ENG 🇬🇧
candy flipping

ABC

Candy Flipping: Todo Sobre Mezclar LSD con MDMA

Candy Flipping: Todo Sobre Mezclar LSD con MDMA

✍ 25 March, 2023 - 15:05


¡No te pierdas ni una noticia! Suscríbete a nuestra newsletter GRATUITA y súmate a nuestro canal de Telegram o canal de WhatsApp.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo: Instagram // Facebook // Twitter


Por

Experiencia descrita como intensa y trascendente, aquí tienes todo lo que debes saber cuando haces candy flipping, desde la dosis hasta la reducción de daños y mucho más.

El candy flipping, o mezcla de LSD y MDMA, es una tecnología avanzada de psiconautas que debe ser abordada con precaución y respeto, y en mi opinión, sólo por aquellxs que ya tienen una amplia experiencia con ambas sustancias por separado.

¿Qué es el candy flipping?

Candy flipping” es una jerga que se originó en el Reino Unido para tomar ácido y éxtasis (también llamada rola, md, pasti) durante el mismo viaje. No es una moda nueva, sino una de las mezclas de polidrogas más antiguas y populares. Hay cierto debate en internet sobre cuándo hay que tomar cada sustancia y lo que realmente se considera un “candy flip”, pero el consejo más consistente que pudimos encontrar fue tomar primero LSD y luego MDMA entre dos y cinco horas más tarde.

Contenido relacionado: ¿Qué Es el Flipping? Efectos y Riesgos de Mezclar MDMA con Otras Drogas

Las preferencias en cuanto al momento de consumo dependen de varios factores. A algunxs les gusta evitar que el MDMA se les pase cuando todavía están bajo los efectos del LSD, y por eso toman su MDMA más tarde en el viaje (a la cuarta o quinta hora) para que ambas sustancias se les pasen más o menos al mismo tiempo. Sin embargo, otrxs juran que alcanzan el punto máximo de ambas sustancias al mismo tiempo, por lo que tienden a tomar su MDMA más temprano (entre 45 minutos y dos o tres horas) o incluso simultáneamente.

Cuando hicimos una encuesta sobre la mezcla y preguntamos a la gente por sus preferencias de tiempo, la mayoría de lxs 63 participantes dijo que tomaban LSD primero y MDMA entre una y cinco horas después. En general, a la mayoría de la gente le gusta acostumbrarse primero a la experiencia del ácido antes de incorporar la MDMA.

¿Cuál es la dosis adecuada?

Mitchell Gómez, director ejecutivo de DanceSafe, una organización sin fines de lucro dedicada a la reducción de daños, afirma que una forma razonable de hacerlo es fijarse en las dosis utilizadas en los ensayos clínicos. Para contextualizar, la dosis de MDMA en los ensayos clínicos es de unos 120 mg, pero hay que tener en cuenta que esto es bajo supervisión, en un entorno terapéutico. Empezar poco a poco es siempre la apuesta más segura. Gómez toma prestada una cita de Timothy Leary: “Siempre puedes tomar más después, pero nunca puedes tomar menos”.

“La única forma de conocer tus preferencias es empezar poco a poco”, explica Gómez. “Creo que vale la pena ser cautelosx, especialmente la primera vez que pruebas una combinación nueva”. También menciona que todxs tenemos una neuroquímica única y las dosis van a afectar a cada persona de forma diferente. “Creo que siempre vale la pena empezar con una dosis un poco más pequeña y luego ver dónde van las cosas”, dice.

Contenido relacionado: Hippie Flipping: Todo sobre Mezclar Hongos y MDMA

Así que empieza con una dosis baja de ácido con la que te sientas cómodx, que para muchxs de los que completaron la encuesta fue un cartón de LSD o alrededor de 100 a 120 microgramos. Recuerda que la MDMA intensificará la experiencia, así que es mejor tomar un poco menos de lo que tomarías normalmente, o incluso la mitad, para tener un subidón manejable, y experimentar con otras dosis en viajes posteriores.

¿Cuánto tiempo dura el candy flipping?

El candy flipping es un viaje largo. El consenso general es que el viaje dura entre ocho y catorce horas, dependiendo de cuánto te dure la dosis de LSD.

