virus cannabis

ABC

Virus, Viroides y Cannabis: una Breve Introducción

Virus, Viroides y Cannabis: una Breve Introducción

✍ 22 octubre, 2020 - 09:32

En un momento no muy lejano del pasado, se decía comúnmente que “la marihuana no se contagia de virus”. El hecho de que el primo más cercano del cannabis – el lúpulo – tenga múltiples virus y viroides conocidos debería haber sido suficiente para poner en duda esta afirmación.

Contenido relacionado: Guía para el Autocultivo de Cannabis: Genéticas, Medios y Ambientes de Cultivo

El artículo de hoy debería poner fin a esta falacia y, de paso, dar al lectorx una mejor comprensión de lo que son los virus y sus parientes menos conocidos, los viroides; explicar algunos de los problemas que plantea la detección de agentes virales y viroides en el cannabis; y proporcionar una lista de algunos agentes que infectan la marihuana.

Una introducción a los virus y viroides

Los virus son entidades biológicas no vivas, con un genoma de ácido nucleico que codifica una o más proteínas.

En el panorama más amplio, una vez dentro de la célula huésped adecuada, los virus aprovechan sus componentes celulares para expresar el genoma viral, replicar nuevas copias de éste y empaquetar copias del genoma en una cápsula (cápside).

Las partículas infecciosas, que consisten en una cápside y el genoma viral, salen entonces de la célula anfitriona y pueden ser absorbidas por una nueva célula anfitriona, iniciando el ciclo de nuevo.

Si bien hay muchas variaciones de este proceso (tipo de ácido nucleico; estructura del genoma; mecanismo de replicación; número, tipo y funciones de los genes expresados; estructura de la cápside y posible recubrimiento lipídico; método de liberación del virus; y método de transmisión o vectorización a la nueva célula huésped), el panorama general es constante.

Contenido relacionado: Introducción al Cultivo de Marihuana en Interior (o Indoor)

Los virus son, en efecto, una especie de parásito intracelular, y el daño al huésped surge por la apropiación indebida de los recursos celulares y la aplicación para beneficiar al virus, no a la célula u organismo en su conjunto.

Los viroides

Aunque la gente está familiarizada con los virus, los viroides son menos conocidos. La descripción más simple de un viroide es que es un virus que carece de la capacidad de hacer una cápsula y no puede transmitirse para infectar a nuevos huéspedes.

Si te imaginas a una persona en un autobús lleno de gente y tiene un viroide, ese viroide no tiene una forma de sobrevivir a la exposición ambiental e infectar a lxs demás pasajerxs. La persona tampoco sufrirá la réplica por propagación clonal.

En general es poco probable que se infecten los animales, pero es viable en las plantas donde los ácidos nucleicos “desnudos” del viroide puedan transportarse entre las células a través de uniones entre células.

La propagación vegetativa de células infectadas puede conducir a nuevas plantas infectadas, o también el viroide podría convertirse en semillas que condujeran a nuevas plantas infectadas.

¿Cómo afectan los virus al cannabis?

Si estás llevando a cabo una operación de cultivo, tener virus o viroides en tus plantas probablemente vaya a ser perjudicial.

Contenido relacionado: ¿Qué Es la Marihuana Hidropónica?

Si estás trayendo nuevo material de reserva, los virus son probablemente más preocupantes que los viroides, ya que tendrán una mayor probabilidad de infectar a otras plantas en tu operación.

¿Cuáles son los síntomas de la infección viral en el cannabis?

Para lxs conocedores, los síntomas incluyen un espectro de marchitamiento de las hojas, clorosis, manchas necróticas y patologías similares.

De hecho, los síntomas visuales no son suficientemente distintivos como para decir cuál es el virus causante, así que si alguien mira tus plantas dice “Tienes el virus X”, tómalo con pinzas.

Por otra parte, como las opciones de cura son en su mayoría las mismas para todos los virus, puede ser un punto discutible; estarás viendo respuestas similares sin importar cuál sea el culpable.

Descubrir al intruso

Sabemos acerca de los virus y viroides en muchas otras plantas. Entonces, ¿cómo podemos buscarlos en el cannabis y, una vez encontrados, cómo sabemos si son significativamente patógenos?

La virología clásica toma el material inicial sospechoso y opera mediante el crecimiento, aislamiento y caracterización del o los virus presentes en el material.

Contenido relacionado: Todo sobre el Proceso de Cultivo de Marihuana

Es lenta, meticulosa y requiere muchos ensayos, pero es capaz de descubrir virus nuevos. Con mayor frecuencia se emplean métodos de biología molecular, que utilizan la PCR modificada de baja rigurosidad o enfoques basados en la hibridación para identificar “parientes cercanos” de los virus conocidos.

Otras sintomatologías y tratamientos

Otro enfoque de biología molecular es la secuenciación de la próxima generación “NGS”, en la que se secuencian todos los bits de ácido nucleico que se pueden encontrar en una muestra. Luego se utiliza la bioinformática para descifrar lo que hay allí.

