ENG 🇬🇧
psicodélicos qué son

ABC

¿Qué Son los Psicodélicos? Una Guía Básica

Por Leafly en Español

¿Qué Son los Psicodélicos? Una Guía Básica

✍ 24 November, 2022 - 10:05


¡No te pierdas ni una noticia! Haz click aquí para suscribribirte a nuestra newsletter GRATUITA.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo. Instagram // Facebook // Twitter



Los psicodélicos son potentes sustancias químicas psicoactivas o plantas que pueden alterar la percepción, el estado de ánimo y los procesos cognitivos. Algunos de los psicodélicos más comunes son la psilocibina (que se encuentra en ciertos hongos), el LSD, la mescalina (que se encuentra en los cactus San Pedro y peyote), la ayahuasca (una infusión que contiene una liana leñosa y las hojas de la planta chacruna) y el DMT (dimetiltriptamina).

Contenido relacionado: [Video] Todo lo que Siempre Quisiste Saber sobre Psicodélicos y Nunca te Animaste a Preguntar

Las plantas psicodélicas que alteran la mente crecen de forma natural en lugares como el Amazonas, el Himalaya y el noroeste del Pacífico norteamericano.

Los psicodélicos no son una moda nueva. Su uso es anterior a la palabra escrita, y lxs arqueólogos confirman su uso en antiguos contextos rituales y ceremoniales.

Aunque la ingesta de psicodélicos ha sido constante en la historia, su potencial terapéutico fue reconocido por la ciencia occidental a mediados del siglo XX. Entre los ’50 y los ’60, se publicaron más de 1.000 artículos clínicos sobre la terapia con drogas psicodélicas, encabezados por investigadores asombradxs por los variados beneficios médicos que estos compuestos podían ofrecer.

No obstante, la introducción de la Ley de Sustancias Controladas en 1970 hizo que la investigación sobre psicodélicos se detuviera en seco, ya que cesó la autorización del gobierno, y los compuestos se vieron empañados por la guerra contra las drogas.

En la actualidad, los estudios sobre estos fascinantes compuestos han vuelto a cobrar impulso. Lxs científicos están volviendo a profundizar en la investigación psicodélica, explorando las innumerables formas en que esta medicina única puede ayudar a curar diversos males. Investigaciones recientes han demostrado que el uso de psicodélicos es prometedor para tratar la dependencia de sustancias, el TEPT, la depresión, la ansiedad y para ayudar en el cuidado del final de la vida.

Psicodélicos enteógenos: qué son

La palabra “psicodélico” se acuñó por primera vez en 1957 para identificar las drogas que revelan aspectos de la mente. En los últimos años, se ha empezado a referirse a los compuestos psicodélicos con más propiedad, como “enteógenos“.

Contenido relacionado: ¿Qué Significa ‘Enteógeno’?: una Nueva Mirada a los Psicodélicos

Una de las motivaciones para este cambio de nombre fue la preocupación por la carga cultural de los ’60 que conlleva el término “psicodélico”. El uso del término “enteógeno“, en cambio, pretende permitir que pacientes, médicxs, responsables políticos y el público en general se acerquen a este campo emergente de la medicina y los descubrimientos sin estigmas ni prejuicios.

La palabra “enteógeno” deriva del aspecto espiritual de estas sustancias. En griego, la palabra significa algo así como “generar el dios interior”. Los enteógenos se entienden como compuestos que promueven experiencias que alteran la vida, fomentando una visión profunda de la naturaleza de la vida y la conciencia. El término también alude a la idea de que estas sustancias son plantas maestras.

¿Cómo afectan los psicodélicos a la mente y al cuerpo?

psicodélicos qué son

Fisiológicamente, los enteógenos pueden aumentar temporalmente la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, la temperatura corporal y hormonas como el cortisol y la oxitocina. Algunxs usuarios también informan un aumento de la ansiedad, aunque las investigaciones han demostrado que una buena ambientación (set & setting) puede minimizar la ansiedad y otras causas de una experiencia desagradable.