Recomendamos cautela acerca de tomar este combo para salir a un concierto o club, debido a lo mucho que dura. Es probable que sigas en el viaje psicodélico de regreso a casa, y si eso incluye un taxi o el transporte público, podría ser un riesgo, o al menos bastante incómodo. Así que asegúrate de planificarlo con antelación, porque este tipo de detalles pueden perderse cuando estás en la etapa del ácido.

¿Cómo se siente el candy flipping?

Los efectos de mezclar LSD y MDMA dependerán de una gran cantidad de factores, como el entorno, la experiencia previa que se tenga con las sustancias por separado y factores individuales.

Lxs participantes de la encuesta hicieron candy flipping en una gran variedad de lugares, como raves, festivales de música, fiestas y acampadas, y describieron experiencias muy diversas. Sin embargo, la palabra más utilizada para explicar la experiencia fue “increíble”. Eso no quiere decir que todo el mundo tuviera un viaje perfecto: unxs pocos describieron un cierto agobio, y la mayoría citó como motivo el consumo de dosis demasiado altas o la ingesta de sustancias demasiado seguido. Pero muchxs opinaban que las dos drogas se complementaban bien, y decían que era “lo mejor de ambos mundos” o un “dúo dinámico”.

Contenido relacionado: Kitty Flipping: Todo sobre Mezclar MDMA con Ketamina

Algunxs participantes pensaron que les resultaba difícil comunicarse con ambas sustancias, pero un mayor número de personas afirmó que el flipping les facilitaba bromear, socializar y conectar con sus amigxs, en comparación con tomar sólo ácido. Unxs pocos opinaron que las dos drogas se intensificaban mutuamente para crear una sensación distinta y potente, que era más que el efecto del ácido (sentirse superbien y empático). Sin embargo, más participantes afirmaron que el MDMA hacía que el ácido fuera “más suave” o más fácil de manejar en cierto modo. “Incluso las cosas oscuras del LSD son muy fáciles de observar y manejar”, describió un joven de 29 años que mezcló 200 microgramos de LSD con dos dosis de 65 mg de MDMA.

¿Es seguro el candy flipping?

Mezclar dosis bajas o moderadas de LSD y MDMA parece físicamente seguro, con algunas advertencias. En primer lugar, es fundamental analizar las sustancias para asegurarte de que realmente estás tomando ácido y éxtasis. (Por ejemplo, confiamos en el kit de prueba de MDMA y el kit de prueba de LSD que vende la organización sin fines de lucro DanceSafe en EEUU).

“Ambas son sustancias relativamente tergiversadas en EEUU”, afirma Gómez. Esto es cierto para el resto del mundo y significa que, a menudo, cuando compras LSD o MDMA en el mercado clandestino, en realidad podrían tratarse de otra cosa, como nuevos productos químicos de investigación. Gómez afirma que, en el caso del LSD, a veces se venden como ácido drogas de la familia NBOMe (fenetilaminas sintéticas que son más tóxicas que el LSD) y compuestos DOx (anfetaminas psicodélicas que fueron invenciones de Alexander Shulgin). En cuanto al MDMA, hay “literalmente cientos de compuestos que se han tergiversado”, afirma Gómez. “Ahora mismo, se trata sobre todo de catinonas sustituidas, que es la familia de drogas que los medios insisten en llamar ‘sales de baño'”.

Contenido relacionado: ¿Qué Pasa cuando Consumes Otras Drogas en tu Viaje de LSD?

Así que, aunque mezclar ácido y éxtasis es básicamente seguro (al menos físicamente hablando), si no analizas tus sustancias, podrías estar mezclando dos drogas completamente diferentes que potencialmente podrían tener consecuencias peligrosas. “Literalmente, no hay forma de saber cuáles podrían ser las contraindicaciones [para dos sustancias mal mezcladas]”, dice Gómez. “Y en algunos casos, podrías ser la primera persona en la historia de la humanidad en probar esa combinación”.

