ENG 🇬🇧
marihuana hidroponica

ABC

Cómo Cultivar Marihuana Hidropónica

Por WeedWeek

Cómo Cultivar Marihuana Hidropónica

✍ 10 enero, 2021 - 08:48

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/03/BANNERS-HEMP6.png

La marihuana hidropónica es una forma fascinante y efectiva de cultivar cannabis. Hay muchas maneras diferentes de cultivar hidropónicamente, que van desde grandes operaciones comerciales hasta un simple jardín en tu armario.

Contenido relacionado: ¿Qué Es la Marihuana Hidropónica?

Este artículo explorará las diferentes formas de cultivar marihuana hidropónicamente, cuáles son algunas de las ventajas, y lo que necesitarás para comenzar un jardín hidropónico propio.

¿Qué es la marihuana hidropónica?

La marihuana hidropónica se refiere a las plantas que se cultivan en una solución de agua rica en nutrientes en lugar de en el suelo. El cannabis hidropónico se puede cultivar de diferentes maneras, utilizando medios que van desde pellets de arcilla hasta sólo aire, o en baldes de agua profunda, o incluso con peces. Pero no encontrarás tierra como parte de ningún cultivo hidropónico.

Diferencias entre la tierra y la hidroponía

El suelo está compuesto de materiales orgánicos que se encuentran en la superficie de la tierra y partes de detrito en descomposición (hojas caídas, cadáveres de insectos y animales, etc.). Las plantas, incluyendo la Cannabis sativa, crecen naturalmente en la tierra.

Sin embargo, también es posible cultivar plantas en medios muy diferentes que no implican ningún tipo de suelo. Estos son métodos de cultivo hidropónico. En lugar de que las raíces se incrusten en el suelo en su búsqueda y absorción de nutrientes, el cultivo hidropónico proporciona una solución rica en nutrientes y a base de agua, que se aplica directamente a las raíces, lo que permite una absorción más eficiente.

Las ventajas del cultivo hidropónico de cannabis

El cultivo de cannabis en tierra tiene sus ventajas, pero con la hidroponía, las plantas pueden crecer más altas, más rápido y con mayores rendimientos. En la tierra, las raíces de las plantas deben buscar los nutrientes que necesitan para su crecimiento. Con un sistema hidropónico, los nutrientes están mucho más disponibles y accesibles, lo que permite a la planta desviar más energía al crecimiento de los tallos, las hojas y las flores.

Cómo cultivar marihuana hidropónica

El cultivo de marihuana hidropónica requiere un poco más de preparación que una simple maceta en tu balcón. Hay muchos sistemas hidropónicos disponibles que pueden adaptarse a cualquier necesidad, desde principiantes a más profesionales. El Viagrow Complete Ebb & Flow Hydroponics System viene con una mesa, espacio para 14 plantas y un sistema automatizado de entrega de agua, nutrientes y oxígeno. Para gente más simple, está el Deep Water Culture Hydroponic Bucket, que es fácil de usar e incluye indicadores de nivel de agua, tapones de arranque de lana de roca y una bomba de aire.

Contenido relacionado: Introducción al Cultivo de Marihuana en Interior (o Indoor)

Pero también puedes elegir hacerlo tú mismx. Esta elección, aunque inicialmente un poco más intensiva, puede permitirte adaptar tu configuración a tus necesidades personales.

Equipo necesario

Royal Queen Seeds proporciona la siguiente lista de equipos que necesitarás para una instalación de hidroponía.

  • Semillas
  • Carpa o armario de cultivo
  • Depósito hidropónico y bandeja
  • Iluminación (LED o HPS)
  • Ganchos para la iluminación
  • Sustrato (es decir, medio de cultivo)
  • Nutrientes hidropónicos
  • Piedra difusora y bomba
  • Macetas de malla
  • Filtro de carbón
  • Ventilador y tubos
  • Ventilador oscilante
  • Higrómetro
  • Medidores de pH y PPM

Elije un medio de cultivo

Hay muchos medios de cultivo para elegir con respecto a los cultivos de marihuana hidropónicos. A continuación se presentan algunos de los más populares.

Aire

Las raíces de las plantas están destinadas a ser sumergidas en el suelo. Sin embargo, también pueden crecer en el aire. Con el cultivo en aire, las raíces se empañan con agua y nutrientes, lo que permite que haya mucho oxígeno y no haya problemas de drenaje.

