ENG 🇬🇧
 

[Acciones de Cannabis – Cotizaciones en Vivo]

Cannabis

Cómo la Marihuana Ayuda a la Salud de las Personas con Útero

Por The Green Fund

Cómo la Marihuana Ayuda a la Salud de las Personas con Útero

✍ 8 marzo, 2021 - 07:37

Menstruación. Parto. Menopausia. Si hay una garantía en la vida, es que si tienes útero, vas a tener que aprender a vivir con el dolor físico. En el caso de las personas con endometriosis o síndrome de ovario poliquístico, ese dolor puede ser casi interminable. Sin embargo, no se desanimen, señorxs, puede que no tenga que ser así durante mucho tiempo.

Aunque las mujeres y disidencias han soportado el dolor a lo largo de los milenios, también han recurrido sistemáticamente a un remedio para aliviar sus dolores: la marihuana.

Contenido relacionado: Menstruación y Marihuana: Usar Cannabis para Aliviar los Síntomas Menstruales

El cannabis es un producto especialmente viable para aliviar el dolor de las personas con útero. Esto se debe a que dicho órgano está lleno de receptores endocannabinoides, es decir, receptores que responden al uso de la marihuana.

A lo largo de los siglos, se pensaba que la mayoría de los síntomas relacionados con la salud de las personas con útero se curaba mediante una combinación de aceites de CBD, semillas de cáñamo e inhalación de cannabis. En la actualidad, muchas mujeres muy influyentes siguen defendiendo los beneficios de la marihuana para su salud y estilo de vida. Sin embargo, con las incesantes restricciones legislativas dentro de la creciente industria, ¿puede la marihuana permanecer en el lado correcto de la historia en lo que respecta a la salud de las mujeres y disidencias?

La salud de las personas con útero en la Antigüedad y la Edad Media

El cannabis se ha encontrado en muchos oficios industriales desde la antigüedad. Sabemos que el cáñamo era una parte sustancial de las industrias comerciales -se encuentra en la cerámica, la ropa y los textiles. En el antiguo Egipto, según un texto médico del año 1.500 a.C., el Papiro de Ebers, la marihuana se utilizaba combinando semillas de cáñamo con otros ingredientes para ayudar a las mujeres durante el parto a aliviar el dolor. El Papiro de Ebers también sugiere que la administración de cannabis se realizaba mediante inhalación, supositorios y como ungüento.

En 1992, se encontraron los restos de una niña de catorce años del siglo IV en una cueva de Israel, que había muerto durante el parto. Se encontraron restos de tetrahidrocannabinol (THC) en las cenizas de su abdomen. Esto indica que había inhalado cannabis para aliviar sus intensos dolores de parto.

Contenido relacionado: La Rica Historia de la Marihuana Medicinal en Egipto

En Persia y Oriente Medio, el consumo de cannabis se ha documentado como un tratamiento fiable para los dolores uterinos. Además, se creía que ayudaba al desarrollo saludable del feto y actuaba como preventivo del aborto espontáneo. Desde el siglo IX hasta el siglo XIII, los médicos persas recomendaban las semillas de cáñamo y las hojas de cannabis para resolver cualquier dolencia relacionada con el útero.

El cannabis en la época moderna

No fue hasta el siglo XX que muchas afecciones relacionadas con el aparato reproductor femenino, como el cáncer de ovarios y la endometriosis, se diagnosticaron correctamente. Sin embargo, el cannabis ha tenido una larga relación con el tratamiento de estas afecciones antes de que tal cosa ocurriera. En 1564, el Kräterbuch de Taberaemontanus, un texto médico alemán, contiene varias menciones a la marihuana como opción de tratamiento para “mujeres con enfermedades del útero”.

El siglo XIX cuenta con una abundante literatura médica que promueve el uso del cannabis como opción de tratamiento. En 1851, el médico Sir Alexander Christion, que había estudiado ampliamente el cannabis, escribió que podía ayudar a la dilatación del cuello uterino sin causar cansancio. También afirmó que era “esencial” para el trabajo de parto activo y para “promover la contracción uterina”. Por otro lado, en 1854, The Dispensatory of the United States publicó que el cannabis también podía acelerar el parto sin utilizar anestesia.

En 1862, el médico estadounidense T.L Wright promovió el cannabis como tratamiento para las náuseas matutinas severas. Afirmó que “descubrió que los vómitos se detenían completamente con el cannabis índica, administrado en dosis repetidas cada cuatro horas”.