Por otro lado, hablamos con Matthew Baggot es doctor en neurociencia, investigador de psicodélicos y fundador de Tactogen. Ésta es una nueva corporación de utilidad pública que explora la seguridad, eficacia y accesibilidad de los psicodélicos. El doctor afirma que, aunque “la mayoría de la gente que hace candy flipping no tiene problemas, eso no significa que sea lo bastante seguro para dárselo a personas que tienen problemas de salud mental o de otro tipo”. Explica que se necesita más investigación para “entender cómo las diferentes dosis de ambas drogas aumentan los efectos más preocupantes de la MDMA, como la tendencia a aumentar la presión sanguínea o la tendencia a retener agua en el cuerpo”.

Gómez también señala que los posibles riesgos fisiológicos de la combinación proceden principalmente de la MDMA. Explica que para las personas sanas, la mayoría de esos riesgos son ambientales, por lo que la gente que toma MDMA debe recordar evitar los ambientes calurosos, tomarse tiempo para refrescarse e hidratarse (pero no en exceso), y consumir electrolitos (como en Gatorade).

Además, tanto Baggott como Gómez mencionan la repetición de la dosis, algo habitual con el MDMA, pero que puede aumentar el riesgo de neurotoxicidad. “Hay que saber que la dosificación compulsiva con MDMA no funciona realmente“, dice Gómez. “Ese es el problema que la gente suele encontrarse con la MDMA, intentan perseguir esa sensación inicial que tuvieron cuando la tomaron por primera vez… Pero no hay ninguna dosis que puedas tomar a las tres horas que te devuelva a donde te sentías hace una hora y media cuando la primera dosis hizo efecto”.

Contenido relacionado: Reducción de Daños: Cómo Consumir Psicodélicos de Manera Segura

Según Baggott, “el candy flipping es casi con toda seguridad más neurotóxico que el MDMA solo”. Explica que el riesgo es probablemente mayor cuando también se toman dosis más altas de cualquiera de las dos drogas, o cuando se toma repetidamente más MDMA. “El uso más frecuente de MDMA probablemente también aumenta el riesgo”, continúa. “No se han realizado suficientes estudios para que sepamos exactamente por qué el candy flipping aumenta la neurotoxicidad. Una posibilidad es que ambas drogas aumenten la dopamina extracelular, que se oxida fácilmente y puede ser neurotóxica si hay demasiada en el lugar equivocado. Tanto la MDMA como el LSD también pueden aumentar la temperatura corporal, lo que puede incrementar la neurotoxicidad”.

Pero como señala Gómez, puede que sea más difícil recordar todas esas cosas mientras estás colocadx o haciendo candy flipping. “Y de ahí viene en cierto modo el riesgo adicional, ya que el LSD puede hacer que te despreocupes un poco de los riesgos fisiológicos del MDMA“, afirma. Baggott menciona una posibilidad similar: que aumente el riesgo de tomar malas decisiones cuando se tiene una comprensión reducida del entorno. Recomienda contar con unx cuidador para el viaje sobrio y responsable para ayudar a reducir esos riesgos.

También hay que tener en cuenta que algunos medicamentos, como los antidepresivos ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) e IRSN (inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina), están contraindicados con los psicodélicos y el MDMA. Por ende, deben evitarse los viajes si se toman estos medicamentos para evitar complicaciones, como la posibilidad del síndrome de la serotonina, que puede ser potencialmente mortal.

Contenido relacionado: Set & Setting: Por Qué Es Importante Saber Cuándo y Dónde Tomar Psicodélicos

En la encuesta que realizamos, los efectos secundarios más comunes fueron náuseas, bruxismo y ansiedad. Sin embargo, muchas personas no manifestaron ningún efecto secundario. Además, un grupo de participantes recomendó tomar un suplemento de magnesio antes del viaje para aliviar la tensión de la mandíbula. Otrxs informaron algunos problemas de temperatura corporal, como escalofríos o sudoración. Y unxs pocos dijeron no poder dormir después.

¿Hay investigaciones sobre la mezcla de LSD y MDMA?

El 20 de enero de 2021 comenzó en Basilea (Suiza) el primer ensayo clínico  sobre esta mezcla, puesto en marcha por la empresa farmacéutica de psicodélicos MindMed. El ensayo clínico de fase 1 está administrando a 24 voluntarios sanos de entre 25 y 65 años una mezcla de MDMA (100 miligramos) y LSD (100 microgramos) y placebos en cuatro sesiones separadas (lee nuestra historia completa sobre los detalles del estudio aquí).

