ENG 🇬🇧
poda apical

ABC

Poda Apical y Otras Técnicas de Entrenamiento para tu Planta de Marihuana

Por Weedmaps

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/09/bsf-expo-cannabis-750x200-1.jpg

Poda Apical y Otras Técnicas de Entrenamiento para tu Planta de Marihuana

✍ 10 abril, 2021 - 12:02

Si se deja que una planta de cannabis crezca de forma natural sin intervención humana, centrará su energía en el crecimiento de una cola principal con una serie de pequeños brotes debajo. Este patrón de crecimiento natural no es ideal para obtener un rendimiento óptimo de los cogollos.

Cuando una planta de cannabis crece de esta manera, los cogollos inferiores normalmente no reciben suficiente exposición a la luz. Por ende, tienden a crecer mucho más pequeños en relación con la cola principal. A menos que planees cultivar una planta de cannabis con forma de árbol de Navidad, tu cultivo necesitará algún tipo de entrenamiento.

Contenido relacionado: Introducción al Cultivo de Marihuana en Interior (o Indoor) 

Dependiendo de la configuración de tu cultivo, puede que necesites utilizar técnicas especiales para ayudar a tu planta de marihuana a tener un mejor rendimiento.

Lo ideal es que una planta de cannabis tenga todas las puntas de crecimiento principales en una línea uniforme, para garantizar que todas estén expuestas a la misma intensidad de luz. En resumen, cuanto más uniforme sea la exposición a la intensidad de la luz, más consistente será el rendimiento de tu cultivo de cannabis. Sin embargo, dependiendo de la configuración de tu cultivo, puede que necesites utilizar técnicas especiales para ayudar a tu planta de cannabis a rendir más.

vegetative stage marijuana plant

Hay varias técnicas de entrenamiento que lxs cultivadores pueden emplear para obtener un rendimiento óptimo de sus plantas con espacio y condiciones de iluminación limitados. Puedes entrenar la altura, el ancho, el número de puntas de crecimiento de la cola y la uniformidad de la copa de la planta. Así, podrás ayudar a aumentar la absorción de nutrientes, impedir el crecimiento bacteriano y mejorar el rendimiento general.

La mayoría de lxs cultivadores se enfrentan a una variedad de razones para entrenar sus plantas. Fomentar un dosel denso y uniforme, facilitar la producción de colas grandes y compactas, garantizar un flujo de aire adecuado para reducir el desarrollo bacteriano y reducir el tiempo de floración para obtener una cosecha temprana son todas razones comunes para la formación.

Contenido relacionado: Cultivo de Marihuana: Herramientas que te Ayudarán Enormemente

Si tienes una altura limitada en tu casa o en tu patio, puede que quieras realizar una poda apical, para limitar el crecimiento vertical durante la vegetación. Si no puedes tener muchas plantas y quieres sacar el máximo provecho de cada una, puede que quieras entrenar tus plantas para fomentar el crecimiento lateral. Puede que sólo te quede una planta y necesites entrenarla para que sea una planta madre y así poder mantener la genética. Sea cual sea la razón, entrenar tus plantas de marihuana puede dar resultados fuertes y saludables.

Cuándo entrenar tus plantas de cannabis

¿Cuándo debe unx cultivador empezar a entrenar su planta? ¿Es durante la fase de enraizamiento, vegetativa o de floración? La respuesta depende de cuál sea el objetivo final. Si se trata de mantener las plantas madre sanas y en una posición en la que puedan producir clones vitales, las plantas necesitarán un entrenamiento constante. Si quieres asegurarte de que las plantas se mantengan cortas durante la fase de floración, entrena durante la fase vegetativa. Pero si estás intentando redirigir la energía de una planta de cannabis de muchos sitios de crecimiento a unos pocos, las primeras semanas de floración son el momento para entrenar.