Contenido relacionado: Set & Setting: Por Qué Es Importante Saber Cuándo y Dónde Tomar Psicodélicos

A nivel mental y emocional, quienes toman psicodélicos suelen informar percepciones sensoriales alteradas, como imágenes visualmente complejas o patrones fractales. Muchxs también describen que se sienten inusualmente abiertos a lxs demás y al mundo que les rodea, con una sensación de pérdida de control, mayor confianza y consideración hacia lxs demás. También suelen calificar las experiencias psicodélicas como uno de los acontecimientos más significativos de su vida.

Una sensación de conexión

Lxs usuarios también suelen decir que los psicodélicos les acercan a la comprensión de lo divino. Algunxs describen esta experiencia como una sensación de conexión con todo, de que el tiempo desaparece, la pérdida del ego y profundas emociones positivas.

En palabras del difunto Daniel X. Freedman, pionero de la investigación del LSD:

“Una dimensión básica del comportamiento… revelada de forma convincente en los estados de LSD es la “portentosidad“: la capacidad de la mente de ver más de lo que puede contar, de experimentar más de lo que puede explicar, de creer y de impresionarse con más de lo que puede justificar racionalmente, de experimentar acontecimientos sin límites, desde lo banal hasta lo profundo”.

Los beneficios a largo plazo de una experiencia enteogénica

Estas experiencias que alteran la percepción pueden ser transformadoras y conllevar beneficios a largo plazo.

Contenido relacionado: Integración Psicodélica: Cómo Encontrarle el Sentido a tu Viaje Psicodélico

Un estudio publicado en mayo del 2020 en la revista Human Psychopharmacology sugiere que las experiencias psicodélicas proporcionan mejoras duraderas en la perspectiva y la actitud mental. Los viajes transformadores pueden ofrecer a los individuos con depresión, ansiedad o adicción una nueva lente a través de la cual reenfocar su visión de sí mismos, sus vidas y sus relaciones con lxs demás.

Los beneficios de los enteógenos fueron promovidos durante mucho tiempo por Terence McKenna, conferenciante, investigador y autor sobre psicodélicos. McKenna fue también un psiconauta, un explorador psicodélico que se adentró en las profundidades de su propia conciencia en una búsqueda para comprender el ser y la mente. Para McKenna, los psicodélicos ofrecen un trampolín hacia un estado más consciente, para sacudir el statu quo. Una vez bromeó:

“Los psicodélicos son ilegales no porque a un gobierno amoroso le preocupe que puedas saltar por la ventana de un tercer piso. Los psicodélicos son ilegales porque disuelven las estructuras de opinión y los modelos culturalmente establecidos de comportamiento y procesamiento de la información. Te abren a la posibilidad de que todo lo que sabes esté mal“.

Los beneficios terapéuticos de los psicodélicos

Una revisión del 2016 de la literatura médica sobre los psicodélicos concluyó que los enteógenos se consideran fisiológicamente seguros, sin pruebas de que provoquen dependencia o adicción. Asimismo, existe un conjunto importante de investigaciones que indican que los psicodélicos pueden ayudar a tratar trastornos que no siempre responden bien a la medicina convencional.

Contenido relacionado: ¿Qué Psicodélicos Ayudan a la Salud Mental?

Los hongos de psilocibina, el LSD y la ayahuasca, por ejemplo, han demostrado un gran potencial terapéutico en el tratamiento de enfermedades tan diversas como el TEPT, la depresión resistente al tratamiento, la dependencia de sustancias, el TOC, el dolor crónico y la ansiedad asociada a los diagnósticos de enfermedades terminales.

Lxs científicos todavía están descubriendo los mecanismos neuronales por los que los psicodélicos actúan en el tratamiento de estas enfermedades. Un mecanismo que parece vital es la disolución del ego. Cuando la red del ego se desconecta temporalmente, se forman nuevas conexiones neuronales en distintas partes del cerebro. Estas nuevas redes permiten nuevas percepciones y formas de ver el mundo, que pueden liberar pensamientos y patrones de comportamiento poco útiles o negativos.

