ENG 🇬🇧
cannabis cerebro

ABC

¿Cómo Impacta el Cannabis en tu Cerebro?

¿Cómo Impacta el Cannabis en tu Cerebro?

✍ 9 octubre, 2021 - 10:02

Por Dra. Mafer Arboleda.

¿Cómo afecta realmente el consumo de cannabis en el cerebro? Como todo, no hay una respuesta sencilla. Si bien es cierto que el uso del cannabis para fines medicinales ha demostrado ser un gran aliado en enfermedades neurológicas, también se ha comprobado que su consumo crónico para fines no medicinales o “recreativos” dificulta al consumidor realizar ciertas tareas mentales mientras se encuentra bajo sus efectos.

Recordemos que, históricamente, desde hace miles de años la planta de Cannabis ha sido utilizada por muchas culturas con distintos fines: por sus efectos psicotrópicos, elaborar textiles, e incluso como analgésico. Sin embargo, no fue sino hasta finales del siglo XX cuando se empezaron a incentivar los estudios científicos relacionados con esta planta milenaria.

Contenido relacionado: El CBD No Sólo Viene del Cannabis: También lo Produce tu Cerebro

Durante décadas, la administración del cannabis medicinal ha estado restringida y controlada por los marcos regulatorios de cada país. Esto ha limitado tanto la investigación clínica como la comercialización de productos para uso medicinal e industrial. No obstante, en los últimos años se ha observado un avance significativo a nivel mundial que favorece el uso seguro y la prescripción responsable de cannabinoides. Una de las áreas médicas donde estos beneficios han sido estudiados y analizados de forma importante es en la neurología.

Cannabis medicinal en enfermedades neurológicas

La respuesta parcial y/o la ausencia de efectos terapéuticos de ciertos tratamientos tradicionales para algunas enfermedades neurológicas, y la aparición de efectos secundarios poco tolerados por el paciente, han llevado a los profesionales de la salud a explorar diversas terapias que complementen a los fármacos convencionales. De esta forma, surgen los productos a base de cannabinoides como coadyuvantes en el alivio y control sintomático de determinadas enfermedades neurológicas. A saber: esclerosis múltiple, epilepsias refractarias donde se incluyen los síndromes de Lennox-Gastaut y de Dravet, enfermedad de Parkinson, migraña; y otras que se empiezan a estudiar como la demencia tipo Alzheimer, síndrome de Tourette y las distonías, por mencionar algunas.

Cuando hablamos de cannabinoides en neurología, es importante recordar al sistema endocannabinoide, con el cual contamos todos los seres humanos y animales vertebrados. Los endocannabinoides (cannabinoides producidos por nuestro organismo) y sus receptores se encuentran en diversas áreas tales como el sistema nervioso central, tejido inmunológico y muchos otros órganos y sistemas en el cuerpo. Esto hace posible su efecto terapéutico en estas patologías neurológicas.

Contenido relacionado: El Sistema Endocannabinoide: Por Qué el Cannabis Afecta Nuestro Cuerpo

El cannabidiol (CBD) es el principal cannabinoide extraído de la planta que ha sido estudiado en la población pediátrica para padecimientos como la epilepsia. Esta condición médica afecta a más de 50 millones de personas en todo el mundo; y 1 de cada 3 pacientes es refractario al tratamiento convencional. En algunos países como Israel se ha evaluado la eficacia de extractos de cannabis donde predomina el CBD para el control de síntomas asociados a esta enfermedad; encontrando que más del 50% de los pacientes logran una mejoría significativa en la frecuencia de las crisis convulsivas. Adicionalmente, se ha reportado una mejoría subjetiva en el comportamiento, el estado de alerta, la comunicación y algunas habilidades motoras.

En otros estudios clínicos, se ha visto como el CBD puede ayudar al control de síntomas no motores asociados a la enfermedad de Parkinson. Ejemplo de esto son la ansiedad, los trastornos del sueño REM, y la psicosis. En general, se observa una mejoría global en la calidad de vida relacionada con la salud de estos pacientes

Por su parte, tal como lo afirma y recomienda la Asociación Americana de Neurología, el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) en conjunto con el CBD han mostrado ser eficaces y seguros para el alivio de la espasticidad y el dolor neuropático asociados a la esclerosis múltiple. Esta enfermedad desmielinizante afecta principalmente a mujeres jóvenes.

También, se ha observado que el CBD y THC brindan beneficios en afecciones neurológicas como demencias tipo Alzheimer, migraña, distonías, síndrome de Tourette, entre otros. Esto se debe a que controlan algunos síntomas asociados a estas enfermedades incluyendo ansiedad, insomnio, inflamación, dolor, espasticidad y rigidez.

Contenido relacionado: Cannabis y Parkinson: ¿Qué Sabemos?

Es imprescindible y apremiante continuar con el desarrollo de evidencia clínica de buena calidad que permita obtener resultados contundentes relacionados con la eficacia y seguridad de los cannabinoides, para así poder impactar de forma positiva en la vida de cientos de personas que padecen y sufren en su día a día los síntomas asociados a muchas de estas patologías neurológicas.

Además, vale la pena reiterar que el cannabis medicinal no es la panacea, y tampoco sustituye a otros medicamentos; pero sí es un gran aliado en el tratamiento de distintas condiciones neurológicas.

Aunque todavía falta más investigación al respecto, el panorama es cada vez más alentador en el uso responsable del cannabis y con la adecuada supervisión médica por especialistas capacitados en su prescripción.

Efectos del consumo crónico y de uso adulto del cannabis a nivel cerebral

Y el uso adulto de cannabis, muchas veces llamado “recreativo”, ¿qué efectos puede tener en nuestro cerebro? El consumo frecuente (diario o varias veces por semana) y en altas cantidades y concentraciones de THC –el elemento del cannabis que produce la sensación de estar ‘high’– puede alterar el desarrollo neurocognitivo y el funcionamiento de diversas regiones del cerebro. Éstas permiten que una persona cree recuerdos nuevos y cambie su foco de atención, sobre todo cuando el consumo inicia a temprana edad, durante la adolescencia.

Por lo tanto, el uso crónico y pesado de cannabis para fines no medicinales puede disminuir la capacidad de pensar con claridad e interferir con la facultad para aprender y realizar tareas de mayor complejidad.

Contenido relacionado: Cómo Afecta el Cannabis a tu Memoria

Por otro lado, se ha visto que este consumo frecuente altera el funcionamiento del cerebelo y los ganglios basales. Tales regiones del cerebro regulan el equilibrio, la postura, la coordinación y el tiempo de reacción, que también se ve afectado. Estos efectos van a ser variables de acuerdo con el método de administración del cannabis. Por ejemplo, cuando se inhala el efecto es inmediato, y su duración es corta (2-4 horas). Cuando se ingiere como comestible (los famosos ‘edibles’), el inicio de acción es más tardado (entre 60-90 minutos), y su efecto puede durar hasta 6-8 horas o más.

Por esto, la invitación es a seguir educándonos con información que provenga siempre de fuentes confiables. Y si se va a utilizar el cannabis para fines no medicinales, mantener un consumo responsable y controlado, como se haría con cualquier otra sustancia.

Foto por meo vía Pexels

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

El Planteo

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte