marihuana olor

Cannabis

La Nariz Sabe: La Importancia del Olor de la Marihuana a la Hora de Elegir tu Cepa

La Nariz Sabe: La Importancia del Olor de la Marihuana a la Hora de Elegir tu Cepa

✍ 23 septiembre, 2020 - 09:15

Por Gaurav Dubey (M.Sc. Biotecnology). Este artículo se publicó originalmente en The Medical Cannabis Community y aparece aquí con permiso.

Conocida como la planta de “mil y un moléculas”, la Cannabis Sativa es una de las plantas más complejas y molecularmente diversas conocidas por la humanidad.

Hoy, sabemos que los olores únicos y los efectos individualizados de las distintas cepas de cannabis son el resultado de algo más que cannabinoides y terpenoides: también juegan un papel otros compuestos más volátiles y aromáticos, como los ésteres de alcohol. Juntos, estos compuestos producen un “efecto séquito“. Éste define su interacción armónica y farmacológica, y le da a cada variedad sus propios aromas y efectos únicos.

Contenido relacionado: Cannabis y el Efecto Séquito: ¿Mito o Realidad?

Así como seleccionarías cuidadosamente la botella de vino perfecta para acompañar una deliciosa comida, la selección de cannabis depende en gran medida de una variedad de factores. Estos dependen significativamente de las preferencias de cualquier individuo y los efectos que busca.

Esta guía explorará cómo la conexión primaria entre el tronco cerebral y la nariz humana sugiere que usar el olfato para guiarse es más efectivo para seleccionar la mejor variedad para cada persona.

Se trata de mucho más que los valores de THC

Con demasiada frecuencia, tanto pacientes como consumidores de cannabis recreativo intentan buscar las cepas con el porcentaje más alto de THC, como si éste fuera el único factor determinante de si esa es la cepa la indicada. Esto es similar a comprar alcohol de farmacia en lugar de vino para acompañar la deliciosa cena que acabas de pasar toda la tarde cocinando, simplemente porque tiene el mayor porcentaje de alcohol.

Contenido relacionado: Terpenos: Qué Son y Por Qué Ayudan

Si bien esta analogía es ciertamente una simplificación excesiva, una experiencia agradable a menudo depende de mucho más que del contenido de THC. Al igual que los diversos taninos y otros compuestos del vino contribuyen al “efecto séquito” del sabor, los cannabinoides, terpenoides, flavonoides y los ésteres de alcohol, junto con otras moléculas, crean el perfil de aroma, sabor y efecto de varias cepas de cannabis. Cuando se trata de seleccionar la cepa adecuada para ti, la solución para encontrarla puede ser tan simple como seguir a tu nariz.

La conexión primordial nariz-tronco cerebral

Tanto especialistas en el tema como grandes conocedores del cannabis llevan mucho tiempo abogando por que las personas alineen sus preferencias de cannabis con los aromas específicos que prefieren. De hecho, cuando se trata de marihuana, el olor ciertamente se relaciona fuertemente con el efecto.

Hoy, la investigación científica parece corroborar esta teoría. Un estudio del 2013 llegó incluso a explorar cómo el sistema olfativo es una puerta de entrada para comprender cómo el sistema nervioso genera la conciencia. De hecho, generalmente sabemos por experiencia personal que los olores tienen fuertes conexiones con la memoria, junto con su poder para evocar una fuerte respuesta emocional.

Contenido relacionado: Los Nombres de Cepas de Marihuana Ya No Sirven: ¿Qué Hace la Industria al Respecto?

En el capítulo 15 de La Neurobiología del Olfato, se afirma que “esta propiedad podría estar sustentada por las conexiones directas establecidas por el bulbo olfatorio y la corteza piriforme/olfativa en dos estructuras involucradas en la emoción y la memoria; a saber, la amígdala y el hipocampo”.

Esta conexión poderosa y establecida entre el tallo cerebral y nuestra nariz proporciona un terreno fértil para cultivar la hipótesis de que, al seleccionar las mejores variedades de cannabis para cada quien, debe seguirse el olfato individual.

El papel de los ésteres en el olor de la marihuana y por qué debemos prestarles atención

Intentar cuantificar los perfiles olfativos de las innumerables y sorprendentemente diferentes cepas de cannabis no es una tarea fácil. Se extiende más allá del perfil de terpenos, para incluir los ésteres de alcohol antes mencionados y su influencia en el olor y efecto de la marihuana.

