ENG 🇬🇧
 

[Acciones de Cannabis – Cotizaciones en Vivo]

reducción daños psicodélicos

ABC

Reducción de Daños: Cómo Consumir Psicodélicos de Manera Segura

Por Reality Sandwich

Reducción de Daños: Cómo Consumir Psicodélicos de Manera Segura

✍ 12 junio, 2021 - 15:02

Este año, millones de personas tomarán psicodélicos. Para muchas, esto producirá experiencias totalmente positivas y que pueden cambiar la vida. Para algunas, sin embargo, la experiencia será un desafío. El poder de los psicodélicos para alterar el estado mental de una persona crea una situación en la que es posible un amplio abanico de resultados, dependiendo del entorno particular: desde una sanación transformadora hasta accidentes por intoxicación.

Contenido relacionado: Set & Setting: Por Qué Es Importante Saber Cuándo y Dónde Tomar Psicodélicos

Para cualquier persona que recurra a los psicodélicos, un concepto en particular debería estar en primer plano: la reducción de daños.

¿Qué es la reducción de daños?

El término “reducción de daños” se refiere a los intentos de minimizar cualquier resultado negativo que pueda producirse una vez que se ha consumido una sustancia. Consiste en un conjunto de principios, ideas y estrategias que las personas pueden emplear para tener experiencias más seguras de estados alterados.

Estos esfuerzos en su conjunto se basan en la idea de que la gente siempre consumirá sustancias que alteran la mente. Por tanto, en lugar de disuadir a las personas de consumir cualquier sustancia o ignorar este comportamiento, podemos promover un uso seguro y responsable.

Set & setting

Los psicodélicos no tienen un efecto único, específico y repetible: los efectos están muy influenciados por el contexto, tanto interno como externo.

El set en set & setting se refiere a la mentalidad o estado mental de la persona que está considerando someterse a una experiencia psicodélica. Es decir, su contexto interno.

El estado de ánimo, los niveles de estrés y las expectativas sobre cómo será la experiencia pueden influir en el curso del viaje. Si un indiviuo se siente seguro y relajado y sabe por qué va a someterse a la experiencia, habrá aumentado sus posibilidades de tener una experiencia muy positiva.

Si un individuo se siente inseguro y se lanza a la experiencia sin pensarlo mucho, hay más posibilidades de que su experiencia sea de desorientación y miedo abrumadores.

Contenido relacionado: Cómo Ser Cuidador de Viajes Psicodélicos

Esto nos lleva al setting: el contexto externo. El entorno exterior y el contexto interno están íntimamente ligados; si estás en compañía de gente en la que confías o solo en un entorno seguro y de apoyo, es más probable que tu mentalidad esté en el lugar adecuado para vivir la experiencia. Un entorno física o socialmente inseguro o imprevisible probablemente empuje tu mentalidad en una dirección más peligrosa.

Cuidadores

Tener un amigx que no haya consumido o un guía que te acompañe durante tu experiencia puede ser otra forma muy eficaz de reducción de daños. Un cuidador atento no sólo puede ser una fuente de tranquilidad si uno siente miedo durante el viaje, sino que también puede velar por la seguridad física de la persona que está viviendo la experiencia.

Un poco de historia

Cuando el LSD irrumpió en la escena en los ’60, era legal comprarlo en las farmacias. Esto significaba que estaba libre de cualquier forma de regulación gubernamental, dejando la responsabilidad de reducir los daños a la propia comunidad psicodélica.

A medida que las noticias sobre los poderosos efectos del LSD se filtraban desde las instituciones de investigación en las que se estudiaba el compuesto hacia la cultura en general, fue Timothy Leary quien proporcionó a la comunidad su concepto de reducción de daños más duradero: el set & setting.

A finales de los ’60, el consumo de LSD se había criminalizado para reprimir la contracultura antiguerra de Vietnam que había surgido. Tal criminalización se justificó a través de la lógica de la reducción de daños.

Contenido relacionado: La Increíble Vida de Timohy Leary: Experimentos Psicodélicos y Problemas Legales

Se creó un pánico moral que llevó a que aparecieran historias falsas en los periódicos (como el clásico: “Una niña da a luz a una rana: los médicos culpan al LSD”) y a la amplia publicación de ciencia basura. El público en general toleró la prohibición porque pensó que mantenía a la gente a salvo.

