Aceite de CBD

ABC

4 Cosas que el CBD No Es

4 Cosas que el CBD No Es

✍ 6 julio, 2020 - 16:58

Con el CBD siendo un éxito en el mercado, muchxs están haciendo todo lo que pueden para obtener un pedazo de este pastel tan popular. En EEUU, donde quiera que mires están apareciendo nuevas tiendas y marcas. Igual de rápida es la publicación de opiniones e información. A menudo puede parecer que los artículos e información sobre el mercado se están filtrando por cada grieta de Internet.

Contenido relacionado: CBD: Qué És, Cómo Usarlo, y Cómo Incorporarlo a Tu Rutina

El problema es que no todxs lxs involucradxs en la industria lo están por las razones correctas. Ser capaz de diferenciar entre la información correcta (o incluso funcionalmente precisa) de los excacerbados discursos de venta es a menudo difícil para lxs nuevxs consumidores.

Con innumerables opiniones sobre lo que es el CBD, pensé que sería una buena idea hablar sobre lo que no es el CBD.

El CBD no es marihuana

A menudo pintados con un amplio pincel de información errónea, muchxs temen que el CBD y la “aterradora” marihuana sean lo mismo. No lo son. El CBD es uno de los cientos de cannabinoides que se encuentran dentro de ambas plantas en la categoría de cannabis. Tanto el cáñamo bajo en THC (federalmente legal) como la marihuana alta en THC (legal en estados selectos y con restricciones variadas) tienen el compuesto CBD (cannabidiol) en ellos.

Lo comparo con algo que aprendí sirviendo en la Marina de los Estados Unidos hace mucho tiempo, cuando George Bush (padre) era presidente. Teníamos un dicho común: “Puedes meter un bote en un barco pero no puedes meter un barco en un bote”. Si bien el CBD encaja dentro de toda la planta (como una pieza de un rompecabezas gigante), toda la planta no está dentro de ese pequeño y sorprendente cannabinoide.

Contenido relacionado: THC vs CBD: Estudio Revela Cuál Provee Más Alivio

El CBD se extrae de las plantas para los productos manufacturados que puedes encontrar a tu alrededor. Si te encuentras en un lugar donde el alto contenido de THC es legal, se pueden encontrar productos de CBD que tuvieron origen en cualquiera de estas plantas. En otros lugares, los productos de CBD deben estar hechos de cáñamo bajo en THC.

El CBD no es la cura de todos los males

Esta es una de las cosas que veo que suceden en Internet, y me ponen un poco loca. ¿Por qué? Porque es mentira. Es evidentemente falso. No hay absolutamente ninguna posibilidad de que un compuesto en el mundo natural solucione todos los problemas potenciales que surjan en el camino. Hay demasiadas variables en los seres humanos, nuestros problemas y constituciones físicas para poder hacer tal afirmación. Es científicamente imposible y, francamente, irresponsable decirlo.

El CBD no proporcionará resultados, y no funcionará de la misma manera, para todas y cada una de las personas. Si bien muchos estudios han demostrado grandes posibilidades para ciertos problemas y síntomas, decir que “curará” un problema no es correcto. Cualquier marca que utilice los términos “cura” o haga afirmaciones médicas (es decir, que solucione problemas como el insomnio y la ansiedad) no está ayudando a la confusión. Además, no están cumpliendo con las normas regulatorias al decirlo. Si eres unx nuevx consumidorx y ves que se establecen estos términos, es una señal de alerta que vale la pena cuestionar.

Contenido relacionado: Cannabis, CBD y Coronavirus: Lo que Necesitas Saber

Las marcas que actúen con integridad y cumplimiento total tendrán cuidado de no hacer declaraciones patentadas o finitas hacia el compuesto que no puedan ser, o no hayan sido, probadas.

El CBD no está aprobado por la FDA

Ésta es una grande: he visto personalmente a personas que preguntan en las redes sociales a las marcas si están “aprobadas por la FDA como tal otra marca”. No, no lo están, y tampoco lo está la que estás nombrando.