Este último enfoque no requiere que el agente crezca ni que sea muy similar a otros virus; como el costo de este enfoque disminuye constantemente, se está convirtiendo en el método más elegido.

Una vez que se descubre un virus, es posible desarrollar ensayos moleculares para examinar el material, como los clones entrantes, con el fin de detectar su presencia o ausencia.

Determinar si son patógenos se hace más evidente exponiendo intencionalmente plantas sanas a un virus (o viroide) y observando si esto resulta en patología; en esencia, cumpliendo lo que se conoce como uno de los Postulados de Koch.

Los virus más comunes que infectan al cannabis

¿Cuáles son algunos de los virus y viroides que se ha demostrado que infectan al cannabis? Aquí hay una lista de seis (ocho, si incluye las variaciones de nombres), pero ten en cuenta que a medida que se realicen más investigaciones, es probable que el número crezca.

Contenido relacionado: Autocultivo de Marihuana: la Germinación

Nota que todos estos tienen genomas de ARN, no ADN – esta es una tendencia común en los virus de plantas. Desafortunadamente, esto tiene repercusiones.

El ADN es químicamente estable y normalmente tiene una replicación de alta fidelidad. Esto significa que los virus basados en ADN pueden ser examinados en todo tipo de material vegetal, incluso en las flores secas, y las secuencias genéticas suelen ser bastante estables (lo que hace que las pruebas sean fiables). Sin embargo, el ARN es químicamente inestable, por lo que no se puede buscar de forma significativa nada que no provenga de tejido fresco (e idealmente, de un lugar visiblemente enfermo).

Un problema relacionado es que la replicación del virus del ARN suele ser muy imprecisa. Ésta es en realidad una estrategia evolutiva, donde un solo virus entrante puede crear un alto número de progenie mutada al azar en lo que se conoce como “plaga de cuasiespecies”.

En algún lugar de la plaga puede haber una variación de la secuencia que se adapte de forma óptima a la supervivencia en esa célula huésped, y superará a sus hermanos. Desafortunadamente para nosotrxs, esta misma variabilidad puede causar que nuestro ensayo molecular no detecte el virus.

El viejo dicho “la ausencia de pruebas no es la prueba de ausencia” nunca es más cierto que cuando se analizan virus de ARN.

¿Crees que podrías tener un virus?

Entonces, ¿qué puedes hacer si crees que tienes un virus nocivo en tus cultivos de cannabis? Las mejores prácticas incluyen la cuarentena inmediata (o mejor aún, la destrucción) de las plantas sospechosas.

Contenido relacionado: Insectos Beneficiosos: Héroes del Jardín de Cannabis

Evita cualquier transferencia de material entre las plantas sospechosas infectadas y las sanas. Usa batas protectoras desechables, guantes y reemplaza este equipo ante la manipulación de las plantas sospechosas y las sanas.

Otro factor clave pueden ser los insectos como las arañuelas. Éstos pueden mover viroides o virus entre las plantas al estar sobre o comer de una planta infectada, y luego arrastrarse o volar hasta una sana, trayendo consigo agentes infecciosos; un proceso conocido como “vectorización”.

Si los plaguicidas químicos no son una opción -y en este negocio no lo son- considera la posibilidad de utilizar insectos depredadores seleccionados para matar a las especies de vectores.

En algunos casos, se pueden salvar esquejes sanos de la periferia de una planta enferma, permitiendo la propagación recuperada de un clon premiado, mientras que el grueso de la planta (y con suerte, toda la porción infectada) se destruye de forma segura.

Limpiar el material enfermo

Llevando este enfoque al extremo, el cultivo de tejidos vegetales, particularmente cuando se establece a partir de tejido meristemático primitivo (antes de que la vascularización dé a los virus y viroides la oportunidad de entrar en la célula), puede combinarse con el crecimiento hipertérmico del callo para “limpiar” el material enfermo y permitir una propagación limpia.

Contenido relacionado: ¿Puede el Cannabis Ayudar a Salvar a las Abejas?

Iniciar un cultivo limpio en una casa de cultivo contaminada no ayudará mucho, por lo que es necesario un programa de saneamiento regular y completo para todas las áreas de cultivo. Necesitaremos usar agentes aprobados como lejía diluida o aminas cuaternarias seguras para la alimentación.

Baños de aire, alfombras pegajosas, cubiertas de calzado y/o baños sanitarios, ropa protectora desechable, filtración HEPA de los suministros de aire y enfoques similares: todo ello añade capas de defensa contra la introducción de material enfermo en la instalación.

Vía Cannabis & Tech Today, traducido por El Planteo.

Foto por Olli Kilpi vía Unsplash

Cannabis & Tech Today

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

Movimiento LGBTIQA+ y Marihuana
Bella Thorne
Acreage Holdings
Wos Tres Puntos Suspensivos EP