Dado que el cannabis crece de forma natural en el exterior, los ésteres de alcohol eran un medio para proteger la planta de la infestación animal, especialmente a nivel de insectos; los ácaros y los pulgones son dos de los más molestos.

Así como el spray de un zorrino no invita a nada, el olor intenso de la marihuana actuaba como una potente defensa contra estos insectos. Pero al cultivarse marihuana en un entorno ilegal, el olor a zorrino se volvió problemático. Así, con el tiempo, fue eliminado de la planta.

A medida que el cultivo en interiores se convirtió lentamente en la norma y la relajación de la legalidad ha permitido un incentivo mucho mayor para la cosecha, el residuo de ésteres de alcohol continúa persistiendo, aunque en cantidades mucho menores en comparación con cepas más antiguas y nativas.

Contenido relacionado: Introducción al Cultivo de Marihuana en Interior (o Indoor)

Una pregunta actual que se mueve lentamente en las comunidades cannábicas es: ¿Qué perdimos? ¿Fueron esos ésteres una parte vital de los compuestos involucrados en el “efecto séquito”? De ser así, ¿cómo podemos recuperarlos?

A medida que se continúan estudiando las complejidades del cannabis y cuanto más aprendemos, llegamos a una mayor comprensión de los compuestos involucrados en la orquestación de este efecto general y cómo interactúan con nuestra propia fisiología personal.

Qué buscar al oler y seleccionar variedades de cannabis

En lugar de encasillar esta planta increíblemente diversa en “índica” o “sativa”, quienes la consumen deberían intentar seleccionar una variedad que les ofrezca los efectos deseados. Hasta que se comprenda y cuantifique mejor el papel de los ésteres para que aparezca en las etiquetas de los productos, las personas que usen cannabis deben verificar si hay ciertos terpenos que se sabe que producen los efectos que buscan.

Por ejemplo, alguien que sufre dolor puede beneficiarse de cepas que expresan una variedad de terpenos derivados del cannabis, desde mirceno y linalol hasta beta-cariofileno y alfa-pineno, todos los cuales exhiben mecanismos farmacológicos únicos para producir analgesia. Curiosamente, se ha demostrado que el antagonista opioide (bloqueador) naloxona bloquea la actividad analgésica del mirceno. Esto ha sugerido que la actividad opioide es responsable de sus propiedades analgésicas. Dicha fragancia ha sido descrita como “almizclada, terrosa y herbal”.

Contenido relacionado: La Verdad sobre los Terpenos

Los terpenos más cítricos como el limoneno se asocian con la mejora del estado de ánimo y la creatividad, mientras que, farmacológicamente hablando, también ayudan a aumentar la eficacia de absorción de otros terpenos en el cuerpo.  Además, al igual que el mirceno, el limoneno también tiene poderosas propiedades analgésicas, pero la naloxona no las atenúa, lo que sugiere un mecanismo de analgesia independiente de los opioides.

Experimenta con tu nariz y no te preocupes por los números

Todo el mundo es diferente y cada cuerpo, si se le da el espacio y la atención, es increíblemente inteligente.

El olfato ha sido un factor rector en nuestra evolución, ayudándonos a navegar por un mundo lleno de peligros y estableciendo una fuerte conexión con nuestra memoria y emociones. Es una herramienta poderosa y, si bien el contenido de THC puede ser una cuantificación atractiva para dictar una decisión, puede que no sea el mejor medio de selección.

En cambio, huele. Ve cómo reacciona tu cuerpo. ¿Es indiferente? ¿Quizás le repele el olor a “químico”? ¿O se deleita con el pino y los cítricos, mientras que los aromas te envuelven en un flashback dulce y embriagador? Si te topas con una cepa de marihuana que parece llenar toda la habitación, cuyos sabores no se pueden disimular ni con plástico metido en una mochila, cuyo olor se vuelve aún más intrusivo una vez que rompes la flor, queda asegurado que es abundante en ésteres de alcohol.

Contenido relacionado: Análisis de ADN para Encontrar tu Cepa de Cannabis

Los ésteres de enlace débil son volátiles y flotan por una habitación, encontrando su camino hacia nuestras fosas nasales en alerta. Por lo general, estos olores son las formas más originales y creativas para que una planta se proteja y reciba atención. Por lo tanto, confía en tu cuerpo y usa tu nariz como punto de partida. Comprende que el cannabis es mucho más que un 23,5% de THC.

Vía Benzinga, traducido por El Planteo.

Foto por Braydon Anderson vía Unsplash

El Planteo

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

Porro Podcast
invertir en marihuana
Medcolcanna
sun exchange