Técnicas de entrenamiento

A no ser que planees cultivar plantas como un árbol de Navidad, tu cultivo necesitará cierto grado de entrenamiento. Decide cuáles son tus objetivos (ya sea acortar el periodo vegetativo, conseguir colas más grandes, obtener un dosel uniforme u otras consideraciones). Luego, aplica las técnicas que te aseguren la consecución de esos objetivos. Es probable que descubras que necesitas realizar más de una técnica de entrenamiento para obtener resultados óptimos.

Contenido relacionado: Autocultivo de Marihuana: la Germinación 

Todas las técnicas de formación implican la manipulación de la forma y el desarrollo de la planta. En la mayoría de los casos, tendrás que doblar el tallo de forma que se adapte a las condiciones de cultivo disponibles, o desviando la energía de la planta hacia puntas de crecimiento que no eran prioritarias.

Controlar el ciclo de iluminación

Si estás cultivando en interior, vas a tener que controlar cada fase mediante el control de la cantidad de luz disponible para tu planta. Si estás limitadx a una sola temporada en el exterior con un número restringido de plantas y quieres asegurarte una cosecha abundante, puedes entrenar tus plantas de cannabis en el interior y colocarlas en el exterior durante el solsticio de verano.

indoor cannabis cultivation

A menos que tus plantas de cannabis sean autoflorecientes, se mantendrán en la fase vegetativa, sin producir colas, siempre que mantengas más de 16 horas de luz sobre ellas. Esto te permitirá comenzar a enraizar un clon en el interior y entrenarlo para que alcance la altura que desees. Luego podrás colocarlo en el exterior y dejar que el ciclo natural del sol tome el control.

Contenido relacionado: ¿Puede la Luz Influir en el Perfil Químico de la Marihuana? 

Por ejemplo, si empiezas a cultivar una planta en el interior durante abril o mayo en el hemisferio norte (octubre o noviembre en el hemisferio sur), tu planta podría llegar a medir hasta 3 metros cuando la coloques en el exterior para empezar a florecer. Para el momento en que coseches la planta, podría superar los 15 pies, o 4,6 metros; y producir muchas más flores que una planta introducida al sol a 3 pies, o 0,91 metros, de altura.

La técnica de privación de luz (también conocida como light dep) también puede utilizarse para forzar la floración de las plantas en un indoor, reduciendo la cantidad de luz natural disponible. El uso de técnicas de privación de luz en variedades con ciclos de floración cortos permite a lxs cultivadores aprovechar al máximo la luz solar exterior sin alargar demasiado el ciclo vegetativo. También se pueden prolongar los ciclos naturales de floración utilizando iluminación suplementaria en zonas con inviernos largos. Esto garantiza que las plantas tengan suficiente luz para florecer y no estén expuestas a temperaturas extremadamente frías.

Deshojado

El deshojado consiste en eliminar las hojas grandes de abanico o las pequeñas zonas de floración de una planta de cannabis. Es la forma más básica de entrenamiento, normalmente realizada en varios puntos de las etapas vegetativas y de floración.

La eliminación de las hojas de abanico grandes durante la segunda mitad de la etapa vegetativa redirige la energía de la planta a otros lugares de crecimiento. Además, permite un mayor flujo de aire en toda la planta, reduciendo drásticamente la probabilidad de propagación de bacterias. Durante la fase de floración, algunas hojas pueden estar bloqueando la valiosa luz a puntos de crecimiento cruciales. También es posible que los pequeños puntos de brote en la parte inferior del dosel desvíen la energía que debería utilizarse en otra parte de la planta. En estos puntos, las hojas o los pequeños puntos de crecimiento deben eliminarse.

Poda apical

La poda apical consiste en cortar la punta de crecimiento del tallo principal de la planta en un ángulo de 45 grados, haciendo que se formen múltiples colas en lugar de una. Con la poda apical, se ralentiza el crecimiento lateral de la planta; y se permite que los lugares de los cogollos inferiores alcancen el tallo principal.

