiento de 20 usuarios de cocaína adulterada y/o contaminada. Más de 70 se encuentran todavía internados bajo observación.

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires emitió un alerta epidemiológica titulada “Intoxicación por consumo de cocaína adulterada – Probable intoxicación por opiáceos” en la que advierte la identificación de casos con signos de shock, depresión del sensorio, dificultad respiratoria, excitación psicomotriz y que presentan antecedentes de consumo reciente de cocaína en establecimientos de salud de la zona noroeste del AMBA.

Contenido relacionado: Ley de Drogas, Regulación del Uso Adulto del Cannabis y Reducción de Daños en Argentina

“En la admisión de los servicios de guardia (…) se continúa registrando el ingreso de personas en grave estado (…) Con la información disponible hasta el momento puede inferirse que podría tratarse de cuadros de intoxicación por opiáceos (…) Evaluar la administración de NALOXONA como antídoto”, afirma el comunicado.

Mientras tanto, en la pantalla de la televisión, comentaristas de la realidad deslizan aspiraciones como “desterrar al narco”,”el problema de la droga”, “recuperar la presencia del Estado”, “acabar con la narcocriminalidad”, “Colombia”, y “ocuparse de lo que realmente importa” (¿a qué se refieren concretamente?).

En este variopinto paisaje televisivo se distingue una continuidad. El debate en torno a la coyuntura (es decir, la jornada trágica del miércoles) queda enmarcado como un problema represivo: allí, los comentaristas proponen “desterrar”, “eliminar”, “combatir” al narco.

¿Y el abordaje del consumo problemático de sustancias como un problema de salud pública? En general, salvo excepciones, ausente.

Con frecuencia, los partidarios de un “estado presente” y otros eufemismos hablan de la necesidad de “garantizar la presencia de las fuerzas de seguridad” y “más botas en el territorio”. Buscan perseguir el hecho desviado, corregir la conducta, sorprender al consumidor y al distribuidor ‘con las manos en la maza’ y reformar al usuario problemático. Se concentran en la oferta más no en la demanda. El tema no es el consumo, el tema es su publicidad y los conflictos que derivan de su comercio en las sombras.

Contenido relacionado: Tan Tóxica: La Relación del Estado con las Personas que Usan Drogas

Los sectores más progresistas proponen un decálogo de buenas prácticas con la cadencia, el ritmo y el atractivo de una presentación de Power Point cargada de texto. “Mejorar los servicios públicos”, “mejorar la educación”, “garantizar el acceso a la salud”, en fin… Mucho menos se habla de políticas públicas (metas innovadoras, objetivos disruptivos y presupuestos concretos); en cambio, escuchamos ánimos moralistas, voluntarismo y mucho cassette.

Todavía no se sabe qué provocó la intoxicación masiva. Sobran las hipótesis: desde una guerra entre narcos, hasta un problema de oferta y demanda: “La cortan porque está muy cara” o “la cortan con fentanilo (un opioide sintético)”.

Por suerte, no todo es cassette

En noviembre, El Planteo pudo entrevistar a algunxs de los miembrxs de ARDA, una organización pionera que promueve el diseño de políticas de drogas basadas en la salud, los derechos humanos y la evidencia científica.

En las antípodas del cassette voluntarista, Silvia Inchaurraga, doctora en psicología y secretaría general de la organización considera que el problema del abuso de sustancias se debe abordar desde una perspectiva pragmática, reconocida en el mundo entero como Políticas de Reducción de Daños.

“La reducción de daños es un enfoque pragmático que reconoce la responsabilidad del Estado y viene a humanizar a los usuarios. No busca castigarlos. La idea es acercarse en el barrio, la escuela, la fiesta, sin imponer una lógica de abstinencia, para reducir los riesgos y daños asociados al consumo problemático y tender puentes con el sistema de salud pública. Busca garantizar condiciones sanitarias de uso de sustancias y acompañar al consumidor, que puede o no dejar de consumir,” explica Silvia.

Contenido relacionado: Ley de Estupefacientes en Argentina: Cannabis y el Fracaso de la Lucha Contra el Narcotráfico

Desde ARDA adelantan que la regulación se debe pensar como políticas públicas integrales, con financiamiento, que cambien el abordaje del abuso de sustancias.

De otro modo, es probable que leyes sin recursos no resulten efectivas y legitimen el discurso prohibicionista.

“Como vimos en el caso de Chano. La Ley de Salud Mental sin una mirada de la política pública argentina termina siendo funcional al abordaje tradicional”, aclara Silvia. Además, considera necesario “pensar al consumidor como sujeto de derechos, como ciudadanos/as con el derecho a acceder a la salud pública y que se asignen recursos desde el Estado”.

“Hay cosas que dan placer que están legitimadas y otras que no. Desde un discurso que considera al usuario de drogas en la minoría de edad, débil, la ley propone una figura paterna, estricta. Un modelo políticamente correcto en sociedades paternalistas, que legitiman la imposición al goce del otro. Son políticas que no aceptan otro estado de conciencia que el de la sobriedad. Así, el disfrute se criminaliza con el argumento de cuidar la salud pública”, afirma Patricio Liddle, economista y secretario de juventud de ARDA.

