ENG 🇬🇧
presidentes marihuana

Cáñamo

Porro Presidencial: La Relación de los Presidentes de EEUU con la Marihuana y el Cáñamo

Porro Presidencial: La Relación de los Presidentes de EEUU con la Marihuana y el Cáñamo

✍ 8 August, 2022 - 10:05


¡No te pierdas ni una noticia! Haz click aquí para suscribribirte a nuestra newsletter GRATUITA.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo. Instagram // Facebook // Twitter



George Washington. Cristóbal Colón. William Shakespeare. Juana de Arco. Thomas Jefferson. ¿Qué tiene en común esta lista de gigantes de la historia de la humanidad? Se rumorea que todas estas personas han fumado porro en algún momento, y no son las únicas.

Numerosas celebridades del pasado han sido citadas por hacer lo mismo, pero no todas estas afirmaciones tienen fundamento fáctico. Algunas son verdaderas, otras son especulaciones que carecen de pruebas suficientes para ser concluyentes, y otras son directamente falsas.

Contenido relacionado: La Historia de la Marihuana en los Estados Unidos

Por eso hoy analizaremos los rumores sobre marihuana que rodean a los presidentes de EEUU, así como a los Ejecutivos que pueden haber fumado antes de que existiera el Despacho Oval.

Distinciones y líneas borrosas

Cuanto más nos remontamos en la historia, más difícil resulta corroborar o descartar los rumores. El lenguaje es ambiguo, las pruebas son escasas y las fuentes primarias han desaparecido. Sin embargo, se puede identificar un punto común de confusión sobre los presidentes como el origen de muchos de los primeros rumores sobre la marihuana. La planta de cáñamo, casi idéntica a la marihuana a ojos de lxs no entendidos, era muy popular en el mundo antiguo y lo siguió siendo hasta el siglo XX.

Casi todos los terratenientes de la América colonial cultivaban cáñamo. Al mismo tiempo, quienes no lo cultivaban se encontraron con que lo usaban después de la Guerra de la Independencia. En la Gran Bretaña del siglo XVII, el cáñamo era un antidepresivo y un tratamiento para la abstinencia del opio. Se utilizaba para fabricar papel, velas de barco y cuerdas. En innumerables cartas y diarios se habla de cultivar, comerciar y fumar cáñamo.

Sin embargo, el cáñamo no es marihuana. Es una planta con diferentes propiedades y aplicaciones. A medida que su prevalencia disminuía en el mundo moderno, empezaron a surgir malentendidos en torno a ella, dando lugar a rumores.

Diferencia entre el cáñamo y la marihuana

Aunque un tercio de lxs estadounidenses cree que son sinónimos, el cáñamo y la marihuana son en realidad dos plantas distintas de una familia llamada Cannabis sativa L. Ambas contienen los cannabinoides CBD y THC, pero la marihuana los contiene en cantidades mucho mayores que las que se encuentran en la planta de cáñamo.

Contenido relacionado: Cáñamo vs. Marihuana: ¿Cuál es la Diferencia?

El tetrahidrocannabinol, o THC, es el compuesto psicotrópico responsable del “subidón” asociado al consumo de marihuana. En el cáñamo, el THC se encuentra en una proporción inferior al 0,3%. En cambio, los niveles de THC en la marihuana oscilan entre el 6% y el 20% o más, lo que hace que los productos de cáñamo no sean eficaces para su uso como psicotrópico.

En contraste, el cannabidiol (CBD) no posee ninguna propiedad psicotrópica, pero se ha demostrado que afecta a los niveles de ansiedad, el apetito y mucho más. A pesar de contener niveles más bajos de CBD que su planta hermana, el cáñamo tiene potentes poderes medicinales. Es la fuente de los productos de CBD disponibles en el mercado.

¿Qué es el cáñamo industrial?