Criminalización y educación

En Estados Unidos, la criminalización no ha tenido éxito en la eliminación del consumo de drogas. En el 2016, un informe de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) descubrió que cada 25 segundos una persona es arrestada por poseer una sustancia ilegal para uso personal.

Empujar esta actividad a la clandestinidad en realidad aumenta la posibilidad de daño, ya que las drogas en el mercado ilícito pueden ser adulteradas con otras sustancias peligrosas. Además, el miedo a la persecución puede disuadir a las personas de buscar ayuda cuando la necesitan, sin mencionar el daño psicológico y físico que puede venir de la detención y el castigo penal. En medio de esta falta de reducción de daños efectiva por parte del Estado, fue la propia comunidad psicodélica la que volvió a asumir el reto de reducir los daños.

A mediados y finales de los ’90, empezaron a surgir organizaciones sin fines de lucro dedicadas a la reducción de daños y a la educación sobre drogas. Los sitios web Erowid y Dance Safe se fundaron en esta época, con la intención de proporcionar recursos educativos a quienes se planteaban consumir una sustancia. Dance Safe también facilita el control de drogas ofreciendo kits de prueba en su página web. Estos pueden utilizarse para analizar el contenido químico de cualquier sustancia.

La Ley RAVE

En el 2003, el entonces senador Joe Biden patrocinó la Ley de Reducción de la Vulnerabilidad de los Estadounidenses al Éxtasis (RAVE) en el Senado estadounidense. Esta ley permitía procesar a propietarixs de bares y discotecas si se consumían drogas en su establecimiento; se castigaba con una multa de hasta un cuarto de millón de dólares o 20 años de cárcel.

Contenido relacionado: En Mis Zapatos: un Juego para Conocer Cómo nos Afectan las Políticas de Drogas

Esta ley introdujo orientaciones para las fuerzas del orden sobre cómo actuar en los establecimientos en los que se pudieran consumir drogas. ¿Un club ofrece agua gratis y un espacio para que la gente se refresque y no se sobrecaliente? Un club de este tipo se consideraría ahora sospechoso a los ojos de la ley. El resultado es que lxs propietarixs de clubes se ven desincentivados a la hora de apoyar activamente la seguridad de su clientela.

Proporcionar ayuda médica de cualquier tipo podría ser interpretado como un beneficio de un modelo de negocio basado en el uso de drogas, dejando a lxs propietarixs del negocio como responsables legales. Estas leyes aumentan el reto de reducir los daños entre quienes consumen drogas de forma recreativa en lugares públicos.

El proyecto Zendo

Hay un “lugar” público en particular que cobra importancia al imaginar los lugares donde se consumen drogas en los Estados Unidos: Burning Man.

Este encuentro artístico, musical y comunitario de aproximadamente 70.000 personas se celebra cada año en el desierto de Nevada. Y fue el lugar de nacimiento de una de las organizaciones de reducción de daños más destacadas del momento, el Proyecto Zendo.

En el 2012, Zendo creó un espacio para las personas que vivían experiencias psicodélicas difíciles en Burning Man. Desde entonces, han prestado apoyo en muchos otros festivales. Sus voluntarixs se sientan con las personas que requieren sus servicios durante su viaje, hablándoles y ayudándoles a entregarse a la experiencia y a sentirse a salvo.

Contenido relacionado: El Lado Oscuro de la Cultura de los Festivales

Ayudar a calmar la mentalidad de alguien y ofrecerle un entorno seguro no sólo es una buena idea antes de una experiencia psicodélica, sino también en medio de una experiencia difícil.

Redefinir la cultura positiva de las drogas: el papel de las fuerzas del orden en la reducción de daños

Si nadie consumiera drogas, no habría daños causados por ellas. Esta lógica se utiliza a menudo para justificar la ilegalidad de las drogas. Pero en realidad la amenaza del castigo no asusta a la gente para que se abstenga totalmente. De hecho, aumenta el riesgo de daños potenciales al empujar el consumo de drogas a la clandestinidad.

Sin embargo, existen ciertas leyes que realmente apoyan la reducción de daños.

Ley 911 del Buen Samaritano

La Ley 911 del Buen Samaritano es un excelente ejemplo de esto. Si estuvieras consumiendo una sustancia ilícita con otra persona que se metiera en algún tipo de problema en el que tuvieras que llamar a la policía, te enfrentarías al problema de que podrían arrestarte por posesión de drogas.

