marihuana estimulante

ABC

¿La Marihuana Es Depresora, Estimulante o Alucinógena?

Por Sofia Bittner

¿La Marihuana Es Depresora, Estimulante o Alucinógena?

✍ 29 November, 2023 - 09:29


¡No te pierdas ni una noticia! Suscríbete a nuestra newsletter GRATUITA y súmate a nuestro canal de Telegram o canal de WhatsApp.

Anuncia en El Planteo, el medio cannábico más leído en el mundo de habla hispana.

Síguenos en redes sociales para más contenido exclusivo: Instagram // Facebook // Twitter


La historia de la marihuana ha sido objeto de muchas discusiones entre quienes la consumen: ¿Cómo deberíamos clasificar la planta?

Aunque se sabe que el cannabis tiene efectos relajantes, existe controversia sobre si se trata de un depresor o un estimulante. Además, su capacidad para alterar la percepción del tiempo y el espacio ha generado debates sobre si se considera un alucinógeno.

Contenido relacionado: ¿La Marihuana es Adictiva? La Diferencia entre Adicción y Dependencia

Por eso, en este artículo analizamos las distintas características de la marihuana y sus efectos en el cuerpo para desentrañar este misterio. Para esto, primero necesitamos repasar un par de conceptos básicos.

¿Qué es un depresor?

Los medicamentos conocidos como depresores producen un efecto de relajación, calmante, y hasta sedante. Dichos medicamentos pueden disminuir la función cerebral y se utilizan para tratar problemas como la ansiedad, los espasmos musculares, el insomnio y las convulsiones.

Entre los depresores más comunes están las benzodiacepinas, que de manera frecuente se usan para tratar la ansiedad y el insomnio, entre otras afecciones. Otros ejemplos incluyen antipsicóticos y barbitúricos, que tienen un fuerte efecto sedante.

Cabe destacar que el alcohol es uno de los depresores más conocidos y puede causar muchos de los efectos secundarios típicos de los depresores, como la pérdida de memoria, una disminución en el tiempo de reacción, un efecto tranquilizante, y dificultad para hablar.

Contenido relacionado: Marihuana vs. Alcohol: ¿Cuál Es la Diferencia?

Sin embargo, uno de los depresores más importantes son los opioides. Estas sustancias interactúan con los receptores de opioides del cerebro y se usan en la anestesia como también se receta para calmar dolores. Algunos se venden en farmacias de manera legal, como la oxicodina o el fentanilo, y son enormemente adictivos.

El gran riesgo con las sustancias depresoras es que generalmente son altamente adictivas, tanto el alcohol como los opioides y las benzodiacepinas, por lo que es muy fácil caer en el abuso.

Las cifras hablan por sí solas. Por ejemplo, sólo en EEUU aumentó la tasa de sobredosis por benzodiacepinas de 1135 muertes en el 1999 a 11537 en el 2017. En los Estados Unidos, el número de sobredosis relacionadas con benzodiacepinas aumentó significativamente, desde 1.135 en 1999 hasta 11.537 en 2017.

La crisis de los opioides en los Estados Unidos ha alcanzado proporciones catastróficas. Las muertes por sobredosis vienen aumentando de manera alarmante desde 2019: hoy, casi el 67% del total de muertes por sobredosis se deben a opioides sintéticos legales. Por caso, las sobredosis por fentanilo son responsables de hasta 200 muertes diarias sólo en EEUU: el equivalente a un accidente de avión por día.

¿Qué es un alucinógeno?

Por definición, los alucinógenos son sustancias que generan alteraciones perceptivas de lxs usuarios, y muchas veces esto ocurre de manera intensa. Algunos de los efectos que generan son: distorsiones visuales fuertes, percepción distorsionada del espacio y del tiempo, e incluso alucinaciones. De manera general, se los clasifican como psicodélicos, delirantes o disociativos.

Contenido relacionado: ¿Cómo Funcionan las Drogas Alucinógenas? Una Guía Básica

En el caso de los psicodélicos, los más populares son la dietilamida del ácido lisérgico (LSD), popularmente conocida como “ácido”, la mescalina (presente en los botones del peyote y los cactus San Pedro), la psilocibina (el componente activo de los “hongos mágicos“) y la dimetiltriptamina (DMT).

Con respecto a los alucinógenos disociativos, se conocen la fenciclidina (PCP o “polvo de ángel”), la ketamina y medicamentos a base de dextrometorfano, como el jarabe para la tos. Estas sustancias generan una sensación intensa de disociación con el entorno de la persona que las consume. A pesar de que originalmente la ketamina se desarrolló como anestésico, está adquiriendo popularidad como tratamiento para la depresión y la ansiedad.

Por último, los alucinógenos delirantes generan efectos que se asemejan al sonambulismo o estado de fuga y no suelen usarse con fines recreativos.

Las sustancias alucinógenas han sido usadas históricamente como fármacos psiquiátricos. Originalmente, la psilocibina, el LSD y la mescalina fueron creadas por las principales empresas farmacéuticas con el fin de ser usadas en investigación o terapia psiquiátrica. No obstante, se convirtieron en sustancias controladas en 1967.

Contenido relacionado: [Video] Por Qué la Marihuana Es Ilegal

Desde hace siglos, las culturas indígenas de América han empleado los cactus San Pedro y peyote en rituales y como remedios medicinales. Ahora la ley federal de EEUU protege el uso ceremonial del peyote por parte de estas comunidades.