Contenido relacionado: Cultivo de Marihuana: Herramientas que te Ayudarán Enormemente

El único peligro es que las plantas dependen completamente de que prestes mucha atención o, si tienes un cultivo automatizado, que la energía se mantenga encendida; un apagón podría costarte tus plantas.

Guijarros de arcilla

Los guijarros de arcilla son piezas porosas y moteadas de arcilla, parecidas a las croquetas de los perros. Los guijarros de arcilla son perfectos para suministrar grandes cantidades de oxígeno a las raíces, retener grandes cantidades de nutrientes y agua, y también permiten el drenaje.

Fibra de coco

La fibra de coco (o coco coir) consiste en cáscara de coco molida, y es una opción cada vez más popular para los cultivos hidropónicos. La cáscara de coco está diseñada para proteger la carne interna de los factores externos duros y, lo que es más importante, sirve como un medio de germinación perfecto para un nuevo cocotero. El coco proporciona todos estos beneficios a tus plantas de marihuana.

Perlita

La perlita es un vidrio volcánico que ha sido infundido con aire, creando un material poroso con alta capacidad de retención de oxígeno. La perlita se añade a menudo a la tierra para aumentar los niveles de aireación.

Contenido relacionado: Consejos Útiles para el Cultivo de Marihuana Indoor

Este material es una gran solución para los cultivos hidropónicos, aunque hay que prestar especial atención a los niveles de agua, ya que la perlita no retiene agua en absoluto.

Lana de roca

La lana de roca es un material hecho de fibras de roca fundidas, similar a la fibra de vidrio. Aunque este material existe desde hace mucho tiempo, tiene algunas desventajas, como los posibles riesgos para la salud asociados a la inhalación de polvo de lana de roca seca (la solución es empapar inmediatamente la lana de roca en agua).

La lana de roca también tiene un pH relativamente alto que debe ser equilibrado. El lado positivo es que la lana de roca es un excelente retenedor de agua.

Vermiculita

La vermiculita tiene una textura parecida a la de un guijarro que retiene bien el agua, capaz de arrastrar el agua y los nutrientes hacia arriba (también conocida como “mecha”).

Si bien puede ser costosa y a veces puede retener demasiada agua, la vermiculita es ideal para usarla en combinación con otros medios de cultivo, lo que te permite adaptar el medio a tu configuración específica.

Elije el sistema de cultivo hidropónico adecuado

Elegir el sistema de cultivo hidropónico correcto es un paso importante. Asegúrate de tener en cuenta tu nivel de experiencia, cuánto dinero y tiempo estás dispuestx a gastar, y cuántas plantas te gustaría incluir en tu jardín.

Contenido relacionado: Guía para el Autocultivo de Cannabis: Genéticas, Medios y Ambientes de Cultivo

A continuación se presenta una selección de los sistemas de cultivo hidropónico más populares para considerar.

Aeroponía

En un cultivo aeropónico, no se utiliza ningún sustrato. Esto permite que las raíces cuelguen libremente. La solución nutritiva se suministra a través de un aerosol, creando una neblina nutritiva para las raíces.

La ventaja de esta técnica de nebulización es que ayuda a la absorción de nutrientes y a su absorción, lo que se traduce en un mayor y más rápido crecimiento de la planta.

Acuaponía

Si eras un niñx que tenía un acuario en su habitación, estabas a medio camino de un cultivo acuapónico sin saberlo. Las raíces de las plantas se sumergen en un tanque de agua que también contiene peces vivos. Siendo un sistema de circuito cerrado, los nutrientes para las plantas no se añaden, sino que son producidos por los propios peces como residuos. A medida que las plantas absorben los desechos de los peces, a su vez purifican el agua en la que estos viven.

Deep Water Culture (cultivo en aguas profundas)

Un rasgo característico de este cultivo es el depósito, que puede contener una gran cantidad de agua. Grandes volúmenes de agua ayudan a permitir una solución de nutrientes más estable, liberándote de tener que vigilar los niveles de nutrientes de forma continua.

Contenido relacionado: Autocultivo de Marihuana: la Germinación

Un cultivo en aguas profundas requiere que la mayor parte de la masa de raíces esté sumergida en agua todo el tiempo. En general, este método promueve el rápido crecimiento de las plantas y es relativamente fácil de instalar.

Sistema de goteo

Utilizando un medio sin tierra, el sistema de goteo utiliza la popular técnica de irrigación de suministro de nutrientes a través de tubos de goteo, que imitan una lluvia ligera. Por lo general, hay un tubo de goteo por planta, que entrega los nutrientes directamente a las raíces.