¿Por qué despenalizar o legalizar los psicodélicos?

En la actualidad, la psilocibina, el LSD y los hongos psicodélicos, entre otros, son elementos que están clasificados como sustancias controladas de la Lista I.

La legalización de los psicodélicos eliminaría todas las prohibiciones legales contra su uso y los pondría a disposición de la población adulta en general para su compra y uso a voluntad.

Contenido relacionado: Psicodélicos: La Diferencia entre Legalización y Despenalización

La despenalización, por otro lado, quita la prioridad ante la ley a la posesión de psicodélicos. Es decir que una persona no sería arrestada por poseer pequeñas cantidades, y esto no figuraría en sus antecedentes penales.

Muchas cuestiones relacionadas con la despenalización y legalización del cannabis también son relevantes para los psicodélicos, y hay razones de peso para considerar la legalización o despenalización de los psicodélicos.

Lo que está impulsando la campaña para el cambio ahora

La presión para despenalizar y legalizar los psicodélicos ha sido impulsada en parte por la creciente evidencia de que estos compuestos ofrecen un potencial terapéutico a millones de pacientes. Otra razón es que la guerra contra las drogas ha sido reevaluada por académicxs, responsables políticos y el público, y se ha descubierto que está mal informada, es racista y enormemente perjudicial tanto para los individuos como para la sociedad.

Los psicodélicos, al igual que el cannabis, han sido implicados en la guerra contra las drogas. Ésta absorbe más de USD 47.000 millones de fondos sólo en los Estados Unidos cada año. Más aleccionador aún es el coste para la sociedad. Las sentencias draconianas hicieron que la población carcelaria de EEUU se disparara a partir de los ’70, cuando comenzó la guerra contra las drogas.

Contenido relacionado: La Guerra contra las Drogas y sus Orígenes Racistas

Las poblaciones negra y latina son notablemente más propensas a recibir sentencias de prisión por infracciones de drogas, afianzando aún más las disparidades socioeconómicas. Los delitos menores de drogas que dan lugar a condenas pueden alterar el curso de la vida de una persona. Puede ser difícil encontrar trabajo, alquilar una propiedad o recibir ayuda del gobierno después de un arresto por drogas. Las consecuencias de ese arresto pueden seguir a una persona durante el resto de su vida.

La historia de los psicodélicos

psicodélicos qué son

Durante decenas de miles de años, muchas culturas de todo el mundo han utilizado psicodélicos. Estas sustancias naturales se utilizaban a menudo en ceremonias sagradas o religiosas para ayudar a ver lo divino, o para aliviar ciertas dolencias.

El LSD y otros psicodélicos fueron ampliamente investigados en los años ’50 y ’60 para tratar numerosas enfermedades, pero la investigación se detuvo en gran medida con la aprobación de la Ley de Sustancias Controladas en 1970.

Culturas antiguas

Supuestamente, algunxs antiguos griegos consumían una sustancia psicodélica. Los cultos de Deméter y Perséfone realizaban cada año una ceremonia de iniciación llamada Misterios Eleusinos, durante la cual consumían una bebida llamada kykeon, que se cree que contenía propiedades psicodélicas. Las teorías sugieren que la sustancia se derivaba del hongo cornezuelo (ergot), del que también se deriva el LSD.

Contenido relacionado: Psicodélicos y Religión: Todo lo que Siempre Quisiste Saber

Varios antiguos textos en sánscrito hace referencia al soma, un jugo de planta que se consumía durante las antiguas ceremonias védicas como ofrenda a lxs dioses. Conocido por sus propiedades alucinógenas, se especula que el soma procede de la Amanita muscaria o el Psilocybe cubensis, tipos de hongos psicodélicos, o de un tipo de planta trepadora llamada Asclepias acida.

