lichi

Arte

Los Mil Formatos del Amor de la Mano de Lichi, Músico y Youtuber

Por Lola Sasturain

Los Mil Formatos del Amor de la Mano de Lichi, Músico y Youtuber

✍ 13 April, 2023 - 12:24

“Tanto músico como comunicador fui toda la vida”, dice Lichi, un youtuber y cantautor santafesino de 30 años que usa todas sus vías de expresión para hablar de vínculos: amor, deseo, amistad, inclusión y el tránsito por la vida en sociedad. 

Lichi compone y tiene bandas desde chiquito. Por caso, la comunicación siempre fue su pasión intelectual y aquello lo llevó a estudiar comunicación social. 

Quiso ser periodista, trabajó para diversos medios y radios, “Pero se fue calibrando todo de la manera en la que estoy en el proyecto musical en que estoy ahora, y comunicando de la manera que lo estoy haciendo ahora”, cuenta.

Contenido relacionado: De Público a Protagonista: Conocé a 321 Malena, la Youtuber que Conquistó al Mundo del Freestyle

Comenzó haciendo videos en 2018 y encontró en ese lenguaje algo que lo representó.

Y Lichi, como su proyecto musical actual, empezó en 2019. A estas múltiples facetas hoy también se le suma la de podcaster: pronto saldrá la segunda temporada de “La mente y la duda”, el podcast sobre salud mental que hace junto a su padre psiquiatra; charlas de padre e hijo sobre patologías, pacientes y el trabajo del profesional de la salud mental. 

“Es una cosa re distinta a lo que hago, o tal vez no tanto”, piensa. “Son formas de existir en el mundo”. 

Lichi hace cosas

Pero sea en YouTube, grabando el podcast o al firmar sus canciones, su identidad es la misma: Lichi. Como si fuera -que, de hecho, lo es- simplemente una misma persona dedicándose a varias cosas a la vez. No se enrosca demasiado con alter egos ni con separar los universos de sus propuestas. Sus videos musicales los sube al mismo canal de YouTube y muchos de sus seguidores son público de sus canciones.

“Es Lichi haciendo cosas”, explica. “Si hago un podcast también soy Lichi. Muchas veces me preguntan cómo hago para separar las distintas cosas que hago y yo no sé si las separo. Incluso los temas que toco en un lado los toco en el otro, las cosas de las que me interesa hablar están desparramadas en cualquier formato”

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Lichi (@lichigrams)

En su canal, Lichi tiene diferentes secciones que siempre abarcan tópicos que tienen que ver con el paso de las personas de la comunidad LGBTTQ por el mundo. Éstas secciones son, por ejemplo, “Cómo le explico”, junto a su amiga Dani, o “Hijxs del Closet”, donde diversxs invitados cuentan su propio recorrido a la hora de asumirse ante les demás. Pero nunca se propuso ser un youtuber de diversidad o vínculos. Se le dio.

Cuando empezó, recuerda, estaban muy en auge los vlogs en primera persona. Es decir, los youtubers mostrando su vida cotidiana, acompañando con su cámara hasta los momentos más intrascendentes. 

“Y yo pensaba: ‘qué banana esto’, si voy a hacer esto voy a ser distinto, no voy a hablar de mi. Pero después se empezó a colar en lo que estaba haciendo, se filtraba algún dato sobre mi vida y me daba cuenta que a la gente le re gustaba saber que eso era así, que mi adolescencia tal cosa, que mi sexualidad tal otra”, recapitula Lichi. 

Contenido relacionado: Un Paso Hacia la Inclusión. Los Sims 4 Ofrece Nuevas Opciones para lxs Personajes Trans

“Para la gente era importante saber que yo había vivido ciertas cosas que ellos también. Entonces pegué la vuelta: de no querer hablar de mí a entender que hablar de mí era lo que más útil era, que mi historia no es tan normal ni para nada aburrida y tengo para contar un montón de cosas que a la gente le sirve escuchar”. 

Nuestra adolescencia cringe

De alguna manera, es hacer justicia. Con sus 30 años, es abismal lo que cambió el contexto en pocos años para aquellos que crecen fuera de la heteronorma. 

