mescalina

ABC

Mescalina: Todo lo que Siempre Quisiste Saber y Nunca te Animaste a Preguntar

Mescalina: Todo lo que Siempre Quisiste Saber y Nunca te Animaste a Preguntar

✍ 20 noviembre, 2020 - 15:21

Por Bailey Rahn.

La mescalina es un psicodélico que proporciona una experiencia no del todo diferente al LSD o a los hongos. Imágenes extravagantes, un mayor sentido de conexión, apreciación de los pequeños y mundanos detalles, y novedosas interpretaciones del mundo que te rodea. Su duración, sin embargo, puede ser de varias horas más. Si no estás familiarizadx con la mescalina, quizás hayas oído hablar del peyote, el cactus del que puede derivarse.

Contenido relacionado: Ayahuasca: Todo lo que Necesitas Saber

Al igual que otros psicodélicos, la experiencia con la mescalina es muy personal y depende en gran medida de la ambientación y el entorno. Una de las descripciones más populares de un viaje con mescalina se encuentra en las páginas del libro de Aldous Huxley de 1954 ‘Las Puertas de la Percepción‘.

En este informe de 63 páginas, Huxley describe poéticamente su experiencia y las revelaciones que surgieron:

“El hombre que regresa a través de la Puerta en el Muro nunca será el mismo que el hombre que salió. Será más sabio pero menos seguro, más feliz pero menos satisfecho de sí mismo, más humilde al reconocer su ignorancia y mejor equipado para entender la relación de las palabras con las cosas, del razonamiento sistemático con el misterio insondable que intenta, siempre en vano, comprender.”

Las experiencias místicas impartidas por la mescalina preceden a Huxley por milenios; la evidencia de su uso, en sus diversas formas, se remonta a 5.700 años. Las poblaciones indígenas han utilizado durante mucho tiempo la mescalina como una medicina sagrada en los rituales espirituales y las ceremonias de sanación.

En el siglo XIX, las tribus del norte y del este de América fueron expulsadas a la fuerza de sus tierras por lxs colonialistas de Europa. Fue entonces cuanto se generalizó el uso del peyote, a medida que estas tribus entraban en contacto con las del sudoeste, uno de los pocos lugares de los Estados Unidos donde crece dicha planta.

La mescalina se sigue utilizando en las ceremonias indígenas, aunque existe una preocupación en torno a la sostenibilidad del cactus del peyote debido a su lento ciclo de crecimiento y a la disminución de su abundancia.

¿Qué es la mescalina?

La mescalina es un alcaloide psicodélico que se encuentra de forma natural en el peyote, el cactus San Pedro, la antorcha peruana y otras variedades de cactus; estos son los recipientes naturales de la mescalina que se han utilizado en la práctica espiritual indígena durante miles de años.

La mescalina fue sintetizada por primera vez en el laboratorio en 1919 por el químico austríaco Ernst Späth mientras investigaba extractos de plantas. Aunque inicialmente fue adoptada por científicxs, psicólogxs y creativxs, la popularidad de la mescalina sería reemplazada naturalmente con el tiempo por una alternativa más eficiente y económica: el LSD.

Contenido relacionado: ¿Cómo se Hace el LSD?

También aportando a su olvido, el químico Alexander Shulgin utilizó la mescalina como punto de partida para sintetizar compuestos más populares como la MDMA, que ofrecía efectos placenteros con una duración más manejable. (Cabe señalar, sin embargo, que la MDMA fue descubierta originalmente por la empresa farmacéutica alemana Merck en 1912).

Como escribe Mike Jay, autor de ‘Mescaline: A Global History of the First Psychedelic‘: “La mescalina en sí puede haber desaparecido, pero sus hijastros se han convertido en el corazón palpitante de la cultura de las drogas del siglo XXI”.

Aunque es poco frecuente en el mercado actual de los psicodélicos, la mescalina blanca y cristalina se suele mezclar en agua para su consumo o se prepara en cápsulas.

¿Es lo mismo que el peyote?

El peyote es el cactus específico del que se puede derivar la mescalina. La mescalina es el alcaloide que se encuentra en el tejido del cactus y que es responsable de la experiencia psicodélica. Por lo tanto, el peyote contiene mescalina, pero no es la única fuente de la que se puede derivar este compuesto.