Las culturas mesoamericanas, como lxs aztecas, mayas e incas, eran conocidas por el consumo de psicodélicos como el peyote, la mescalina y los hongos de psilocibina, entre otros. En la cultura azteca, los hongos se denominaban “Teonanácatl”, que significa “carne de lxs dioses“; y tomar psicodélicos era un medio para alterar la conciencia, comunicarse con lxs dioses y hacerse uno con la naturaleza.

La ayahuasca, un brebaje derivado de la mezcla de una liana leñosa (Banisteriopsis caapi) y las hojas de la planta chacruna (Psychotria viridis), es consumida con fines espirituales y medicinales por las tribus del Amazonas desde hace por lo menos 1.000 años.

Las antiguas culturas mesoamericanas y sudamericanas destacan el papel del chamán, que supervisa la experiencia psicodélica. El propósito de un chamán es ayudar a guiar al individuo que consume sustancias psicodélicas hacia el mundo espiritual y a través de estados alterados de conciencia. La experiencia psicodélica puede ser abrumadora y aterradora, y puede conllevar vómitos y diarrea.

Los psicodélicos en el siglo XX

En 1938, el químico suizo Albert Hoffman descubrió accidentalmente el LSD. Estaba experimentando con el hongo cornezuelo (ergot), que crece en los granos de centeno, mientras trabajaba en un laboratorio de la empresa farmacéutica Sandoz, cuando aisló la sustancia química dietilamida del ácido lisérgico-LSD.

Contenido relacionado: La Historia del LSD: Por Qué Hoy Celebramos el Día de la Bicicleta

La sustancia era ineficaz para el proyecto en el que trabajaba, así que Hoffman la dejó de lado. Pero había algo en la sustancia que le intrigaba, y cinco años más tarde volvió a analizarla. Al sintetizar de nuevo la sustancia, absorbió trazas de ella al tocarla y notó sus potentes efectos alucinógenos.

El 19 de abril de 1943, Hoffman ingirió intencionadamente una dosis mayor de LSD. El suceso se conoció como el “Día de la Bicicleta“, ya que Hoffman empezó a sentir los efectos mientras volvía a casa en su bicicleta. Éste fue el primer viaje intencionado con ácido de la historia.

Experimentó distorsiones visuales, mareos, casi se desmayó y vio lo que describió como “transformaciones demoníacas”. Llamó a un médico, pero cuando llegó, Hoffman había caído en un “sentimiento de buena suerte y gratitud” y disfrutaba de imágenes caleidoscópicas cuando cerraba los ojos, según diría más tarde. Por la mañana, informó que una “sensación de bienestar y vida renovada fluía a través de mí”.

Hoffman se convertiría en un defensor de la droga durante toda su vida, ensalzando sus beneficios terapéuticos y su capacidad para abrir la conciencia y hacer que los individuos sean más conscientes.

Los psicodélicos en la psiquiatría

A principios de los ’50, el psiquiatra Humphrey Osmond y Abram Hoffer fueron pioneros en el uso del LSD para tratar el alcoholismo mientras trabajaban en una clínica de Saskatchewan, Canadá. Osmond acuñaría más tarde el término para estos nuevos tipos de drogas “psicodélicos” (que significa “que manifiestan la mente”), tras supervisar al escritor Aldous Huxley en un viaje con mescalina. Huxley inmortalizaría más tarde la experiencia en su libro Las puertas de la percepción.

Contenido relacionado: Psicodélicos y Cannabis: ¿Cuál Es Mejor para la Salud Mental?

El enfoque bioquímico de Osmond y Hoffer trató inicialmente a dos sujetos por alcoholismo con LSD. Uno dejó de beber de inmediato y otro lo hizo seis meses después del tratamiento. Osmond y Hoffer ampliaron el estudio a más de 700 pacientes a lo largo de los 10 años siguientes y obtuvieron resultados similares.

Mientras tanto, en el Reino Unido, Ronald Sandison también utilizaba LSD junto con psicoterapia para tratar a pacientes con neurosis y otras dolencias con gran éxito. En un estudio, Sandison informó que el 60% de sus pacientes se recuperó o mejoró con el tratamiento de LSD y psicoterapia. Ninguno de tales pacientes había respondido a la terapia convencional.

