ENG 🇬🇧
reforma cannabis

ABC

Básicos del Cannabis: ¿Qué Es el THC?

Por Weedmaps

Básicos del Cannabis: ¿Qué Es el THC?

✍ 22 octubre, 2020 - 11:32

El Tetrahydrocannabinol (THC) es un cannabinoide intoxicante y psicoactivo que se encuentra en la marihuana. El delta-9-tetrahidrocannabinol es el cannabinoide más conocido de la planta, y es capaz de inducir una variedad de efectos sensoriales y psicológicos, entre ellos un leve ensueño, euforia, aumento de la conciencia sensorial y algunos beneficios terapéuticos. Históricamente, el cannabis se ha cultivado por sus efectos eufóricos y terapéuticos, que se atribuyen en gran medida a la molécula de THC.

Contenido relacionado: THC, CBD Y Más Compuestos en la Marihuana: Qué Son los Cannabinoides

¿Qué significa THC? Significa delta-9-tetrahidrocannabinol, el principal ingrediente psicoactivo de la marihuana.

¿Qué es el THC?

El mundo de la marihuana define casi unánimemente al delta-9-tetrahidrocannabinol como el cannabinoide más conocido, responsable del “subidón” del cannabis. Esta definición, aunque innegablemente complicada por lo que sabemos acerca de los efectos de otros cannabinoides, es mayormente precisa.

En los últimos años, el cannabidiol (CBD) ha recibido más atención por su potencial terapéutico, pero podría decirse que el THC sigue siendo el cannabinoide más famoso (y ciertamente el más infame). Y aunque el THC no es el único responsable de los efectos psicoactivos del cannabis, es el principal componente psicoactivo.

Cómo funciona el THC

Comprender cómo funciona el THC en el cuerpo y la mente también significa comprender el sistema endocannabinoide (SEC), un sistema de receptores cannabinoides, lípidos y enzimas que desempeña un papel discernible en el mantenimiento del equilibrio regulador interno. Cuando nuestros cuerpos logran este equilibrio, se llama homeostasis.

El SEC está presente en todo el cuerpo y consta de tres componentes principales: moléculas “mensajeras”, o endocannabinoides, que nuestro cuerpo produce; receptores a los que se unen estas moléculas; y enzimas que las descomponen. El SEC tiene varios receptores, pero los principales son los receptores CB1 y CB2. Los receptores CB1, que se encuentran principalmente en el sistema nervioso central, se activan cuando el THC se une a ellos, lo que a su vez causa la intoxicación por THC y otros efectos cerebrales.

La relación entre el THC y el CBD

El cannabidiol (CBD), el otro compuesto de marihuana más conocido, se une a los receptores CB1 y CB2. No intoxica como el THC, y sus efectos antiinflamatorios y de alivio del dolor pueden ser el resultado de varias otras vías receptoras. A nivel molecular, el CBD es el agonista inverso al agonista del THC, induciendo la respuesta celular opuesta al THC.

Contenido relacionado: THC y CBD: ¿Realmente Necesito Consumir Ambos Para que Funcionen?

El CBD y el THC pueden inducir respuestas opuestas, pero eso no significa que necesariamente cancelen los efectos del otro cuando se usan juntos. Más bien, el CBD parece mejorar los efectos terapéuticos y placenteros del THC al minimizar los efectos secundarios no deseados como la ansiedad y el ritmo cardíaco acelerado.

Varios estudios han revelado consistentemente la capacidad del CBD para frenar los efectos secundarios potencialmente negativos del THC. Estudios realizados a partir del 2010 han indicado que el CBD minimiza los efectos negativos del THC en la memoria. Un estudio del 2012 incluso demostró que lxs consumidores de cannabis con una mayor ingesta de CBD tenían mejor memoria de recuerdo que lxs consumidores cuya marihuana no tenía CBD. Se han encontrado resultados similares en estudios sobre la ansiedad, el potencial de dependencia y la paranoia relacionados con el THC.

