ENG 🇬🇧
 

[Acciones de Cannabis – Cotizaciones en Vivo]

lsa

ABC

LSA: el Psicodélico Natural Primo del LSD

LSA: el Psicodélico Natural Primo del LSD

✍ 10 julio, 2021 - 08:09

Las sustancias psicodélicas tienen el potencial de alterar las percepciones, remodelar los sistemas de creencias y alterar radicalmente los estados de conciencia. Si bien la investigación moderna se está familiarizando rápidamente con sustancias como la psilocibina y el LSD, la naturaleza sigue produciendo muchos compuestos psicoactivos que no se han estudiado. Una de esas sustancias que aún no se ha puesto bajo el microscopio es el LSA.

¿Qué es el LSA?

El LSA, también llamado ergina o amida del ácido D-lisérgico, es una sustancia psicodélica estructuralmente similar al LSD (dietilamida del ácido lisérgico). Sin embargo, a diferencia del LSD, no necesita ser sintetizada, ya que se produce de forma natural. El LSA se encuentra en las semillas de la flor llamada campanilla o bella de día, un grupo de más de 1.000 especies de plantas con flores.

Contenido relacionado: LSD: la Guía Definitiva

Una especie concreta de bella de día, la Ipomoea corymbosa, es una enredadera trepadora originaria de gran parte de América Central y del Sur. Las semillas se denominan Ololiúqui en la lengua náhuatl, y eran consumidas por mayas y aztecas para inducir estados de trance durante las ceremonias. El LSA también se encuentra en concentraciones mucho más elevadas en la Argyreia nervosa (también llamada rosa lisérgica o camilla de elefante), otra vid trepadora originaria de la India.

LSA vs. LSD: ¿Cuál es la diferencia?

Debido a su similitud estructural, los efectos subjetivos del LSA son similares a los de su homólogo químico más famoso, el LSD. Al igual que otros psicodélicos, cuando se toma en dosis suficientemente grandes, el LSA puede inducir experiencias relacionadas con lo espiritual, lo místico y lo profundo, que es muy probablemente la razón por la que las semillas de la bella de día eran consumidas por las culturas indígenas de América del Sur y Central. Además, sus consumidores pueden experimentar distorsiones de la visión, incluyendo el brillo y el cambio de color, sentimientos de perspicacia y una elevación del estado de ánimo.

Sin embargo, es importante señalar que los efectos de la LSA pueden variar mucho según el estado de ánimo, la dosis, el entorno en el que se toma y la cantidad que se ingiere.

A pesar de su similitud estructural, existen algunas diferencias clave entre el LSA y el LSD; este último puede producir a menudo un estado energético y físicamente estimulante, mientras que el primero puede producir un estado onírico y sedante. Albert Hofmann, la primera persona en Occidente que descubrió ambos compuestos, encontró que el LSA inducía un “estado de cansancio y sueño con una incapacidad para mantener pensamientos claros”.

Contenido relacionado: ¿Qué es el Peyote? Todo sobre el Cactus de la Mescalina

Las diferencias estructurales entre los compuestos también marcan una diferencia en la potencia. El LSD es notoriamente fuerte en dosis muy bajas, por lo que un microgramo de LSA producirá efectos menos intensos que uno de LSD.

Como el LSA se encuentra naturalmente en las semillas de plantas como la bella de día, sus consumidores suelen masticarlas para extraer el producto psicoactivo. Esto puede conducir a algunos efectos fisiológicos desagradables, ya que hay otros compuestos presentes que tendrán un impacto en el cuerpo. Estas sensaciones desagradables pueden incluir náuseas, vómitos, vasoconstricción y gases.

Como estos efectos pueden distraer de las experiencias más profundas durante el viaje, sus consumidores suelen intentar extraer el LSA de las semillas, para minimizar la “carga corporal” de la ingesta.

Efectos terapéuticos

Se han realizado pocas investigaciones formales sobre los posibles efectos terapéuticos del LSA, ya que gran parte de la investigación psicodélica se centra en sustancias como la psilocibina, la ayahuasca y el LSD. Sin embargo, Andrew Sewell y sus coautores de la Facultad de Medicina de Harvard investigaron si la LSA podía aliviar las cefaleas en racimo.

Las cefaleas en racimo son severas, ya que implican ataques de dolor de cabeza increíblemente dolorosos. Las mujeres que sufren cefaleas en racimo las describen a veces como peores que un parto. En la actualidad, no existe una cura recomendada para las cefaleas en racimo, y la medicina convencional se centra en el tratamiento del dolor. Sin embargo, Sewell y sus colegas se propusieron explorar si el LSA podría ser un tratamiento eficaz.

Contenido relacionado: Ayahuasca: Todo lo que Necesitas Saber

Se entrevistaron 66 pacientes que sufrían cefaleas en racimo y consumían semillas que contenían LSA como automedicación. El 38% declaró que la ingestión de LSA podía poner fin a una cefalea en racimo en 20 minutos. Asimismo, el 43% declaró que el LSA podía frenar el ataque de una cefalea en racimo. Ningún medicamento aprobado tiene actualmente la capacidad de poner fin a estos ataques de cefalea.

Vía Psychedelic Spotlight, traducido por El Planteo.

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Psychedelic Spotlight

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte