ENG 🇬🇧

Tolerancia al LSD: Todo lo que Debes Saber

Categoría: Guías Informativas

✍ 7 mayo, 2021 - 12:53

Por El Planteo

Tolerancia lsd

Artículo elaborado con información de DoubleBlind, adaptado por El Planteo.

El LSD es una de las drogas psicodélicas más populares que existen. Desde la práctica de la microdosis cotidiana hasta el consumo recreativo ocasional, sus efectos son alabados por la comunidad de psiconautas.

Contenido relacionado: LSD: la Guía Definitiva

Una de las ventajas del ácido es que se necesitan dosis muy pequeñas (100 microgramos) de la sustancia para sentir sus efectos. Sin embargo, mientras más LSD tomes en poco tiempo, más necesitarás para sentir sus efectos. Este fenómeno es llamado tolerancia, y en este artículo te explicaremos todo sobre ella.

¿Qué es la tolerancia al LSD?

La tolerancia se refiere a la resistencia natural del cuerpo a los efectos de una droga. El cuerpo humano resiste completamente a algunas drogas, y puede desarrollar una tolerancia a sustancias como el LSD con el tiempo, debido a la exposición frecuente. Como muchos psicodélicos, el ácido pierde su efecto rápidamente si se toma repetidamente durante un corto período de tiempo. En otras palabras, cuanto más ácido tomas, menos te hace viajar.

La tolerancia al LSD se aplica tanto a los efectos psicológicos como a algunos de los efectos físicos del ácido. El LSD no sólo produce vívidas alucinaciones visuales, auditivas, táctiles y hasta olfativas: también puede causar efectos físicos, como pupilas dilatadas, aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la presión arterial y espasmos.

Algunos de estos efectos secundarios físicos también pueden reducirse mediante el uso frecuente de ácido. Pero esto no significa que debas tomar ácido todo el tiempo como solución. La dilatación de las pupilas, por ejemplo, disminuye un 57% entre el primer y el segundo día de dosis, según lxs investigadores.

Sin embargo, no hay suficientes estudios en este momento para concluir si todos los demás efectos secundarios físicos también desaparecerán con el tiempo.

¿Cuánto tiempo lleva desarrollar la tolerancia al ácido?

El cuerpo humano comienza a desarrollar una tolerancia al LSD en las 24 horas siguientes a la toma de una dosis. Eso significa que si tomas ácido dos días seguidos, tendrás que aumentar la dosis para obtener el mismo efecto.

Hay quienes desarrollan una tolerancia al LSD sólo a las tres horas después de tomar una dosis. Por lo tanto, remontar un viaje en el mismo día puede ser difícil. Sin embargo, si vuelves a tomar otra dosis a las pocas horas de haber iniciado el viaje, es probable que tengas una experiencia más intensa, así que procede con cautela.

Contenido relacionado: ¿Cómo se Hace el LSD?

Además, una dosis que te hace alucinar vívidamente un día probablemente no será ni la mitad de intensa al día siguiente. Esto se debe a que los efectos psicodélicos del ácido se reducen en un 47% cuando se toma la misma dosis dos días seguidos, según un estudio de 1956. Para el cuarto día de dicho estudio, la dosis repetida no tuvo ningún efecto alucinógeno para la mayoría de lxs participantes. Lxs investigadores continuaron dando la misma dosis a lxs participantes durante otros 10 días consecutivos para ver si los efectos psicodélicos de la droga se repetían con el tiempo, pero esto simplemente no sucedió.

En un estudio de seguimiento se determinó que la persona promedio desarrollará una tolerancia total a los efectos psicodélicos del ácido dentro de los siete días de tomar dosis diarias (para la misma dosis).

El aumento de la dosis puede tener un impacto a corto plazo, pero la tolerancia al LSD se activa rápidamente. Esto es lo que observó otro estudio de 1956, en el que lxs participantes tomaron dosis diarias de LSD durante 12 semanas seguidas. Estamos hablando 84 días de pruebas de ácido sin parar. En las mismas, la dosis era aumentada periódicamente (y hasta llegó a cuadriplicarse en cierto punto), pero aún así los efectos del LSD nunca llegaban a ser tan intensos como en el primer día.

¿Se puede superar la tolerancia al LSD?

Desarrollar una tolerancia al LSD parece inevitable en base a las investigaciones actuales. Pero hay algo a tener en cuenta: ningún estudio ha aumentado la dosis diaria más allá de los 500 microgramos, según una revisión de investigación sobre el LSD en el 2016. Eso significa que es posible, en teoría, combatir la tolerancia con un consumo cada vez mayor.

Sin embargo, lidiar con la tolerancia de tu cuerpo conlleva varios riesgos. Si bien hasta la fecha no se ha encontrado una dosis letal de LSD, eso no significa que puedes tomar todo lo que quieras sin experimentar efectos secundarios desagradables.

Contenido relacionado: ¿Qué Pasa si Tienes una Sobredosis de LSD?

Por ejemplo, tomar demasiado ácido puede generar un mal viaje, con sentimientos de angustia, paranoia o ataques de pánico. Esto es especialmente riesgoso si tienes antecedentes familiares o personales de esquizofrenia, psicosis, manía o trastorno bipolar grave. Éste es un factor que siempre debes tener en cuenta al tomar psicodélicos.