Además, debido a la capacidad del CBD para contrarrestar los efectos secundarios adversos del THC, permite a los pacientes tolerar dosis más altas de este último, lo que redunda en mejores resultados para la salud.

¿Cuáles son los efectos del THC?

Es posible que hayas escuchado el término “efecto séquito” (o “efecto de conjunto”, como prefieren algunxs expertxs en cannabis). Si bien el efecto de séquito se refiere típicamente a la forma en que los terpenos del cannabis mejoran los resultados deseados de los cannabinoides, también podemos utilizar el término para describir la forma en que los cannabinoides magnifican los efectos de los demás.

Contenido relacionado: La Marihuana y sus Efectos Diversos: Todo Depende de la Dosis

La planta entera de marihuana o los extractos de cannabis suelen tener un mayor valor medicinal que los aislados de CBD o THC. Esto se debe a que contienen un espectro completo de cannabinoides y terpenos, cada uno de los cuales aporta una contribución única al efecto terapéutico, como el antiinflamatorio. Algunxs pacientes de cannabis medicinal pueden responder más positivamente al CBD puro o al THC puro, pero para algunos resultados médicos como el alivio del dolor, el THC y el CBD pueden ser sinérgicos.

Cepas altas en CBD

Para aquellxs que se han beneficiado del uso de comestibles, aceite u otras medicinas de CBD, las variedades de cannabis con alto y bajo contenido de CBD y THC también pueden resultar terapéuticas. Para lxs usuarixs recreativxs susceptibles a la paranoia o a quedarse pegadxs al sofá asociados con el exceso de THC, las variedades de alto contenido de CBD pueden ofrecer una experiencia más templada, pero aún potente. El CBD está empezando a rivalizar con el THC en cuanto a popularidad, pero es más probable que una cepa rica en CBD o un extracto de planta entera ofrezca el beneficio añadido del efecto de séquito que un producto de CBD puro.

Efectos recreativos

Cuando se trata de efectos recreativos, no hay sustituto para el THC en la marihuana. Sigue siendo el cannabinoide más buscado, y sus efectos eufóricos son la razón de su popularidad entre lxs consumidores de cannabis.

Contenido relacionado: Los Cannabinoides y sus Efectos

Por lo general, pensamos en el THC como la cosa que te “droga”. Cuando se trata de efectos recreativos, este compuesto es sin duda el principal protagonista. Pero el subidón de la marihuana del cual el THC es responsable incluye un espectro completo de efectos. Dependiendo de cómo tu cuerpo y cerebro respondan, tú puedes haber experimentado uno o más de los siguientes efectos del THC:

Intoxicación/Euforia

Posiblemente el efecto recreativo más popular del THC, la intoxicación por cannabis puede caracterizarse tanto por sus similitudes como por sus diferencias con los efectos eufóricos o intoxicantes de otras sustancias. La intoxicación por cannabis es eufórica, absorbente y suele ocupar tanto el cuerpo como la mente.

A diferencia de la intoxicación por alcohol, la intoxicación por cannabis no aumenta la agresión. De hecho, puede incluso disminuir la agresión, según un estudio de 2016 publicado en la revista alemana Psychopharmacology.

Sedación/Relajación

Dependiendo de la dosis y de la reacción individual, el THC puede ser un potente sedante. En dosis pequeñas o moderadas, o como parte de un producto de planta entera, el THC es a menudo relajante y a veces induce al sueño.

Contenido relacionado: El Cannabis es Efectivo para Tratar el Insomnio, Indica Riguroso Ensayo Clínico

Las dosis moderadas a altas del compuesto tienden a tener un efecto estimulante. Pero, de nuevo, tanto los efectos sedantes como los energizantes del THC varían de una persona a otra.

