ENG 🇬🇧
marihuana con moho

ABC

¿Qué Pasa si Fumo Marihuana con Moho?

Por The Bluntness

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/09/bsf-expo-cannabis-750x200-1.jpg

¿Qué Pasa si Fumo Marihuana con Moho?

✍ 22 agosto, 2021 - 13:31

Puede que el cannabis tenga un sólido perfil de seguridad, con cero sobredosis mortales registradas, pero fumar marihuana con moho puede suponer un grave riesgo para la salud humana.

Si creías que el moho estaba reservado a las duchas descuidadas o a los alimentos perecederos, piensa dos veces: los hongos no deseados pueden crecer en tu cannabis si no tienes cuidado.

Contenido relacionado: Marihuana y Moho: Qué lo Produce y Cómo Evitarlo

Pero no dejes que esta información te haga entrar en pánico. Aunque el cannabis mohoso es definitivamente algo de lo que hay que alejarse, siempre que sepas cómo identificarlo, no deberías tener problemas para evitar los hongos tóxicos en tus cogllos.

Cómo identificar el moho en la marihuana

Detectar el moho en un pan viejo es bastante sencillo: si parece llevar una peluca, lo más probable es que no debas comerlo. Sin embargo, identificar los hongos en tu porro no siempre es tan sencillo.

Una muestra de cannabis con moho suele tener una capa blanca y grisácea. Sin embargo, esta capa puede parecerse a los importantísimos tricomas, esas glándulas pegajosas y cristalinas que se encuentran en las hojas y los cogollos de la marihuana.

Hay muchos tipos diferentes de moho en el mundo, pero en el caso del cannabis, las formas más comunes son el oídio (una de las enfermedades más extendidas de las plantas), la botritis cinerea (también conocida como “moho gris”) y el moho blanco (o sclerotinia).

Mientras que los tricomas tienen un efecto brillante y etéreo, el moho del cannabis tiene un aspecto más polvoriento, así como un olor característico. Los tricomas son los que hacen que tu porro huela a porro, que puede tener muchos aromas diferentes dependiendo del perfil de terpenos. Pero el moho hará que tu porro huela… bueno, a moho. El olor distintivo se compara a menudo con el de un sótano húmedo.

Esta es una de las razones por las que las pruebas de laboratorio fiables y precisas son tan importantes para los productos de cannabis legales, e incluso así lxs consumidores querrán saber a qué atenerse. Lo mismo ocurre si compras cannabis en el mercado informal o lo cultivas tú mismx: presta atención a cualquier situación de moho en el cannabis.

¿Cuáles son sus causas?

La marihuana mohosa se produce por la humedad: si el cannabis cosechado no se seca y cura adecuadamente antes de ser almacenado o envuelto en plástico y empaquetado, ese recipiente se convierte en la incubadora ideal para el crecimiento de hongos.

Contenido relacionado: Básicos del Cultivo: Cómo Secar y Curar Marihuana

Las plantas de cannabis también son susceptibles de contraer moho mientras están creciendo, lo que obliga a quien cultiva a prestar más atención a sus cultivos.

Lxs cultivadores profesionales y responsables son muy conscientes de este riesgo y toman precauciones adicionales para asegurarse de que no aparezca el moho.

Sin embargo, no todxs son conscientes de los riesgos de la marihuana con moho (o no les importa). Y como la marihuana húmeda pesa más que la seca, cultivadores inescrupulosos o incompetentes pueden aprovecharse de los ingresos extra sin preocuparse de las posibles ramificaciones peligrosas.

El almacenamiento también es un asunto importante. Como consumidor, tienes que saber cómo almacenar correctamente tu cannabis para evitar la aparición de moho. Lxs cultivadores pueden hacer todo bien, pero si no guardas tu cannabis en un contenedor seguro, fresco, oscuro, seco y hermético, tu porro corre el riesgo de dañarse.

Qué le pasa a tu cuerpo cuando fumas marihuana con moho

Si cannabis habitualmente, es importante que seas consciente de los riesgos que conlleva fumar o vaporizar porro mohoso; especialmente si resides en un lugar sin acceso legal, o no conoces a tu cultivador de cannabis a nivel personal.

Tal vez uno de los detalles más inquietantes sobre lo que ocurre cuando se fuma marihuana mohosa es que afecta a cada consumidor de forma diferente, dependiendo de su cuerpo, su salud, el ambiente y una serie de otros indicadores.

Contenido relacionado: Cinco Formas de Mantener tu Marihuana Fresca

Si eres una persona sana en general, la marihuana con moho probablemente no supondrá una gran amenaza para tu bienestar. Aún así, es probable que experimentes síntomas desagradables como tos excesiva, sibilancias, irritación de los pulmones o náuseas, y sin duda corres el riesgo de experimentar síntomas que pongan en peligro tu vida.

Por otro lado, si estás inmunodeprimidx, tienes problemas pulmonares preexistentes o, lo que es más peligroso, tienes alergia al moho, fumar marihuana con moho puede tener consecuencias muy graves para tu salud.

Por muy diferente que sea el efecto entre consumidores, no se puede negar que fumar o vaporizar porro con moho es, en general, peligroso, insalubre y debe evitarse a toda costa.

