Marihuana Boca Seca

ABC

Boca Seca Luego de Consumir Marihuana: Qué La Causa y Cómo Evitarla

Por Flowertown

Boca Seca Luego de Consumir Marihuana: Qué La Causa y Cómo Evitarla

✍ 12 septiembre, 2020 - 11:38

La mañana después de fumar mi primer porro, me desperté ahogándome. No porque fuera la primera vez que exponía mis pulmones al humo, sino porque mis glándulas salivales parecían haber desaparecido durante la noche. Asumí que había pescado algún virus que me secaba la boca.

Más tarde, cuando hablaba con quien me había proporcionado el porro, me aseguraron que no se trataba de ningún virus, sino de mi primer caso de xerostomía, o boca seca. Esto ocurre porque el cannabis hace que la secreción salival disminuya. Los síntomas más comunes son una sed persistente, y boca y garganta incómodamente secas.

La boca seca no sólo es desagradable, sino que también es súper común.

Alrededor del 68.9% de quienes usan cannabis la experimentan frecuentemente. Según el doctor Hervé Damas, experto en cannabis y director de Grassroots Wellness, tener la boca seca le puede suceder a cualquiera que consuma cannabis, “aunque aquellxs con ciertas condiciones como (el síndrome de) Sjögren o esclerodermia tienden a ser más susceptibles”, explica.

¿Qué causa la boca seca?

Mientras que muchxs asumen que la boca seca se produce al fumar, ésta puede ocurrir tras ingerir cannabis en cualquier forma. Los cannabinoides (que vienen de la planta, como el THC o CBD) presentes en el cannabis interactúan con receptores en el sistema endocannabinoide del cuerpo. Esta interacción puede producir un abanico de reacciones incluyendo sentirse drogadx, o con hambre, o con la boca seca.

Contenido relacionado: Índica vs. Sativa: ¿Son Tan Distintos sus Efectos?

“Los cannabinoides disminuyen la salivación causada por los neurotransmisores metacolina y noradrenalina”, explica Damas. “A nivel molecular, estos receptores hacen que cambien las señales celulares, causando una disminución en la producción de saliva”.

La mayor parte de la producción de saliva ocurre en las glándulas submandibulares bajo la boca. Cannabinoides como el THC o el CBD se unen a los receptores en las glándulas salivales. Cuando el cannabinoide se ha unido a un receptor, hace que estas glándulas dejen de recibir mensajes del sistema nervioso. El resultado es que el sistema nervioso reduce la producción de saliva y tu boca se seca como el salar de Uyuni.

¿La boca seca es peligrosa?

La saliva tiene la función de proteger a los dientes y la boca de bacterias. Cuando la producción de saliva se ve interrumpida por mucho tiempo, pueden aparecer efectos secundarios comunes  como dolor de garganta o acidez. Habiendo dicho esto, tener la boca seca no presenta un peligro real… con una excepción.

Contenido relacionado: Aceite de Cannabis: Te Explicamos Todas sus Variedades

“La boca seca no suele ser dañina ni duradera”, dice Damas. “En algunos casos, hay gente que tiene dificultades para tragar la comida. Esto puede aumentar el riesgo de ahogarse para cierta gente: aquellxs con Sjögren o esclerodermia, las personas mayores, y quienes tengan condiciones médicas que les dificulten su habilidad para tragar”.

Consejos para evitar la boca seca

Si te gusta consumir la flor con regularidad, probablemente ya hayas deducido que hidratarse mucho es esencial para evitar tener la boca seca. Es mejor tomar agua. El té, el café y otras bebidas con cafeína deberían evitarse al fumar, ya que sólo te van a deshidratar más.

Contenido relacionado: Todo Acerca de los Vaporizadores de Cannabis

“El alcohol también es un inhibidor de la actividad de las glándulas salivales, así que tratá no tomar tanto cuando consumís cannabis”, recomienda Damas. “También podés masticar chicle, ya que masticar lleva a una mayor producción de saliva.”

Alejate del tabaco, ya que también contribuye a la sequedad. Obviamente también hay que evitar comidas saladas, ya que sólo dan más sed.

Y si todo esto falla y necesitás aliviarte rápido, acá hay un par de consejos:

  1. Las comidas ácidas activan las glándulas salivales. Probá con caramelos ácidos. Si te animás, podés chupar una rodaja de limón.
  2. Las comidas picantes o dulces también son excelentes para disparar la actividad de las glándulas salivales.
  3. Masticá. Si no sos fan del chicle, probá con frutas desecadas, o cualquier cosa que puedas masticar un rato y haga trabajar a tu mandíbula.

Encuentra todo nuestro contenido introductorio en la sección ABC.

Via Flowertown, traducido por El Planteo.

Flowertown Logo

ACERCA DEL AUTOR

Flowertown (Ciudad de las Flores) es un socio de contenido de El Planteo.

También puede interesarte

Microdosis de Cannabis
meditación marihuana
Public Enemy