ENG 🇬🇧
eeuu estadounidenses marihuana detenciones industria cannabis 2021 cáñamo

Economía

¿Qué le Espera a la Industria del Cannabis de EEUU en el 2021?

Por AskGrowers

¿Qué le Espera a la Industria del Cannabis de EEUU en el 2021?

✍ 30 septiembre, 2021 - 06:02

Estés donde estés en EEUU, es seguro decir que la industria del cannabis ha recorrido un largo camino en las últimas dos décadas.

A principios del nuevo milenio, si te hubiera dicho que el cannabis recreativo sería legal en 18 estados y que la marihuana medicinal se permitiría en 37 estados, lo más probable es que te hubieras reído en mi cara y me hubieras dicho que me fuera. Si fueras un policía en aquella época, incluso me habrías detenido y acusado de posesión.

Pero hoy en día la marihuana es, de hecho, legal en muchos estados de EEUU, tanto para uso medicinal como adulto; así como en otros países, como Canadá, Sudáfrica, los Países Bajos, y más.

Contenido relacionado: Legisladores versus Empresas: ¿Quién Lleva la Batuta en la Legalización del Cannabis en EEUU?

Pero a pesar de esta legalización generalizada del cannabis en los Estados Unidos y en el resto del mundo, la industria todavía tiene un largo camino por delante en términos de establecerse como el titán que realmente podría llegar a ser.

Pero, ¿qué cambios, tendencias y retos debemos esperar ver en los próximos años?

Sobre todo porque continuamente se están desarrollando nuevas leyes y regulaciones que afectan a los hábitos de compra de los consumidores, y a las ventas y rentabilidad generales de tener un negocio en la industria del cannabis hoy en día.

Aquí, exploramos algunos de los mayores desafíos que los expertos predicen que dominarán la industria del cannabis de EEUU en el 2021 y más allá.

Predicciones de la industria del cannabis de EEUU en 2021

A medida que la industria del cannabis continúa desarrollándose, se espera que sólo crezca y vea mucha fuerza en los próximos años. Asimismo, los expertos predicen que los valores del mercado podrían alcanzar los USD 30 mil millones en el 2025.

En los estados y jurisdicciones de todo el mundo donde el cannabis es legal, las leyes que rodean la producción, distribución y venta de cannabis al por mayor seguirán dominando las noticias.

Sin embargo, antes de que veamos que los mercados se estabilizan, aún debemos esperar ver mucha volatilidad en las leyes y regulaciones a nivel de la industria. Esto es especialmente cierto dentro de jurisdicciones como la de los Estados Unidos, donde los diferentes estados tienen diferentes reglas con respecto al cannabis. Sin embargo, todavía se considera ilegal a nivel federal.

Contenido relacionado: EEUU: ¿Va a Avanzar Biden con la Legalización Federal del Cannabis?

Con esta paradoja, las empresas de cannabis deberían esperar muchos cambios en los próximos años en lo que respecta a las regulaciones.

La financiación de las empresas, la financiación del cannabis y la banca seguirán siendo preocupaciones constantes para un sinfín de pequeñas empresas del sector; especialmente a medida que la concientización sobre el cannabis siga aumentando y el sector se establezca como una industria de “vicios”, junto con las industrias del tabaco y el alcohol.

Pero incluso con estos retos por delante, los expertos creen que las perspectivas generales del sector del cannabis siguen siendo sólidas. Además, tanto los inversores como las empresas y los consumidores deberían esperar ver más signos de fortaleza en el futuro.

La importancia de controlar la industria del cannabis

Muchos defensores de la marihuana opinan que el gobierno no debería involucrarse en su consumo ni en el de los demás. Incluso afirman que el gobierno sólo la legaliza porque quiere una parte del mercado.

Sin embargo, otros aseguran que las regulaciones son cruciales para mantener seguros tanto a los consumidores como a las empresas de cannabis.

Y hoy en día, hay muchos defensores de la marihuana que creen que la promulgación de mejores leyes y regulaciones es la única manera de hacer que la industria sea un lugar seguro para que tanto los consumidores como las empresas de cannabis coexistan pacíficamente.

Contenido relacionado: Impuestos al Cannabis: ¿Cómo Debe EEUU Abordar la Reforma Fiscal? Experto da Tres Enfoques

En EEUU, antes de que el cannabis se despenalizara en estados como Washington y Colorado, había muy pocas leyes (si es que había alguna) en relación con la producción, el procesamiento o la venta de cannabis y sus productos.

Hoy, en cambio, existen muchas leyes y reglamentos para supervisar la venta de cannabis en las jurisdicciones legalizadas. Y con esto, los consumidores están obteniendo los beneficios del acceso a productos de cannabis de mejor calidad que nunca y más variedad.

