ENG 🇬🇧
marihuana tdah

ABC

¿Puede la Marihuana Ayudar con el TDAH?

Por The Green Fund

¿Puede la Marihuana Ayudar con el TDAH?

✍ 8 enero, 2021 - 09:21

https://elplanteo.com/wp-content/uploads/2021/03/BANNERS-HEMP6.png

Observamos que el tema contenido en este artículo representa una actividad ilegal en ciertas jurisdicciones. Si bien no aprobamos ningún acto que sea contrario a dichas leyes, entendemos que lxs lectores de aquellas jurisdicciones que hayan despenalizado el cannabis pueden encontrar este artículo de interés.

La planta de cannabis sigue teniendo un amplísimo abanico de aplicaciones médicas. Además, posee un variado perfil de efectos que consiste en propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antidepresivas, entre otras. Por ende, hay una lista interminable de condiciones en las que el cannabis puede ser beneficioso. Algunas de las condiciones más conocidas con las que el cannabis puede ayudar son el dolor crónico, la inflamación, el estrés y la epilepsia.

Contenido relacionado: 5 Tips Para Tratar la Ansiedad y el Estrés con Marihuana

Sin embargo, tanto consumidores como científicxs siguen encontrando nuevos y prometedores usos para los beneficios terapéuticos de la planta de cannabis. Uno de esos casos que sigue apareciendo, especialmente en internet, es el uso de la marihuana para tratar trastornos de déficit de atención, como el TDAH.

El TDAH está clasificado como un trastorno del desarrollo neurológico. Actualmente afecta a entre el 6 y el 9% de la población infantil y adolescente del mundo. También afecta al 5% de la población adulta mundial. Muchas personas afectadas por esta condición han elogiado la capacidad del cannabis para aliviar sus síntomas. Pero, ¿realmente ayuda el cannabis a tratar los trastornos por déficit de atención?

¿Qué son los trastornos por déficit de atención?

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una condición común que se manifiesta por primera vez en la infancia. Por otro lado, el trastorno por déficit de atención (TDA) es casi idéntico, con la única diferencia de la ausencia de una condición de hiperactividad.

El TDA se diagnosticaba comúnmente entre adultxs que padecen esta condición, en lugar de niñxs, antes de que el término quedara obsoleto en el 2013. Fue entonces cuando el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición (DSM-5) cambió el criterio de esta condición para diagnosticar solamente el TDAH.

Actualmente hay tres tipos principales de TDAH: inatento, hiperactivo/impulsivo y combinado. El TDAH inatento (comúnmente conocido como TDA) se refiere a cuando un individuo muestra suficientes síntomas de falta de atención pero no es hiperactivo o impulsivo. El TDAH hiperactivo/impulsivo se refiere a un individuo que muestra síntomas de hiperactividad e impulsividad pero no de falta de atención. Finalmente, el TDAH combinado se refiere a una combinación de todos estos síntomas.

Contenido relacionado: Marihuana y Depresión: Qué Dice la Ciencia

Un individuo que sufre de TDAH puede tener problemas para concentrarse en las tareas, moverse con frecuencia, mostrar signos de inquietud, distraerse con facilidad y hablar en exceso o en momentos inapropiados. Esto puede conducir a problemas relacionales, dificultades académicas y problemas con el rendimiento en el lugar de trabajo. Esto aplica incluso en el caso de individuos con capacidades intelectuales normales o superiores.

La principal irregularidad fisiológica del TDAH es un suministro insuficiente de dopamina en el cerebro. Este neurotransmisor químico está involucrado en procesos cognitivos como la memoria y la atención. En Australia, los medicamentos de primera línea que se utilizan actualmente para tratar el TDAH son el metilfenidato (por ejemplo, Ritalin y Concerta) y la lisdexanfetamina (por ejemplo, Vyvanse). Estos medicamentos estimulan la liberación de dopamina en el cerebro.

Dichos medicamentos pueden corregir el equilibrio de este importante neurotransmisor. Sin embargo, también pueden provocar efectos secundarios desagradables y síntomas de abstinencia. Esta es la razón por la cual algunxs pacientes con TDAH se han pasado a la marihuana. Se cree que el cannabis puede tener un impacto en los niveles de dopamina de la misma manera que estos medicamentos de venta con receta.

Aunque este puede ser el caso, la investigación sobre el tema es variada en el mejor de los casos. Todavía hay preguntas y preocupaciones sobre la eficacia del cannabis en el tratamiento de los síntomas del TDAH, y la seguridad del consumo de marihuana medicinal, especialmente para niñxs y los adultxs jóvenes.

Marihuana para el tratamiento del TDAH

El cannabis es una opción popular de medicación entre cierta población de autotratantes con TDAH. Quienes abogan por su uso creen que el consumo de cannabis puede ayudar a manejar algunos de los síntomas más graves asociados con la condición. Estos síntomas pueden incluir agitación, irritabilidad y falta de control.

Contenido relacionado: ¿Se Puede Tratar la Ansiedad y el Estrés con Marihuana?

Si bien el cannabis puede controlar los síntomas asociados con la hiperactividad y la impulsividad, parece ser menos útil para tratar la falta de atención. Otra razón por la que el cannabis se ha convertido en una alternativa popular para quienes sufren de TDAH se debe a que se han reportado menos efectos secundarios en comparación con los medicamentos actuales para la condición.

Debido a la gran presencia en línea de estxs defensores del cannabis para el TDAH, un estudio del 2016 analizó el contenido de varios foros e hilos en línea sobre el tema. Para el estudio, lxs investigadores revisaron 286 hilos separados. Encontraron que el 25% de los mensajes eran de individuos que reportaron efectos terapéuticos del cannabis para el TDAH.

