ABC

Té Volado: Cómo Empezar a Sorber Cannabis

Por Flowertown

✍ 20 julio, 2020 - 15:40

No hay nada como tomarse una buena taza de té para bajar de un largo día. ¿Por qué no mejorar ese gran hábito agregándole unas flores? El cannaté es una linda alternativa a inhalar humo o vapor, y puede ser una vuelta interesante para lxs bebedorxs veteranxs de té.

Ya sea si utilizas los buenos y conocidos saquitos de té o prefieres rituales ceremoniales como dejar las hebras en la tetera, preparar infusión de cannabis es una gran manera de relajarse.

Vamos a repasar algunas de las mejores prácticas de cómo hacer infusiones de cannabis en el té, de manera tan natural como agregarle bergamota al Earl Grey. Si bien no podemos leerte las hojas del té, sabemos que en tu futuro hay unas buenas y deliciosas bebidas florales.

La manera fácil

Si eres una persona muy ocupada a la que le gusta mucho el té, agregarle una tintura madre pe-hecha a tu taza de té cotidiana funciona de maravilla. Pero sabemos que no a todo el mundo le gusta hacer las cosas con sus propias manos, y por suerte ahora el cannabis está empezando a venir de varias formas diseñadas para distintos estilos de vida.

Descarboxilación: ¿sí o no?

Si te gusta hacer las cosas tu mismx y necesitas más control sobre cuánto cannabis le pones a qué, quizás te interesa saber más sobre un proceso llamado descarboxilación.

La descarboxilación es el proceso que convierte al THCa en THC normal.

El THCa no tiene los mismos efectos psicoactivos del THC, y es la manera en la que el compuesto existe originalmente en el cogollo.

Esta reacción química acontece de manera natural con niveles altos e inmediatos de temperatura (como cuando se fuma o vaporiza) o a través de una exposición prolongada, baja y lenta al calor (al cocinar en comidas o bebidas).

Existen máquinas de descarboxilación, que pueden parecer intimidantes pero requieren tanto conocimiento como una olla a presión. Estos dispositivos te permiten obtener todo el efecto del cannabis sin agregarle grasas a través de un proceso de calor inducido. Si buscas algo más suave, sanador y productivo, puedes dejar la flor así como está.

Preparar té de cannabis

Pero para lxs que quieran hacer la infusión por cuenta propia, todos los caminos para un buen té de cannabis comienzan con un buen machaque.

Puedes usar un molinillo o un mortero para dejar a tu flor (ojo, no te pases del medio gramo) con la consistencia del té, sin llegar a que se forme puro polvo. Cuánto mueles tu flor va a impactar en la manera en que remojes o cueles el té, además de su sabor.

También se puede hacer té exclusivamente de tallos, para una experiencia más liviana.

La manera más simple de proceder es reemplazar los contenidos de un saquito de té común con tu flor molida, o se puede usar un colador de metal. Con dejarlo de 5 a 10 minutos en agua caliente alcanza, y ya estás listx para arrebujarte en tu sillón con un buen libro y tu tecito.

Agregarle leche va a aumentar la potencia del THC, ya que es soluble en grasas.

Algo un poquito más fuerte

Si quieres un efecto más fuerte sin aparatos, haz que tu té sea a prueba de balas. Mezcla tu té molido con manteca o aceite de coco y déjalo remojar. En este caso, mantendrías la bolsa de cannaté en agua en ebullición por hasta media hora. En este paso hay que mantener el ojo puesto en el nivel del agua.

Una vez que el té se haya enfriado un poco, puedes empezar a mirar tu serie favorita. ¡Para el segundo capítulo ya vas a estar sintiendo el efecto!

Dale sabor y compártelo

Te puedes poner mucho más creativx con cualquier método y agregarle tus especias e ingredientes favoritos. También puedes agregar un saquito de té normal al final para obtener un sabor más clásico.

Existen más maneras de beber el cannabis: se puede mezclar la flor con tu leche favorita (ya sea derivada de animal o vegetal), con manteca o aceite de coco (digamos una cucharadita, para apiadarnos de tus arterias) y lo que quieras agregarle para darle sabor.

Luego de dejar descansar la mezcla por aproximadamente una hora, se puede calentar por 10 minutos en la hornalla, agregando los ingredientes que te plazcan. Luego es cuestión de colar la preparación en una taza, ¡y listo!

Si estás explorando maneras más creativas de incorporar los beneficios del cannabis a tu rutina diaria, te sugerimos investigar sus otros usos, como en cremas para alivio del dolor.

Vía Flowertown, traducido por El Planteo.

Imagen por Kimzy Nanney en Unsplash

Flowertown Logo

ACERCA DEL AUTOR

Flowertown (Ciudad de las Flores) es un socio de contenido de El Planteo.

También puede interesarte

cannabis ecuador
alcohol marihuana
Galanjah
credencial marihuana medicinal