Junto con esto, también se espera que los consumidores desarrollen una mayor conciencia en torno a la marihuana y los productos relacionados con ella.

Esta mayor concientización hará que las marcas y las empresas de marihuana tengan que adaptarse a los cambios en el comportamiento de los consumidores. Esto, asimismo, supondrá un impulso económico para otras subindustrias, como la fabricación, la distribución, el marketing y la publicidad, el comercio electrónico y muchas más que se apresurarán a sacar provecho de las fusiones con la floreciente industria del cannabis.

Impulsar la economía con la marihuana

También hay muchas cosas positivas sobre la regulación de la industria si se tiene en cuenta que los beneficios de los impuestos y los ingresos por las ventas de cannabis están ayudando por sí solos a impulsar las economías locales, nacionales y mundiales.

Sólo en Estados Unidos, en los dos últimos años desde la legalización, estados como Washington y Colorado han registrado unas ventas mejores de lo previsto. Esto ha dado lugar a unos ingresos fiscales bastante importantes.

Contenido relacionado: Economistas: Legalizar y Cobrar Impuestos al Cannabis ‘No Necesariamente’ Aliviará Déficits Fiscales

En Colorado, el estado recaudó más de USD 302 millones en tasas e impuestos por la venta de marihuana en el 2019. Ese mismo año, los expertos estimaron las ventas en todo el territorio continental de EEUU en unos USD 12.200 millones.

Es más, se espera que, más allá del 2021, las ventas de cannabis en EEUU alcancen hasta USD 31.100 millones a finales del 2024 y hasta el 2025.

Para países como EEUU, la industria del cannabis está preparada para convertirse en un sector que puede ayudar a la economía nacional a recuperarse de las inciertas condiciones económicas que dejó la pandemia del COVID-19.

De hecho, New Frontier sugiere que la marihuana legal a nivel federal podría generar más de un millón de puestos de trabajo y USD 105.600 millones adicionales en ingresos fiscales federales agregados para el 2025.

Pero incluso con estas impresionantes predicciones para el futuro, todavía queda mucho trabajo por hacer para la industria del cannabis en su conjunto.

Los desafíos que tienen por delante las marcas de cannabis

Ya sea agricultor, mayorista, minorista, consumidor, a favor o en contra, las leyes y regulaciones que siguen dando forma a la industria afectarán a todos.

A medida que un número creciente de estados y jurisdicciones internacionales desarrollan sus industrias, las empresas deben esperar ver cambios en las regulaciones que rodean la importación y exportación de productos de cannabis, lo que resulta en posibles fluctuaciones de precios a nivel de la industria.

Contenido relacionado: Ley SAFE de EEUU: Para Qué Sirve y En Qué Falla

Los consumidores deben esperar que los precios del cannabis fluctúen. Pero en general, países como Canadá han visto una disminución general de los precios del cannabis desde que legalizó la marihuana, allá por el 2018.

También se cree que el desarrollo en curso de la industria del cannabis continuará viendo un aumento en las fusiones y adquisiciones de negocios con empresas de otros sectores, como las industrias del alcohol, el tabaco, los alimentos y las bebidas.

Por ejemplo, no sería tan sorprendente ver que restaurantes u otros establecimientos sirvan productos de cannabis en el futuro, de la misma manera que se sirve cerveza, vino y diferentes tipos de alcohol.

Todo esto probablemente aumentará tanto la volatilidad como la fuerza de la industria en el futuro.

Al final, los principales desafíos que la industria debería esperar ver en 2021 se centrarán en las leyes y regulaciones que rodean la producción, distribución y venta de cannabis, así como las leyes y regulaciones que rodean la financiación de las empresas y los negocios relacionados.

Pero a pesar de la posibilidad de que los precios fluctúen y de todos los retos normativos que se avecinan, los observadores del sector no deberían esperar más que una mejor producción, mejores ventas, más ingresos y productos más seguros para los consumidores en los próximos años.

El futuro de la industria del cannabis

Cada día que pasa, miles de activistas del cannabis en todo el mundo siguen presionando para que se produzcan reformas y nuevas normas y regulaciones que hagan que la industria sea más segura y accesible para todos, incluidos los consumidores y las empresas de cannabis.

Contenido relacionado: Encuesta: 66% de EEUU Apoya la Despenalización de Todas las Drogas

Y en general, se cree que la industria seguirá siendo fuerte, viendo un crecimiento consistente a lo largo del 2021, 2022 y más allá.

Todavía hay muchos obstáculos por delante para las empresas, marcas y consumidores de cannabis en los Estados Unidos y en el extranjero. Aun así, se puede afirmar que el sector del cannabis sigue gozando de buena salud y seguirá en auge por el momento.

Vía Benzinga, traducido por El Planteo.

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

ACERCA DEL AUTOR