ENG 🇬🇧
psicodélicos madres lactancia

ABC

Psicodélicos y Lactancia: Qué Sabemos y Qué No

Psicodélicos y Lactancia: Qué Sabemos y Qué No

✍ 18 septiembre, 2021 - 15:02

Por Danielle Simone Brand.

“Espera hasta que hayas destetado a tu bebé” es el consejo más común para las madres que preguntan en los foros de discusión sobre psicodélicos y lactancia. Y es una recomendación razonable. Tenemos muy pocos conocimientos sobre el volumen de compuestos psicodélicos que llegan a la leche materna, y qué efectos, si es que los hay, podrían tener estos compuestos en los cerebros y cuerpos en desarrollo. Y aunque algunos estudios en animales han encontrado efectos adversos del uso de psicodélicos durante el embarazo, ninguno ha examinado los efectos de estos compuestos durante el periodo de lactancia.

En definitiva, nuestros conocimientos científicos sobre este tema son extremadamente mínimos, dice la defensora de la lactancia y enfermera titulada, Marissa Fratoni. “En lo que respecta a los psicodélicos y a la medicina basada en plantas enteógenas en relación con la salud de las mujeres, las necesidades de investigación no cubiertas son asombrosas”, afirma.

Contenido relacionado: Psilocibina: ¿un Tratamiento Eficaz para la Depresión Post Parto?

Pero la lactancia puede durar dos o más años por hijx, o incluso más para quienes practican la lactancia prolongada. Además, quienes tienen varixs hijos pueden encontrarse en situación de embarazo y/o lactancia durante una década o más. Los beneficios de la lactancia materna son numerosos (entre ellos, el aumento de la inmunidad y la flora intestinal del bebé, al tiempo que se fomenta el vínculo entre la madre y el bebé). La mayoría de lxs pediatras recomiendan esta práctica durante al menos seis meses, o durante todo el tiempo que sea posible. ¿Rechazar la asistencia psicodélica durante todo el periodo de lactancia es realmente la única opción para las madres?

Esta pregunta llega en un momento en el que la atención se centra cada vez más en la salud mental de las madres y en los posibles beneficios de la terapia asistida por psicodélicos. Hoy, sabemos que al menos una de cada siete mujeres que dan a luz experimentan depresión posparto, y que la salud mental materna afecta a bebés y niñxs. Y también sabemos que los psicodélicos son muy beneficiosos para algunas personas con depresión, ansiedad, TEPT, etc. Por ende, quizá el tema merezca un análisis más profundo.

Las mujeres indígenas, la lactancia y los psicodélicos

El uso del peyote y la ayahuasca por parte de madres indígenas durante la lactancia está documentado. Un mito asociado a la Iglesia Nativa Americana dice que la Mujer Peyote estaba vagando por el desierto, sola, hambrienta y embarazada. Después de consumir peyote, dio a luz fácilmente a su bebé y descubrió que su hambre se había calmado y su leche era abundante.

Las mujeres wixárika, nativas del actual suroeste de Estados Unidos y México, han informado a la antropóloga Stacy Shaefer, Ph.D., que el peyote aumenta su producción de leche materna. Y las investigaciones preliminares parecen respaldarlo: un estudio realizado en 1979 descubrió que la ingesta oral de mescalina (el compuesto psicoactivo del peyote) multiplicaba por cuatro la hormona prolactina, asociada a la lactancia. En el estudio, los niveles de prolactina alcanzaron su punto máximo entre 90 y 120 minutos después de la ingesta.

Contenido relacionado: La Ayahuasca y la Energía Femenina

Según la antropóloga y directora ejecutiva del Instituto Chacruna, la doctora Bia Labate -que ha realizado un extenso trabajo de campo entre grupos indígenas que utilizan la ayahuasca- se sabe que algunos miembros de las comunidades União do Vegetal y Santo Daime participan en las ceremonias mientras están embarazadas y amamantando. Incluso dan a sus bebés cantidades extremadamente pequeñas de ayahuasca. Las propias madres parecen tomar menos que la dosis habitual de un adulto durante estos períodos. Por otro lado, no hay informes científicos publicados sobre la toxicidad resultante de estas prácticas.

Qué dice la ciencia

La investigación clínica sobre este tema es extremadamente limitada. Lo mismo sucede con la investigación general sobre muchos medicamentos, hierbas y suplementos en el caso de mujeres embarazadas o lactantes. Como no es ético reclutar a madres para que consuman cualquier sustancia con un efecto desconocido sobre fetos y bebés, lxs investigadores se basan en estudios observacionales. En ellos, examinan los efectos de dosis variadas -a veces no especificadas- en entornos “naturales” o no controlados. También pueden recurrir a la investigación con animales, que tiene sus propios problemas éticos y limitaciones prácticas. En el caso de los psicodélicos y la lactancia en los seres humanos, tenemos poco en qué basarnos.