Hasta hoy, el único producto a base de CBD aprobado por la FDA es Epidiolex, que se utiliza sólo para dos formas específicas de epilepsia, el síndrome de Lennox-Gastaut y el síndrome de Dravet.

Si alguien está vendiendo productos a base de CBD que no son Epidiolex, y están diciendo que están “aprobados por la FDA”, esto es absolutamente falso. Esta sería otra señal de alerta para aquellxs consumidores nuevxs en el espacio.

Contenido relacionado: Epidiolex, la Droga con CBD para Epilepsia, se Abre Camino Legal

La FDA es clara en cuanto a lo que cree que no se puede decir o hacer con CBD en este momento, y es una buena idea estar informadx. Los productos de CBD no sólo no están aprobados por la FDA, sino que no pueden etiquetarse como un suplemento dietario. Como dice la organización en su sitio web, “algunos productos de CBD se comercializan con declaraciones médicas no comprobadas y son de calidad desconocida”, y lx consumidorx debe estar alerta y consciente.

El CBD no es para todxs

No todas las cosas son para todo el mundo: lo mismo pasa con el CBD. Composiciones biológicas, genética e historias médicas distintas abundan en la población humana. Lo que los diferentes cuerpos necesitan o utilizan variará, al igual que los humanos. La popularidad de un producto no es igual a su viabilidad.

Una persona en tu círculo puede irse por la tangente sobre cómo ha encontrado que el CBD “lx cambió la vida”, pero eso no significará que tu vida cambie de la misma manera.

Algunxs pueden probar el CBD y descubrir que no obtienen resultados. Otrxs pueden encontrar que los tópicos son una respuesta mágica para ellos, mientras que hay un grupo que jura por las tinturas. Las variaciones en los testimonios son tan amplias como las diferencias en la población humana.

Contenido relacionado: ‘El Porro me Hace Vomitar’: Alice Moon, Su Misteriosa Enfermedad y el Odio que Recibe por Ella

Como solía decir mi madre: lo que es bueno para el pato no siempre es bueno para el ganso.

La industria todavía está evolucionando

La conclusión principal que trato de compartir con quienes hablo es que la industria todavía está evolucionando. En este momento, estamos viendo una versión de compuesto de plantas de la moda punto com. Como cuando todxs entraron al comercio electrónico (y a todo electrónico) para obtener su porción de ese pastel popular, hubo una gran fiebre a principios de los 2000, y sólo aquellxs que tenían una base fuerte han sobrevivido.

A menos que (y hasta que) lleguemos a abrir la legalización federal, con el fin de facilitar el estudio integral y la comprensión de todo el género de estas plantas, lx consumidorx tendrá que continuar valiéndose por sí mismx y profundizando en su investigación.

Como con cualquier iniciativa de bienestar, siempre es una buena práctica investigar y comprender de dónde provienen los productos, cómo se fabrican y cómo se evalúa su cumplimiento. Además, asegúrate de conversar con tu médicx si estás considerando los productos de CBD. Es posible que tenga algunas ideas, basadas en tu estado físico actual, historial médico y cualquier medicamento que puedas estar utilizando actualmente.

Contenido relacionado: Bienestar Sexual y Cannabis: un Mercado Naciente

Ten cuidado con aquellas compañías que no son transparentes o comunicativas con respecto a quiénes son y dónde se originó su producto. Ten cuidado con cualquier afirmación médica o sobre la aprobación de un organismo gubernamental que cualquier fabricante esté haciendo.

Al tomarse el tiempo para investigar, tú, lx consumidorx, puedes sentirte más empoderadx en tu proceso de toma de decisiones y más cómodx en tus decisiones finales.

Por Stephanie Johnson.

Vía Benzinga, traducido por El Planteo.

El Planteo

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

Cookies Barcelona
CBD Epilepsia
Cannabis Mama Cultiva