ENG 🇬🇧
trufas mágicas

Educación

¿Son las Trufas Mágicas lo Mismo que los Hongos Mágicos?

Por Natan Ponieman

¿Son las Trufas Mágicas lo Mismo que los Hongos Mágicos?

✍ 9 enero, 2021 - 16:32

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/03/BANNERS-HEMP6.png

Conocidos por la humanidad durante milenios, los hongos mágicos han sido una fuente de experiencias trascendentales para innumerables personas a lo largo de la historia.

Contenido relacionado: Guía Práctica: Cómo Tomar Hongos Psicodélicos

Un breve pero intenso período de experimentación psicodélica en los años 50 y 60 fue interrumpido por su eventual prohibición, y estos misteriosos pequeños compañeros se convirtieron en un tabú en la mayoría de los países occidentales durante la segunda mitad del siglo XX.

Hoy en día, los hongos productores de psilocibina están lentamente haciendo su camino de regreso a la sociedad occidental. En los últimos años, una variante particular de estos hongos psicodélicos ha ganado un amplio atractivo: las llamadas “trufas mágicas”.

¿Qué son las trufas mágicas? ¿En qué se diferencian de los hongos mágicos? ¿Son mejores, peores o iguales?

En resumen, no hay mayor diferencia con las trufas mágicas aparte de su aspecto y del hecho de que crecen bajo tierra, lo que las hace legales en algunas jurisdicciones como los Países Bajos.

Conociendo los hongos productores de psilocibina

Los hongos mágicos deben sus efectos de alteración mental a una sustancia particular que producen, llamada psilocibina. Cuando se consume, la psilocibina es metabolizada por el cuerpo humano y convertida en psilocina, un alucinógeno muy potente.

La psilocibina puede inducir experiencias psicodélicas en los seres humanos al interactuar con un tipo particular de receptor en el cerebro llamado serotonina 2A, que, curiosamente, es el mismo tipo de receptor que se une a otras sustancias psicodélicas como el LSD, la mezcalina y el DMT.

La psilocibina se encuentra de forma natural en más de 200 especies de hongos, la mayoría de las cuales pertenecen a un género que lxs biólogos llaman hongos psilocybe.

Los hongos mágicos son una fábrica biológica natural para la psilocibina. Básicamente toman elementos de su entorno para sintetizar la psilocibina, así como un gran número de otras triptaminas naturales.

Hoy en día, los ensayos clínicos dirigidos por investigadores de alto nivel han devuelto a los hongos de psilocibina al centro de atención médica.

Contenido relacionado: Psilocibina: ¿un Tratamiento Eficaz para la Depresión Post Parto?

Un creciente conjunto de investigaciones clínicas demuestra que los efectos psicoactivos de la psilocibina pueden inducir estados de conciencia alterada, que pueden tener un potencial curativo muy poderoso si se utilizan en el contexto adecuado.

Una versión químicamente aislada de la psilocibina se encuentra actualmente en la fase 2 de ensayos clínicos en seres humanos para evaluar su eficacia en el tratamiento de la depresión resistente al tratamiento y otros trastornos mentales.

¿Qué son exactamente las trufas mágicas?

Algunas especies de hongos producen cuerpos fructíferos que llamamos hongos o setas.

Cuando miramos a estos hongos, sólo estamos mirando una parte del todo. Bajo el suelo, las setas se extienden en forma de micelio: un tejido similar a una rama que, como las raíces de un árbol, se encarga de absorber los nutrientes del entorno.

Algunas especies de hongos producen una masa compacta de micelio endurecido llamada “sclerotium“. El sclerotium de los hongos productores de psilocibina es lo que normalmente llamamos “trufas mágicas”.

“Básicamente, es una forma especializada de micelio. Es un estado en el que entra el hongo, donde compacta su micelio bajo tierra y forma estas trufas”, dijo Marshall Tyler, Director de Investigación de Field Trip Health, una empresa canadiense que trabaja en la investigación y en el desarrollo de psicodélicos.

Contenido relacionado: Microdosis de Psilocibina: una Revisión Científica

El sclerotium es producido por el hongo como una forma de almacenar alimentos durante largos períodos de tiempo. No todos los hongos que producen psilocibina forman el sclerotium, pero los que lo hacen, almacenan la psilocibina y otros alcaloides allí.

El sclerotium de los hongos productores de psilocibina se denomina a veces “piedra filosofal” o “piedra de hechicero”.

¿Diferentes o similares?