Para evitar que la gente tenga miedo de llamar a la policía cuando sea necesario para ayudar a alguien, la Ley 911 del Buen Samaritano establece que la persona que informa el problema no puede ser procesada por posesión de drogas. Los 50 estados de EE. UU. y Washington DC tienen algún tipo de ley similar, pero los detalles varían según el estado.

El éxito de la despenalización en Portugal

Cuando cuatro décadas de régimen autoritario llegaron a su fin en 1974 con la Revolución de los Claveles, Portugal se abrió al mundo. En los años siguientes, la heroína y la marihuana empezaron a fluir por las ciudades portuarias de la costa sur.

Contenido relacionado: Psicodélicos: La Diferencia entre Legalización y Despenalización

En 1999, la adicción a los opiáceos estaba muy extendida y Portugal tenía la mayor tasa de VIH entre los consumidores de drogas inyectables de toda la Unión Europea. En el 2001, Portugal dio un paso aparentemente radical para tratar su problema de drogas: despenalizó todas las drogas. Los individuos ya no podían ser arrestados por posesión y consumo de una provisión personal de cualquier sustancia.

Sin embargo, la despenalización no es lo mismo que la legalización. Las personas que son sorprendidas con una sustancia que no es legal pueden recibir una advertencia o una multa. Además, se les pide que realicen servicios comunitarios o se les orienta hacia servicios de reducción de daños o centros de tratamiento. Cada caso es decidido por una comisión de profesionales jurídicos, médicxs y trabajadores sociales. Aún así, en la mayoría de los casos no se impone ninguna sanción.

La despenalización hizo posible la puesta en marcha de una amplia gama de iniciativas de reducción de daños, desde programas de intercambio de agujas (para que la gente pudiera acceder a agujas limpias con el fin de reducir la propagación del VIH y otras enfermedades de transmisión sanguínea) hasta el tratamiento de sustitución con sustancias como la metadona. En los 11 años que siguieron a la despenalización, la tasa de diagnósticos de VIH entre quienes se inyectan drogas descendió de 1.016 en 2001 a 56 en 2012, y los nuevos casos de sida se redujeron de 568 a 38.

El Boom Festival, un festival bienal de música psytrance que se celebra en Portugal y que es un pilar de la escena psicodélica europea, ha estado a la vanguardia de la reducción del daño psicodélico en Europa desde el 2002. Esto ha sido posible gracias a la despenalización portuguesa.

Kosmicare, el programa de reducción de daños de Boom, proporciona zonas de pruebas de drogas, zonas de asientos y alertas al público cuando se necesitan. Cuenta con terapeutas, psicólogxs y personal voluntario, y trabaja en colaboración con los servicios médicos del festival y con los servicios sanitarios de la región.

Contenido relacionado: Cómo Sobrellevar un ‘Mal Viaje’ de Psicodélicos

La despenalización ha hecho posible que quienes asisten al festival conozcan la composición química exacta y la potencia de las sustancias que piensan tomar. Esto también les permite considerar con mayor precisión sus dosis, reduciendo las posibilidades de un consumo excesivo involuntario. Después de tomar la sustancia, tienen acceso a las disposiciones médicas en caso de que las cosas vayan mal, sin temor a los daños que conlleva la detención y el castigo penal asociado.

Consumidores educadxs

La reducción de daños comienza con la educación. En la era de Internet, nunca ha sido tan fácil encontrar data sobre las sustancias que se pueden consumir. Hoy en día existe una amplia información sobre los efectos probables de cualquier sustancia por dosis.

Por ejemplo, Reality Sandwich ofrece Guías de Sustancias y Guías de Dosificación para ayudar a educar a lxs lectores sobre diversas sustancias. Aquí puedes encontrar su versión en español.

Además de esto, puedes estar obtener aun más información comprando kits de pruebas para comprobar la composición química de la sustancia. Informarte sobre las disposiciones de apoyo que pueden estar a tu alcance, ya sean las leyes del buen samaritano o los espacios seguros en los festivales, sólo puede ayudarte a estar más segurx.

Sin embargo, nada de esto sustituye a una seria reflexión sobre el set & setting en el que te encuentras. Una vez que hayas tomado las medidas necesarias para asegurarte de que vas a tener una experiencia increíble, no queda más que seguir el otro consejo imperecedero de Leary: “apaga tu mente, relájate y flota río abajo”.

Vía Reality Sandwich, traducido por El Planteo.

Foto por Alesia Kozik vía Pexels

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Reality Sandwich

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

generación z marihuana
kratom
acciones tesla