Por otro lado, lxs consumidores de microdosis de LSD toman una pequeña dosis subperceptible cada tres o cuatro días para evitar desarrollar una tolerancia.

¿Cuánto tiempo dura?

Afortunadamente, la tolerancia al LSD desaparece casi tan rápido como se desarrolla.

Lxs investigadores han descubierto que la tolerancia del cuerpo al ácido vuelve a la normalidad después de tres a seis días de abstenerse del LSD. Incluso quienes tomaron dosis crecientes de ácido durante 84 días seguidos encontraron que su mayor tolerancia desaparecía después de tres días de no consumir la sustancia.

Tomar un descanso de tolerancia al ácido no debería ser muy difícil para la mayoría de las personas, ya que el ácido no tiene efectos de abstinencia y una muy baja probabilidad de adicción.

¿Qué causa la tolerancia al LSD?

Lxs científicxs no están del todo segurxs de por qué desarrollamos una tolerancia tan rápida y fuerte al LSD. Muchxs creen que la tolerancia surge de cambios temporales en el cerebro causados por la exposición al ácido.

El LSD funciona adhiriéndose a ciertas partes del cerebro, especialmente a los receptores de serotonina en la corteza prefrontal. Algunxs científicxs creen que esos receptores pierden sensibilidad inmediatamente después de entrar en contacto con el ácido. Otrxs creen que la densidad de esos receptores disminuye temporalmente en respuesta a un viaje de ácido. Esto sugiere que una dosis de seguimiento no tendrá el mismo efecto hasta que esos receptores se hayan repuesto.

Contenido relacionado: Microdosis de LSD: Todo lo que Debes Saber

Sin embargo, todavía no hay suficientes investigaciones que apoyen estas aseveraciones. La mayor parte de nuestro conocimiento sobre el tema proviene de estudios preliminares de los ’50 y ’60. Para entender completamente la tolerancia al LSD y otras formas en las que el ácido interactúa con el cuerpo humano, lxs investigadores necesitan la libertad de estudiar psicodélicos sin las severas restricciones que han sido impuestas a su trabajo por la Guerra contra las Drogas.

Lo que sí se sabe es que básicamente cualquier persona puede desarrollar tolerancia a LSD. De hecho, también pueden hacerlo los animales, según estudios realizados en ratones, gatos y ratas.

¿Hay algún efecto secundario de la tolerancia al LSD?

No hay efectos secundarios graves de la tolerancia al LSD, pero el fenómeno puede ser frustrante para lxs psiconautas. Eso se debe a que la tolerancia al ácido también puede reducir la eficacia de la psilocibina, la mescalina, la MDMA y otros psicodélicos.

Lxs científicxs no están seguros de por qué la tolerancia cruzada es común en los psicodélicos. Algunxs creen que, como la mayoría de estas sustancias interactúan con los mismos receptores de serotonina, cuando el cerebro desarrolla una tolerancia para un tipo de psicodélico, su tolerancia para los otros también aumenta.

La única excepción importante a esa regla es la DMT. El cuerpo humano no parece desarrollar ninguna tolerancia a la DMT, independientemente de la cantidad o frecuencia con la que se tome sola o junto con otros psicodélicos.

El lado positivo

La tolerancia al LSD no significa que la droga sea ineficaz. De hecho, la tolerancia tiene un lado positivo para lxs pacientes que podrían beneficiarse de otros efectos psicológicos del ácido.

Contenido relacionado: La Historia del LSD: Por Qué Hoy Celebramos el Día de la Bicicleta

En un estudio de 1970, la neuropsiquiatra estadounidense Luaretta Bender dio 150 microgramos de LSD a niñxs con autismo y esquizofrenia durante varios meses. Encontró que la droga “mejoraba el bienestar y el ajuste psicosocial de sus pacientes”. Y sabemos lo que estás pensando: ¿y los efectos alucinógenos? Bueno, Bender dice que esos efectos desaparecieron rápidamente. Lxs niñxs desarrollaron una fuerte resistencia a los “efectos perceptivos” del LSD al segundo día del experimento, pero los beneficios clínicos persistieron durante meses.

Otras investigaciones también han demostrado los beneficios del LSD para una variedad de afecciones de salud mental. En un estudio del 2014, lxs investigadores señalaron que el LSD podría beneficiar a pacientes con migrañas, trastornos alimentarios, depresión, trastorno bipolar, ansiedad, ataques de pánico y trastornos por consumo de sustancias. Para muchxs, una dosis única o el uso poco frecuente de LSD puede cambiarles la vida, con la ambientación y entorno adecuados.

A todo esto, hay que tener en cuenta que estas investigaciones fueron desarrolladas en un entorno clínico y realizadas por especialistas. Por favor no intentes medicar con LSD a personas con estas condiciones por tu cuenta.

Foto cortesía



El Planteo Logo Negro

ACERCA DEL AUTOR

El equipo de El Planteo. Información madura para un mundo verde.

También puede interesarte

cannabis 2021
Mama Cultiva
Clever Leaves cannabis
canadá psilocibina