Alteración de la conciencia/percepción del mundo

El estado alterado de conciencia típicamente asociado con el THC es muy valorado entre lxs consumidores de cannabis. Tanto lxs consumidores recreativos como lxs pacientes de cannabis medicinal se han beneficiado de la forma en que la cannabis altera la percepción, aunque el THC está lejos de ser el único componente psicoactivo de la marihuana.

Mejora atlética

Si bien no todas las actividades deportivas son propicias para el uso de la marihuana, el THC puede proporcionar ciertos beneficios a lxs atletas. Las propiedades antiinflamatorias y analgésicas del compuesto pueden mejorar la recuperación después de entrenamientos o lesiones.

Si bien hay pocas pruebas que apoyen la capacidad del THC para mejorar directamente el rendimiento deportivo, sus efectos psicoactivos pueden proporcionar un tipo diferente de recurso mental, que permite a lxs atletas superar un entrenamiento duro. Por ejemplo, el “subidón del corredorx” implica actividad en el receptor CB1, por lo que al incorporar el THC en un deporte de resistencia, lxs atletas pueden potenciar este efecto.

Mejora social y sexual

Hay innumerables cultivos con alto contenido de THC que tienen una reputación de estimulante social. El mercado también está viendo una explosión de productos de bienestar sexual relacionados con la marihuana, muchos de los cuales afirman aprovechar la capacidad del THC para aumentar la sensibilidad física e inducir un estado mental relajado y fluido.

Contenido relacionado: Marihuana y Sexo: ¿Puede el Cannabis Mejorar Nuestra Vida Sexual?

Si bien se desconoce la eficacia de estos productos, los estudios de imágenes cerebrales han demostrado que el cannabis puede aumentar la libido, y podría ser una terapia viable para las personas con bajo deseo sexual.

Otros

Lxs usuarixs reportan efectos amplios y complejos del THC. Una de las posibles razones por las que la marihuana ha sido utilizada en tradiciones religiosas y espirituales a lo largo de la historia de la humanidad es por la forma en que este compuesto realza nuestros sentidos. Estos mismos efectos también pueden facilitar una nueva apreciación del arte o experiencias más poderosas en la naturaleza.

Usos medicinales del THC

El THC puede ser el progenitor central de los efectos del cannabis recreativo, pero eso no significa que no sea también medicinal. De hecho, nuestro marco cultural del THC como recreativo, discutiblemente reforzado por la creciente industria legal de la marihuana, puede tener un efecto limitante en la forma en que entendemos y aplicamos el THC medicinalmente.

Contenido relacionado: Estudio: Dosis Muy Bajas de THC Pueden Ayudar a Tratar el Dolor

Ya sea solo o como parte de un producto de cannabis de espectro completo, el THC está lejos de carecer de valor medicinal.

Alivio del dolor

Un examen realizado en enero del 2017 de más de 10.000 estudios en seres humanos demuestra que el cannabis es seguro y eficaz para el alivio del dolor crónico en adultxs. El dolor por daño tisular e inflamación y el daño al sistema nervioso son tratables con cannabis. El THC, en particular, es eficaz como antioxidante, antiinflamatorio y neuroprotector.

La capacidad del THC para aliviar el dolor depende, en gran parte, de la activación de los receptores CB1 en una región del cerebro críticamente involucrada en el control del dolor en todo el cuerpo. Es más probable que se produzca un alivio profundo del dolor si el THC puede llegar al torrente sanguíneo y a esta parte del cerebro.

Estimulación del apetito

La mayor parte de lo que sabemos sobre el THC y la estimulación del apetito proviene de la investigación sobre el cáncer y el SIDA. A través del desarrollo de la marihuana medicinal como tratamiento para el cáncer y la pérdida de peso relacionada con el SIDA, aprendemos que el THC puede estimular el apetito al interactuar con las hormonas del apetito como la grelina y la leptina, que están involucradas en la regulación de la ingesta de alimentos.

Contenido relacionado: Legalización de la Marihuana en EEUU: la Historia del Movimiento y las Personas Tras Él

La ingesta de alimentos, el metabolismo y el uso de energía son procesos muy complejos, por lo que se requiere mucha más investigación para comprender plenamente cómo el THC promueve el apetito.

