ENG 🇬🇧
ketamina

ABC

Ketamina: Todo lo que Siempe Quisiste Saber y Nunca te Animaste a Preguntar

Por Reality Sandwich

Ketamina: Todo lo que Siempe Quisiste Saber y Nunca te Animaste a Preguntar

✍ 20 febrero, 2021 - 09:39

[N.d.E.: Este artículo es meramente informativo y no incita al consumo de estupefacientes]

La ketamina (o, técnicamente, el  clorohidrato de ketamina) es un antagonista de los receptores NMDA, una clase de drogas que induce la anestesia disociativa. Es la misma clase de sustancias psicoactivas que el PCP (también conocida como polvo de ángel). También se la conoce popularmente como keta, Special K, o Kitty, entre otras.

Contenido relacionado: MDMA o Éxtasis: Todo lo que Necesitas Saber

Uno de los usos principales de la ketamina es como anestésico en condiciones de campo o como agente de inducción antes de utilizar anestésicos más fuertes. Además, se ha utilizado en pacientes con problemas respiratorios y circulatorios, e incluso se ha incluido en la Lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud. Recientemente, las aplicaciones del tratamiento con ketamina se han extendido al manejo de la depresión, incluso de los pensamientos suicidas, ya que hace efecto mucho más rápido que otros antidepresivos y produce resultados más duraderos.

La ketamina cambió la forma en que lxs científicxs ven la depresión debido a su funcionamiento como antidepresivo de acción rápida. Una sola dosis baja puede producir efectos antidepresivos en cuatro horas y para algunos pacientes esos efectos duran varias semanas. A pesar de esto, la ketamina no ha sido aprobada como antidepresivo. Sin embargo, la FDA aprobó un compuesto similar, la esketamina, como spray nasal en marzo del 2019.

Contenido relacionado: LSD: la Guía Definitiva

La ketamina también se está haciendo popular para el uso recreativo debido a sus efectos psicodélicos y disociativos. Cuando un usuarix toma una dosis relativamente grande, puede producir un efecto llamado K-hole que provoca una disociación extrema y alucinaciones visuales y auditivas.

Métodos de consumo

La ketamina suele presentarse en forma de:

  • Polvo cristalino
  • Líquido inyectable
  • Spray nasal de prescripción médica

En un entorno legal y medicinal, se utiliza la ketamina líquida.

Efectos secundarios comunes

Cuando se consume en pequeñas cantidades, la ketamina produce efectos eufóricos. Las dosis más altas crean efectos alucinógenos. A medida que se incrementa la dosis, sus efectos disociativos se hacen más evidentes, llegando finalmente al K-Hole. Los efectos posteriores normales de la ketamina pueden durar hasta 8 horas, y los efectos antidepresivos pueden durar hasta una semana. La cantidad de dosis depende en gran medida del peso corporal del individuo que la consume.

Contenido relacionado: Cómo Sobrellevar un ‘Mal Viaje’ de Psicodélicos

Los efectos de un psicodélico tendrán grandes variaciones, dependiendo del individuo. Una serie de factores contribuyen a lo que uno experimentará. Por ejemplo, el set & setting. Aunque la experiencia de cada unx con la ketamina será diferente y los efectos cambiarán a lo largo de la experiencia, la mayoría de lxs usuarixs experimentan estos efectos secundarios comunes:

  • Estado de trance
  • Alivio del dolor
  • Sedación
  • Pérdida de memoria
  • Euforia
  • Disociación
  • Alucinaciones auditivas y visuales en dosis altas
  • Agitación
  • Confusión
  • Elevación de la presión arterial
  • Temblores musculares
  • Espasmos de la laringe

Uso recreativo

A nivel recreativo, la forma más común de consumir ketamina es por vía intranasal. Esta forma suele ser más fácil que crear una solución o píldora e ingerirla. Sin embargo, se desaconseja tomar cualquier sustancia por vía intranasal debido a los numerosos efectos adversos que puede causar debido a las impurezas, como el daño físico de las cavidades nasales y los problemas respiratorios.