Aunque pueden tener un aspecto diferente al de los hongos, las trufas mágicas contienen cantidades significativas de psilocibina y otros compuestos que producirán un efecto psicodélico de la misma manera que los hongos mágicos.

No existe nada en las trufas que pueda explicar la diferencia en el efecto que producen en comparación a los hongos mágicos. Esto se debe a que los propios hongos psilocibina pueden variar en potencia y efecto dependiendo de su especie e incluso entre los cultivos de la misma especie.

Al igual que el cannabis en la medicina, se cree que los hongos psilocibina trabajan combinando diferentes compuestos en lo que se denomina como “efecto de séquito. Las diferentes especies pueden presentar diversas composiciones químicas, lo que da lugar a una importante variabilidad en su efecto.

Contenido relacionado: Cannabis y El Efecto Séquito: ¿Mito o Realidad?

Sin embargo, la presencia de psilocibina en los hongos induce casi universalmente un estado de conciencia alterada que puede incluir alucinaciones visuales y mentales, cambios en la percepción, un sentido distorsionado del tiempo y sentimientos de euforia.

Cuando se consumen en el entorno adecuado, la experiencia psicodélica producida por las trufas mágicas puede ser descripta como uno de los episodios más significativos de las vidas de quienes las consuman. 

Sin embargo, al igual que los hongos mágicos, si se toman en circunstancias equivocadas o en dosis altas, las trufas mágicas pueden causar náuseas, intoxicación, ataques de pánico, “malos viajes”. Asimismo, pueden provocar episodios psicóticos en personas con una predisposición genética a la psicosis.

¿Por qué son populares las trufas mágicas? ¿Son legales?

La psilocibina fue prohibida por la mayoría de los países en 1971 tras la firma del Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas, un tratado de las Naciones Unidas que incluía la psilocibina y la psilocina, así como varias otras drogas alucinógenas.

La razón por la que las trufas mágicas se han convertido en un consumo de moda tiene poco que ver con su efecto y mucho más con su estatus legal.

“En última instancia, estamos trabajando dentro del marco en el que se nos permite trabajar, y creo que eso es lo más importante que hay que saber”, dijo Todd Shapiro, director general de Red Light Holland, una empresa canadiense que actualmente cultiva, distribuye y vende trufas mágicas para el mercado de los Países Bajos.

Contenido relacionado: Hongos Psicodélicos: Una Historia Definitiva

Si bien la psilocibina se hizo internacionalmente ilegal en 1971, los hongos mágicos siguieron vendiéndose en los Países Bajos, país que tradicionalmente ha mantenido leyes laxas en torno a la penalización de las drogas.

No obstante, el país prohibió los hongos mágicos en 2007, después de que una adolescente se suicidara bajo la influencia de hongos comprados legalmente. Esa prohibición, sin embargo, no impidió que los productores de hongos mágicos mantuvieran viva la cadena de suministro, aprovechando una laguna en la legislación.

La revancha de las trufas

En virtud de la legislación neerlandesa, el sclerotium de los hongos mágicos no está incluido en la prohibición de 2007. Esto impulsó a las trufas mágicas al centro de la escena psicodélica holandesa, donde se puede encontrar una amplia gama de productos de trufas legales. Estos presentan empaquetados de primera calidad, información sobre las dosis etiquetadas y contraindicaciones.

“Lo hemos hecho parecer como algo que pudiera ser prescrito. Sin embargo, es un producto natural“, dice Shapiro de Red Light.

Contenido relacionado: ¿Pueden los Psicodélicos Ser un Tratamiento para el Dolor Físico?

Actualmente, las trufas mágicas se pueden encontrar en otros mercados fuera de los Países Bajos. Sin embargo, la mayoría de los países -con la excepción de Brasil, Jamaica y algunas jurisdicciones de los Estados Unidos- siguen considerando que cualquier producto que contenga psilocibina es ilegal, lo que significa que la compra de trufas mágicas todavía puede ser penada por la ley.

Vía The Bluntness, traducido por El Planteo

Foto por Christopher Ott vía Unsplash



ACERCA DEL AUTOR

Natan Ponieman es editor de El Planteo.

Además de su labor periodística, trabajó por más de 10 años como creativo publicitario y realizador audiovisual.

Natán escribe cotidianamente para algunos de los medios de cannabis y finanzas más importantes de Estados Unidos y Canadá, entre ellos Entrepreneur, Yahoo Finance, Benzinga, High Times, Cannabis Culture y Leafly.

 

 

También puede interesarte

etf cannabis
bitcoin
Brasil Cannabis
uruguay club cannábico