El cáñamo, a veces llamado “cáñamo industrial”, se cultivó por primera vez en Asia Central antes de ser introducido en África y Europa. La planta es robusta y puede crecer en varios climas, lo que la convierte en una candidata ideal para el superestrellato botánico. Cuando se procesan, los tallos de cáñamo crean fibras de casi dos metros de largo y muy duraderas. El primer registro conocido del cultivo del cáñamo procede de China en el siglo VIII a.C., cuando se utilizaba para producir fibra.

Contenido relacionado: Básicos del Cannabis: una Breve Historia de la Planta

Éste ha sido el principal uso de la planta hasta la actualidad. Ahora, el cáñamo se utiliza para fabricar alternativas lácteas, bioplásticos y una incalculable variedad de productos de CBD.

Historia del cáñamo en la América colonial

El cáñamo llegó al “Nuevo Mundo” a principios del siglo XVI. Su cultivo comenzó en Chile antes de extenderse hacia las colonias del norte. Las semillas de cáñamo fueron llevadas a América con algunos de los primeros grupos de colonos, incluidos los más famosos. Los Puritanos, aunque mal provistos de alimentos en el Mayflower, estaban bien abastecidos de cáñamo. Las fibras de la planta formaban la cuerda y las velas del infame barco, mientras que el casco estaba lleno de sus semillas.

El cáñamo era una parte importante de las economías coloniales, hasta el punto de que su cultivo se convirtió en ley. En 1619, Jamestown fue el primer asentamiento en ordenar a sus ciudadanos que cultivaran cáñamo, amenazando a los hambrientos ciudadanos de la colonia de Virginia con una multa o incluso con la cárcel si no cumplían. En lugar de trigo o maíz, se plantó cáñamo para asegurar la prosperidad de Jamestown. Massachusetts y Connecticut aprobaron la misma legislación unos años después. El investigador del cannabis David Dawson describió la situación de forma sucinta: “Cuando estás a una comida de morir de hambre, no gastas energía en tareas que no se ajustan a tus necesidades”.

Contenido relacionado: Todo sobre la Despenalización de la Marihuana en los Estados Unidos

Con el paso del tiempo y el crecimiento de las colonias, el cáñamo pasó a desempeñar un papel adicional: libertador. La fabricación de productos con cáñamo permitió a los colonos una mayor independencia económica de Gran Bretaña. En lugar de importar productos europeos, utilizaron cáñamo para producir papel, lino, aislantes y cuerdas, entre otros productos esenciales. Durante la Guerra de la Independencia, el cáñamo actuó ocasionalmente como moneda. Asimismo, podía utilizarse para pagar los impuestos al joven gobierno tras la guerra.

Los Padres Fundadores de EEUU y el cáñamo

Los cuatro primeros presidentes de EEUU cultivaron cáñamo en sus estancias, pero no marihuana. Promovieron su cultivo para reforzar la infraestructura industrial del nuevo país. No eran raros; la mayoría de los terratenientes de la nación tenían un cultivo de cáñamo de cierta envergadura, y a menudo dependían de él para abastecer sus plantaciones. Sin embargo, Thomas Jefferson y George Washington tenían un interés algo mayor en la planta. Su inversión, combinada con su celebridad, creó un terreno fértil para que los rumores de cáñamo se sembraran.

Presidentes de EEUU y la marihuana: ¿Mito o realidad?

George Washington

Aunque se dedicaba principalmente al cultivo de tabaco, George Washington empezó a plantar cáñamo a principios de la década de 1760 y se planteó convertirlo en su principal cultivo comercial. Vio las numerosas aplicaciones industriales de la planta y utilizó su cosecha para abastecer a Mount Vernon de cuerdas, lienzos y redes para su pesquería en el Potomac. Aunque nunca convirtió su cultivo de cáñamo en una empresa comercial, promovió la idea entre otros terratenientes tanto como pudo, escribiendo a sus contemporáneos: “Saquen el máximo provecho al cáñamo”.