Antiemético

El sistema endocannabinoide puede desempeñar un papel activo en la reducción de las náuseas y los vómitos. Investigaciones, como un estudio del 2011 publicado en el British Journal of Pharmacology, ha demostrado que el THC es muy efectivo para reducir las náuseas y vómitos en pacientes con cáncer que están pasando por la quimioterapia.

Espasticidad muscular

Varios estudios han demostrado que el cannabis es eficaz en el tratamiento de la espasticidad muscular asociada a la esclerosis múltiple (EM). El THC en particular ha demostrado tener el potencial de disminuir rápidamente la fuerza y la frecuencia de los espasmos musculares relacionados con la EM, según un estudio del 2007 publicado en el British Journal of Pharmacology. Un estudio de 2013 publicado en el Journal of Neurology encontró que el THC también puede ser efectivo en el tratamiento del dolor neuropático asociado con la EM.

Tratamiento de las adicciones

Aunque el THC es en sí mismo una sustancia gratificante, puede tener cierto potencial para reducir el potencial de abuso de otras sustancias. En modelos animales, el THC ha demostrado disminuir el consumo de heroína. Del mismo modo, en los seres humanos, la planta entera de cannabis y el THC parecen aumentar la probabilidad de que un individuo permanezca en tratamiento para el trastorno por consumo de opiáceos. Una teoría es que el THC reduce la motivación de los individuos para consumir otras sustancias gratificantes.

Contenido relacionado: La Marihuana Podría Ayudar a Tratar Adicciones a las Drogas y el Alcohol

Además de estos efectos farmacológicos, la marihuana y/o el THC pueden proporcionar beneficios adicionales de reducción de daños, como el hecho de dar a personas con trastornos de uso de sustancias una alternativa no letal de intoxicación a las drogas más peligrosas. Por supuesto, el mejor tratamiento de la adicción es la prevención, y hay pruebas prometedoras de que el cannabis puede prevenir por completo el uso indebido de otras drogas. Por ejemplo, cuando un estado aprueba una ley sobre el cannabis medicinal, las ventas de alcohol disminuyen en un promedio del 15%.

Metabólico

Lxs consumidores de cannabis tienden a tener un índice de masa corporal (IMC) más bajo, menores tasas de enfermedad de hígado graso y menores tasas de diabetes que los individuos que no consumen cannabis. Aunque no está claro en qué medida los demás componentes del cannabis influyen en estos efectos, los estudios realizados en animales han verificado que el THC desempeña un papel fundamental en la prevención de la obesidad inducida por la dieta.

Deficiencia de endocannabinoides

La teoría de la deficiencia endógena de cannabinoides es relativamente nueva; esencialmente, se trata de una condición en la que el cuerpo no produce suficiente cantidad de sus propios cannabinoides, lo que da lugar a un desequilibrio en muchos procesos homeostáticos, como la regulación del dolor y la digestión.

Hay argumentos convincentes a favor de la influencia de un sistema endocannabinoide disfuncional en enfermedades como la migraña, el síndrome de colon irritable y la fibromialgia. Se desconoce si la deficiencia de endocannabinoides se hereda genéticamente, o es el resultado de una enfermedad o de aflicción mental. Debido a que el THC y la planta entera de cannabis alivian los síntomas de estas enfermedades, tiene sentido que los cannabinoides puedan estar compensando deficiencias de endocannabinoides en el cuerpo.

Efectos secundarios y advertencias

El THC es un potente cannabinoide y tiene el innegable potencial de producir efectos secundarios adversos. Tengan en cuenta que la respuesta de cada persona al THC y a otros compuestos del cannabis está influenciada por su sistema endocannabinoide único. Por ejemplo, lxs científicxs han descubierto nueve variaciones del gen del receptor CB1, lo que abre la puerta a diversas respuestas al THC.