Esta forma de consumo hace que los efectos comiencen en 5-15 minutos y duren hasta una hora. También se puede ingerir, lo que hace que los efectos comiencen en 30 minutos, dependiendo de cuándo haya comido el usuario por última vez, y duren hasta dos horas.

Uso medicinal

El uso más común de la ketamina es como anestesia, debido a sus niveles relativos de seguridad en comparación con otros anestésicos. Considerada en gran medida como un anestésico seguro, generalmente no afecta a la función del corazón, la respiración y los reflejos de las vías respiratorias. Esto la convierte en una opción segura y eficaz para personas con asma o enfermedades obstructivas crónicas de las vías respiratorias. También se ha utilizado para tratar el dolor crónico, sobre todo en personas que padecen el síndrome de dolor regional complejo, aunque las pruebas de este uso no son sólidas. En la actualidad, se está estudiando su posible uso como antidepresivo de acción rápida y, posiblemente, como medio eficaz para reducir la ideación suicida.

Contenido relacionado: Arketamina: ¿Antidepresivo de Rápida Acción sin Efectos Disociativos?

Cuando se utiliza con fines medicinales, la ketamina suele administrarse por vía intravenosa para garantizar la eficacia de toda la dosis. Principium Psychiatry ha adoptado una postura firme respecto de la administración intravenosa de ketamina, afirmando que: “Cuando administramos ketamina por vía intravenosa, sabemos exactamente adónde va toda la dosis: directamente al cerebro. No se puede decir lo mismo de otras formas de ketamina. La ketamina intranasal tiene que pasar por varias capas de tejido antes de llegar a su cerebro, y pueden ocurrir demasiadas cosas que podrían hacer que pierdas parte o la mayor parte de la dosis: estornudos, goteo, que se corra por la parte posterior de su garganta, etc. Lo mismo puede decirse de una pastilla oral y de una inyección intramuscular; estas vías son demasiado imprevisibles, y cuando se trata de tratar la depresión, no queremos que los resultados sean imprevisibles”.

Las clínicas especializadas en el uso de la ketamina para el tratamiento de la depresión requieren un control estricto de la dosis efectiva que administran a sus pacientes, por lo que utilizan un método intravenoso para la administración del fármaco. Sin embargo, se recomienda encarecidamente evitar el uso de cualquier sustancia por vía intravenosa, a menos que sea bajo supervisión especializada. Inyectarse cualquier sustancia es peligroso.

Farmacología

Mecanismo de acción

La ketamina funciona principalmente como un antagonista del receptor NMDA. Los receptores NMDA se encuentran en el cerebro. Esta droga se une directamente al sitio de la dizocilpina del receptor, impidiendo la unión del glutamato y la glicina. Esto inhibe la señalización eléctrica entre las neuronas del cerebro y la columna vertebral.

La ketamina también puede actuar sobre los receptores de opiáceos, dopamina, serotonina, acetilcolina muscarínica, acetilcolina nicotínica y estrógenos. Estos mecanismos de acción aún no se conocen del todo.

Los efectos antagonistas, cuando se aplican en pequeñas cantidades, aumentan el movimiento de la información en el cerebro a través de las redes neuronales afectadas. El aumento de la dosis puede producir efectos anestésicos debido al bloqueo total de los receptores. Esta dosis recreativa se denomina K-Hole.

Toxicidad

Los estudios han demostrado que dosis altas y repetidas de ketamina pueden ser tóxicas de varias maneras, con una pronunciada toxicidad para las células cerebrales observada durante la exposición prolongada que supera las 24 horas. También pueden producirse problemas en el tracto urinario, como quistes blancos, sangre y pérdida de control de la vejiga. Estos casos aumentan cada año, sobre todo debido al aumento de la popularidad de la droga que coincide con la falta de conocimientos sobre la sustancia. Este fenómeno está empezando a atraer la atención de varios grandes medios de comunicación.