¿Cómo se fabrica la mescalina?

La mescalina puede ser sintetizada en un laboratorio usando diferentes materiales de partida. Sin embargo, las preparaciones tradicionales implican la cosecha y el procesamiento de cactus que contienen mescalina como el peyote, San Pedro y la antorcha peruana. La parte superior del cactus (llamada “botón”) se corta de la raíz, se seca y se consume, ya sea masticándola, remojándola en agua o triturándola hasta convertirla en polvo.

¿Cómo se siente?

La mescalina es comúnmente comparada con el LSD y los hongos de psilocibina. Sin embargo, los efectos son típicamente más duraderos y tienen algunas características únicas que la distinguen de otros psicodélicos.

Contenido relacionado: Día de la Bicicleta: Demonios, Leche y ‘Medicina para el Alma’

Prepárate para un viaje largo. Los efectos de la mescalina pueden durar de ocho a doce horas, así que considera dedicar su día a la experiencia. Asegúrate de tener todo lo necesario para tener un viaje seguro y cómodo.

Un aspecto notable pero difícil de describir de la experiencia con la mescalina, común en los reportes, es la interpretación alterada del mundo que te rodea. Un extracto de ‘PiHKAL: A Chemical Love Story‘ de Alexander y Ann Shulgin ayuda a ilustrar esto: “Todo parecía tener una interpretación humorística. Las caras de la gente estaban en caricatura, los coches pequeños parecen estar persiguiendo a los grandes, y todos los coches que venían hacia mí parecían tener caras. Éste es una duquesa moviéndose con pompa real, éste es un viejo arrugado huyendo de alguien”.

Otro tema común en la narración de historias post-mescalina es el sentido de conexión y empatía con el mundo que te rodea. De nuevo, del libro PiHKAL de lxs Shulgins: “Un efecto notable de esta droga es la extrema empatía que se siente por todas las cosas pequeñas; una piedra, una flor, un insecto”.

El entorno cultural y la intención juegan un papel importante en la experiencia de la mescalina. Las experiencias psicodélicas casuales son generalmente abordadas para el disfrute, la curiosidad y la recreación.

En la ceremonia sagrada, sin embargo, la experiencia con la mescalina puede ser totalmente diferente. John Horgan, autor de ‘The Scientific American‘, describe cómo se le advirtió que su participación en una ceremonia tradicional del peyote de lxs nativxs americanxs no sería “de ninguna manera recreativa o divertida”. En cambio, se centró en la sanación de dos miembros de la tribu. Horgan describió este proceso como “solemne, incluso angustioso” a medida que avanzaba la velada.

Efectos de la mescalina

Peyote (Lophophora williamsii)

Contenido relacionado: ¿Podrían los Psicodélicos Devolvernos a la Naturaleza?

Al igual que con cualquier psicodélico, cada experiencia individual es única y está moldeada por nuestro entorno, cultura y mentalidad. Cualquier informe de un viaje de mescalina podría ser su propia novela original. Sin embargo, hay temas y puntos en común que pueden dar una idea general de lo que se puede esperar:

  • Fuertes efectos visuales: En dosis suficientemente altas, la mescalina puede cambiar tu percepción de la luz, el color y la textura. Hay quienes perciben patrones fractales u otras metamorfosis visuales superpuestas en los objetos del entorno. También pueden ocurrir efectos visuales a ojos cerrados.
  • Sentido del tiempo alterado: Muchxs reportan sentir una sensación de tiempo expandida, o que parece progresar más lentamente.
  • Diferentes procesos de pensamiento: Un efecto característico de los psicodélicos es su habilidad para cambiar nuestras formas típicas de pensar. Esto los convierte en herramientas populares de creatividad.
  • Conciencia de sí mismx y sentimientos de conexión: Muchos individuos que usan mescalina dicen sentirse más conectados (a veces emocionalmente, a veces literalmente) con su entorno. Como con muchos otros psicodélicos, puedes llegar a verte a tí mismx relacionándote con el mundo de nuevas maneras o experimentando una apertura de emociones.
  • Posibles náuseas: Algunas personas reportan náuseas o vómitos durante su experiencia con la mescalina.
  • Posible ansiedad y paranoia: Los poderosos cambios en la conciencia son a veces impactantes. Prepárate para las emociones desafiantes que puedan surgir, incluyendo la ansiedad y la paranoia; y sabe qué apoyo y consuelo tienes a tu disposición en caso de que surjan estas emociones desafiantes.