Contenido relacionado: Efectos Secundarios de la Marihuana: lo que Tienes que Saber

En otras palabras, no todo el mundo experimentará los mismos efectos secundarios, o el mismo nivel de efectos secundarios adversos, asociados con el THC.

Intoxicación

Ésta puede ser la cualidad más deseable y ciertamente más buscada del THC, pero también puede causar un desagradable, aunque sólo sea temporal, deterioro físico y mental. La intoxicación con THC no es peligrosa en sí misma, pero puede perjudicar la capacidad de un usuarix para realizar ciertas tareas con seguridad. Lxs usuarixs no deben conducir mientras estén bajo la influencia del THC.

Ritmo cardíaco rápido

Después de consumir un producto a base de cannabis -flor, concentrado, comestible, etc.- lxs consumidores suelen experimentar un aumento de la frecuencia cardíaca y presión sanguínea, lo que puede sorprender a lxs nuevxs o poco frecuentes consumidores de cannabis. Por lo general, lxs consumidores que desean evitar un ritmo cardíaco rápido, o que lo necesitan por razones medicinales (por ejemplo, por estar tomando ciertos tipos de medicamentos para regular la presión arterial), pueden hacerlo probando cultivos de bajo contenido de THC, o productos bien equilibrados por el CBD, que compensan este efecto.

Paranoia

Debido a que el cerebro interpreta un ritmo cardíaco rápido como una respuesta de lucha o huida, una sensación de ansiedad o paranoia puede acompañar frecuentemente a una dosis alta de THC. Lxs consumidores también pueden querer evitar los cultivos y productos con alto contenido de THC si experimentan paranoia relacionada con el cannabis. La genética, el uso previo de cannabis y las condiciones de salud preexistentes juegan un papel importante en la determinación de si el THC producirá o aliviará la ansiedad. Es común que la paranoia disminuya con el tiempo, a medida que las personas desarrollan tolerancia a los efectos del THC. Comenzando con una dosis baja, y aumentando lentamente con el tiempo, las personas pueden superar la paranoia y obtener los beneficios medicinales del THC.

Ojos rojos

Entre los efectos secundarios más comunes (y signos reveladores) de fumar cannabis están los ojos rojos e inyectados de sangre. Después de consumir cannabis, generalmente toma de cinco a diez minutos para que los ritmos cardíacos del usuarix vuelvan a la normalidad y para que la presión arterial comience a disminuir. La disminución de la presión sanguínea provoca la dilatación de los vasos sanguíneos y los capilares, incluidos los capilares oculares, lo que hace que los ojos se vuelvan rojos. La cantidad en que se reduce la presión arterial y el grado de enrojecimiento de los ojos depende de la cantidad de THC que se consuma.

Contenido relacionado: Marihuana y Ojos Rojos: Te Explicamos Por Qué

El enrojecimiento de los ojos inducido por el cannabis es un efecto secundario inofensivo que típicamente sólo durará unas pocas horas.

Bajón

Varios estudios han demostrado que los agonistas CB1 como el THC pueden amplificar las señales del apetito y el hambre en el cerebro, ya sea aumentando la sensibilidad sensorial (es decir, la comida sabe mejor) o aumentando la motivación para comer. Este efecto secundario (llamado coloquialmente “bajón“) es comúnmente buscado por pacientes que sufren de cáncer, caquexia (síndrome de emaciación) u otros tipos de deterioro del apetito.

Qué hacer si se consume demasiado THC

Aunque es imposible tener una sobredosis letal o incluso debilitante a largo plazo a causa del cannabis, todavía es posible consumir una dosis de THC que produzca efectos secundarios desagradables y no deseados. Una sobredosis de THC puede producir síntomas de pánico, paranoia, náuseas, vómitos, disforia, angustia emocional y malestar físico. Es más probable que dicha sobredosis ocurra cuando un usuarix ingiere un producto de cannabis comestible. Esto se debe a que cuando el THC pasa por el sistema digestivo, es descompuesto por las enzimas del hígado. El hígado convierte el Delta-9 THC en 11-hidroxi THC, que es un activador mucho más potente del receptor CB1.