¿Era más complicado ser adolescente en ese entonces, o ahora hay complicaciones nuevas? Lichi se ríe ante la pregunta. “Las dos”, responde.

Lichi se dio cuenta de que era gay a los 13 y hasta los 17 no conoció a ningún otro chico de su edad que guste de chicos. 

Yo pensaba que era una cosa sólo de adultos y que yo me había adelantado. No los veía en ningún lado y pensaba: ‘bueno, debo ser el único en el mundo’. Eso ahora es imposible que pase. Ya de por sí cómo cambió mi adolescencia pre Facebook y post Facebook… la manera de vincularse con las personas cambió totalmente. Y no sé si más fácil o más difícil pero ahora hay más de donde agarrarse”. 

Hay personajes recurrentes por sección. Dani es una de las más emblemáticas, y lxs une una historia conmovedora. Cuando Lichi comenzó su canal, Dani participaba porque era su novia: “Ese fue un tema, ponerle nombre a esta cosa nueva que pasaba”, recuerda. 

Ellxs eran una pareja gay antes de la transición de Dani, y cuando ésta se materializó, Lichi se encontró en un arco sobre cómo denominarse. 

“Yo no le puedo decir a la gente que soy gay porque eso sería decir que Dani no es una chica. Entonces tengo que cambiarle el nombre a mi orientación. Pero a mí no me gustaban más chicas, me gustaba ella. Entonces era ‘¿cómo se llama esto?’ ‘¿Hace falta ponerle nombre?’ Y aparece todo ese tema de las etiquetas: está bueno nombrar para saber que algo existe pero tampoco para volverse loco poniéndole nombre a las cosas”. 

Todo este debate, obviamente, terminó volcándose en un contenido de YouTube.

Hablar de los temas que habla es delicado. Ya sea del lado de los detractores y también de los insiders: es fácil ofender, equivocarse o hablar por otros sin tener la intención de hacerlo.

Lichi cree que la clave de su éxito es que es más de plantear preguntas que de brindar respuestas; y que siempre parte de experiencias personales, sean suyas o de sus invitades, y no de verdades absolutas sacadas de enciclopedias.

Y se permite cambiar de opinión.

“Me parece importante no bajar línea ni decir verdades. decir más bien “aparecieron estas ideas”. Mucho contenido del que hago parte de preguntas y a veces esas preguntas no se responden”.

A veces se pregunta si tiene sentido seguir haciendo las entrevistas de “Hijos del Closet” o de “Ay, qué hice”, si no será un formato y una temática que ya agotó. Y en cada historia se convence de lo contrario; muchas veces con cosas en común, pero siempre experiencias nuevas.

Entre algunas de las más reveladoras menciona la de Oliver Nash, quien salió del closet trans a los 29 pero venía preparando su salida desde los 26.

Contenido relacionado: Oliver Nash Habla de la Visibilidad de los Hombres Trans, de Salud Mental y de su Nuevo Libro

“Me gusta mucho cuando viene gente grande que me cuenta las diferencias generacionales. Y también me gusta mucho cuando viene gente muy joven”, cuenta, y menciona a Shitstem, una rapera marplatense que salió del closet hace dos meses. “Algunas cosas las está entendiendo recién ahora e hicimos el video desde esa frescura total”, se emociona.

“Si las historias se cuentan en primera persona todas tienen algo que ninguna otra tiene”, asegura.

“Soy mi propia fuente”

La música lo acompaña desde siempre y es youtuber desde hace tres años. Pero YouTube lo ayudó a disparar su carrera musical y llegar a nuevas audiencias que sino no hubiera podido.

“Para el mundo fue al revés, la gente me conoció youtuber”, cuenta. Cuando decidió subir su música al mismo canal donde subía sus videos, no sabía qué esperar: “Esto no creo que les vaya a interesar, yo lo dejo acá, si les interesa escúchenlo y sino no”, cuenta que pensó al colgar su primer tema. “Pero al final re sí, re pasó el público de un lugar al otro y viceversa, y creo que tiene que ver con que yo hablo de los mismos temas”.

Acaba de hacer dos shows en La Tangente, formato full banda, que fueron un éxito. Cada vez que un show suyo se llena, Lichi se emociona.

