ENG 🇬🇧
 

[Acciones de Cannabis – Cotizaciones en Vivo]

cocinar con marihuana

ABC

Cocinar con Marihuana: una Guía para Principiantes

Por The Green Fund

Cocinar con Marihuana: una Guía para Principiantes

✍ 27 febrero, 2021 - 15:03

¿Estás hartx de fumar? ¿O simplemente quieres algo un poco distinto? Entonces quizás sea el momento de que pruebes cocinar con marihuana.

Cocinar con marihuana es una gran manera de obtener todos los beneficios de la planta sin tener que inhalar el dañino humo de los cigarrillos. Puedes consumir un comestible para reducir la inflamación después de entrenar, antes de ver una película o para relajarte al final del día.

Contenido relacionado: Lo Interesante y lo Delicioso: Qué Hay que Saber al Cocinar con Marihuana

Sea cual sea la razón por la que quieres cocinar con marihuana, estamos aquí para ayudarte.

El sistema endocannabinoide

La razón por la que el cannabis es tan eficaz en nuestro cuerpo es gracias a algo conocido como nuestro sistema endocannabinoide (SEC). Éste es una serie de receptores que responden al cannabis.

El SEC es un sistema biológico que está a cargo de muchos aspectos de tu vida diaria, desde tu horario de sueño hasta tu capacidad de tolerar el dolor y el funcionamiento de tu sistema inmunológico.

El SEC de una persona puede dividirse en dos receptores principales: CB1 y CB2. Los primeros coordinan muchas de nuestras funciones diarias, como el apetito, el sueño, el estado de ánimo, la memoria y la forma en que procesamos el dolor. Por otro lado, los receptores CB2 se centran principalmente en nuestros sistemas inmunológico y nervioso.

Esto significa que, aunque los comestibles pueden proporcionarte un gran colocón, hay otras razones para probarlos.

A través de su interacción con estos receptores, los comestibles de cannabis pueden ayudar a tratar una amplia serie de condiciones, incluyendo el insomnio, las náuseas, los desórdenes alimentarios, la inflamación y la ansiedad. Si alguna de estas dolencias te afecta, añadir cannabis a tu dieta podría tener un gran impacto.

Y, si preparas tú mismx los alimentos, sabrás exactamente qué cepa estás usando, qué dosis, ¡y podrás hacer la comida que desees!

Así que aprendamos a cocinar con marihuana.

Kush en la cocina

Hay varias formas de cocinar con cannabis, aunque la más popular, en general, es hacer manteca de cannabis, o cannabutter.

Si lo que buscas es hacer manteca de cannabis, primero tendrás que descarboxilar tu marihuana. Esto significa simplemente calentar la materia vegetal para que se vuelva psicoactiva.

Contenido relacionado: Cómo Descarboxilar Marihuana: Todo sobre la Activación del Cannabis

Para descarboxilar tu cannabis, intenta encontrar una variedad que te guste y compra entre 10 y 30 gramos de la misma, dependiendo de lo potentes que quieras que sean tus comestibles.

A partir de ahí, tienes que precalentar tu horno a 118ºC. Mientras se calienta el horno, pica tu marihuana en trozos pequeños y extiéndelos en una bandeja de horno forrada con aluminio. Una vez que el horno haya alcanzado su temperatura, programa un temporizador de 30 minutos y coloca la bandeja en el horno.

Para asegurarte de que toda la planta se caliente, sacude suavemente la bandeja cada diez minutos, hasta que esté suficientemente dorada. Si aún no está lista, dale otros diez minutos.

Una vez descarboxilada la marihuana, hay que hervir un litro de agua y poner de 2 a 4 barritas de manteca, dependiendo de la cantidad de marihuana que hayas utilizado. Cuanto más cannabis pongas, más manteca necesitarás.

Una vez derretida la manteca, pon el agua a hervir a fuego lento y coloca tu planta descarboxilada en la mezcla. Cuanto más tiempo dejes cocer la manteca a fuego lento, más se infundirá el cannabis en la mezcla. Así que te recomendamos que lo dejes unas cuantas horas a fuego lento.

A medida que te acerques al final de la larga espera de 3 horas, deberás preparar un cuenco para colar la mezcla. Forra un cuenco profundo con una gasa y, una vez que el preparado esté listo, viértela. Esto debería colar toda la materia vegetal en la gasa, dejándote con pura manteca infundida de THC.

Todo lo que tienes que hacer es dejar que la manteca se enfríe a temperatura ambiente antes de meterla en la nevera. Ahora tienes manteca de cannabis.

Contenido relacionado: Cómo Hacer Manteca de Cannabis

La manteca de cannabis se suele añadir a dulces horneados como galletas, brownies, pasteles o helados, aunque podrías añadirla a casi cualquier receta como sustituto de la manteca.

Como alternativa, para aquellas personas que quizás sean intolerantes a los lácteos, o que simplemente no quieran manteca de cannabis, puedes hacer aceite de cannabis.

