ENG 🇬🇧
tabaco cannabis industria marihuana

Destacadas

Tabaco versus Cannabis: Qué le Espera a Cada Industria

Por El Planteo

Tabaco versus Cannabis: Qué le Espera a Cada Industria

✍ 8 December, 2021 - 15:02


¡No te pierdas ni una noticia! Haz click aquí para suscribribirte a nuestra newsletter GRATUITA.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo. Instagram // Facebook // Twitter



En los últimos treinta años, aproximadamente, se ha producido un cambio importante en la percepción pública de las industrias del tabaco y del cannabis. La popularidad del tabaco ha ido disminuyendo lentamente, mientras que el consumo (y la aceptación) del cannabis va en aumento.

Pero, ¿cuál es el futuro de estos mercados desde una perspectiva práctica, legal y financiera? En este artículo, analizaremos un poco la historia reciente de la industria del tabaco y la del cannabis en Estados Unidos, y especularemos sobre los futuros cambios legales.

Contenido relacionado: ¿Es el Cannabis el Futuro de las Grandes Tabacaleras?

Al final del día: ¿qué saldrá ganando: el tabaco o el cannabis? Mediante la recopilación y el análisis de las opiniones de expertos del sector, esperamos hacernos una idea de cómo responderá el futuro a esta pregunta.

Historia reciente de las industrias del tabaco y el cannabis en EEUU: Auge y caída del tabaco

En los últimos 50 años, lel porcentaje de fumadores de tabaco en la población de EEUU descendió del 42 al 15%. El apogeo del consumo de tabaco alcanzó su punto álgido en 1963, cuando los fumadores consumían una media de 4.345 cigarrillos al año. Aunque los científicos conocían los riesgos para la salud asociados a la inhalación del humo del tabaco ya en los ’40, las empresas tabaqueras hicieron todo lo posible por ocultar estos hallazgos.

Y, de hecho, muchos médicos no se dedicaron a hablar del tema hasta décadas más tarde, a pesar de que a finales de los ’50 ya era un hecho aceptado que fumar provocaba cáncer. El lobby del tabaco era muy poderoso, y no fue hasta los ’90 cuando las ventas empezaron a sufrir un verdadero golpe. La gente por fin comprendió que estaba arriesgando su salud y su vida a cambio de ningún beneficio.

Incluso ahora, el método de distribución ha cambiado un poco para adaptarse a una generación más joven. Mientras que los cigarrillos están en declive, los vapos han entrado en el mercado… una forma más de que el tabaco dé sus últimos coletazos.

La caída y el auge del cannabis

La industria del cannabis ha seguido una trayectoria casi completamente opuesta a lo largo de los años. En los primeros años de las colonias originales de EEUU, muchos agricultores (incluido George Washington) cultivaban cannabis en sus tierras. Estas plantas se convertían en papel, tela, velas de barco y cuerdas. Los médicos del siglo XIX utilizaban el cannabis para tratar diversas enfermedades, desde el cáncer hasta la epilepsia.

Contenido relacionado: La Guerra contra las Drogas y sus Orígenes Racistas

Luego, a principios del siglo XX, se produjo un cambio en la opinión pública del cannabis en Estados Unidos. Fumar cannabis era bastante desconocido para la mayor parte de la población estadounidense en aquellos días… pero pequeños grupos de inmigrantes mexicanos lo hacían y los sentimientos antimexicanos se impusieron en gran medida. En Texas, las fuerzas del orden empezaron a hacer circular historias de crímenes violentos cometidos por quienes fumaban cannabis.

Los funcionarios del gobierno repitieron las afirmaciones de que la marihuana era la droga preferida de las minorías, músicos de jazz y otros “indeseables”. Se estrenó la película Reefer Madness (que posteriormente se convirtió en un clásico de culto para fumones). En ella se narraban las historias de “adolescentes norteamericanos sanos” capturados por el mal de la droga y obligados a desviarse sexualmente, asesinar y suicidarse.

Luego se formó la DEA, que tomó medidas contra el cannabis, librando la Guerra contra las Drogas bajo la administración Nixon. En 1969, sólo el 12% de los estadounidenses pensaba que la marihuana debía ser legalizada por el gobierno federal. A lo largo de los ’80 y principios de los ’90, la marihuana siguió siendo vilipendiada como “droga de entrada” a sustancias más duras. Luego, en 1996, las cosas empezaron a mejorar para el cannabis.

Posibilidades de la legalización federal del cannabis

1996 fue el año en que California legalizó el cannabis para uso medicinal. Cada vez más, los activistas hacían correr la voz sobre los beneficios para la salud del THC y el CBD… y un público cada vez más interesado en el bienestar empezaba a escuchar. En el 2019, el 66% del público estadounidense aprobaba la legalización del cannabis, un salto asombroso en un corto período de tiempo.

