ENG 🇬🇧
Timothy Leary

Cultura

La Increíble Vida de Timothy Leary: Experimentos Psicodélicos y Problemas Legales

Por Reality Sandwich

La Increíble Vida de Timothy Leary: Experimentos Psicodélicos y Problemas Legales

✍ 7 marzo, 2021 - 15:03

Autor y psicólogo estadounidense, Timothy Leary fue un defensor de los psicodélicos. A pesar de sus numerosos problemas legales, Allen Ginsberg calificó a Leary como un “héroe de la conciencia americana”.

¿Quién es Timothy Leary? Sus primeros años

Timothy Francis Leary nació el 22 de octubre de 1920 en Springfield, Massachusetts. Vivió una infancia solitaria, lo que le llevó a leer muchos libros y a soñar muchos sueños. De niño, su ídolo era el filósofo Sócrates, cuyo lema “conócete a ti mismo” fue la base del viaje vital de Leary.

Contenido relacionado: Día de la Bicicleta: Demonios, Leche y ‘Medicina para el Alma’

Su padre era un dentista católico irlandés-estadounidense, que abandonó la familia cuando Leary era un adolescente. Se dice que eligió una vida como marino mercante borracho. Su madre recogió los pedazos de la vida de su familia y se dedicó a ser la mejor madre posible para Timothy, lo que supuso un trabajo a tiempo completo, ya que era radical y rebelde desde muy joven.

Leary estudió brevemente en el Holy Cross College de Worcester, Massachusetts. Rápidamente decepcionado por el adoctrinamiento de la religión católica, Leary se trasladó a la Academia Militar de West Point. Sin embargo, la institución no tardó en expulsar a Leary por sus intentos de llevar una cantidad excesiva de alcohol al campus. Leary continuó sus estudios en la Universidad de Alabama en el ROTC en 1941. Pero de nuevo, al cabo de un año la universidad le expulsó por pasar la noche en un dormitorio femenino. Esto le hizo perder su prórroga por estudios durante la Segunda Guerra Mundial. Tras su paso por el ejército estadounidense, Leary continuó sus estudios en las universidades de Georgetown y del Estado de Ohio, y finalmente se doctoró en Psicología Clínica por la Universidad de California Berkeley en 1950.

En 1945, entre su estancia en la Segunda Guerra Mundial y Berkeley, Leary conoció a su primera esposa, Marianne Busch. En 1947, tuvieron una hija, Susan, y dos años después llegó su hijo Jack. Al principio de su matrimonio, Leary le fue infiel. Cuando Marianne se enfrentó a él por sus infidelidades, supuestamente le dijo: “Ese es tu problema”. Ella se suicidó en 1955.

Experimentos psicodélicos

Además de los acontecimientos trágicos que cambiaron la vida de Leary a finales de los años 50, también descubrió un artículo de R. Gordon Wasson que le cambió la vida. El tema del artículo eran los enteógenos, o hierbas psicoactivas, y su uso en las ceremonias religiosas del pueblo mazateco de México. Profundamente intrigado, Leary viajó a México para experimentar con los hongos de psilocibina de primera mano. Esa experiencia ayudó a moldear radicalmente su futuro.

Contenido relacionado: Hongos y Otros Psicodélicos: ¿Lo Próximo en Salud Mental?

Leary afirmó que había aprendido más sobre su cerebro, sus posibilidades y su psicología en las cinco horas posteriores a la toma de hongos que en los 15 años anteriores de estudio e investigación. A su regreso de México, Leary era un hombre diferente. Creó el Proyecto Psilocibina de Harvard con Richard Alpert, un asociado del departamento de psicología que más tarde sería conocido como Ram Dass.

Leary en Harvard

Leary y Alpert hicieron todo lo posible para persuadir a la junta académica de Harvard de que el proyecto de psilocibina podría ser beneficioso para alterar los estados mentales de criminales convictxs y alcohólicxs. Consiguieron luz verde para administrar drogas psicodélicas -inicialmente psilocibina y posteriormente LSD– a colegas, reclusxs y un grupo de estudiantes de teología. Sus sujetos de prueba informaron de “profundas experiencias místicas y espirituales, que alteraron permanentemente sus vidas de forma muy positiva”.

El más conocido de sus intentos fue el Experimento de la Prisión de Concord, que evaluó la aplicación de psilocibina y psicoterapia, o terapia psicodélica, en la rehabilitación de presxs liberadxs. Unos tres años después del inicio del proyecto de Leary y Alpert, los funcionarios de Harvard lo cerraron. Lxs padres protestaban y no querían que sus hijxs fueran expuestos a tales experimentos. Sin embargo, este dúo no iba a dejar que padres enfadadxs detuvieran su impulso; sólo necesitaban un cambio de lugar.

Después de Harvard

El dúo pudo continuar su investigación gracias a una fuente inesperada. Lxs herederxs de la fortuna de la familia Mellon adquirieron una mansión de 64 habitaciones en Millbrook, Nueva York, y dieron a Leary y Alpert carta blanca para realizar sus estudios. Sus métodos de experimentación seguían siendo bastante estructurados, incluso con la libertad que tenían en Millbrook. Finalmente, el FBI hizo una redada con una orden del propio presidente Nixon.

Después de Millbrook

A mediados de los ’60, Timothy Leary se había convertido en uno de los defensores más populares del uso de drogas psicodélicas. A diferencia de otrxs líderes de la contracultura de esta época, que utilizaban su plataforma de forma prominente para hacer fiestas, Leary promovía los psicodélicos sobre una base de credenciales doctorales y experimentos regimentados.