Dosificación

Interacciones

La mezcla de alcohol con ketamina es especialmente peligrosa porque ambos se metabolizan en gran medida en el hígado. Los estimulantes también pueden causar interacciones peligrosas debido a los efectos aditivos sobre la presión arterial. Además, es prudente evitar los opiáceos cuando se utiliza la ketamina, ya que potenciarán los efectos sedantes de cada uno.

Contenido relacionado: Consumo Responsable: la Interacción del Cannabis con Otras Sustancias

Muchas otras sustancias pueden potenciar los efectos de la ketamina, aumentando así la posibilidad de sentirse abrumadx, o de experimentar un K-Hole. Este efecto es particularmente fuerte con cualquier inhibidor del CYP3A4, como el diazepam, y los inhibidores del CYP2B6, como la orfenadrina, debido a la forma en que aumentan las concentraciones plasmáticas de la ketamina causadas por la inhibición de sus metabolitos.

Para una lista más exhaustiva de las interacciones, consulta la siguiente guía de Tripsit:

tabla tripsit mezcla drogas

Seguridad

Tomar ketamina en un entorno médico controlado tiene un potencial de adicción extremadamente bajo. Muchas clínicas de adicción afirman estar tratando una gran cantidad de pacientes con dependencia a la ketamina. Todavía no tenemos un estudio concluyente sobre cómo funciona la adicción a esta sustancia, pero sí tenemos alguna idea sobre los mecanismos que están detrás.

Historia

Descubrimiento

La ketamina fue descubierta por primera vez en 1962 por Calvin Stevens, que era asesor de la empresa Parke-Davis. Tras una disputa legal, Parke-Davis acabó obteniendo la plena propiedad del compuesto y su producción. Probada inicialmente en animales, dio resultados prometedores durante los ensayos preclínicos. Tras estos ensayos, lxs investigadores la probaron en prisionerxs humanxs en 1964. Estos ensayos mostraron resultados prometedores debido a su corta duración y su baja toxicidad para el comportamiento. En 1970, la FDA la aprobó para que lxs médicxs pudieran administrarla rápidamente a los soldados de la guerra de Vietnam.

John C. Lilly

El Dr. Craig Enright introdujo por primera vez a John C. Lilly, un psicólogo estadounidense, a la ketamina en un intento de aliviar sus migrañas crónicas. Enright administró al Dr. Lilly la sustancia cuando comenzó su dolor de cabeza. Tras unas pocas dosis consecutivas, los informes anecdóticos afirman que sus dolores de cabeza se curaron para siempre. Este uso inicial de la ketamina despertó en el Dr. Lilly un profundo interés por la sustancia.

Contenido relacionado: Día de la Bicicleta: Demonios, Leche y ‘Medicina para el Alma’

Rápidamente se dio cuenta de que podía conseguir un estado alterado similar al del LSD aumentando o disminuyendo su dosis a través de un goteo intravenoso. Durante estas experiencias, intentó trazar un mapa del paisaje interno que experimentaba con la droga. Lo llamó el “hiperespacio”. Dentro de este “hiperespacio”, encontró seres con lxs que sentía que podía comunicarse telepáticamente, a quienes llamó la “Oficina de Control de Coincidencias de la Tierra” o ECCO. Su consumo de ketamina empezó a descontrolarse, lo que provocó múltiples experiencias cercanas a la muerte. Creía que las ECCO le protegían durante tales experiencias, así que en lugar de dejar de consumirlas, las aumentó. En el punto álgido de su consumo, se inyectaba ketamina casi una vez por hora.

Acontecimientos importantes, descubrimientos y estudios

A finales de la década del ’60, médicxs de la guerra de Vietnam utilizaban la droga como anestesia. Manejar a los pacientes mientras estaban bajo los efectos de la ketamina era mucho más fácil. Además, la ketamina no producía los mismos efectos negativos que los anteriores opiáceos utilizados. Durante los ’70, los Estados Unidos aprobaron la ketamina para su uso como anestesia para la población general.