El LSD se investigó a lo largo de los años ’50 y ’60 para tratar diversas afecciones, como la depresión, la esquizofrenia, el autismo y el cáncer terminal, entre otras dolencias. La investigación sobre el LSD se llevó a cabo en más de 1.000 estudios en los que participaron 40.000 pacientes, con mínimos incidentes adversos.

Los ’60

En 1962, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó las Enmiendas sobre Medicamentos de 1962. Éstas introdujeron nuevas restricciones en los ensayos clínicos y las pruebas de medicamentos, prohibiendo a su vez el uso del LSD y otros psicodélicos para uso terapéutico.

Contenido relacionado: Medios de Comunicación: El Brazo Derecho del Prohibicionismo en Materia de Drogas

Alrededor de la misma época, la contracultura hippie de EEUU se enganchó al LSD y a otros psicodélicos. La alteración de la mente, la expansión de la conciencia, la conexión con los demás y el deseo de “encender, sintonizar y abandonar”, en palabras de Timothy Leary, dieron “mala fama” al LSD y a otros psicodélicos.

Con el LSD en particular, proliferó la fabricación ilícita, y el público en general empezó a considerar a éste y a otros psicodélicos como drogas callejeras. El fabricante de LSD y titular de la patente, Sandoz, perdió el interés en seguir produciendo la droga y trató de distanciarse de ella.

Cuando la contracultura hippie protestó contra la guerra de Vietnam y reivindicó los derechos civiles, raciales y de género, se enfrentó a la reacción de la clase política de la época, así como a todo lo relacionado con el movimiento contracultural, incluidos los psicodélicos.

La prohibición y la guerra contra las drogas

En 1970, el Congreso de EEUU aprobó la Ley de Sustancias Controladas. Ésta clasificó al LSD y otros psicodélicos, como la psilocibina, el DMT y la mescalina, así como el cannabis, como drogas de Lista I. En este nivel (el más restrictivo) se encuentran, supuestamente, sustancias con alto potencial de abuso y ningún uso medicinal.

Contenido relacionado: [Video] Por Qué la Marihuana Es Ilegal

Tras la aprobación de la ley, por ejemplo, la posesión de entre uno y nueve gramos de LSD como primer delito implica un año de prisión, una multa de USD 1.000, o ambas cosas. Sin embargo, la posesión de más de nueve gramos de LSD puede ser tratada como posesión con intención de distribución. La pena entonces es de cinco a 40 años, una multa de hasta USD 2 millones, o ambas cosas.

La investigación sobre el LSD y los psicodélicos en general prácticamente se detuvo.

La psicodelia hoy en día

Hoy en día, las actitudes hacia la guerra contra las drogas están cambiando a medida que la gente se da cuenta de lo desproporcionadamente que afecta a las poblaciones racializadas, y reconoce la increíble cantidad de dinero que se desperdicia en ella. También están cambiando las actitudes sobre cómo los psicodélicos y el cannabis pueden ofrecer increíbles beneficios médicos y terapéuticos.

¿Qué son los hongos psicodélicos?

psychedelics, mushrooms, health

Los hongos psicodélicos -también conocidos como hongos mágicos- contienen naturalmente psilocibina y psilocina. Estos compuestos activan receptores específicos de serotonina en el cerebro, provocando cambios en el estado de ánimo, los pensamientos, los sentimientos o el comportamiento. Increíblemente, hay hasta 200 variedades de hongos psicodélicos que crecen de forma silvestre en todos los continentes, excepto en la Antártida.

Contenido relacionado: ¿Por Qué Son Ilegales los Hongos Psicodélicos?

Los hongos mágicos han abierto la puerta a muchxs para adentrarse en el mundo de los psicodélicos, y su imaginería también impregna la cultura popular. Algunxs incluso afirman que la historia de Alicia en el País de las Maravillas puede leerse como una metáfora de un viaje con hongos.

¿Cómo se siente tomar hongos?