Para hacer aceite sólo necesitarás una taza de marihuana picada gruesa sin descarboxilar y una taza de aceite de oliva o de coco. Recomendamos utilizar aceite de coco, ya que tiene niveles de grasas saturadas de hasta el 80%, mientras que el aceite de oliva sólo contiene alrededor del 15-20%. Como los cannabinoides se unen a las grasas, el aceite de coco es un medio mucho mejor para los comestibles que el aceite de oliva.

Cuando tengas tu marihuana y hayas elegido tu aceite, pon ambos en una cacerola o en una olla de cocción lenta. Revuélvelos y déjalos durante al menos tres horas si utilizas una cacerola, y 4-5 horas si utilizas una olla de cocción lenta.

Una vez transcurrido el tiempo, cuela el aceite con una gasa. ¡Ya tienes tu aceite de cannabis!

Puedes añadir el aceite a la mayoría de las recetas, como por ejemplo sobre verduras asadas, ensaladas, salsas… el único límite es tu imaginación.

Comestibles: arma de doble filo

Los comestibles pueden ser un arma de doble filo. Algunas personas los adoran por el subidón duradero que proporcionan, mientras que otras no pueden esperar a que la experiencia termine. De hecho, los comestibles de marihuana han provocado un aumento en las hospitalizaciones debido a que la gente come demasiados y padece efectos indeseados.

Aunque no importa de qué lado estés, hay limitaciones en el consumo de comestibles. Tanto si estás conduciendo, como si estás en una conferencia universitaria o en el trabajo, hay muchos escenarios en los que los comestibles simplemente no son adecuados.

Contenido relacionado: Comestibles de Marihuana: Cómo Consumirlos de Manera Segura

Así que, cuando no puedas comer brownies de THC, ¿por qué no optar por un comestible de CBD?

El CBD (cannabidiol) es uno de los compuestos activos de la planta de cannabis que está causando furor en todo el mundo. Hay estudios que relacionan el uso del CBD con una amplia gama de beneficios, como la ayuda para la depresión, las náuseas, los trastornos alimentarios, la artritis, la inflamación y la epilepsia.

Además, como el CBD puede obtenerse de las plantas de cáñamo, cuyo cultivo es legal en los Estados Unidos, el CBD derivado del cáñamo está ampliamente disponible en los 50 estados de EEUU. El CBD derivado del cáñamo también es un compuesto mucho más apacible de incluir en los alimentos, ya que los niveles de THC están entre el 0% y el 0,3%, una cantidad que no causará ningún efecto psicoactivo.

Esto significa que puedes comprar online aceite de CBD y poner unas gotas en tu café matutino o en la sopa de la cena. Aunque los efectos serán muy sutiles, echar aceite de CBD en tu comida te ayudará a conseguir y mantener los efectos positivos del compuesto durante más tiempo.

En algunos casos, quienes han tomado aceite de CBD de forma constante durante una semana han informado de una mejora del 85% en sus síntomas de ansiedad.

Y aunque los snacks de CBD pueden ser una gran forma de obtener muchos de los beneficios del cannabis sin colocarte, también se están haciendo muy populares en los cócteles.

Si es algo que deseas probar, tan sólo tienes que utilizar unas gotas de aceite de CBD o tinturas de CBD. La única diferencia con las tinturas de CBD es que no están basadas en el aceite, sino en el alcohol. Así que, mientras que el aceite de CBD se distinguirá en tu cóctel, una tintura de CBD se mezclará más fluidamente con la bebida.

Una dieta de hojas verdes

Cada vez hay menos gente que decide fumar, mientras que las ventas de alimentos y bebidas orgánicas siguen disparándose. Inevitablemente, estas dos tendencias se han fusionado y han dado lugar al floreciente mercado de los comestibles.

Contenido relacionado: Alimentos con Infusión de Marihuana: 5 Recetas Para Cocinar con Cannabis

Como hemos mencionado, la gente está cambiando cada vez más hacia métodos alternativos sin humo para consumir su cannabis. Mientras que algunas personas han recurrido a los vaporizadores, otras han encontrado su respuesta en los comestibles.

ArcView Market Research ha predicho que el mercado de comestibles de cannabis alcanzará un valor de USD 4.100 millones para 2022, con grandes nombres como Canopy Growth, Tilray y HEXO que ya están añadiendo comestibles a sus menús. Forbes también describe los comestibles como la próxima “gran apuesta” para lxs empresarixs de la marihuana.

Lo bueno de los comestibles es que, una vez que los preparas, puedes llevarlos a un picnic, a un paseo o al teatro, y nadie se dará cuenta. No tienen el olor penetrante del humo, no necesitas encontrar un callejón tranquilo para comerlos y pueden hacer más emocionante cualquier experiencia. Por estas razones, los comestibles están atrayendo a nuevas multitudes, incluyendo a aquellas personas que hasta ahora han evitado la planta a causa del humo.

Así que si has estado evitando la marihuana porque odias fumar, o si simplemente quieres dar un respiro a tus pulmones, ¡empieza a descarboxilar tu cannabis!

Para aquellxs que no se le animen a la cocina, tendrán que ver si los comestibles son legales en su país o estado, y luego elegir una golosina que les sea de conveniencia.

Vía The Green Fund, traducido por El Planteo.

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

The Green Fund

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

tesla model y
trabajo marihuana
tallo marihuana
greenrose