Contenido relacionado: La Historia de la Marihuana en los Estados Unidos

A partir del 2019, el gobierno federal dio un paso discretamente favorable en el proceso al aprobar un proyecto de ley para eliminar el cannabis de la Ley de Sustancias Controladas, aunque no se han tomado más medidas desde entonces. Las leyes sobre el cannabis pueden ser confusas, ya que todavía se considera ilegal a nivel federal, mientras que los estados individuales tienen el poder de decidir cómo legislar su uso dentro de sus fronteras.

tabaco cannabis industria marihuana

Gracias a la Ley Agrícola del 2018, la producción y venta de cáñamo pasó a ser legal a nivel federal, aunque las leyes sobre el cáñamo varían de un estado a otro. Las leyes son un poco difusas y difíciles de navegar y pueden variar ampliamente a nivel estatal en una variedad de formas.

En 36 estados, el uso de cannabis medicinal es legal. En 18 estados se permite el consumo de cannabis con fines recreativos, mientras que en 13 estados se ha despenalizado totalmente el consumo de cannabis. Mientras tanto, la FDA ha empezado a aprobar ciertos compuestos derivados del cannabis para su uso en medicamentos: el THC en Marinol y Syndros, y el CBD en Epidiolex.

Aunque la legalización del cannabis es inevitable en los Estados Unidos, avanza lentamente. Esto se debe a un gran contingente de viejos legisladores republicanos que han seguido manteniendo un sesgo inherente contra la planta.

A medida que el país avanza lentamente, el escenario más probable (según expertos) es que más estados comiencen a aprobar leyes de uso médico o de uso recreativo, mientras el gobierno federal continúa con la despenalización y la expurgación. Es esencialmente un juego de espera, ya que la vieja guardia de los legisladores más conservadores está muriendo.

Industria del cannabis versus la del tabaco: ¿Qué pasará?

A medida que el mercado se abre para los productos con THC y CBD (por no hablar de otra variedad de nuevos cannabinoides interesantes), se espera que los beneficios se disparen en esta industria. El mayor problema para muchos expertos es si se puede evitar que las grandes empresas dominen el mercado con productos de cannabis genéricos y baratos.

Contenido relacionado: Cannabis vs. Alcohol: ¿Cuál es el Futuro de las Bebidas de Marihuana en el Mercado?

Sin embargo, el profesor de derecho de la Universidad de Concordia Ryan Stoa no cree que esto sea un problema, debido a la variedad de genéticas disponibles. Continúa diciendo: “En cuanto a los reguladores, los estados tienen un papel que desempeñar. Ya se ven estados como California que ponen un tope o un límite al tamaño de las granjas de marihuana, esencialmente diciendo: ‘Si vamos a legalizar esta industria, queremos extender los beneficios a tanta gente como sea posible’. Otros estados son capaces de replicar ese modelo”.

Mientras tanto, la marihuana genera mucho dinero, y el dinero habla fuerte en Estados Unidos. Según Viridian Capital Advisors, la industria de la marihuana recaudó USD 116.800 millones en el 2019. Se espera que esto crezca a medida que más y más estados comiencen a levantar las prohibiciones sobre el cannabis.

Un sorprendente presagio del futuro del tabaco

En cuanto a si el cannabis superará a las grandes tabacaleras, hay una historia interesante que muestra hacia dónde sopla el viento. En el conservador estado de Kentucky, un lugar donde los grupos de presión del estado se han resistido constantemente a las propuestas de legalización, los cultivadores de cáñamo han creado un enorme movimiento.

De hecho, los cultivadores de tabaco están comenzando a cambiar parte de sus tierras del tabaco a los cultivos de cáñamo. Un gran cultivador de tabaco de tercera generación, Shack Newman, declaró: “El tabaco está, no diré que en vías de extinción, pero seguro que lo parece”. Continuó declarando que el cultivo de cáñamo es mucho menos intensivo en mano de obra.

Contenido relacionado: Informe: La Industria del Cáñamo en EEUU Alcanzará los USD 6.900 millones en 2025

Los expertos que observan la situación especulan que el cáñamo podría superar al tabaco en un futuro próximo. Y esto es sólo el principio. A medida que las ventas de tabaco siguen disminuyendo y aumentan las investigaciones que respaldan las afirmaciones sobre la salud de los compuestos del cannabis, el país se acerca a los albores de una nueva industria en auge. Una industria que se espera que supere al otrora próspero comercio del tabaco.

Vía Benzinga, traducido por El Planteo.

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

El Planteo Logo Negro

ACERCA DEL AUTOR

El equipo de El Planteo. Información madura para un mundo verde.

También puede interesarte

ford reino unido autos eléctricos españa
Glass House
marcas cannabis celebridades
acciones cannabis
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]