ENG 🇬🇧
cómo hacer concentrados de cannabis

ABC

Concentrados de Cannabis: las 3 Técnicas Más Populares

Concentrados de Cannabis: las 3 Técnicas Más Populares

✍ 30 noviembre, 2020 - 10:12

En los últimos años, la popularidad de los concentrados de cannabis ha aumentado drásticamente. Son increíblemente potentes y pueden proporcionar alivio del dolor crónico. Además, los concentrados de cannabis tienen innumerables aplicaciones.

Pueden ser usados para hacer comestibles, cera y aceites de cannabis. El concentrado de cannabis también se puede fumar a través de vapes y e-pens. Hay muchos sitios web en los que se puede consultar un surtido de productos y aplicaciones de los concentrados.

Contenido relacionado: Guía para los Concentrados de Cannabis y su Extracción

Aunque muchas personas saben de los extractos de cannabis, pocas son realmente conscientes de cómo se hacen. Hay tres formas comunes de crear concentrados de cannabis: extracción de hidrocarburos, extracción de etanol y extracción de aceite de CO2 supercrítico.

Extracción con hidrocarburos

El butano y otros compuestos similares como el propano y el hexano son muy útiles para la extracción de sustancias químicas de origen vegetal como los terpenos o los cannabinoides.

El Butane Hash Oil (BHO) es bastante prevalente por su extrema potencia. Comúnmente tiene un contenido de 80% a 90% de THC. El BHO es perfecto para las personas que buscan efectos terapéuticos del THC. Generalmente se usa para contrarrestar dolores severos y espasmos musculares. También es bastante efectivo contra el estrés y la ansiedad.

La extracción con hidrocarburos es una técnica popular que también se utiliza fuera de la industria del cannabis. Se utiliza para hacer aceites esenciales y fragancias a base de aceite. Como tal, la extracción con hidrocarburos es un método muy conocido y comúnmente practicado para capturar compuestos orgánicos de las plantas.

Contenido relacionado: Todo Sobre el Shatter, un Potente Concentrado de Cannabis

El proceso de fabricación del BHO comienza con un tubo que contiene la planta de cannabis y un recipiente que contiene butano o cualquier otro hidrocarburo que se pueda estar utilizando.

Algunas personas también mezclan dos tipos de hidrocarburos (a saber, propano y butano) para aumentar la polaridad y obtener un producto final extraído más minuciosamente. El hidrocarburo es entonces bombeado a las flores de cannabis. Esto extrae los cannabinoides, como ser el THC, el CBD y el CBA. El solvente imbuido de cannabis se recoge en un recipiente separado.

En este punto, los extractos no son seguros de usar, porque el solvente también puede contener ciertos pesticidas que se usaron en la planta, y por supuesto, sigue siendo en su mayoría hidrocarburos.

La mezcla se calienta para eliminar estas toxinas no deseadas. Sin embargo, esto tiene que hacerse a una temperatura específica, para que los hidrocarburos se evaporen, y los extractos de cannabis sean lo único que queda.

El exceso de calor puede arruinar el producto final, así que hay que tener mucho cuidado y controlar la temperatura continuamente para asegurarse de que todo está en orden.

Después de que el butano se evapora, quedará una sustancia dorada, cuya consistencia dependerá de la temperatura a la que se preparó.

Esta sustancia es BHO, y está lista para ser usada. Se puede utilizar en su estado actual, o también se puede cristalizar para crear shatter, un popular extracto de cannabis.

Extractos realizados con etanol

La extracción con etanol también sigue el mismo principio que se utiliza en la creación de BHO. Implica rociar un solvente sobre los cogollos y la eliminación de dicho solvente para que el extracto de cannabis puro quede atrás.

Contenido relacionado: Todo Sobre el Aceite de Rick Simpson o RSO

Sin embargo, en lugar de un solvente a base de hidrocarburos, en este proceso se utiliza etanol.

El etanol es uno de los solventes más antiguos utilizados para crear concentrados de cannabis. La ventaja de utilizar etanol es que disuelve los terpenos y los cannabinoides mucho más rápido que el butano.

Por otra parte, a diferencia del butano, el etanol tiene una alta polaridad, lo que puede dar lugar a la extracción de ciertos elementos que no son extraídos por el butano.

El etanol también puede extraer taninos, clorofila y varios otros pigmentos de la planta de cannabis. Estos compuestos también deben ser eliminados para obtener un producto puro.

La mayoría de las veces, se utilizan filtros de carbón activado, similares a los utilizados para la filtración de agua, para eliminar estas impurezas. El carbón activado absorbe rápidamente estos contaminantes debido a su naturaleza porosa y absorbente.

Es similar a las extracciones de hidrocarburos. El solvente se calienta para eliminar el etanol y se dejan extractos de cannabis puros y concentrados.

Aceite por CO2 supercrítico

La popularidad del CO2 supercrítico está aumentando rápidamente en la industria del cannabis. Esto se debe a que es un solvente más natural y orgánico que los hidrocarburos y los alcoholes. Además, el CO2 supercrítico no deja ninguna sustancia potencialmente dañina tras la extracción.

Contenido relacionado: Aceite de Cannabis: Te Explicamos Todas sus Variedades

Ahora, cualquiera que no esté estudiando química se preguntará qué es una sustancia supercrítica. Los fluidos supercríticos son gases que están expuestos a altas presiones hasta que se convierten en líquidos. Por lo tanto, el CO2 supercrítico es sólo dióxido de carbono altamente presurizado.

Al igual que los dos procesos de extracción anteriores, el solvente se vierte sobre los brotes y las flores de la planta, y los cannabinoides se extraen en él.

El CO2 supercrítico es extremadamente frío, lo que es beneficioso para el proceso de extracción. Como hemos dicho anteriormente, el exceso de calor afecta la calidad del concentrado. Ya que el CO2 líquido está frío, conserva los atributos naturales de la cepa que se está extrayendo. Esto significa que el sabor y el aroma de la cepa se conservan.

Además, el CO2 líquido también es un solvente muy fácil de eliminar. Automáticamente vuelve a su estado gaseoso y se evapora.

No hay que utilizar calor en este proceso. Sin embargo, el concentrado que se obtiene suele ser muy refinado, lo que lo hace perfecto para su uso en vaporizadores y cigarrillos electrónicos.

Equipo necesario para la extracción de cannabis

No importa qué procedimiento de extracción estés utilizando. La elección de material de alta calidad puede marcar una diferencia significativa en los resultados finales. Por ejemplo, si los frascos y tubos que estás usando no son herméticos, pueden surgir problemas.

Durante las extracciones de BHO y de etanol, las botellas pueden explotar si los sellos no son herméticos. Incluso en la extracción de CO2, los sellos herméticos son esenciales para mantener la alta presión. Los sellos a prueba de fugas también evitan que las impurezas y los contaminantes entren en el concentrado.

Contenido relacionado: El Mundo de los Dabs: Comprendiendo los Concentrados de Cannabis

En resumen, hay varias maneras de crear concentrados de cannabis, y todas ellas tienen ciertas ventajas y desventajas. El producto final es potente y puede tener muchos beneficios medicinales.

Sin embargo, a diferencia de las flores de cannabis estándar, hay que tener más cuidado con los concentrados. Son significativamente más potentes, e ingerirlos en exceso puede crear un estado mental incómodo.

Vía Cannabis & Tech Today, traducido por El Planteo.

Foto por Clear Cannabis vía Unsplash

Cannabis & Tech Today

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte

mujeres marihuana
farmacity
Cannabis y Finanzas - Imagen por Ilona Szentivanyi. Todos los derechos reservados a El Planteo y Benzinga.