Sabemos que la mayoría de los fármacos ingeridos por madres lactantes -incluidos los farmacéuticos- aparecen en un grado u otro en la leche materna. Pero las sustancias con una vida media más corta también saldrán del sistema más rápidamente. También sabemos que la concentración de un fármaco en el plasma sanguíneo de la madre está relacionada con el volumen del fármaco en la leche. Además, la cantidad de un fármaco que entra en la leche materna está relacionada con la dosis de la madre.

Para complicar aún más las cosas, la composición de la leche suele variar dentro de una misma toma; la leche de entrada, que aparece al principio de la toma, tiene un mayor contenido en lactosa; y la leche de salida, cerca del final de la toma, contiene más grasa. Por tanto, los fármacos liposolubles pueden aparecer en mayores concentraciones en la última parte de la toma.

Contenido relacionado: Usar Marihuana Durante el Embarazo y la Lactancia

El Dr. James Abbey, de Infant Risk, una organización que informa a madres lactantes sobre cuestiones relacionadas con fármacos y lactancia, ha escrito que cuatro vidas medias [vida media de un fármaco: tiempo que tarda la concentración del mismo en disminuir a la mitad de su dosis inicial] son “normalmente suficientes para que todos los fármacos, salvo los más tóxicos, sean seguros para la lactancia”. Algunas fuentes recomiendan abstenerse de amamantar durante cinco vidas medias del fármaco para alcanzar un nivel de seguridad aún mayor. Para mantener los niveles de leche, las personas que amamantan pueden extraer y eliminar la leche materna durante el periodo de espera.

Vida media estimada de los psicodélicos más comunes

Psilocibina: aproximadamente 50 minutos; un estudio del 2002 descubrió que, basándose en una dosis de 0,21 mg/kg, la mayor parte de la psilocibina y la psilocina se excreta completamente del cuerpo en las 24 horas siguientes a la ingesta.

LSD: aproximadamente de 1,5 a 3 horas; según un artículo en Erowid, sólo una pequeña cantidad de LSD es detectable en el sistema al final de un viaje y se excreta casi por completo en 24 horas.

Ayahuasca: la DMT, el principal ingrediente psicoactivo de la ayahuasca, tiene una vida media corta de aproximadamente 15 minutos. Sin embargo, las preparaciones de ayahuasca suelen incluir un inhibidor de la MAO a base de plantas, que alarga la duración de la experiencia psicodélica y la vida media de la droga durante horas. Como las preparaciones de ayahuasca varían en su composición de inhibidores de la MAO, no tenemos datos exactos sobre la vida media de la ayahuasca.

Contenido relacionado: Ayahuasca: Todo lo que Necesitas Saber

Ketamina: aproximadamente de 45 minutos a 2,5 horas; en una discusión basada en la evidencia de la esketamina (una variación farmacéutica de la ketamina utilizada para la depresión resistente al tratamiento) se escribe que abstenerse de amamantar durante 8 horas después del tratamiento probablemente “reduzca la exposición del bebé a la droga de manera significativa”. El artículo también señala que, dado que la ketamina es procesada por el hígado, bebés con enfermedades que afectan al hígado pueden experimentar un mayor impacto.

MDMA: aproximadamente 8 horas (aunque posiblemente hasta 31 horas, dependiendo de la acidez de la orina de la madre). La MDMA tiene la vida media más larga e impredecible de estos psicodélicos comunes.

Recuerda que esperar un periodo de cuatro a cinco vidas medias de una droga antes de amamantar reducirá su presencia en la leche materna. Se considera una práctica más segura, pero no exenta de riesgos.

Experiencias de madres con psicodélicos durante la lactancia

Bianca, madre de un niño de cinco años que vive en Michigan, relata su experiencia a DoubleBlind. Unos meses después de una experiencia de parto traumática, sintió la necesidad de re-centrarse con una ceremonia guiada de ayahuasca. Allí experimentó otro tipo de parto, que la ayudó a aceptar su nueva identidad y su nuevo papel. “Fue como dar a luz a un nuevo yo en la maternidad empoderada” cuenta.

Bianca habló de la lactancia con su chamán, que le aconsejó que después de la ceremonia pasara mucho tiempo con su bebé descansando, abrazándolo y alimentándolo. Según el chamán, su bebé no recibiría suficiente ayahuasca de la leche materna como para tener efectos psicodélicos. Sin embargo, afirmaba que la medicina podría ayudar a promover la cercanía y el vínculo.

Contenido relacionado: ¿Qué es el Peyote? Todo sobre el Cactus de la Mescalina

Erika, madre de dos hijxs que vive en Petaluma (California), tuvo dificultades para amamantar a su primera hija, que nació con una anquilosis lingual no diagnosticada inicialmente. “Tardé entre tres y cuatro meses en darle el pecho a tiempo completo. No podíamos entender por qué ella no se prendía al pecho y por qué yo no producía suficiente leche”, cuenta a DoubleBlind. Además, la lactancia era dolorosa para Erika. “Gritaba contra la almohada”, dice.