Los hongos son conocidos por sus profundos efectos sobre la conciencia y la percepción. Tomando una dosis moderada, la experiencia suele durar entre cuatro y seis horas, y el clímax se produce entre dos y tres horas después del consumo. Tomar una dosis mayor aumenta la duración del viaje.

Lxs usuarios a menudo informan experiencias sensoriales alteradas, como patrones de flujo o imágenes fractales, una sensación de que el tiempo se alarga y percepciones personales que se sienten profundamente significativas. Estos viajes pueden ser experiencias extremadamente positivas, pero también pueden ser aterradoras y desorientadoras.

Contenido relacionado: Reducción de Daños: Cómo Consumir Psicodélicos de Manera Segura

La mentalidad del usuarix y el contexto en el que tome los hongos influirán mucho en la dirección que tome el viaje. Muchxs sostienen que hay razones para tomar hongos y otros compuestos psicodélicos en entornos seguros y significativos.

Tipos de hongos psicodélicos

Una de las variedades más populares y queridas de hongos psicodélicos es la Psilocybe cubensis. Estos suelen ser más grandes que otras variedades de hongos psicodélicos.

Lxs recolectores de hongos saben que han encontrado oro si el sombrero se pone azul al presionarlo suavemente, debido a la oxidación de la psilocina. Estos son los hongos más sencillos de cultivar en interiores. Al igual que el cannabis, lxs cultivadores caseros selectivos han ayudado a que los especímenes de hongos de interior sean más potentes con el tiempo.

Otras especies comunes de hongos de psilocibina son la delicada Psilocybe semilanceata, y la Psilocybe azurescens, uno de los hongos mágicos más potentes que existen.

Cómo tomar hongos mágicos

Cuando se trata de consumir hongos mágicos, muchxs optan por remojarlos en agua caliente y sorber la infusión. Para un enfoque más sencillo, también se pueden comerlos secos.

Contenido relacionado: Guía Práctica: Cómo Tomar Hongos Psicodélicos

Si tienes curiosidad por probar hongos, es importante que conozcas la dosis. Encontrar tu punto óptimo significará una mayor probabilidad de una experiencia positiva. Lxs principiantes a veces optan por empezar con una microdosis.

¿Qué es la psilocibina?

La psilocibina es uno de los principales compuestos químicos que se encuentran en los hongos psicodélicos. Es lo que se conoce como un profármaco: necesita ser metabolizado por el cuerpo para convertirse en farmacológicamente activo. Tras su consumo oral, la psilocibina se convierte rápidamente en psilocina, un compuesto psicoactivo. Aunque la psilocibina recibe la mayor parte del crédito por sus propiedades de alteración del estado de ánimo y la percepción, la psilocina es muy probablemente la molécula que proporciona los efectos psicoactivos.

En el 2019, la FDA clasificó la terapia con psilocibina como una terapia innovadora para dos ensayos clínicos, que investigan sus efectos en la depresión severa y el trastorno depresivo mayor. Esta designación tenía como objetivo “acelerar el desarrollo y la revisión de los fármacos destinados a tratar una enfermedad grave”.

Desde el punto de vista farmacológico, las pruebas sugieren que la psilocibina tiene una toxicidad muy baja y se tolera bien, aunque se necesita una investigación más actualizada. Aunque la psilocibina sigue estando clasificada como una sustancia de la Lista I según la Ley de Sustancias Controladas, la actitud federal parece estar cambiando.

Vía Leafly, traducida por El Planteo.

Imágenes vía Leafly.

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Leafly en Español

ACERCA DEL AUTOR

Leafly es la fuente de información sobre cannabis más grande del mundo, brindando a los entusiastas comprensión, información y confianza en su viaje por el cannabis.

También puede interesarte

healing maps psicodélicos salud mental
Cannabis y Finanzas - Imagen por Ilona Szentivanyi. Todos los derechos reservados a El Planteo y Benzinga. gráfico viridian
acciones cannabis etf
canopy growth acciones alza resultados