Contenido relacionado: Opinión: Repensar los Programas de Reducción de Daños desde un Nuevo Concepto de Comunidad

Marcos Torti es abogado y miembro de RESET Drogas, una ONG de Argentina dedicada al estudio y diseño de políticas respetuosas de los Derechos Humanos, coincide con Liddle y agrega que es necesaria la reforma urgente de la Ley de Drogas 23.737.

La Ley 23.737 tiene un carácter tutelar de las personas: el juez decide sobre cuestiones de personas que considera adictas, con una terminología antigua. En el ‘89 se consideraba que era el juez el que se debía ocupar de encerrar a las personas con consumo problemático, cuando el abordaje de las personas, en este caso, debe proceder desde la salud mental”, aclara el abogado cannábico.

Liddle considera que la política del estado debe tener tres pilares: la prevención, para que no se inicie el consumo, mejorar las condiciones de vida de la población, y brindar asistencia en sentido amplio, no solo rehabilitación, sino garantizar sitios de consumo seguro y testeos de sustancias entre otras medidas.

“Ya de por sí la legalización y despenalización tienen un efecto positivo sobre la salud pública. En Canadá, la idea era reducir el uso de cannabis en jóvenes y lo lograron. Después de la regulación del uso adulto en Uruguay, entre 2013 y 2018, se redujo considerablemente el tamaño del mercado informal del cannabis. Ya que las flores de cannabis son accesibles de forma rápida, a un costo menor y de mayor calidad”.

De acuerdo con Liddle, la idea de uso responsable plantea que el sujeto adulto “no es una persona que juega a la ruleta rusa, el usuario prefiere siempre la calidad del producto”. Asimismo, recalca que “las bocas de comercialización de sustancias pueden ser una oportunidad para encontrar al usuario, para que el Estado informe, tome consultas y acerque recursos”, agrega Liddle.

Comunicado desde ARDA

El día de ayer, miércoles 2 de febrero de 2022, desde la Asociación de Reducción de Daños de Argentina (ARDA) emitimos una alerta en nuestras redes sociales dirigida a las personas usuarias de cocaína en las zonas cercanas al partido de San Martín de la Provincia de Buenos Aires, debido a los numerosos reportes de hospitalizaciones ocasionadas por una sustancia adulterada que se vendía como cocaína.

Contenido relacionado: Cocaína: Todo lo que Hay que Saber

Con el correr del día pasaron a ser decenas las personas atendidas por los servicios de emergencias de salud de la zona y en municipios vecinos. Hasta el momento son 20 las personas fallecidas, y se estima que la cantidad de gente damnificada podría seguir aumentando. Además, tenemos reportes de algunos usuarios que a pesar de sentirse mal luego de consumir no quisieron concurrir al servicio de salud o fueron luego de ingerir una dosis baja y no necesitaron internación.

En la alerta que publicamos llamamos a extremar cuidados a la hora de consumir cocaína. Para esto, a los cuidados usuales recomendados (higienizar manos, espacio y utensilios de consumo, no compartir canutos, etc.), es importante sumar:

– Tener a mano contactos de emergencias médicas.

– No consumir si compraron a alguna persona que no era la habitual o si ofrece una sustancia nueva.

– Probar una pequeña cantidad de la sustancia y esperar a sentir sus efectos antes de repetir la dosis.

Por otro lado, informamos a los servicios de emergencia de los sistemas de salud que si bien aún no está confirmada cuál es la sustancia adulterante causante de tantas intoxicaciones, los pacientes internados responden positivamente a la utilización de antagonistas de opiáceos.

Contenido relacionado: Reducción de Daños: Cómo Consumir Psicodélicos de Manera Segura

Finalmente, queremos expresar que si bien este problema tiene muchas aristas desde donde puede ser analizado, tanto sociales, como políticas y económicas, no cabe duda que la raíz del problema es el prohibicionismo-abstencionismo y su andamiaje legal e institucional. La Ley de Drogas 23.737 que tenemos en Argentina no sólo ilegaliza mercados de sustancias ampliamente demandadas sino que además se concentra en perseguir y castigar a las personas usuarias, maximizando todos los daños relacionados a las drogas. Situaciones como las de hoy podrían evitarse si el Estado tuviera una política dirigida desde una perspectiva sociosanitaria, que incluya programas de reducción de daños para poder realizar acciones preventivas como son los testeos de sustancias, cosa que ya sucede en muchos países desarrollados del mundo.

Dato

CEPROTOX (CENTRO PROVINCIAL DE TOXICOLOGÍA), brinda atención telefónica las 24 hs. los 365 días del año a través de las líneas telefónicas: 0800-2229911 o 2216693243, también a través del mail: ceprotox@gmail.com

Foto por Colin Davis vía Unsplash

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

ACERCA DEL AUTOR

Nicolás es Licenciado en Relaciones Internacionales e investigador del Doctorado en Política Pública y Urbana de The New School en la ciudad de Nueva York. En 2014, trabajo para Naciones Unidas en Kosovo y co-fundó la Open Data Kosovo Foundation for Digital Capacity-Building. En 2015 recibió un Master en Asuntos Internacionales y en 2020 un Master en Filosofía. Actualmente se dedica a estudiar la relación entre la industria del cannabis y las políticas de desarrollo económico equitativo, en Argentina, donde conduce su trabajo de campo.

También puede interesarte

demanda coastal
acciones cannabis
marihuana dolor