Contenido relacionado: Qué Hacer si Fumo Mucha Marihuana

Ante todo, si experimentas síntomas de sobredosis intensa de THC, trata de mantener la calma. Aunque la sensación de pánico es muy común, siempre es temporal. Los síntomas de sobredosis de THC pueden durar desde unos pocos minutos hasta varias horas, dependiendo de la cantidad y el método de consumo de THC. Mientras esperas a que los síntomas disminuyan, intenta involucrarte en una distracción calmante para su mente, como escuchar música relajante o ver la televisión. Toma pequeños sorbos de agua para rehidratarte y reducir los síntomas de la boca seca.

Lxs médicxs animan a las personas que sufren una sobredosis grave de THC a que vayan a la sala de emergencias, donde normalmente se le dará un sedante al paciente y se le vigilará hasta que los síntomas de la sobredosis disminuyan. Sin embargo, la mayoría de las personas con síntomas moderados pueden manejar una sobredosis desde su casa con la ayuda de amigxs o familiares y un ambiente de apoyo y alivio.

¿Quién debe evitar el THC?

Las personas con riesgo de psicosis y/o con condiciones cardíacas generalmente deben evitar el THC, especialmente en dosis altas. Las personas no deben consumir cannabis donde no lo permita la ley. Lxs menores de 18 años deben obtener el consejo de un médicx calificadx antes de consumir THC. Muchas jurisdicciones exigen que unx tutor legal supervise la administración de cannabis medicinal a lxs menores de 18 años.

La historia farmacológica del THC

El Delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) fue descubierto por primera vez por Raphael Mechoulam y Yechiel Gaoni en 1964 en Israel. Mechoulam y Gaoni fueron capaces de identificar la estructura química del THC, así como sus propiedades psicotrópicas.

En 1965 el profesor Friedhelm Korte de la Universidad de Bonn en Alemania aisló con éxito el ácido tetrahidrocannabinólico (THCA), un precursor que se convierte en THC cuando se expone al calor. Ese mismo año, Mechoulam y Gaoni produjeron la primera síntesis total de THC a partir del hachís.

Contenido relacionado: La Historia de la Marihuana en los Estados Unidos

Los Estados Unidos aprobaron en 1970 la Ley de Sustancias Controladas, que clasificó al cannabis como una droga de la Lista I, o una sustancia sin potencial médico aceptado y con un alto potencial de abuso. Esta medida limitó gravemente la cantidad de investigaciones clínicas que se podían hacer sobre el THC y otros cannabinoides.

El auge del THC

A medida que lxs cultivadores clandestinxs de los años ’80 y ’90 entraban en una era de extensos cruces para obtener rendimientos más potentes, los cultivos de cannabis producían porcentajes cada vez más altos de THC. El aumento de la legalización también ha desempeñado un papel enorme en la creación de los cultivos de alto contenido de THC y los productos de cannabis que la mayoría de lxs consumidores encuentran hoy en día. Según un informe del 2014 publicado por la Sociedad de Psiquiatría Biológica, la proporción media de THC en el CBD era de 14:1 en 1995, pero se elevó a 80:1 en el 2014.

¿Dónde se encuentra el THC?: productos de THC

Flor

Se denomina “flor” o “cogollo” a la parte fumable y cubierta de tricomas de una planta de cannabis femenina. La flor es la forma más popular de cannabis debido a su versatilidad: puede ser fumada en una pipa o pipa de agua, o enrollada en un porro o cigarrillo de marihuana… Los cultivares o variedades con alta concentración de THC son los más buscados y valorados en el mercado. Si estás comprando flor de cannabis y estás mayormente interesadx en obtener el porcentaje de THC adecuado para tus necesidades, las siguientes categorías pueden serte útiles:

Tipo III – Principiantes y medicinales: Cultivos con bajas cantidades de THC, generalmente populares entre lxs pacientes y lxs recién llegadxs a la marihuana. ACDC y Cannatonic son ejemplos de cultivos populares con bajo contenido de THC.