Las ceremonias de San Pedro ya estaban integradas en la vida de Erika y siguió participando en ellas después del nacimiento de su primer bebé. La medicina vegetal, dice, la ayudó a aceptar sus retos y a aceptar cómo se desarrollaban las cosas. “Pude ver que todo es perfecto. Pude perdonarme a mí misma y dejar de lado cómo pensaba que debía ser. La medicina me dio la paz para entender que estoy en mi viaje particular, que no hay nada malo en mí”.

El San Pedro, dice, le ayudó a aceptar la leche de donante como alternativa a la leche maternizada cuando su propia leche era escasa. “No lo habría hecho sin la medicina en mi vida… me pareció maravilloso tener a mi hija expuesta a tal variedad de anticuerpos y nutrición; y tuvo mucho sentido para mí después de estar en la ceremonia y ver lo interconectadas que estamos”.

Hacia una mejor comprensión de la lactancia materna y los psicodélicos

Cualquier discusión sobre lactancia y psicodélicos en este contexto debe reconocer las dramáticas diferencias en la visión del mundo entre un modelo occidental medicalizado por un lado, y un enfoque no occidental por el otro, sobre el embarazo, la lactancia y la crianza.

En algunas culturas indígenas los psicodélicos están bien integrados y la sabiduría tradicional ha guiado las acciones de la gente durante generaciones. En tales culturas, exponer a bebés y niñxs a cantidades menores de las mismas sustancias psicodélicas utilizadas por personas adultas de la comunidad es bastante común y aceptable. Y en tales contextos, dice Schaefer, “chamanes, ruteros y mujeres tienen acceso a la información y a las formas de garantizar la salud y la seguridad de todos los individuos involucrados”.

Contenido relacionado: ¿Hay Razones para Mantener los Psicodélicos en la Ilegalidad? Ética, Conservación y Derechos de los Pueblos Originarios

Asimismo, dice Bia Labate, de Chacruna, “lo que ocurre en los entornos indígenas no puede trasladarse necesariamente a los no indígenas, ya que se trata de prácticas culturales respaldadas por prácticas y creencias colectivas.”

La mayoría de lxs profesionales médicos occidentales no tienen ni la visión del mundo ni los conocimientos necesarios para guiar a las madres en el proceso de una lactancia materna más segura junto con el uso de psicodélicos. Además, las mujeres pueden ser criminalizadas y se les puede retirar a sus hijxs si dan positivo en drogas ilegales durante la lactancia.

Con una mejor investigación y formación de profesionales médicos occidentales en torno a un consumo más seguro de psicodélicos, el panorama podría ser muy diferente. Pero, en un sistema capitalista y patriarcal, la salud materno-infantil no es, de hecho, prioritaria.

En palabras de la enfermera Marissa Fratoni: “Si el patriarcado se preocupara realmente por el neurodesarrollo de las infancias, tal vez las sustancias alimenticias no serían más asequibles que los productos reales; tal vez dejaríamos de medicar a niñxs desde edades tempranas porque no encajan en las cajas socio-normativas; tal vez nos plantearíamos seriamente los resultados negativos que el estrés constante promueve en nuestra sociedad… Si el sistema paternalista que impera se preocupara realmente por las infancias, sobre todo por su neurodesarrollo, pondríamos en orden nuestras prioridades y dejaríamos de demonizar las sustancias como si hacerlo fuera lo que va a dar lugar a una generación de humanos más sana”.

Estrategias de reducción de daños

Desde el punto de vista de la medicina convencional, combinada con un sistema occidental de bienestar infantil y justicia penal, la opción más segura es abstenerse de consumir psicodélicos durante la lactancia.

Contenido relacionado: Reducción de Daños: Cómo Consumir Psicodélicos de Manera Segura

Sabiendo esto, si una persona lactante decide consumir, los riesgos pueden reducirse, no eliminarse, mediante:

  • Pedir a una persona adulta no consumidora que cuide de tu hijx mientras consumes.
  • Utilizar tests de drogas cuando sea aplicable.
  • Buscar orientación de un profesional con conocimientos de psicodélicos.
  • Ingerir dosis más pequeñas y menos frecuentes durante la lactancia.
  • Esperar de cuatro a cinco vidas medias del psicodélico antes de amamantar.
  • Extraer y eliminar la leche durante el periodo de espera.

Vía DoubleBlind, traducido por El Planteo.

Foto por Becerra Govea Photo vía Pexels // editada en Canva

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.


Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

DoubleBlind Magazine Logo

ACERCA DEL AUTOR

DoubleBlind Magazine (Revista DobleCiego) es un socio de contenido de El Planteo.

También puede interesarte

cannabis análisis
grow shops argentina
mike tyson
cannabis españa