Si bien fueron esclarecedores, los datos de esos foros y mensajes no se consideran investigaciones basadas en pruebas. Por lo tanto, no son clínicamente relevantes. De hecho, las investigaciones que apoyan un vínculo entre los efectos de la marihuana y el alivio de los síntomas del TDAH son limitadas.

Un estudio del 2017 exploró los efectos del tetrahidrocannabinol (THC) en el sistema de la dopamina. Lxs investigadores descubrieron que el THC aumentaba los niveles de dopamina a corto plazo. Sin embargo, a largo plazo también puede desensibilizar esta vía de liberación de dopamina.

Este estudio sugiere que el cannabis puede proporcionar un alivio de los síntomas del TDAH hiperactivo a corto plazo, además de una mejor concentración y sedación. Pero el uso de cannabis a largo plazo puede resultar perjudicial. En algunos casos, puede incluso llevar al desarrollo de la dependencia.

Otro ensayo del 2017 probó un medicamento cannabinoide experimental en individuos con TDAH. El tamaño de la muestra de participantes en el ensayo fue bastante pequeño y los hallazgos no fueron estadísticamente significativos. Sin embargo, los resultados mostraron mejoras menores en los síntomas del TDAH. El ensayo también encontró que lxs adultxs que usaban este medicamento experimentaban menos efectos secundarios que lxs niñxs.

Contenido relacionado: Riesgos de la Marihuana: Por Qué No Deberías Fumar Cannabis

Lo cierto es que hay algunos hallazgos prometedores en estos estudios, a saber, la capacidad del cannabis para aliviar ciertos síntomas del TDAH. Pero también hay algunas dificultades. Las principales que sobresalen son el riesgo de dependencia del cannabis y el potencial de que los síntomas del TDAH empeoren con el tiempo.

Riesgos del uso del cannabis para el TDAH

Si bien ya mencionamos algunos, es importante revisar los riesgos asociados con el uso del cannabis para tratar el TDAH. Por ejemplo, los individuos con TDAH que usan cannabis tienen más probabilidades de experimentar déficits cognitivos, verbales, de memoria y de toma de decisiones en comparación con quienes no usan cannabis.

Además, quienes sufren de TDAH también tienen más probabilidades de desarrollar el trastorno por consumo de cannabis (CUD, por sus siglas en inglés). Esta condición se define como el uso de cannabis que lleva a un deterioro significativo durante un período de 12 meses. Un estudio realizado en el 2016 estimó que cerca del 45% de las personas que buscan tratamiento para el CUD también tienen TDAH.

También hay complicaciones significativas asociadas con el uso de cannabis a largo plazo. Estas incluyen la alteración del desarrollo del cerebro, el aumento del riesgo de depresión, la disminución de satisfacción con la vida y el aumento del riesgo de bronquitis crónica.

Debido a estas preocupaciones y al riesgo de daño potencial, quienes sufren de TDAH deben ser cautelosxs al usar marihuana para aliviar sus síntomas. En última instancia, es necesario seguir investigando en esta área para determinar si el cannabis es realmente un tratamiento seguro y eficaz para el TDAH. Aunque las pruebas anecdóticas son prometedoras, también es necesario contar con pruebas clínicas sólidas.

Idoneidad para niñxs con TDAH

El TDAH afecta proporcionalmente a lxs niñxs pequeñxs y adolescentes más que a lxs adultxs. Lxs niñxs que padecen TDAH pueden tener experiencias problemáticas en la escuela. Esto se debe a que la incapacidad para mantenerse concentradxs o la impulsividad excesiva pueden afectar a su capacidad de aprendizaje. Incluso en este caso, no se recomienda ningún producto o medicamento de cannabis que contenga THC para aliviar sus síntomas.

Contenido relacionado: Tratamiento de Niñxs con Cannabis: Recomendaciones Parentales

Ahora, esto puede parecer bastante obvio, pero actualmente hay gran cantidad de niñxs que utilizan medicamentos basados en CBD para proporcionar alivio de condiciones como la epilepsia y la distonía. El THC, sin embargo, presenta un rango de diferentes riesgos, especialmente para lxs niñxs.

Hay cada vez más pruebas que sugieren que los posibles efectos secundarios del cannabis con THC son peores en lxs niñxs y pueden superar los posibles beneficios. El más impactante de estos efectos secundarios es que afecta a los cambios estructurales en el cerebro. Como el cerebro de una persona se desarrolla hasta los 21 años, la alteración de cualquier desarrollo neurológico puede perjudicar seriamente las funciones cognitivas, como los procesos de aprendizaje y la memoria.

Otro riesgo importante es que las personas que empiezan a consumir cannabis antes de los 18 años tienen de cuatro a siete veces más probabilidades de desarrollar problemas de consumo de sustancias, en comparación con las que no lo hacen. También hay una mayor probabilidad de desarrollar una adicción al cannabis.

Toda persona que sufra un trastorno del comportamiento, como el TDAH, debe asegurarse de que comprende los efectos a corto y largo plazo asociados a su medicación. El cannabis se ha mostrado prometedor en el tratamiento de los síntomas del TDAH y se perfila como una medicina alternativa para algunxs consumidores. Aún así, todavía faltan pruebas clínicas que respalden su eficacia.

La prohibición ha obstaculizado la investigación sobre el cannabis en el pasado, actualmente se están llevando a cabo numerosos estudios y ensayos en todo el mundo para una serie de afecciones. Si bien las pruebas sobre el TDAH aún no existen, una mayor investigación podría determinar si las futuras formulaciones de cannabinoides tienen algún mérito para su uso como medicamento para el TDAH.

Vía The Green Fund, traducido por El Planteo.

Foto de Mary Taylor en Pexels


The Green Fund

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

pañuelo verde
gw pharma
Jane West
Ford F-150