Contenido relacionado: ¿Cuál Es la Diferencia Entre la Marihuana Hembra y Macho? 

Se puede realizar la poda apical repetidamente. Así, podrás convertir un sitio de crecimiento en dos nuevos, dos sitios de crecimiento en cuatro, y así sucesivamente.

FIM

Al igual que la poda apical, el método FIM (o fimming) consiste en cortar la mayor parte de la punta de un brote, en lugar de cortarla completamente en un ángulo de 45 grados. El objetivo es que crezcan muchas colas en el lugar de una cola principal.

Desarrollado a partir de un corte inadecuado de la planta (de ahí el nombre FIM, abreviatura de “F**k, I missed” o “Demonios, la he cagado”), el fimming puede dar lugar a un dosel irregular, ya que es difícil controlar la extensión de los puntos de crecimiento en desarrollo.

Lollipop o poda de bajos

Eliminar el crecimiento de la parte inferior de la planta da lugar a una planta con forma de “lollipop” (paleta), y desvía la energía a las ramas más altas, que producen la cola. En el caso del SCROG y de otros cultivos de cannabis en interior que tienen poca luz para las ramas inferiores, este método es especialmente eficaz para fomentar un rendimiento óptimo.

Sea of Green (SOG)

El método Sea of Green (SOG) suele utilizarse para promover una fase vegetativa lo más corta posible, lo que conduce a la producción de una única y densa cola. Consiste en cultivar varias plantas pequeñas en lugar de unas pocas grandes, maximizando el espacio y cultivando colas únicas. Los clones se colocan en floración inmediatamente o poco después de su enraizamiento, saltándose al menos una buena parte de la fase vegetativa. Así, se asegura un solo lugar de crecimiento principal.

Screen of Green (ScrOG)

Si puedes cultivar una cantidad limitada de plantass, el método Screen of Green (ScrOG) te permitirá crear la mayor cantidad de sitios de crecimiento, produciendo así el mayor rendimiento posible.

Contenido relacionado: Esquejes de Marihuana: Cómo Clonar una Planta de Cannabis 

El método ScrOG obliga a las plantas de cannabis a crecer a través de una pantalla horizontal suspendida. Esto permite que se formen colas en zonas de la planta que de otro modo estarían inactivas a medida que se extiende lateralmente por la pantalla. En resumen, el ScrOG fomenta el crecimiento horizontal de la planta durante la fase vegetativa inhibiéndolo verticalmente.

screen of green method

Entrenamiento de bajo estrés (LST)

El entrenamiento de bajo estrés (LST) consiste en doblar y atar los tallos de las plantas para obtener el máximo rendimiento y exposición a la luz de una zona elegida de la planta de cannabis. El término “bajo estrés” se refiere a la alteración del crecimiento del tallo sin una flexión extrema para evitar que se rompa o corte el tallo principal o las ramas laterales.

Contenido relacionado: Cómo Cultivar Marihuana Hidropónica 

El LST se suele llevar a cabo junto con el método ScrOG. Por lo general, debería comenzar durante la fase vegetativa de la planta, antes de que los tallos estén duros e inestables.

Supercropping

En lugar de enfatizar niveles sostenidos de bajo estrés, el supercropping implica formas de “alto estrés”. Éstas son ejecutadas estratégicamente para impulsar el desarrollo de cannabinoides y terpenos de la planta. Dicho método consiste en pellizcar zonas de los tallos y atarlas. Si intentas hacerlo y acabas aplicando demasiado estrés, aplica cinta aislante en la zona dañada para ayudar a la planta a sanar.

Vía Weedmaps, traducido por El Planteo.

Fotos por Gina Coleman, vía Weedmaps

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

WeedMaps Español

ACERCA DEL AUTOR

El popular sitio WeedMaps nos comparte su contenido.

El equipo de El Planteo lo traduce y adapta para tí.

También puede interesarte

guns n roses marihuana
710 marihuana cannabis concentrados
byd