Contenido relacionado: Básicos del Cannabis: ¿Qué Es un Cogollo?

Tipo II – Efecto funcional/de uso diurno: Los cultivares de tipo II ofrecen una proporción mixta de THC y CBD. Astral Works, Ancient Art y Goji DC son ejemplos de cultivares con una proporción de THC:CBD que típicamente resulta en un “subidón funcional”. Estos tipos de cultivares son populares entre lxs usuarixs medicinales, donde el THC proporciona un beneficio médico sustancial, pero la intoxicación es mínima o manejable.

Tipo I – Funciones afectadas/usuarix experimentadx: Estos potentes cultivos contienen un mínimo de 20% de THC y actualmente constituyen más del 80% del mercado de cannabis. Estas fuerzas del mercado son probablemente un remanente de los días de prohibición, y la demanda de lxs consumidores puede alejarse gradualmente de estos productos a medida que las variedades menos potentes se vuelven más comunes.

Aislado

Los aislados de cannabis son extracciones de un solo cannabinoide. El ácido tetrahidrocannabinólico (THCA) se ha vuelto más comúnmente disponible en forma de aislado. El aislado de THCA sólo se vuelve intoxicante cuando se calienta, lo que lo convierte en THC activo.

Concentrados

Los concentrados son sustancias en las que las propiedades más deseables de la cannabis, a saber, los cannabinoides y los terpenos, se han separado del resto de la materia vegetal y se han destilado o concentrado.

Contenido relacionado: Guía para los Concentrados de Cannabis y su Extracción

Los concentrados de cannabis están disponibles en diversos formatos y texturas, muchos de los cuales presentan altas concentraciones de THC como su principal punto de venta.

Productos con infusión de cannabis

Cualquier receta que requiera manteca o aceite puede ser fácilmente imbuida de cannabis. Los cannabinoides ingeridos se procesan de manera diferente a los inhalados, lo que a menudo puede significar que un producto comestible es mucho más intoxicante, ya que los cannabinoides entran en la corriente sanguínea a través del estómago y el hígado. Esto también retrasa la aparición de los efectos (unos 30 a 90 minutos, según la persona) y prolonga su duración (de cuatro a ocho horas, según la dosis y la persona).

Legalidad del THC

Estados Unidos

El cannabis sigue siendo una droga de la Lista I en virtud de la ley federal, y el THC no ha recibido ninguna autorización como compuesto derivado para uso médico o recreativo. La mayoría de los estados donde el cannabis es legal, ya sea para uso medicinal o adulto, tienen leyes que limitan el contenido de THC. La mayor parte de la marihuana medicinal restringe la cantidad de THC que puede estar presente en los productos de CBD.

Contenido relacionado: Legalización de la Marihuana en EEUU: ¿Cómo Impactaría al Resto del Mundo?

A nivel internacional

Los únicos países en los que el consumo y la venta de cannabis recreativo es legal a nivel federal son Uruguay y Canadá. Varios otros países, entre ellos Alemania, Grecia, Colombia, Perú, los Países Bajos y el Reino Unido, han legalizado la marihuana medicinal. En muchos países en que el uso adulto sigue estando técnicamente prohibido, las leyes de despenalización han hecho que la posesión de marihuana no sea un delito.

Vía Weedmaps, traducido por El Planteo.

Foto por Mathematical Michael vía Unsplash

WeedMaps Español

ACERCA DEL AUTOR

El popular sitio WeedMaps nos comparte su contenido.

El equipo de El Planteo lo traduce y adapta para tí.

También puede interesarte

tesla competencia
ley yolanda
Estados Unidos Cannabis
Star Wars Porro