“Hoy está todo el tema de los artistas nuevos e Internet y los números. Esos números, ¿qué tanto son gente real? Y yo siempre me termino sorprendiendo de que es mucha gente la gente de carne y hueso que viene a verme. Y tengo un público genial, súper unido, gente de todos los tamaños, colores y formas”.

Contenido relacionado: El Mundo de Soulfia: de Chile al Infinito, Porro en Mano

Agradece esa conexión tangible y física, luego de vivir tan a pleno la conexión virtual con miles y miles de personas como youtuber.

Lichi hace canciones sensibles de indie bucólico con toques de psicodelia, algunas con detalles más electrónicos, pero siempre reducibles a un hombre solo con guitarra. Para el vivo, el formato varía: a veces banda completa, a veces solo.

Como compositor se considera “súper analógico”. Para beats y yerbas digitales cuenta con Lusio, parte de la banda y productor amigo rosarino. Su proceso compositivo siempre nace de la intimidad: su sonido y las temáticas que toca lo prueban.

“Tengo muchas canciones que son historias en primera persona. Soy mi propia fuente tanto para mis videos como para mis canciones. Muchas canciones nacen de cosas que me pasaron, biográficas, o preguntas que me hago”.

Sus referentes musicales son principalmente los grandes del rock clásico de los ‘70, mundo que descubrió de adolescente y jamás abandonó: Led Zeppelin, The Who, Bob Dylan… también Charly y Spinetta. “El rock más clásico medio vintage”, resume. Pero también le encantan el pop y el trap, e intenta meter todas estas influencias en sus canciones.

“No pienso en géneros cuando escribo canciones, pienso en hacerle justicia a la canción y que tenga lo que tenga que tener”, dice. Hace poco, cuenta, escribió una canción súper folky a la que decidieron incorporarle algunos elementos traperos. Pero, eso sí, a nivel producción, no le interesa ponerse a rapear. “Rapear no, pero sí me interesan los hi hats y los bajos”, se ríe.

A nivel lanzamientos musicales, recientemente convocó a tres productores para que trabajen MKM, su última canción lanzada en octubre, producida por Tuta Torres el bajista de Babasónicos.

Contenido relacionado: Omar Varela, el Beatmaker de Oro del Trap Argentino: “El Dubstep va a Volver y Espero Estar Yo Ahí a la Cabeza”

“Es una canción que nos encanta y que pensábamos que se podía explotar de muchas otras maneras”. Durante el mes de abril saldrán tres versiones distintas, como un experimento de jugar con las posibilidades. Los productores son bien diversos: Ussi, Magin Karica, DJ de techno, y Tomás Crow, rosarino radicado en Londres que trabajó con Coldplay y Noel Gallagher.

Con esta vida de doble oficio -y dos oficios en los que la periodicidad es clave- a Lichi no le queda otra que planificar y organizarse. Y tiene grandes planes para lo que va del año.

Piensa seguir haciendo todo lo que hace y producir más aún: más videos, más canciones, más shows, más episodios del podcast.

“Ya me organicé todo el año”, confiesa. “Organicé los contenidos como si fuesen la programación de una radio: todos los meses un ‘¿Cómo le explico?’, con Dani, dos domingos al mes un ‘Espacio seguro’ con Bb asul, dos jueves por mes dos ‘Hijes del Closet”.

Y girar solo con su guitarra por todos los rincones posibles, así también shows con la banda completa.

Foto cortesía de Lichi

Más contenido de El Planteo:

  • Luli Trujillo, la Periodista que Revoluciona la Televisión Argentina
  • Damián Kuc: Historias Innecesarias, Adolescencia Fumona y Persecuciones Policiales
  • Romina Scalora: la Guionista que Forjó una Carrera en los Medios Cubriendo el Wanda Gate

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

ACERCA DEL AUTOR

Entrevistadora y editora en El Planteo, Lola Sasturain es periodista cultural, DJ y guionista.

Puedes encontrar sus notas en Página/12, VICE y, por supuesto, en El Planteo.

También puede interesarte

Satan's Sugar Baby
spacex acciones
Khea Milo J
dogecoin walmart