Flujo y reflujo

El método de flujo y reflujo utiliza un sustrato grueso, que permite a las raíces crecer relativamente libres con mucho espacio y oxígeno, aumentando el crecimiento y los rendimientos. La solución de nutrientes fluye sobre las raíces, saturando el medio, mientras que el depósito se coloca en un nivel más bajo que permite que la solución vuelva a fluir al depósito.

Este proceso debe realizarse tres veces al día, por lo que los sistemas automatizados son la opción preferida para el método de reflujo e inundación.

Sistema de mecha

Este método es similar al método de flujo y reflujo, pero se recomienda para quienes no utilizan un sistema automatizado de reflujo y no pueden estar disponibles para realizar el proceso tres veces al día.

Contenido relacionado: Todo sobre el Proceso de Cultivo de Marihuana

En lugar de un depósito, el sistema de mecha utiliza una bomba de acuario, lo que permite airear el medio y proporcionar un suministro constante y fresco de solución nutritiva.

Técnica de película nutritiva (NFT)

Lo que hace que la técnica de película nutritiva se destaque es que no utiliza un sustrato, lo que permite que las raíces de las plantas crezcan extensamente. Las raíces están constantemente expuestas a la solución de nutrientes a través de una corriente rápida y aireada, proporcionando alimento continuo y oxígeno. Este método es ideal para los cultivos comerciales a gran escala.

Nutrientes para el cannabis hidropónico

Cuando busques nutrientes para tu cannabis hidropónico, es importante seleccionar productos que estén adaptados específicamente para cultivos hidropónicos. No utilices nutrientes hechos para la tierra (productos hechos de materiales orgánicos como el guano o la harina de sangre) porque estos nutrientes pueden alterar el delicado equilibrio del depósito y potencialmente causar problemas con las raíces.

Los nutrientes hidropónicos son los que proporcionan los minerales que han sido “quelatados”, lo que significa que son más fáciles de absorber por las raíces de las plantas. Querrás usar nutrientes con un balance adecuado de nitrógeno, fósforo y potasio (NPK): busca un balance de 2-1-6 en la etiqueta. Aparte del NPK, comprueba si tienen azufre, hierro, magnesio y calcio para obtener resultados óptimos.

El costo del cultivo hidropónico

Los costos de cultivo hidropónico variarán según tu configuración. Algunos factores a considerar son la electricidad (que variará en función del tipo y la potencia de tus luces), el alquiler del espacio (que puede ser tu armario o algún lugar en tu vivienda actual para reducir costos), el agua, los nutrientes y el CO2, y los materiales adicionales que puedas necesitar, como los pesticidas.

Contenido relacionado: Por Qué Deberías Llevar un Diario de Cultivo de Marihuana

Un cálculo estimativo sitúa la cosecha de nueve semanas (lo que significa más de una planta, y llevar las plantas desde la semilla hasta la cosecha) en alrededor de USD 3.500.

La historia de la hidroponía

Con todos los lujos de la tecnología moderna, la hidroponía puede parecer una innovación relativamente reciente. De hecho, nada más lejos de la verdad. La gente ya cultivaba plantas hidropónicas en el 600 AC, en los famosos Jardines Colgantes de Babilonia. Estos jardines se desarrollaron en respuesta a los climas secos y áridos, donde las plantas se regaban utilizando un sistema de riego con agua del río Éufrates. Lxs aztecas en México también usaban sistemas hidropónicos durante los siglos X y XI d.C., al igual que China a finales del siglo XIII.

Conclusión

En muchos sentidos, el cultivo hidropónico de cannabis es un método superior al cultivo en tierra. Aunque hay un poco de curva de aprendizaje y a veces una inversión financiera para poner en marcha un cultivo hidropónico, la marihuana hidropónica puede terminar produciendo una cosecha mayor y mejor. No es de extrañar que, con una historia que se remonta a miles de años, la hidroponía sea la opción preferida de muchxs cultivadores de marihuana en todo el mundo.

Vía WeedWeek, traducido por El Planteo.

Foto por sippakorn yamkasikorn, vía Pixabay 



WeedWeek

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

Bella Thorne
Cannabis y Finanzas - Imagen por Ilona Szentivanyi. Todos los derechos reservados a El Planteo y Benzinga.
Inversiones Cannabis COVID-19
marihuana medicinal florida