Según un comunicado, MindMed cree que el MDMA puede utilizarse para contrarrestar algunos de los efectos negativos del LSD y, por lo tanto, proporcionar a lxs pacientes una experiencia de terapia psicodélica óptima con los beneficios más duraderos.

¿Cómo es el bajón del candy flipping?

La mayoría de lxs participantes en la encuesta declararon que el día del viaje se habían calmado bastante. En cuanto a los días siguientes, las respuestas fueron variadas. Muchxs dijeron sentirse cansados al día siguiente, o directamente “exhaustos”. Otrxs describieron una confusión cerebral, o tener la mente “en blanco o vacía, pero en el buen sentido”.

Algunas personas informaron algunos sentimientos de bajón en los días siguientes, la mayoría citando la “descarga de serotonina” que experimentaron por el MDMA como la razón. “Puede ser una sensación muy deprimente días después”, dijo una mujer de 37 años, que ha hecho candy flipping unas 50 veces. “[Pero] tengo que recordarme a mí misma que cuando me siento fatal es porque he consumido LSD y MDMA, y que tomé esta decisión y estos son los efectos secundarios”.

Contenido relacionado: Cómo Sobrellevar un ‘Mal Viaje’ de Psicodélicos

Sin embargo, un joven de 23 años que mezclado estas sustancias entre 30 y 40 veces explica: “Unos días después de que se me pase el efecto me pongo un poco triste, pero esa sensación suele durar sólo uno o dos días. Después me siento mejor que antes de la dosis”.

Mucha gente dijo haber tomado el suplemento 5-HTP después del viaje para intentar mitigar algunos de los sentimientos de tristeza e irritabilidad post-MDMA. Otrxs afirman que, siempre que duerman lo suficiente y no mezclen el candy flipping con más de una bebida alcohólica, les resulta bastante llevadero, y algunxs incluso experimentan una especie de resplandor posterior. Otrxs informaron que si consumen MDMA con demasiada frecuencia, el bajón y la resaca pueden ser mucho peores, por lo que han aprendido a mantenerlo como algo especial y a consumirlo sólo de vez en cuando.

Una persona incluso mencionó haber tenido vértigo durante unos días, y unxs cuantos dijeron que volver a su estado inicial les costó y les llevó un par de días. Por último, en nuestra investigación sobre el trastorno perceptivo persistente por uso de alucinógenos (HPPD, por sus siglas en inglés), lxs expertos afirmaron que mezclar sustancias puede aumentar el riesgo de desarrollar síntomas, como ver rastros duraderos, halos, huellas trazadas en el aire o sensaciones de disociación.

De lxs 63 participantes de la encuesta, tres personas informaron haber visto efectos visuales duraderos que desaparecieron al cabo de unos días. Por ejemplo, una persona informó que seguía experimentando huellas trazadas hasta el día de hoy, y otra informó que una dosis previa de MDMA le causó sensibilidad a la luz durante una semana. La investigación sobre estos efectos secundarios y sus causas sigue siendo muy limitada, pero es importante conocer estos testimonios si decides adentrarte en una experiencia psicodélica tan potente.

Contenido relacionado: HPPD: Qué Es el Trastorno Perceptivo Persistente por Alucinógenos

En definitiva, con las precauciones de seguridad y las dosis adecuadas, hacer candy flipping puede ser una experiencia psicodélica poderosa que produce un efecto sinérgico distinto al de cualquier sustancia por sí sola. Pero aunque el nombre suene dulce y relajado, puede ser un viaje intenso para el que hay que estar preparado y considerarlo detenidamente. ¡Buen viaje!

Vía DoubleBlind, traducida y editada por El Planteo

Más contenido de El Planteo:

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

DoubleBlind Magazine Logo

ACERCA DEL AUTOR

DoubleBlind Magazine (Revista DobleCiego) es un socio de contenido de El Planteo.

También puede interesarte

twitter elon musk acciones
Hochul cannabis
residente balvin
médicos aceite cannábico