Durante los primeros años de la década del ’70, lxs médicxs de la guerra de Vietnam utilizaron ampliamente la droga como anestesia quirúrgica directamente después de la aprobación de la FDA en 1970. La ketamina demostró ser una forma relativamente segura de anestesia para la cirugía de emergencia en condiciones de campo, porque generalmente no tiene efecto sobre la función cardíaca, la respiración y los reflejos de las vías respiratorias. Esto hizo que se prefiriera en gran medida a la fenciclidina, o PCP, que también estaba asociada a la toxicidad del comportamiento.

Los EEUU clasificaron formalmente la ketamina como una sustancia de la Lista III en 1999, tras el continuo crecimiento de su uso recreativo desde finales de los ’70. Su popularidad creció rápidamente al darse a conocer como una alternativa barata a la MDMA.

Leyes y estatus legal

Actualmente, la posesión, distribución y fabricación de ketamina es ilegal en la mayoría de los países.

En los Estados Unidos, es ilegal poseerla sin receta desde 1999, desde que se clasificó como sustancia controlada de la Lista III.

Por otro lado, en Canadá la ketamina es una sustancia de la Lista I, lo que la sitúa en la misma clase que la heroína, y conlleva una condena máxima de 7 años.

Contenido relacionado: Esta Empresa Distribuirá Tratamientos con Ketamina en Más de 1.000 Farmacias en Canadá

En el Reino Unido, la ketamina es una sustancia de la Lista B. Esto la hace legal en un contexto medicinal. En diciembre del 2019 el spray nasal de esketamina fue autorizado para su uso para la depresión resistente al tratamiento, cuando es administrado por un médicx o enfermerx. Las clínicas de ketamina han crecido en popularidad como una opción de tratamiento para quienes lo necesitan.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo permanece la ketamina en el organismo?

Los metabolitos de la ketamina pueden permanecer en la orina hasta cuatro días.

¿Cuánto duran sus efectos?

Los efectos de la ketamina duran hasta una hora cuando se utiliza por vía intranasal y hasta dos horas cuando se ingiere.

¿Para qué se utiliza la ketamina?

El uso más común de la ketamina es como anestésico disociativo, para aliviar el dolor crónico y los síntomas de la depresión, y con fines recreativos.

¿Qué hace la ketamina?

La ketamina actúa principalmente como antagonista del receptor NMDA. Se une directamente al sitio de la dizocilpina del receptor impidiendo la unión del glutamato y la glicina, lo que inhibe la señalización eléctrica entre las neuronas del cerebro y la columna vertebral.

¿Qué se siente con la ketamina?

La ketamina induce un estado de trance junto con euforia, alivio del dolor y, en grandes dosis, alucinaciones visuales y auditivas.

¿Qué aspecto tiene la ketamina?

El clorhidrato de ketamina es un cristal blanco que se suele triturar hasta formar un polvo.

¿Cuánto cuesta la ketamina?

En el mundo en desarrollo, la ketamina suele costar entre USD 0,84 y USD 3,22 por ampolla.

Contenido relacionado: Hongos y Otros Psicodélicos: ¿Lo Próximo en Salud Mental?

¿Se degrada la ketamina?

Sí, la ketamina puede degradarse en presencia de luz y calor.

¿A qué sabe?

La ketamina tiene un sabor similar al de la mayoría de los alcaloides: amargo y típicamente desagradable.

¿Puedo obtener una receta para la ketamina?

Dependiendo de dónde vivas, puedes obtener una receta para la ketamina de tu médicx.

Vía Reality Sandwich, traducido y editado por El Planteo.

Foto por Markus Spiske vía Unsplash

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Reality Sandwich

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

kief
Aurora Cannabis acciones
deporte LGBTIQA+
españa portugal marihuana cannabis recreativa