En 1872, se hizo referencia a que el cannabis era una opción superior para las dolencias relacionadas con la mujer y el cáncer de útero en comparación con el opio y el cloroformo. Poco después, las revistas médicas comenzaron a informar sobre el uso del cannabis para las menstruaciones abundantes (menorragia) y el dolor de la regla (dismenorrea). Publicaciones médicas como The British Medical Journal incluyeron varias recomendaciones sobre el uso del cannabis para tratar las menstruaciones abundantes en 1883.

Contenido relacionado: Marihuana Contra el Dolor: la Historia del Cannabis como Analgésico

Sir John Russel Reynolds, médico de la reina Victoria, fue muy conocido por su trabajo sobre la planta durante la mayor parte de su carrera. De hecho, respaldó abiertamente el cáñamo indio para el dolor intenso de la menstruación. Incluso se afirma (aunque sin fundamentos) que a la reina Victoria se le recetó una dosis mensual de cannabis para aliviar sus dolores. No hay pruebas de primera mano para decir si esto es cierto o no. Pero se sabe que la reina era una fanática de los analgésicos según sus diarios. En particular menciona el uso de cloroformo durante el parto, alabándolo. Por ende, es muy posible que haya probado el cannabis al menos una vez.

La marihuana y las mujeres y disidencias de hoy

La ciencia moderna te dirá que no todos los problemas de salud de las personas con útero pueden resolverse con marihuana. Además, se considera inseguro en circunstancias de embarazo y parto activo. Sin embargo, muchos síntomas de dolor menstrual, endometriosis y menopausia pueden aliviarse con la ayuda del cannabis.

El CBD puede ayudar con los espasmos musculares que se producen con el dolor menstrual. Mientras tanto, se recomiendan anecdóticamente supositorios en Estados Unidos y Canadá para los síntomas de la endometriosis, a pesar de la falta de pruebas clínicas y de disponibilidad. Los medicamentos a base de cannabis también pueden ayudar con los síntomas de la menopausia, como los sofocos, los cambios de humor y los dolores de cabeza.

El cannabis, específicamente los productos de bienestar, ha estado ganando mucha atención desde la introducción de la Ley Agrícola de EEUU en el 2018. Mujeres muy influyentes se están subiendo al tren para respaldar y defender la marihuana para el bienestar y la salud de las personas con útero.

Desde Kim Kardashian tuiteando sobre estar “obsesionada con todo lo relacionado con el CBD” hasta Miley Cyrus siendo una abierta defensora de fumar porro; el consumo de cannabis dentro de los estados legalizados en Estados Unidos y Canadá está avanzando lentamente (pero con certeza). En el 2019, la gurú de lifestyle Martha Stewart, se asoció con Canopy Growth para lanzar una gama de productos con infusión de CBD para el bienestar y la salud de las mascotas.

Contenido relacionado: Nuevo Estudio Clínico Analiza el CBD para el Alivio del Dolor Menstrual

En el 2016, Whoopi Goldberg y Maya Elisabeth fundaron Whoopi & Maya, una empresa de cannabis medicinal con el objetivo de ofrecer alivio del dolor para los cólicos menstruales. El proyecto surgió tras notar un gran vacío en el mercado de ayuda no invasiva para la salud de las personas con útero.

Desgraciadamente, en el 2020, Whoopi & Maya se vio obligada a cerrar su actividad debido a los obstáculos de la legalización, durante un momento difícil para la industria del cannabis en evolución.

En cualquier caso, está claro que el cannabis ha contribuido de forma activa y eficaz a la salud de las personas con útero a lo largo de los años. Aunque en el siglo XXI no se recomiende el cannabis para el embarazo y los dolores de parto, su larga presencia en la comunidad médica es un sólido ejemplo de sus beneficios para las afecciones relacionadas con el dolor.

Los productos basados en el cannabis siguen enfrentándose a problemas de legalización. Sin embargo, las pruebas anecdóticas y la creciente demanda de cannabis como opción terapéutica fiable y segura siguen aumentando.

Y si la historia nos ha enseñado algo, es que las mujeres y disidencias han seguido luchando por sus derechos, su libertad y su voz a lo largo de los tiempos. Tener el derecho a utilizar las opciones de tratamiento relacionadas con el cannabis podría perfectamente ser la próxima victoria.

Vía The Green Fund, traducido por El Planteo.

Foto por Ava Sol vía Unsplash

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

The Green Fund

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

miami cannabis
marihuana años
canadá marihuana
Cuba, Calzado y Revolución: Conocé la Historia de Las Cañameras 420, Zapatillas de Cáñamo Made In Argentina