Contenido relacionado: 11 Citas de Líderes Políticos que Apoyan la Reforma del Cannabis

A pesar de su amor por el Cannabis sativa, no hay pruebas que sugieran que Washington consumiera alguna vez una cepa de la planta que contenga niveles significativos de THC. Cultivaba exclusivamente cáñamo industrial en Mount Vernon. Sin embargo, en su diario, describió “arrancar el cáñamo [macho]”, lo que podría sugerir que buscaba cultivar más plantas femeninas, que suelen tener un mayor contenido de THC. No está claro si éste era su objetivo, e incluso si lo fuera, no hay indicios de que lo consiguiera. Con las pruebas existentes, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que George Washington no bautizó la Presidencia prendiendo un porro, ni tampoco fumó marihuana en vida.

Thomas Jefferson

Al igual que sus contemporáneos, Thomas Jefferson estaba profundamente convencido de la importancia del cáñamo para lograr la prosperidad americana. Cultivaba cáñamo tanto en Monticello como en su plantación secundaria, Poplar Forest. Como botánico, experimentó sin descanso con los fenotipos de la planta, perfeccionando y diversificando sus variedades. Su diseño de la trilladora con un freno especialmente modificado para triturar los tallos de cáñamo fue el primer invento patentado en Estados Unidos. Sin embargo, no hay pruebas de que Jefferson consumiera cáñamo de forma recreativa. Aunque su cultivo era más variado que el de Washington, seguía siendo industrial.

Contenido relacionado: Los Beneficios del Uso del Cáñamo en las Industrias de la Construcción y Textil

Hay una cita muy difundida atribuida a Jefferson que probablemente sea el origen de su lugar en el mito de la marihuana: “Algunas de mis mejores horas las he pasado en mi veranda trasera, fumando cáñamo y observando hasta donde alcanza mi vista”. Según Anna Berkes, de la Fundación Thomas Jefferson, estas palabras no aparecen en ningún escrito del tercer presidente. De hecho, Jefferson rara vez fumaba algo, a pesar de su gran cosecha de tabaco. Los rumores que sugieren que el autor de la Declaración de Independencia fumaba porro pueden darse por terminados.

Entonces, ¿quién fumaba?

La manía por el cáñamo de una joven economía agrícola creó un terreno fértil para que surgiera la ficción en torno a los Padres de la Patria. Sin embargo, las habladurías no terminan con las pelucas empolvadas. Si bien los rumores sobre Washington y Jefferson pueden ser falsos, el siglo XX nos ofrece una mirada a los presidentes de EEUU que realmente consumieron marihuana.

John F. Kennedy

John F. Kennedy sufría una serie de problemas médicos graves y a veces debilitantes, como la enfermedad de Addison. Se ha postulado (y consecuentemente se ha difundido en Internet) que el Nro 35 de los presidentes de EEUU consumía marihuana para aliviar algunos de sus síntomas. Sin embargo, en una revisión de sus registros médicos de los años 50 y 60, Stacey Flores Chandler, archivista de referencia de la Biblioteca Presidencial John F. Kennedy, dijo: “No he encontrado ninguna prueba, ni en los registros de aquí ni en fuentes secundarias, de que el presidente utilizara el cannabis como tratamiento para ninguna de sus afecciones médicas”.

Contenido relacionado: Cannabis Medicinal: Usos de la Planta en la Medicina

Aunque esto es una prueba de que Kennedy no consumía marihuana con regularidad, sí la probó al menos una vez, según su amante, la pintora abstracta Mary Pinchot Meyer. Supuestamente, Meyer dijo a un reportero del Washington Post (que luego vendió la historia al National Enquirer) que ella y el Presidente habían fumado porro en el dormitorio de la Casa Blanca. No está claro cuántas veces Meyer y Kennedy pudieron haber hecho esto a lo largo de su aventura de dos años. Aun así, Meyer informó de que ella y Kennedy se fumaron tres porros juntos durante el incidente. Cuando le ofreció un cuarto, Kennedy lo rechazó, diciendo con su clásico acento de Boston: “Imagina que los rusos hicieran algo ahora”.