Contenido relacionado: LSD: la Guía Definitiva

Para finales de los ’60, Leary se trasladó a California, lo que le acercó al epicentro del movimiento contracultural y aumentó su creciente popularidad. Durante esta época, conoció a Rosemary Woodruff y se casó con ella. En el Human Be-In, una concentración hippie en San Francisco para protestar contra una ley californiana que prohibía el uso del LSD, Leary se dirigió a un público eléctrico con lo que pronto se convertiría en su eslogan más famoso: “Turn on, tune in, drop out” (“Enciende, sintoniza, abandona“).

Participó activamente en muchas organizaciones espirituales, abogando por la despenalización de los psicodélicos. Una de las organizaciones era conocida como la Hermandad del Amor Eterno. Poco sabía entonces que la Hermandad se convertiría más tarde en una parte más radical de su vida de lo que podría haber imaginado.

Cuestiones legales

Las acciones radicales de Leary para cambiar las estructuras sociales y aumentar el potencial humano tuvieron muchas consecuencias con la ley. Fue condenado por posesión de cannabis y recibió una sentencia de 10 años en 1976. Leary tenía otros planes, en lugar de pasar la mayor parte de su vida entre rejas. Con la ayuda de la Hermandad, conjuró un plan para escapar de la Men’s Colony Prison de California.

La ventaja psicológica de Leary le ayudó a conseguir un trabajo en la prisión al aire libre. Se las arregló para saltar una valla, contonearse en un cable de teléfono y saltar a un coche que le esperaba, donde Leary y su esposa Rosemary huyeron del país. Se dirigieron al gobierno en el exilio de los Panteras Negras en Argelia. Sus excesivas juergas llevaron al arresto domiciliario del líder de los Panteras, Eldridge Cleaver, que finalmente les pidió que se marcharan.

Escaparon a Suiza, donde se alojaron en casa de un traficante de armas, Michel Hauchard, que obligó a Leary a firmar el 30% de las ganancias de los futuros libros que escribiera. Hauchard hizo que Leary fuera arrestado, bajo el supuesto de que sería más productivo en prisión.

Contenido relacionado: Psicodélicos: La Diferencia entre Legalización y Despenalización

Lxs Leary volvieron a escaparse, y pronto se separaron. Finalmente, la Oficina Americana de Narcóticos y Drogas Peligrosas arrestó a Leary en Kabul, Afganistán, en 1972. Fue enviado a Estados Unidos, donde fue considerado por el presidente Nixon como “el hombre más peligroso de América”.

Años posteriores

El gobernador de California, Jerry Brown, liberó a Leary de la cárcel en 1976. Como filósofo, Leary afirma haber disfrutado de lo que aprendió en el confinamiento solitario, en el fondo del sistema penitenciario. Le permitió reflexionar y sentar las bases para el resto de su vida, escribiendo, dando conferencias, actuando y explorando el mundo de la tecnología digital, que estaba creciendo rápidamente. A menudo relacionaba ese crecimiento con la expansión de la conciencia.

Leary recibió un diagnóstico de cáncer inoperable en 1995. En una entrevista, dijo: “Estoy esperando la experiencia más fascinante de la vida, que es morir…. Llevo 20 años escribiendo sobre la muerte autodirigida. Tienes que abordar tu muerte del mismo modo que vives tu vida, con curiosidad, con esperanza, con fascinación, con valor y con la ayuda de tus amigxs”.

Por supuesto, Leary tenía que irse con un final deslumbrante. Había solicitado que su muerte fuera grabada y difundida por Internet. Había planeado una celebración con amigxs y familiares alrededor, y un registro de su consumo diario de drogas, legales e ilegales. Carol Rosin, una amiga que estuvo en la celebración de la muerte de Leary, dijo que sus últimas palabras fueron: “¿Por qué no? ¿Por qué no? ¿Por qué no?”.

Las mejores frases de Timothy Leary

Hay tres efectos secundarios del ácido: mejora de la memoria a largo plazo, disminución de la memoria a corto plazo, y no me acuerdo del tercero.

Siempre se puede tomar la aguja y pasar a otro surco.

El automóvil es peligroso si se utiliza de forma inadecuada…. La estupidez y la ignorancia humanas son el único peligro al que se enfrenta el ser humano en este mundo.

Contenido relacionado: Cómo la Comunidad Psicodélica Puede Crear un Mundo Mejor

¡Enciende, sintoniza y abandona!

Piensa por ti mismx y cuestiona la autoridad.

Sólo eres tan joven como la última vez que cambiaste de opinión.

El universo es un test de inteligencia.

Timothy Leary en la cultura

Música

The Moody Blues grabó canciones sobre Leary. Una en particular, Legend of a Mind, escrita y cantada por Ray Thomas en su álbum In Search of the Lost Chord comienza: “Timothy Leary está muerto. No, no, no, no, está fuera mirando hacia dentro”.

Leary asistió a los Bed-Ins for Peace antibélicos celebrados por John Lennon y Yoko Ono en Montreal. A cambio, Lennon escribió Come Together como tema musical para la campaña de Leary a la gobernación.

Películas

La película Fear and Loathing in Las Vegas retrata el consumo de drogas psicodélicas y menciona a Leary cuando el protagonista se plantea el significado del movimiento del ácido en los años ’60.

Contenido relacionado: Todo sobre Shroomery y las Comunidades Psicodélicas Online

En la película del director Grant Heslov de 2009 The Men Who Stare at Goats, protagonizada por George Clooney, el teniente coronel Bill Django decide mezclar la comida y el agua potable con LSD después de afirmar: “Acabo de ver a Timothy Leary”.

Obras

The Psychedelic Experience: A Manual Based on the Tibetan Book of the Dead

Turn on, tune in, drop out

High Priest

Flashbacks

Vía Reality Sandwich, traducido por El Planteo.

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Reality Sandwich

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

acru
cáñamo paraguay
invernadero cannabis