Contenido relacionado: Integración Psicodélica: Cómo Encontrarle el Sentido a tu Viaje Psicodélico

Dada la complejidad de la experiencia con la mescalina, es imposible describir cada efecto potencial que puedas experimentar. Considera la posibilidad de leer los informes de viaje para comprender mejor la gama de efectos potenciales. Y mantén tu mente abierta a la realidad de que la experiencia de cada unx es única.

¿Cuáles son los riesgos de la mescalina?

DoubleBlind: Image of synthetic mescaline.

Polvo de mescalina sintética vía Wikimedia Commons

La mescalina, como tantos otros psicodélicos, es difícil de estudiar debido a su estatus legal prohibido en los Estados Unidos. Por esta razón, no podemos comprender plenamente sus riesgos potenciales, especialmente los relacionados con el uso a largo plazo o el uso intensivo.

Por regla general, las personas con enfermedades mentales, como la esquizofrenia especialmente, deben evitar tomar psicodélicos o hacerlo con mayor precaución. También puede haber riesgos para la salud asociados a las interacciones con los medicamentos.

Contenido relacionado: Cómo Sobrellevar un ‘Mal Viaje’ de Psicodélicos

Lo cierto es que se necesitan más estudios para comprender los efectos a largo plazo del uso de la mescalina. Sin embargo, en un estudio publicado en el 2005 no se encontraron pruebas que sugirieran que el uso ceremonial regular del peyote provocara deficiencias psicológicas o cognitivas en lxs participantes nativxs americanxs.

“Hay que reconocer, sin embargo, que estos hallazgos tal vez no sean generales para lxs usuarixs de alucinógenos ilícitos”, añaden lxs autores. Además resaltan la importancia no sólo de los mecanismos biológicos de los psicodélicos, sino también de la manera y el entorno en que se utilizan.

Además de los posibles efectos secundarios físicos, como náuseas, vómitos, frecuencia cardíaca acelerada y trastornos de la coordinación y la conciencia espacial, la mescalina puede inducir estados mentales poderosamente alterados que pueden ser un reto emocional y psicológico. Puedes, por ejemplo, experimentar un miedo intenso, agobio emocional o desorientación. Si tu experiencia se vuelve aterradora, considera el apoyo que tienes a tu disposición; un ser querido de confianza que pueda sentarse contigo, música tranquilizante, ejercicios de respiración o comodidades en tu casa que te sirvan de base.

La literatura científica también ha señalado el riesgo potencial del Trastorno de Percepción Persistente del Alucinógeno (HPPD) con la mescalina. Este trastorno se caracteriza por “flashbacks” visuales -como luces brillantes, flotantes o sinuosas- que persisten después de que los efectos agudos de la droga han desaparecido.

Se sabe poco sobre los beneficios medicinales de la mescalina

DoubleBlind: image of San Pedro cactus. In this article, DoubleBlind explores what mescaline is.

Cactus de San Pedro (Echinopsis pachanoi) vía Wikimedia Commons

El papel de larga data de la mescalina como sacramento indígena refleja su valor curativo para estas comunidades. La investigación tiene una ventana estrecha a través de la cual puede estudiar los impactos de esta tradición sagrada y espiritual. Sin embargo, los estudios y las observaciones compartidas que existen demuestran que estas prácticas están destinadas a “fomentar la salud, el equilibrio, el respeto y el sentido de comunidad”.

Contenido relacionado: Hongos Psicodélicos: Una Historia Definitiva

Ésta es una medicina sagrada para las comunidades tribales, que han luchado durante mucho tiempo para protegerla. Por ende, la soberanía indígena y las estrategias de conservación deben estar en el centro de todas las discusiones sobre el uso de la mescalina. Esto es especialmente relevante a la luz de la disminución de la abundancia del cactus peyote.

Algunxs investigadores han observado los beneficios de la mescalina a través de la lente del método científico, especialmente por el interés en los psicodélicos como medicamentos psiquiátricos que se despertó en los ’50. Tras su síntesis en 1919, lxs investigadores pasarían las cuatro décadas siguientes documentando los efectos de la mescalina, especialmente en los primeros estudios sobre la esquizofrenia.