¿Qué es un estimulante?

Los estimulantes son medicamentos que aumentan la energía y el estado de alerta, generando un estado de ánimo elevado y eufórico. Sin embargo, este efecto no dura para siempre, y se produce un descenso en el estado de ánimo tras el consumo.

La cocaína, las metanfetaminas, el Ritalin y la cafeína presente en el café son algunos de los estimulantes más comunes, y su uso puede generar hábito y provocar un “choque” cuando sus efectos desaparecen.

A pesar de que medicamentos como el Ritalin y Adderall se recetan comúnmente para tratar trastornos de déficit de atención como TDA o ADD y TDAH o ADHD, son altamente adictivos, como muchos otros estimulantes.

¿Y la marihuana?

La marihuana es una sustancia que puede producir algunos de los efectos que se asocian comúnmente con los depresores.

Puede generar una sensación relajante, calmante y de alivio del dolor y la ansiedad. Además, puede ayudar a conciliar el sueño y contrarrestar el insomnio si se usa antes de dormir. A muchas personas les agrada el cannabis por su efecto sedante y tranquilizador.

Contenido relacionado: El Sistema Endocannabinoide: Por Qué el Cannabis Afecta Nuestro Cuerpo

Sin embargo, también es importante tener en cuenta que su consumo puede tener efectos negativos, como la pérdida de memoria a corto plazo, la pereza y la disminución de la motivación, en algunos casos.

A pesar de esto, existe otra perspectiva sobre los efectos de esta sustancia.

La marihuana también puede ser un estimulante

El cannabis tiene la capacidad de mejorar el estado de ánimo, aumentar la creatividad y generar euforia. Además, puede aumentar los sentidos y mejorar la experiencia sexual y la intimidad. Muchxs lo ven como un impulso de energía, ya que puede hacer que las tareas cotidianas sean más emocionantes y placenteras.

Sin embargo, también puede producir algunos de los efectos negativos de los estimulantes. En algunas personas, puede provocar ansiedad y paranoia, e incluso en casos graves, pánico y miedo. También puede aumentar la frecuencia cardíaca y dificultar el sueño al acelerar la mente. Asimismo, en cierta medida, puede generar un “choque” similar al de los estimulantes, dando lugar a una especie de “resaca de marihuana“.

Contenido relacionado: Efectos Secundarios de la Marihuana: lo que Tienes que Saber

Aunque la marihuana por lo general no causa los mismos efectos disociativos y de distorsión de la realidad que se asocian con los alucinógenos, en ocasiones puede suceder lo contrario. Si se consume una dosis excesiva, especialmente a través de comestibles, puedes experimentar efectos similares a los de los alucinógenos. La percepción del tiempo puede disminuir, se puede entrar en un estado de sueño profundo e incluso podrías darte cuenta de que tu comprensión de la realidad se ha debilitado un poco.

Índica versus sativa

Cuando se trata de clasificar la marihuana, la mayoría de las variedades se clasifican comúnmente como sativa e índica, pero las híbridas también se han vuelto muy comunes. Se cree que las sativas producen un subidón más enérgico, y por eso se las recomienda para usar durante el día, mientras que las cepas índicas producen una sensación más relajante en el cuerpo, por lo que las hace más adecuadas para relajarse al final del día. Aunque estas distinciones son ampliamente aceptadas en la cultura de la marihuana, no existen pruebas científicas que las respalden, y la mayoría de lxs expertos considera esta clasificación como anticuada.

Contenido relacionado: Nada de ‘Índica’ o ‘Sativa’: Por Qué Todas las Cepas de Marihuana Son Híbridas

Por otra parte, los terpenos también pueden influir en la experiencia cannabica, ya que no sólo generan una variedad de sabores y aromas, sino que influyen en la potencia y los efectos de la planta.

Además, la cantidad de THC (tetrahidrocannabinol), el cannabinoide primario y responsable de generar los efectos psicotrópicos, determinará la potencia de la cepa y cómo se va a sentir el usuarix.

¿Y entonces?

Es difícil afirmar que la marihuana pertenece a la categoría de los estimulantes, depresores o alucinógenos, ya que parece responder a una categoría propia, con elementos de todas las demás. Asimismo, los efectos dependerán no sólo de la variedad específica que se consuma, sino del cuerpo de la persona y cómo responda a la sustancia.

Y si a esto le agregamos la curva de respuesta bifásica del cannabis, todo se vuelve aún menos claro. Esto significa que la marihuana, a veces, puede generar tanto un efecto como su contrario.

Contenido relacionado: El Papel de los Genes: ¿Por Qué los Efectos de la Marihuana Varían Según Quién la Consume?

Algunos usuarixs pueden sentir una sensación más animada con una variedad, mientras que otrxs pueden sentir un efecto tranquilo y relajante con la misma flor. Otro usuarix que pruebe la misma variedad podría no sentirse ni animadx ni tranquilo: en su lugar, podría experimentar ansiedad y paranoia, o simplemente un aumento del apetito, o cualquier otro efecto relacionado con el cannabis.

Publicación original: marzo 2023

Más contenido de El Planteo:

¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en info@elplanteo.com

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter.



Todo el material compartido por ElPlanteo.com tiene fines únicamente periodísticos e informativos.

ACERCA DEL AUTOR

También puede interesarte