Bill Clinton

“No inhalé”, dijo Bill Clinton, dirigiéndose a los periodistas durante su campaña presidencial de 1992. Al describir su época como becario de Rhode que asistía a la Universidad de Oxford, el que pronto sería presidente admitió haber fumado porro ocasionalmente.

Contenido relacionado: Bill Clinton, Ex Presidente de EEUU, Totalmente a Favor del CBD

“Nunca he infringido una ley estatal”, dijo. “Pero cuando estuve en Inglaterra, experimenté con la marihuana una o dos veces, y no me gustó. No la inhalé y no volví a probarla“. Está claro que la confesión no perjudicó a la campaña de Clinton, que no esperaba que lo hiciera; durante la carrera presidencial de 1988, otros dos candidatos, Al Gore y Bruce Babbitt, habían admitido sus escarceos juveniles con la marihuana. A pesar de no haber inhalado nunca, la confesión de Clinton y su posterior éxito en la campaña mostraron un cambio significativo en la percepción pública de la marihuana y de quienes la consumen.

Barack Obama

En el 2006, el ex presidente Barack Obama recibió la misma pregunta planteada a Clinton 14 años antes. En contraste con la infame respuesta de Clinton, Obama dijo lo siguiente: “Cuando era chico, inhalaba. Ese era el punto”. Su franqueza tenía precedentes. En su primer libro, Dreams from My Father (Sueños de mi padre), publicado en 1995, Obama escribió extensamente sobre su infancia y, en consecuencia, sobre sus indiscreciones juveniles. Admite haber fumado porro y haber experimentado con la cocaína, describiendo sus experiencias como “reflejo de las luchas y la confusión de un adolescente”.

Contenido relacionado: Happy Birthday Mr. President: Barack Obama Festejó sus 60 con Marihuana y Celebridades

La sinceridad de Obama marca un importante cambio en la política estadounidense. En menos de cincuenta años, la marihuana ha pasado de ser un secreto celosamente guardado por lxs políticos a ser objeto del discurso público. El cambio cultural es especialmente significativo si se tiene en cuenta el mayor nivel de exigencia al que se somete a las mujeres y a las personas racializadas. El hecho de que la apertura de Obama no se tradujera en una penalización política es una señal de la drástica reforma en la forma de pensar de Estados Unidos sobre la marihuana.

¿Y ahora?

Los presidentes de EEUU han dado algunos pasos en la normalización del consumo de marihuana. Sin embargo, por cada paso adelante, hay un paso atrás.

Aunque Joe Biden fue vicepresidente con un ex fumeta, ha despedido sistemáticamente a miembros del personal de la Casa Blanca por haber fumado porro en el pasado. Después de solicitar una autorización de seguridad, a cada joven miembro del personal que había admitido haber consumido marihuana en el pasado se le pidió que dejara su trabajo sólo unos días después. Tanto el FBI como la NSA han suavizado sus antiguas políticas de prohibición de la droga. Muchxs funcionarios de alto rango, entre ellxs el viceconsejero de Seguridad Nacional de Obama, Ben Rhodes, han recibido autorización de seguridad, a pesar de su historial de consumo de marihuana.

Contenido relacionado: ¿Cuál Es el Problema de Biden con la Marihuana?

El cannabis es legal en Washington D.C., pero está claro, por las acciones del actual Presidente, que sigue estando estigmatizado, especialmente para quienes no tienen una posición de poder. Abrir el diálogo en torno al consumo de drogas recreativas es un paso importante para acabar con el tabú y revertir los estereotipos que rodean a la marihuana. Si hemos aprendido algo, es que quienes han consumido marihuana tienen las mismas probabilidades de éxito y de felicidad que quienes no.

Vía Honeysuckle, traducida por El Planteo.

Foto de Clinton: LadyLorna860, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons // Editada en Canva por El Planteo

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

Honeysuckle Magazine

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

cariofileno
cannabis colombia ingresos ganancias industria acciones
expo cordoba cannabis
khiron estuio cannabinoides dolor crónico zerenia europa alemania
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]