Sin embargo, cualquier fascinación científica por la mescalina disminuyó rápidamente con el desarrollo del LSD.

“El LSD era muchísimo más potente”, escribe Jay en su artículo. “Esto lo hizo más intrigante para lxs científicxs de la mente, ya que obviamente trabajaba con mucha más precisión en cualquier mecanismo cerebral que estas drogas estuvieran activando”.

La investigación sobre la mescalina continuó después del advenimiento del LSD en 1938. Pero el creciente interés por el LSD tanto en la esfera científica como en la pública, combinado con el endurecimiento de las leyes sobre drogas, llevó a que la investigación sobre la mescalina se esfumara después de la década del ’60.

Contenido relacionado: ¿Por Qué Son Ilegales los Hongos Psicodélicos?

Existe cierto interés en el potencial de la mescalina para el tratamiento del alcoholismo y la adicción en las comunidades indígenas. Este se basa en investigaciones y observaciones sobre el aumento de las tasas de sobriedad entre los miembros de la Iglesia Nativa Americana que consumen peyote. Sin embargo, no hay estudios clínicos sobre el peyote y la adicción hasta la fecha.

La dosis

La dosis estándar de mescalina para una experiencia psicodélica es de 200-300mg. Pero hay que tener en cuenta que la misma dosis puede afectar a dos personas de manera muy diferente. Por esta razón, algunas personas prefieren probar las aguas con una dosis más ligera (100mg).

Obsérvese también que la dosificación de mescalina requiere cierta consideración de su forma química, debido a las diferencias de peso molecular. Por ejemplo, 200mg de sulfato de mescalina es comparable en efecto a unos 178mg de clorhidrato de mescalina.

Los efectos de la mescalina pueden tardar un tiempo en hacer efecto, a menudo entre 45 y 60 minutos, y pueden sentirse hasta 8 o 12 horas.

Al igual que el LSD y la psilocibina, la mescalina parece ser una sustancia fisiológicamente segura. No se han registrado muertes por sobredosis relacionadas específicamente con la mescalina pura. Sin embargo, se ha registrado por lo menos una muerte por lesión en la que el informe toxicológico del individuo detectó mescalina. En otro caso, un hombre murió después de que se le inyectó accidentalmente un derivado de la mescalina (nota: no es lo mismo que la mescalina) llamado DMA en un experimento de inteligencia militar.

¿Es legal la mescalina?

La legalidad de la mescalina varía en función de unos pocos factores, entre ellos el lugar de residencia y la forma de la mescalina. Por ejemplo, en algunos países como Canadá, existe una distinción legal entre la mescalina y el peyote.

Contenido relacionado: Psicodélicos: La Diferencia entre Legalización y Despenalización

En los Estados Unidos, la mescalina es ilegal (una sustancia de la Lista I desde 1970). Sin embargo, ciertos grupos religiosos, como la Iglesia Nativa Americana, han recibido mayor protección y libertades en virtud de la Ley de Libertad Religiosa de lxs Indixs Americanxs. Se están realizando esfuerzos para despenalizar los “psicodélicos naturales” como la mescalina en ciudades de todo EEUU. Hasta ahora ha habido resultados satisfactorios en lugares como Oakland y Santa Cruz.

[NdE: En las últimas elecciones, Oregon votó, entre la legalización de muchos psicodélicos, que las plantas alucinógenas sean de menor prioridad para las fuerzas de seguridad.]

A medida que se extienden las reformas políticas, es de vital importancia reconocer la historia de la mescalina, desde sus orígenes sagrados en la práctica indígena hasta su supresión y persecución cultural. El futuro de la mescalina y el peyote (y la forma en que se estudia, se cultiva, se conserva y se comparte) debe estar dirigido por comunidades que han vivido durante mucho tiempo con la orientación de esta planta.

Vía DoubleBlind, traducido por El Planteo.

Imagen cortesía

DoubleBlind Magazine Logo

ACERCA DEL AUTOR

DoubleBlind Magazine (Revista DobleCiego) es un socio de contenido de El Planteo.

También puede interesarte

fortnite
pelo trap
comidas judías
Cannabis y Finanzas - Imagen por Ilona Szentivanyi. Todos los derechos reservados a El Planteo y Benzinga.