Algunos de los peligros en los que puedes incurrir si fumas marihuana con moho

Dolor de sinusitis/congestión: La inhalación de moho probablemente producirá dolor o congestión en los senos nasales, y más aún si tienes alergia al moho. En algunos casos extremos, esto puede resultar en una infección sinusal persistente.

Fatiga/debilidad muscular: Esto puede ser difícil de identificar, ya que muchas cepas de cannabis suelen hacer que lxs consumidores se sientan físicamente cansados o somnolientos, especialmente al consumir grandes cantidades.

Sin embargo, sólo tú conoces tu cuerpo, y si estás experimentando una forma de fatiga o debilidad que te resulta poco familiar, podría ser por fumar cannabis mohoso o contaminado de alguna manera.

Confusión: Otro efecto secundario desagradable de inhalar moho es la confusión o “niebla mental”. Una vez más, esto puede ser un poco difícil de identificar, ya que las altas cantidades de THC pueden hacer que lxs consumidores se sientan un poco “nublados”.

Sin embargo, hay una diferencia notable entre la niebla provocada por el THC y la niebla mental real, que puede hacer que sientas confusión, falta de orientación o de palabras.

Contenido relacionado: Efectos Secundarios de la Marihuana: lo que Tienes que Saber

Tos persistente: Difícil de identificar, ¿no? Especialmente si consumes hace poco y toses en cada calada. Sin embargo, si la tos persiste durante algún tiempo después de la inhalación o es dolorosa, esto es una señal de que algo puede estar mal.

Dolor en el pecho: De nuevo, si toses tan fuerte y persistentemente que es doloroso, o sientes dolor generalizado o presión en el pecho después de consumir, puedes ser víctima de la marihuana mohosa.

Fiebre: Esto sólo ocurre en casos raros y extremos, pero si crees que puedes haber fumado porro con moho y tienes fiebre, debes acudir al médico inmediatamente.

Bolas de moho: Esto también ocurre sólo en casos raros, y es la peor reacción que puede tener tu cuerpo a la marihuana con moho.

Si no tienes cuidado, o consumes grandes cantidades de cannabis mohoso, las esporas de hongos que inhalas pueden formar una bola en tus pulmones. Esto da lugar a bolas de moho que probablemente necesitarás operar, conduciendo potencialmente a casos graves de neumonía. En ocasiones extremas, hasta puede ser mortal.

Mejor prevenir que lamentar

Fumar porro con moho conlleva muchos riesgos, y aunque no tengas efectos secundarios graves que pongan en peligro tu vida, nunca es buena idea arriesgarse. ¡Ningún subidón vale la pena!

Contenido relacionado: Qué Hacer si Fumo Mucha Marihuana

Desgraciadamente, una vez que la marihuana se ha contaminado con moho, no hay forma de salvarla. Lxs consumidores desesperados han intentado cortar alrededor del moho para llegar a la parte “buena”; pero una vez que el moho se manifiesta, no queda mucho “bueno”.

Si tienes motivos para creer que tu porro tiene algún problema, probablemente tengas razón. Es mejor pecar de obse y desecharla, en lugar de correr un gran riesgo.

Por suerte, hay algunas medidas que puedes tomar para asegurarte de que tu cannabis se mantenga fresco, sano y sin moho:

Guarda tu porro correctamente. Para evitar que la marihuana se enmohezca, tu mejor defensa es un almacenamiento adecuado. Exponer el cannabis a la luz, la temperatura, la humedad o los niveles de oxígeno incorrectos puede favorecer la aparición de moho.

Para combatirlo, utiliza recipientes herméticos (preferiblemente de vidrio oscuro o de aluminio para uso alimentario). Evita almacenar tu cannabis en el congelador o el frigorífico. Las bajas temperaturas y la humedad son demasiado arriesgadas. También debes guardarlo en un lugar oscuro y seco y tener cuidado con el exceso de humedad.

Intenta comprar tu cannabis sólo a una fuente de confianza que conozcas personalmente. Esto es más fácil de decir que de hacer para mucha gente, especialmente si vives en una región donde el cannabis no es totalmente legal. Pero si puedes conseguir tu cannabis de alguien confiable, minimizas el riesgo de encontrarte con marihuana mohosa, o con otro producto contaminado.

Contenido relacionado: ¿Qué le Pasa a la Marihuana Guardada Durante Cinco Años?

Examina siempre tu marihuana antes de consumirla, especialmente si la tienes desde hace tiempo. Cuanto más viejo sea el porro, más riesgo tiene de desarrollar moho si no se ha almacenado correctamente. Para evitarlo y estar chill, acostúmbrate a examinar la flor antes de consumirla. Si quieres romper parte del material de cannabis y olerlo, ten cuidado con la posibilidad de inhalar esporas de moho por la nariz.

En resumen: fumar marihuana mohosa nunca vale la pena. Tampoco debes darle nunca cannabis contaminado a otras personas. En caso de duda, tíralo.

Vía The Bluntness, traducido por El Planteo.

Foto cortesía de The Bluntness

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

The Bluntness

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

cannabis 2020 reprocann
argentina cannabis medicinal